Saint salariiman — Capitulo 163 : Como se esperaba de otra dimensión


Como se esperaba del laberinto llamado el Laberinto de las Trampas, había trampas esparcidas por todas partes.

Lo problemático era que las trampas se regenerarían después de algún tiempo después de haber sido desarmadas, por lo que no parecía que fuera a ser fácil atravesar el laberinto.

La gente ha despejado el laberinto en innumerables ocasiones en el pasado, pero aparentemente es un laberinto tabú donde ninguna de las partes ha regresado sin bajas.

Ese debería haber sido el caso, pero Shisho y Kefin estaban desarmando una trampa tras otra y ni siquiera nos encontramos con muchos monstruos.

«En comparación con otros laberintos, no sólo se distorsionan las paredes y los techos, sino que también aparecen monstruos en este laberinto? ¿O es porque es un laberinto donde los monstruos no aparecen a menos que se activen las trampas?»

Cuando cerré los ojos, me sorprendió la intensidad del poder mágico puro en este laberinto.

Sólo hemos recorrido la primera mitad del laberinto hasta el décimo piso, pero hemos avanzado sin entrar en batalla ni una sola vez.

Sin embargo, sentí una sensación de presión en la que ni siquiera sería extraño que apareciera un demonio.

«Durante nuestro tiempo aquí, quedamos atrapados en una trampa en el piso 15 y nos encontramos con la hidra, así que no creo que aparezcan monstruos débiles»

Se comportaban con coraje, pero las hermanas, de hecho, temblaban, así que aunque pude sentir empatía con su voluntad de vencer su trauma, no parece que podamos contar con su participación en el combate.

Parece que han desarmado la última trampa antes de la entrada a la habitación del jefe del décimo piso.

«Ya que el monstruo en la habitación del jefe es al azar, actuaremos instantáneamente después de ver al jefe… Luciel, ¿estás de acuerdo con esto?»

El jefe en la habitación del jefe es aleatorio. Cuando obtuvimos esta información, se determinó que yo sería el primero en entrar en la habitación del jefe.

«Sí. Si es posible, espero que salga un monstruo tipo fantasma»

Comenté mientras abría la puerta y avanzaba. Levantando mis armas y moviéndose hacia el centro, el monstruo que apareció fue el lamentable Big Wraith. (Gran espectro)

Cuando activé [Purification] con [No Chant], se purificó completamente de una vez y desapareció junto con una luz pálida.

«Victoria fácil. Entonces, Shisho, Kefin, volveré a confiar en ustedes dos»

Cuando dije eso con una sonrisa, por alguna razón, Shisho suspiró, Lionel y los otros hicieron sonrisas irónicas y las hermanas se quedaron asombradas.

«Por favor, no olvides que vinimos a pelear»

Shisho encontró fallas en mis acciones.

Aunque se trata de un laberinto en el que los monstruos no aparecen en absoluto, a los dos se les asignó la tarea de desarmar una gran cantidad de trampas a medida que avanzábamos pacíficamente.

Luego, cuando llegamos al piso 15, Shisho hizo una pregunta a las hermanas.

«¿Deseas superar tu trauma luchando contra la hidra? ¿Quieren ganar aunque sea con la ayuda de todos?»

Las dos asintieron con la cabeza a pesar de tener la tez pálida.

«Bueno, considerando la falta de oponentes hasta ahora, ¿deberíamos hacerlos aparecer?»

«Por favor, eviten las muertes instantáneas, ¿de acuerdo?»

Todos asintieron a mi comentario.

No dejaré que nadie muera, ni siquiera yo. Una vez más me juré a mí mismo que mantendría a todos con vida y que no dejaría que ninguna baja ocurriera cuando entráramos en la zona de transferencia a la ubicación donde esta la hidra bajo la guía de las dos hermanas y fuimos teletransportados.

Mi impresión fue una especie de dragón con múltiples cabezas, así que no será extraño si ataca con un ataque de aliento.

A pesar de que me dieron una paliza con el aliento negro y azul cuando luché con el Dragón de Fuego hace un año, por alguna razón, esta vez no sentí ningún miedo. (NT: Si mal no recuerdo, Luciel recibió ese aliento mientras se sanaba, que masoquista tan op xD)

«Gugyaooooo!»»Gugyaooooo»

Su rugido amenazaba con sacudir incluso el propio laberinto y los ecos eran extremadamente ruidosos, así que involuntariamente respondí con un grito.

«¡Deja de ladrar, insignificante cinco cabezas!»

Ya que le grité a la hidra, me pareció que se había vuelto hostil hacia mí y decidió apuntarme, pero no tenía ningún miedo, tal vez porque era una clase de dragón.

Rápidamente activé [Area Barrier] y observé los movimientos de Shisho y Lionel de cerca mientras captaba los movimientos de los demás.

Mientras sostenía mi lanza sagrada de dragón y mi espada ilusoria, noté que la hidra parecía cautelosa hacia Shisho y hacia mí, lo que me hizo recordar que Shisho también había matado a un dragón antes.

Mirando a la vez a Shisho, se acercó a mí y me instruyó sobre la guía para atacar las hidras.

«Escucha bien, Luciel, el dragón multicabezas suele lanzar ataques de aliento de larga distancia, pero sólo dos o tres de las cabezas soltarán las respiraciones al mismo tiempo. Aparte de eso, sólo atacará mordiendo o usando su cola»

«¿No intentará arañar con esos brazos gruesos?»

«No lo hará cuando libere su ataque de aliento. Lo que debe tener en cuenta es no pararse directamente delante o detrás de él. Si estás a su lado, sería más fácil atacar, ya que puedes saber qué cabeza liberaría el aliento. Observa»

Shisho se fue dejando esas palabras y sin darme cuenta, apareció a pocos pasos al lado de la hidra que estaba a 30 metros de distancia. Mientras evitaba los alientos, le cortó el brazo derecho cerca del hombro en lugar de la cabeza y le dio una patada en la cabeza al dragón antes de regresar a mi lado.

«Olvidé mencionarlo, pero en el caso de los dragones con multiples cabezas, sus cabezas son capaces de regenerarse y cuando se piensa que otro aliento de fuego les seguirá después de liberar un aliento de fuego, hay que tener cuidado de que el siguiente aliento pueda ser un aliento de petrificación. Sen’oni, lo decapitaré porque se está volviendo problemático, así que ayúdame a quemarlo»

Shisho, primero lo primero, no creo que sea capaz de esos movimientos.

Probablemente no escuchará mis quejas, pero si me vuelvo capaz de movimientos similares a los de Shisho, creo que definitivamente sería de clase mundial.

«No tardes en escapar o te quedaras atrapado en el fuego»

«¿Quién te crees que soy? Dejaré una sola cabeza»

Shisho lo dijo y se rió de la broma de Lionel y una vez más se acercó a la hidra desde un lado opuesto esta vez a una velocidad tremenda antes de enviar su brazo izquierdo volando y tiró algo del bolsillo de su pecho.

Al instante siguiente, una intensa luz fue liberada.

¿»Flash bang»? Mientras yo estaba sorprendido, Lionel activó su espada flamígera y después de que él la lanzó 4 veces a una velocidad que yo apenas podía captar, 4 bolas de fuego de unos 2 metros de diámetro volaron hacia adelante con un impulso asombroso.

Luego, impactaron a la hidra en un abrir y cerrar de ojos, quemando la base de los cuellos.

Cuando todavía estaba sorprendido por la explosión del impacto, Shisho ya estaba a mi lado riendo sin que me diera cuenta.

«¿Ves? Si atacas de costado, no tendrás que preocuparte por el daño, ¿verdad?»

Me siento mal por Shisho, que tenía una sonrisa radiante, pero no podría usar esta batalla como referencia.

Exclamé en mi corazón pero sólo di una sonrisa amarga en la superficie.

No, no sólo yo, estoy seguro de que todos los demás miembros, aparte de Shisho y Lionel, no serían capaces de llevar a cabo la batalla que acaba de tener lugar.

No podía entender por qué una persona que poseía la habilidad de matar a una hidra estaba asignada al gremio y por qué Shisho se retiraría de las aventuras.

«¡Gugyaaaaaaaa!»

Mis pensamientos se ahogaron por el grito de la única cabeza de la hidra que todavía estaba decidida a luchar.

«Puedes convertirte en un Dragon Slayer mientras inflijas daño. Que todo el mundo venga a atacarlo»

Lionel lo dijo a todos los miembros.

A regañadientes, tomé el mando desde ese punto.

«Cuidado con el aliento y aunque no podemos estar seguros de que las cabezas no se regenerarán, si quieres causar daño, por favor ataquen las heridas donde se cortaron los brazos o los restos de los cuellos. Por favor, tengan cuidado con el ataque de aliento»

«¡Sí!» «Sí.»»Sí.»

Comenzamos un ataque combinado contra la hidra.

Lidia levantó su bastón espiritual y después de murmurar algo, una lanza de llama y una lanza de viento aparecieron en el aire antes de volar hacia la hidra y golpearla directamente.

La hidra levantó un tremendo bramido ya sea debido a la ira del dolor o a la irritación hacia el ataque de rango inferior comparado con el que la dejó con una sola cabeza.

Me paré justo enfrente de él, así que esperaba un ataque de aliento, pero al contrario de lo que esperaba, giró su cuerpo para usar su cola. Justo cuando estaba a punto de golpearnos a Estia, Nadia y a mi, Cathy y Kefin patearon la cabeza y le perforaron la herida.

Gracias a eso, los tres no caímos presa de su cola.

Se centró en Cathy para escupir un ataque de aliento, pero ya era demasiado tarde.

Estia y Nadia clavaron sus espadas en los extremos de sus brazos mientras yo, al haber canalizado toda mi energía para fortalecer mi cuerpo, gire mi espada ilusoria para cortar su cabeza restante.

Entonces, para estar doblemente seguro, perforé la vértebra del cuello que decapité con mi lanza sagrada del Dragón.

La hidra se tambaleó y se desmoronó al caer hacia atrás, dejando solo una piedra mágica en su sitio tras desaparecer.

De alguna manera sentí que era la primera vez que derrotaba a un monstruo con un grupo.

Pero decidí regocijarme honestamente hoy por haber ganado a un gran enemigo.

¿Se convertiría uno inmediatamente en un Dragon Slayer al derrotar a la hidra?

Puede que haya algunos que tengan curiosidad al respecto, pero aparentemente es de conocimiento general que sólo se adquirirá el título si se logra salir del laberinto.

Probablemente significa que estaremos en combate hasta que volvamos.

Sin embargo, a pesar de que las fuerzas de Shisho y Lionel estaban en una dimensión diferente como para que pudieran ser tomados como referencia, me animé a acercarme a su fuerza de apoco para cuando dejé este laberinto para alcanzar la vida pacífica que deseo.


Nota del autor:

Gracias por leer.


Traductor: Hamlet


 

Índice