I Reincarnated Into a Vending Machine Capitulo 26

JUNTO A TI

NT: Bueno Primero que nada Perdon por no subir nada estos dias, No estaba en mi casa y mi PC no andaba y Hacer todo con el celular es incomodo, por eso no subi nada. A partir de ahora volvere a normalizar y tratare de subir un capitulo por dia. Gracias por Leer esto

«Hakkon… no te vayas a ningún lado…»

Desde entonces, después de que nos detuvieron, descansamos en un rincón de la fortaleza. La alta tensión de Ramis parecía haber sido cortada y, apoyada contra mí, se quedó dormida.

Parece que mientras no estaba yo, ella me buscó sin dormir.

«Ramis es muy dependiente de Hakkon, na. Estar así de asustada…. sí, definitivamente debido a ESE tiempo atrás».

¿Ese tiempo atrás? Algo que me molesta acaba de salir de la boca de Hyurumi.

«Qué lástima».

«Aa, no sabes nada al respecto. Maa, está bien decírselo a Hakkon, supongo. Ramis y yo somos del mismo pueblo; lo de las amigas de la infancia».

Ya veo. Parecen completamente opuestas, pero dicen que las personas con personalidades polares opuestas pueden llevarse bien inesperadamente, na.

«Maa, es una historia que se oye mucho. Pueblo con poca o ninguna reputación es atacado por monstruos y desaparece. Ramis y yo somos unos de los pocos sobrevivientes….maa, ya sabes, nuestros padres están muertos.»

Ramis tiene algunas tendencias infantiles, y pensé que se comportaba como una niña mimada en algunos lugares, pero inconscientemente podría haber estado buscando a alguien en quien pudiera confiar como un padre adoptivo en mí.

«Para mí, maa, tengo este tipo de personalidad, así que soy buena, pero para esa chica, aunque tenía todo ese poder, estaba tan asustada que no podía hacer nada, y siempre se arrepintió. Es tan tonta que aunque no pueda matar a un bicho quiere ser cazadora, es una idiota».

Sus palabras son agudas, pero su voz contiene gratitud hacia la otra parte.

Ciertamente su súper fuerza es una habilidad que le sienta bien a un Cazador, pero para ser honesto, la personalidad de Ramis entra en conflicto con ella y no le sienta bien. Cuando estaba trabajando en la posada y limpiando los escombros, honestamente parecía que se estaba divirtiendo; si es posible, preferiría que no volviera a los peligros de ser una cazadora.

«Hakkon, ¿es ahora un buen momento?»

«Bienvenido.»

Oh, el Maestro Oso también está aquí. Cuando miro, estos tipos atacaron la base con sólo diez personas, pero dentro de los miembros también hay figuras de la Brigada de los Locos del Capricho. Mientras el Líder y el Vice-Líder están tomando un descanso, parecen estar interesados en lo que está sucediendo aquí.

«Ramis está dormida, ¿eh? Parece que su fatiga se ha ido acumulando, así que déjala dormir así. Quiero disculparme por el asunto de esta vez. Ya habíamos recibido información de que este grupo de bandidos se dirigía a ti. Para atraparlos a todos de un solo golpe, habíamos planeado pedir tu cooperación para actuar como cebo al día siguiente, pero esos tipos se movían más rápido, y así fue como se produjo esta situación. Aún así, teníamos la intención de venir a ayudar, y di órdenes de que te siguieran. A pesar de que los estábamos rastreando, el hecho de que los dejamos expuestos al peligro no cambia. Nuestras disculpas.»

El presidente del Oso bajó la cabeza profundamente. Todo es más o menos lo que esperaba, así que no me sorprendió, ni tampoco se produjo un aumento de la ira. Y al final, al no obstruir mi secuestro, tuve la oportunidad de conocer y salvar a Hyurumi.

Si no hubieran podido secuestrarme, probablemente se habrían deshecho de ella o se la habrían llevado a otro lugar. Ya que ese es el caso, no hay daño, no hay falta.

«Bienvenido.»

«Con respecto al asunto de esta vez, una recompensa saldrá de nuestro lado. Además, cuando algo te suceda, prometemos que la Asociación de Cazadores no guardará nada para ayudarte».

El mero hecho de obtener las conexiones con la Asociación como un poderoso aliado es más que suficiente premio.

«Mierda…, quítate. ¡¿Bastardos, queréis robarme el dinero?!»

Esa voz gritona es del jefe de esos tipos. Cuando moví la vista hacia él, esos tipos estaban allí, atados con una cuerda y reunidos. Cerca también hay cuerpos que no se mueven tumbados; cadáveres, ¿eh?

Hay uno de los guardias de la habitación. Aunque estoy mirando los cadáveres de la gente, mi corazón no está perturbado en lo más mínimo.

Esta es probablemente otra de las razones por las que he cambiado después de convertirme en una máquina expendedora.

«Oi oi, ¿estás preocupado por tu dinero sobre tu vida? Eres muy despreocupado, nee. Maa, la Asociación de Cazadores usará tu enorme reserva de dinero de manera efectiva. No te preocupes.»

Mientras trazaba el borde de su sombrero con el dedo, el líder Keryoil dijo eso de una manera lenta y se frotó los ojos que parecían dormidos.

Estoy feliz de que me hayan ayudado, pero ahora le debo una a la Brigada de los Locos de los Caprichos. Sin embargo, no haré nada que me dé un mal presentimiento. A, Líder-san, la mayoría de las monedas escondidas de ese tipo están dentro de mi cuerpo. Siento que se enfadará si se entera.

Maa, en cualquier caso, con esto el incidente del secuestro ha terminado. Ahora todo lo que queda es esperar a la mañana y, confiando en la cómoda espalda de esa chica, regresar.

Ahora bien, ¿daremos a las buenas damas y caballeros que participaron un gran festín? Desde que he añadido el modo de calentar alimentos congelados, puedo poner bolas de arroz a la parrilla, kara’age, papas fritas, arroz frito, soba frito y bolitas de pulpo fritas. Como el fabricante de alimentos congelados es famoso, aunque sea de una máquina expendedora, le garantizo su sabor.
Por cierto, mi recomendación es la Kara’age.

«O-, la forma de Hakkon acaba de cambiar. ¿Qué pasa con estas fotos de comida de aspecto delicioso?»

«¿No son todos estos alimentos que nunca habíamos visto antes?»

«Chicos, cálmense. Podría ser peligroso. Primero el Líder, que soy yo, debería probarlo».

«¡No es Juuuuusto! Líder, estás siendo injusto!»

«¡Opresión! ¡Una brigada que no atesora a sus subordinados nunca crecerá!»

Delante de mí, haciendo a un lado a los cazadores alineados, el líder Keryoil había hecho cola, pero los miembros de su brigada se aferraron a él para bloquear sus movimientos.

«A-, mierda. Chicos, voy a reducir su recompensa esta vez por esto…»

«¿Qué están haciendo, idiotas? Hakkon-san, parece que no hay nada en los precios. ¿Podría ser, que nos estás tratando?»

«Bienvenido.»

«Muchas gracias. Entonces, me pregunto si este trozo de carne es un plato frito».

Ignorando a la Líder y a los miembros de la brigada, la Vice Líder Filmina apretó el botón de Kara’age.

«Muchas gracias.»

«O, oi, Filmina, ¿cómo pudiste hacer la cola de forma casual?»

«Vice-Líder Filmina, qué injusto»

«Esta carne es increíblemente tierna. Cuando muerdes, los jugos de la carne de dentro se derraman… haaaa»

La vice-líder Filmuna, que siempre tuvo una imagen fría, apoya su mano en la mejilla con una amplia sonrisa. Frente a ese rostro feliz y extasiado, los otros cazadores, como si no pudieran esperar más, extendieron los dedos uno a uno.

Sí, sí, no se peleen, hay suficiente. Todos, coman y beban con el corazón contento. No estoy proporcionando alcohol, pero aparte de eso, voy a poner lo que quieras.

«Estos tipos reunidos alrededor de Hakkon, se ponen tan felices. Eso no es algo que ni siquiera los humanos puedan hacer tan fácilmente».

Hyurumi, con su abrigo negro cerrado por una vez, golpeó ligeramente mi cuerpo, y sonó el tintineo.

Era sólo una afirmación casual, pero dentro de mí se sentía como si algo caliente se hubiera deslizado silenciosamente. Como mi cuerpo es mecánico, este tipo de sentimiento probablemente no debería existir, pero quiero creer que este sentimiento cálido no es mi imaginación.

El sólo hecho de proporcionar a los cazadores que siguen comiendo y bebiendo me da una sensación de felicidad; en lugar de ser una máquina expendedora que se ha vuelto consciente, es el sentimiento obvio de una persona. Con estos sentimientos, mientras nunca olvide esta sensación, continuaré de ahora en adelante haciendo las tareas de una máquina expendedora.

«Hakkoooon… siempre estaremos juntos… ZZZZzzzzz»

La charla de Ramis para dormir, ¿eh? Con una cara feliz y durmiendo, se acurrucó en una bola como un gato.

Aa, hasta el día en que desees separarte de mí, permanezcamos juntos.

Sin ningún accidente en el camino, llegamos a la comunidad.

A mi regreso a salvo del escondite de los ladrones, los porteros, Karios y Golsu, me saludaron, emocionados de que había vuelto. Además, una vez que regresé al frente de la Asociación de Cazadores, los clientes venían uno tras otro, la gente se amontonaba hasta el punto de que no se les podía ver en las áreas cercanas.

De alguna manera, parece que hay gente que no puede calmarse sin tener mis productos todos los días, así que el número de personas que compran grandes cantidades de cosas no es escaso. Mirando a los clientes cuidadosamente alineados, en un lugar un poco más alejado de nosotros, con los ojos brillantes, se encuentra el intercambiador de dinero, Akoui-san, con sus gafas que emiten una luz sospechosa. Está escribiendo algo a gran velocidad en un bloc de notas que tiene en la mano.

Probablemente es algo así como que tengo mucho más que suficiente dinero escondido para que puedan ir a recuperar las monedas de plata.

A pesar de que volvimos temprano por la mañana, la línea no se rompió cuando se hizo de noche; cuando traté con el último cliente, ya estaba bien avanzada la hora a la que se podía llamar tarde por la noche.

«Buen trabajo hoy también, Hakkon.»

Detrás de mí oí una voz familiar. Ramis se alineó a mi lado.

Si yo fuera normal, probablemente sería esa escena sorprendente, pero si lo piensas con calma, hay una razón para ello. Ella siempre estaba ahí. Hoy, todo el día, estuvo siempre cerca.

Por supuesto que cuando tenía que ocuparse de los negocios me dejaba, pero aún así, la distancia más larga que me quitaba no superaba los 5 metros. Y luego, ahora mismo está metida en un saco de dormir con sólo su cara. Parece un huevo de bacalao marrón con sólo una cabeza humana, sonriendo felizmente.

Mi secuestro parece estar persiguiéndola, así que decidió que esta noche definitivamente no me dejaría y que dormiría afuera. Hyurumi y Munami querían unirse a ella, pero ella se negó obstinadamente.

Parece que el Maestro Oso también está preocupado, ya que hay un guardia de turno en la entrada de la Asociación de Cazadores que nunca ha estado allí antes, vigilando en nuestra dirección.

«Hakkon también, ya que han pasado muchas cosas y probablemente estés cansado, será mejor que duermas.»

«Bienvenido.»

Como parece que eso es todo por hoy, apagué las luces.

Ha pasado un tiempo desde que ella y yo nos separamos, pero no hay ninguna máquina expendedora que reciba este tipo de preocupaciones excesivas, ¿sabes? Entonces, hasta que Ramis se dé cuenta de esto, hagámosle compañía.

«Antes de dormir, ¿está bien hablar contigo?»

Por supuesto. Si estás de acuerdo conmigo que sólo puedo hacer el papel de oyente, te acompañaré todo lo que quieras.

Mientras escuchaba a la niña hablar alegremente, cambié mi mirada hacia el cielo, y allí el cielo nocturno se extendió. Estamos dentro de una mazmorra que es como afuera, pero parece que no hay nada como las estrellas. A pesar de que hay un sol.

Mirando la misteriosa vista de la mazmorra que no utiliza el sentido común de Japón, aa, realmente siento que he vuelto a casa.

Con el yo que conoce los verdaderos sentimientos de mi corazón, Ramis, con toda su cara resplandeciente y sin signos de detenerse, continuó hablando hasta que la noche se fue a algún lugar lejano.

Índice