Dragón Egg Capitulo 178: Albóndigas de Ciempiés

Reincarnated as a Dragon’s Egg Let’s Aim to Be the Strongest

178 – Albóndigas de Ciempiés

 

Me acerqué a la mitad del ciempiés después de que los ianianos se fueron. Coloco la punta de mi nariz en la sección cortada y la huelo. Huele a, como describirlo… huele a pescado podrido.

 

No es tanto para llamarlo intenso, pero definitivamente huele a pescado podrido. Probablemente haría vomitar a alguien si intentara comer esto.

 

Se parece al olor de las babosas en el pantano. Esta cosa no es algo que se deba comer. No es de extrañar que los ianianos lo escupieran y huyeran.

 

El Conejo Bola se acercó al corte y lo lame, hace una cara rara y después come algo de arena. Supongo que es para quitar el sabor de su boca. (Rachidor: al fin encontramos el límite del Conejo Bola.)

 

Al parecer es así de malo.

 

Arrastro la mitad del ciempiés gigante hasta las cercanías de la colonia de las hormigas rojas. Después corté y vacié un poco del ciempiés con mis garras y lo enrollé hasta convertirlo en una albóndiga. Es tan grotesco como uno esperaría. Lamento no haber sido capaz de idear un plan mejor.

 

El olor es mucho más fuerte y desorientador.

Es imposible contener las lágrimas ahora.

 

El Conejo Bola es reacio a ayudarme a hacer albóndigas, pero me ayuda de todos modos. Sabe que esto es algo que debe hacerse si queremos tener la oportunidad de salvar a Nina. Usando ambas orejas para amasar, hace expertamente albóndigas a un ritmo rápido. Sus orejas son precisas y diestras. De hecho, está haciendo albóndigas más rápido que yo.

 

Hm, me pregunto… ¿Cuántas piezas debería hacer?

 

Si recuerdo correctamente, el número de hormigas en una colonia puede variar de unas pocas docenas a los millones, dependiendo de las especies. Si la población de una colonia de hormigas rojas es mayor a los 10.000, no creo que pueda rivalizar con ellos con mis escasas habilidades, no importa cuánto lo intente.

 

Básicamente, se dice que hay una tendencia a que la fuerza promedio de una hormiga individual en una colonia, sea inversamente proporcional al tamaño de la colonia de la que proviene. Sin embargo, no sé si mi sentido común funcionara en este mundo. En primer lugar, si el número de las hormigas fueran proporcional a su fuerza, entonces toda la colonia estaría compuesta por una sola hormiga reina.

 

Cuando entré antes a la colonia de hormigas rojas, había que, ¿veinte hormigas atacándome?

 

También había cerca de treinta hormigas que acosaban al ciempiés. Entonces, ¿Ya hemos confirmado cincuenta hormigas solo de ese corto encuentro?

 

Pero como solo dos hormigas vinieron a explorar al comienzo, tal vez ¿Los cincuenta son en realidad el número total de fuerzas de combate de la colonia?

 

Bueno, eso es lo que quiero pensar. Considerando el tamaño del abdomen de las hormigas, estoy seguro que ninguna era una reina. Como nunca los he visto fuera del nido, debo considerar la posibilidad de que haya alrededor de mil hormigas.

 

…Bueno, seré optimista y diré que hay alrededor de cien hormigas. Por lo que vamos a hacer unas cien albóndigas con este enorme ciempiés.

 

Oh, mierda… algo del ciempiés se metió en los huecos de mis garras.

¡Maldición! ¡No puedo soportarlo más!

Ya huelen a pescado podrido. ¿Qué pasa si el olor se me pega incluso después de evolucionar? O quizás pueda hacer que el Conejo Bola use [Limpieza] en mis garras para deshacerse de este hedor.

 

Adofu parecía no entender lo que estábamos haciendo, solo nos miraba con su boca ligeramente abierta.

 

— ¿Exactamente que están haciendo? ¿Van a comerse eso? (Adofu)

 

Quiero decirle ‘Diablos no’, pero considerando que no hay nadie más para hacer esto, es comprensible que nos malinterprete. Así que, Conejo Bola, ¿Podrías explicarlo, por favor?

 

“Pefu.”

{Albóndigas envenenadas, hazlas. Ayuda.} (Conejo Bola)

 

—Um, uh huh… (Adofu)

 

Adofu mostró una cara disgustada, pero eventualmente consintió y comenzó a ayudarnos a hacer albóndigas. Pude hacerme amigo de Nina rápidamente, y puedo ordenarle a Adofu; todo esto es gracias a las fuerte habilidades sociales del Conejo Bola y su alto nivel de telepatía.

 

Es irónico el pensar que algo llamado “Dragón Malvado” está protegiendo a los tres. Desde una perspectiva objetiva, esto último sería lo más asombroso. Supongo que no se puede juzgar el corazón de alguien basado en su apariencia o el nombre de su especie.

 

Después de una hora de trabajo, finalmente terminamos las cien albóndigas. Los ojos de Adofu y el Conejo Bola están completamente sin vida en este punto. Los míos probablemente también, pero lo hicimos.

Terminamos de hacerlas todos. La única cosa que tenemos que hacer ahora, es llevarlos hasta el nido de las hormigas rojas.

 

…En este punto, todavía huele fuertemente a pescado podrido, pero ¿Las hormigas rojas se comerán esto?

 

Lucen horriblemente grotescas. Incluso lamer tal cosa induciría al vómito. Después de pasar tanto tiempo entre los tres para transportar el ciempiés gigante y hacer las albóndigas, no sería cosa de risa si todo terminara desperdiciándose en esta situación.

 

… ¿Hmm?

Es cierto, solo hacer albóndigas normales es inútil.

No tiene sentido a menos de que use [Colmillo Venenoso] para añadirle el veneno, uno por uno…

 

Cada albóndiga de ciempiés se hace amasando fuertemente el duro cuerpo del ciempiés gigante. Para ser honesto, su cuerpo era demasiado duro, así que son bastantes deformes.

 

Bueno, supongo que solo tengo que morderlas de una en una. No puedo pensar en un método mejor en este momento. Voy a tener que morderlas firmemente para que estén empapadas con veneno.

 

E-esta cosa ya parece envenenada incluso antes de que la muerda. Solo tengo que decirme a mí mismo que todo va a estar bien. No, definitivamente voy a sufrir si sigo con esto. Ni siquiera tengo que morderlas para darme cuenta.

 

…Bueno, intentemos comiendo uno de ellos primero. Si consigo alguna clase de anormalidad de estado de esto, entonces no tendré que morder el resto de ellos.

 

Cerré mis ojos y aprieto mi nariz con mi mano derecha. Procedo a tomar una albóndiga con mi mano izquierda y lo tiro a mi boca.

 

“¿¡P-Pefuuu!?”

{¿¡D-de ninguna manera!? ¿¡Por qué comerlo!?”} (Conejo Bola)

 

Hay un momento en que un hombre solo tiene que hacerlo, pequeño Conejo Bola Melocotón.

 

El sabor de la albóndiga de ciempiés es claramente el peor. Incluso con la nariz tapada, el peculiar sabor a pescado podrido me abrumaba la boca. Sentí como si estuvieran pisoteando mi lengua hasta la muerte.

 

Mirando hacia atrás, he comido una gran variedad de cosas desde que me convertí en un dragón. Entre ellas, este definitivamente fue la que tiene el olor y el sabor más desagradable de todas. Fue la cosa más horrible que he probado en toda mi vida, el rey de las cosas horribles.

 

Era misteriosamente áspero e hizo que mi lengua retrocediera hasta atrás de mi garganta. Lo sabía, esta cosa absolutamente ya debe ser venenosa. Puedo sentir los contenidos de mi estómago comenzando a subir. Tengo la boca firmemente cerrada y desesperadamente trato de aguantarlo.

 

¿Puedo escupir esto ya?

No, a menos que lo intente yo mismo, no sabré si estas cosas ya son lo suficientemente toxicas. Me trago la albóndiga de un solo golpe y compruebo mi estado.

 

‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐
[Irushia]
Raza: Malvado Dragón Plaga

Estado: Normal
Lv: 57/75
HP: 365/365
MP: 256/256
‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐‐

 

Mi estado es completamente normal.

Supongo que tengo que usar [Colmillo Venenoso] en ellas después de todo.

 

Eliminé todo pensamiento innecesario de mi mente y procedí a morder las albóndigas de ciempiés uno por uno.

 

Siento que podría caer en cualquier momento después de la décima albóndiga.

Comencé a engañarme a mí mismo pensando que son deliciosos después de la veintena.

Me doy cuenta que solo es mi imaginación en el trigésimo.

 

[La Habilidad Normal [Colmillo Venenoso] subió de nivel 3 a 4.]

 

Me estoy acercando a la iluminación en la cuadragésima.

Mi conciencia se está desvaneciendo en la quincuagésima.

Estoy comenzando a ver el otro mundo en los sesenta.

 

[La Habilidad de Título [Agallas] subió de nivel 2 a 3.]

 

De alguna manera recuerdo un dicho sobre pasar por situaciones intensas en el septuagésimo.

 

El sabor se ha vuelto completamente incomprensible en el octogésimo.

En el nonagésimo, sentí que lo estaba haciendo por costumbre.

En el momento en que mordí y terminé la última pieza, las lágrimas comenzaron a correr por mi cara.

 

[La Habilidad Normal [Colmillo Venenoso] subió de nivel 4 a 5.]

[La Habilidad de Título [Agallas] subió de nivel 3 a 4.]

 

Lo hice… finalmente lo hice…

 

Con esto, todo lo que queda es llevarlas al nido de las hormigas rojas.


Rachidor: A veces son necesarios grandes retos para conseguir una gran recompensa, aunque este caso puede ser un poco estremo, bueno bon appetit.

 

Trad. ~Rachidor

Ed. ~Aucifer Sakuya

Índice