The Dark King Capitulo 364

La sala estaba en silencio. El ritmo de la lluvia penetraba en la sala.

 

Sander miró tranquilamente al adolescente. Había muchas cosas pasando por su mente. Dudó por un tiempo, pero al final no evitar preguntar: “Maestro, ¿podemos superar esto?”

 

Dudian lo miró y respondió lentamente: “El problema más difícil es el consorcio Mellon”

Sander se quedo sin palabras.

 

Después de algún tiempo la lluvia bajo.

 

Un grupo de carruajes aparco  frente al castillo. Un equipo de caballeros de la luz dirigido por un joven rubio entró en la sala. El hombre miró a Dudian: “Arquitecto, debido a la caótica situación, me ordenaron proteger su seguridad en caso de que una turba intente atacarle”

 

Dudian estaba sorprendido: “Gracias por el arduo trabajo”

Los ojos de Sander se iluminaron cuando escuchó las palabras del caballero de la luz. Esto significaba que el Templo no había abandonado a Dudian. Aún tenían la esperanza de sobrevivir si el Templo los respaldaba.

 

Dudian se aseguró de que los caballeros de la luz se asentaran en el castillo. Les ordenó a los sirvientes que prepararan su carruaje. Miró a Sander: “Voy al salón de los caballeros. Si Gwyneth y Sergei traen noticias sobre la situación en el frente, envialos al salón de los caballeros”

 

“¿Al salón de los caballeros?” Sander estaba sorprendido. “¿Por qué irías allí? ¿Tienes amigos en el salón de los caballeros?

 

Dudian sacudió levemente la cabeza pero no respondió a su pregunta. Le ordenó al cochero que condujera.

 

 

~ En la pared dorada ~

 

¡Roar!

 

El ejército bárbaro usó catapultas para lanzar grandes rocas al muro. Habían causado un gran daño a la pared y a los soldados.

 

El rostro del general Auburn era de enojo mientras observaba la escena: “¡El departamento de inteligencia ni siquiera pudo detectar tantas catapultas! ¡Malditos idiotas!” Apretó sus puños con su corazón lleno de ira. Había una gran responsabilidad sobre sus hombros como comandante de los guardias de la pared dorada. Aunque había esperado que los bárbaros atacaran durante una tormenta, no imaginó que tendrían tantas formas de hacer frente al ejército.

 

No había visto tales armas de asedio cuando atacaron el fuerte King. Había subestimado a los bárbaros. En este momento, los bárbaros no eran inferiores al ejército de ninguna manera.

 

“¡Boom!”

 

Un sonido hizo eco desde la distancia.

 

Auburn vio a una rana gigante de ocho metros de altura rebotar contra la pared dorada. El enorme cuerpo rodó y los soldados fueron aplastados. Ni siquiera tuvieron tiempo para gritar.

 

La cara de Auburn cambió y agarró un objeto que parecía un micrófono. Gritó: “¡Regie! Envía rápidamente soldados para bloquear a la rana gigante. ¡Ordena a los plumas púrpuras que lo decapiten lo más pronto posible! ” El pasó a través de la tubería del micrófono a otro enorme altavoz.

 

Un hombre musculoso no lejos del altavoz escuchó las palabras del general. Gritó rápidamente: “¡Plumas púrpuras!”

 

Al mismo tiempo, el ayudante llegó corriendo y se detuvo al lado de Auburn: “¡Las artillerías 7, 9, 12 y 34 se han estancado! La lluvia es demasiado pesada y no podemos disparar después de reemplazar los proyectiles”

“¡Maldita sea!” Auburn frunció el ceño. Gruñó: “Haz que los plumas púrpuras reemplazen la artillería. ¡Tenemos que cerrar la brecha!

 

“Sí” El ayudante corrió de vuelta apresuradamente.

 

“¡Maldición! El departamento de logística es inútil! ¡Maldición! ” Auburn golpeó la pared con ira. Él había preparado otro lote de artillería cuyo propósito era ser usado en tal clima. Sin embargo, la guerra no iba como lo había esperado. Además, en caso de que se quedaran sin artillería, su poder de fuego disminuiría más del 50 por ciento. ¡No podrían detener a los bárbaros con solo piedras y flechas!

 

La lluvia continuó cayendo.

 

El agua de la lluvia y la sangre se mezclaron, pintando la tierra de rojo.

 

Los bárbaros se lanzaban contra la pared a pesar de las numerosas flechas que caían sobre ellos. Los bárbaros marchaban sobre los cadáveres de sus compañeros para escalar el muro. Sus brutales métodos asustaron a los soldados. Era la primera vez que veían la aterradora fuerza de los bárbaros.

 



La situación era tensa en la pared dorada mientras Dudian estaba sentado en su carruaje en camino hacia el salón de los caballeros. Había muy pocos carruajes en las calles debido a la fuerte lluvia. Le daba una sensación de serenidad.

 

El carruaje se detuvo y Dudian se bajó. Usó un paraguas para cubrirse de la lluvia y camino hacia el salón de los caballeros.

 

Uno de los escuderos que estaba de guardia frente al salón reconoció a Dudian: “¿Es usted el arquitecto Dean?”

 

Dudian asintió: “Quiero ser un caballero y participar en la evaluación del salón. ¡Por favor, muéstrame el camino!

 

“¿Convertirse en caballero?” Ambos guardias se sorprendieron. ¿Un arquitecto de alto nivel quiere convertirse en caballero?

 

Después de un momento, Dudian entró en el salón de los caballeros.

 

Era un edificio magnífico y la organización en sí tenía una historia muy larga. El poder del salón de los caballeros era tan grande como el de la Santa Iglesia y el magistrado. Además, los Caballeros del magistrado y de la Santa Iglesia eran evaluados por el Salón de los Caballeros al principio. Así que las otras dos fuerzas no querían ofender al poder que preparaba caballeros para ellos.

 

Dudian camino por un largo pasillo después de pasar por la entrada. Había enormes esculturas en ambos lados que tenían diez metros. Eran las representaciones de los gloriosos caballeros de la historia. Algunos de ellos montaban a caballo, mientras que otros sostenían lanzas o espadas.

 

Dudian caminaba mientras observaba las esculturas.

 

Había información sobre los sorprendentes logros adquiridos por los caballeros bajo las esculturas.

 

“Señor. Dean. Aquí, por favor” Llegaron al final del pasillo y el escudero le mostró el camino a Dudian.

 

Dudian asintió y entró.

 

La enorme puerta dorada se abrió y él entró.

 

Dudian se sentó junto a la mesa de té y observó el antiguo salón que tenía cientos de años. Momentos después, un anciano vestido con una túnica azul vino a sentarse frente a Dudian. Sus ojos se iluminaron y dijo respetuosamente: “Saludos, arquitecto Dean. Está lloviendo mucho afuera, así que ¿puedo saber el propósito de su visita? “

 

Dudian se levantó y habló: “¡Mi sueño de la infancia era ser un heroico caballero! Quiero ver si estoy calificado para convertirme en un caballero”

 

Las cejas del hombre se arrugaron y dijo lentamente: “Arquitecto Dean, usted es parte del Templo y sirve al Dios de la Luz. ¿Por qué querrías convertirte en un caballero cuando ya estás difundiendo el amor de Dios?

 

“¡Los caballeros son rectos y justos! ¡No creo que mi elección sea impulsiva ya que estas son cosas que Dios quiere que hagamos! ” Dudian sonrió.

 

El anciano lo miró: “El salón del caballero no rechaza a nadie que quiera participar en la evaluación. No nos importa si la persona es pobre o noble, si está discapacitada o sana. Mientras exista el espíritu del caballero, existe una gran posibilidad de que la persona sea miembro de nuestro salón de los caballeros. Servimos al espíritu caballeresco y no violamos nuestro códice en ningún momento”

Dudian respondió seriamente: “¡Estoy dispuesto a defender el espíritu caballeresco por el resto de mi vida! Nunca haré la más mínima violación que pueda afectar mi elección “

 

El anciano lo miró: “Muy bien, ven conmigo. ¡Tengo que ver si tienes el espíritu de un caballero! “

 

“Um” Dudian asintió.

Índice