Terror Infinity V23 C5: El lugar donde todo empezó… Y donde todo terminará

 

Terror Infinity

Vol. 23: Capítulo 5

El lugar donde todo comenzó… Y donde todo terminará

 

«¿Regresar al primer campo de batalla?» El campo de batalla principal de Resident Evil uno, La Colmena. Era también el primer mundo en el que Zheng ingresó y la primera película que experimentó. Había sobrevivido por los pelos allí, confiando totalmente en su tonta suerte para ganar puntos y recompensas. Así fue como sobrevivió.

Había seguido creciendo en las siguientes películas, llegando lentamente a su etapa actual. Si él se hiciera un poco más fuerte… estaría en la cima del Reino de Dios. Por supuesto, había una cosa que tenía que lograr de antemano.

¡Vencer a su enemigo predestinado!

«¿Pero cómo regresamos?»

Esta era la duda que tenía el resto del Equipo China, aparte de Xuan y Honglu. Los demás no sabían cómo volver a ese laboratorio, incluyendo a los dos que habían experimentado esa película.

Los que tuvieron la idea principal permanecieron en silencio. Los dos se habían perdido en sus pensamientos desde que Xuan le hizo algunas preguntas a Honglu.

«¿Caballeros? ¿Qué están haciendo ustedes dos? ¿Resolver acertijos? ¡Hemos estado caminando durante cuatro o cinco horas! ¿Qué tan grande es este desierto? Maldita sea, ¿vamos a caminar durante un mes hasta ver signos de humanidad? ¡Incluso dos o tres cadáveres estarían bien!» Cheng Xiao se ponía de mal humor cuanto más caminaba, y finalmente no pudo resistirse a gritar.

Al caer sus palabras, una densa y oscura nube apareció en la distancia. El zumbar se transmitía débilmente.

«¿Cuervos?»

El beneficio del escáner de fuerza psíquica era permitir una perfecta claridad de cada detalle en el campo de batalla. La fuerza psíquica no tenía ángulos ciegos, capaz de mostrar claramente en la mente incluso más allá del horizonte que los ojos no podían ver.

Esa nube densa y oscura se formó a partir de miles y miles de cuervos. Se convirtió en una gigantesca masa negra cuando se la miraba debido a sus números. Esta multitud de cuervos ya habían pasado de ser animales individuales para convertirse en un solo organismo parecido a un enjambre similar a las abejas u hormigas. Y era un enjambre muy aterrador.

«¿No estabas aburrido? Te lo dejamos a ti.» Zheng le dio unas palmaditas en el hombro a Cheng Xiao, antes de darse la vuelta y marcharse como si nada hubiera pasado.

Tal vez para los equipos que acababan de entrar o eran más débiles, tal nivel de peligro era suficiente para amenazar sus vidas. Lo más probable es que escaparan solo después de sacrificar a alguien. Sin embargo, para un equipo del nivel del Equipo China, estos cuervos no eran dignos de mención. Solo las bombas de Wangxia serían suficientes para barrerlos.

Cheng Xiao se congeló, antes de gritar apresuradamente, «¡Por favor no! Mi Nanto Suicho Ken es una habilidad que sobresale en combate cuerpo a cuerpo. ¿Intentas cansarme hasta la muerte haciendo que maneje tales números?»

Zheng no dijo nada, solo se rió. Cuando los cuervos se acercaron, fue Imhotep quien no pudo soportarlo más al final. Soltó la mano de Anck-Su-Namun que había estado sosteniendo todo este tiempo. Todo lo que se vio fue a él inhalando. La arena en el suelo se reunió ante él, formando a un Imhotep gigante como si tuviera vida. No tenía esa atractiva sensación suya, sino que daba a los demás una impresión feroz.

La gigantesca cabeza de arena aspiró hondo en dirección al cielo. Cuando escupió el aliento, una amplia extensión de arena se disparó cientos de metros hacia el cielo como una ola. La ola de arena se tragó por completo a los cuervos que se abalanzaban. Y así esa densa y oscura masa de cuervos desapareció en docenas de segundos, solo dejando atrás una multitud de pequeños cadáveres en el suelo arenoso.

«Puedo liberar todo mi potencial en el desierto. Incluso podría invocar esfinges si hubiera un templo.” Imhotep respiró, sonriendo al resto.

«No hay templos. ¿Qué tal una iglesia? ¿Puedes invocar esfinges allí?» Wangxia preguntó de repente con curiosidad. Al mismo tiempo, su mano apuntó a la distancia. Según el escáner de fuerza psíquica, había una iglesia medio derruida rodeada de casas en ruinas. Debería haber sido un pueblo pequeño.

«¿Oh? ¿Todavía hay personas allí?» Lan enfocó su fuerza psíquica, buscando cuidadosamente a través del área alrededor de la iglesia. Siete u ocho personas estaban sentadas en silencio en el sótano de la iglesia. Algunas de las casas también tenían personas en su sótano. El escáner de fuerza psíquica mostró que todas estas personas tenían ropas andrajosas, y que incluso algunos estaban heridos. Por sus atuendos y equipajes ordenados, probablemente eran los residentes de este pequeño pueblo.

«Vamos, preguntemos dónde es este lugar. Esta noche también podremos recibir la señal del satélite.”

El Equipo China poseía suficientes aerodeslizadores, por lo que en realidad no tenían que caminar sobre el terreno al principio. Era solo que el satélite en miniatura de Xuan no tenía la capacidad de energía de un verdadero satélite. Por ejemplo, la capacidad de permanecer en la órbita terrestre baja y orbitar alrededor de la Tierra. El pequeño satélite dejaría la órbita baja de la Tierra una revolución después de haber sido lanzado al espacio.

En doce horas, el pequeño satélite sobrevolaría el espacio sobre esta área. Si el Equipo China volaba muy lejos en sus aerodeslizadores, no podrían recibir la señal del satélite cuando pasara. Al mismo tiempo, el satélite se desviaría de la baja órbita de la Tierra, convirtiéndolo en un lanzamiento desperdiciado.

«Aunque eso es así, un satélite debería poder transmitir su señal en un área bastante grande, ¿no? No deberíamos abandonar ese rango incluso si volamos por un tiempo.”

Frente a las dudas de los demás, Xuan los miró de soslayo, sin dignificarlos con una respuesta. Fue Honglu quien terminó respondiendo, «Esa pregunta no es muy buena. No es tanto un pequeño satélite sino un satélite miniaturizado. ¿Cuánta capacidad podría tener? Honestamente, estoy sorprendido de que incluso pueda volar. ¿Todavía esperan que tenga un sistema de transmisión de señal de alta potencia? ¡No sean graciosos, solo poder transmitir la señal de vuelta es un milagro en sí mismo!»

Todos entendieron. Era cierto que un dispositivo que podía recogerse con una sola mano no podría tener tantas funciones como un satélite real. A partir de esto, se pudo ver que las habilidades tecnológicas de Xuan aún no habían dejado el dominio del sentido común. Aunque todavía era ridículo, su camino evolutivo aún estaba lejos del verdadero Doraemon…

El otro grupo cercano los miró con curiosidad. Eran viajeros que se escondían en el desierto. Según ellos, habían llegado a esta ciudad en ruinas hace dos días. Habían perdido a muchas personas debido al ataque de los cuervos. Planeaban quedarse hasta que la bandada de cuervos volara lejos antes de continuar hacia el sur. Ya estaban cerca de la frontera sur de Estados Unidos. Yendo más lejos los llevaría a los países más atrasados ​​del tercer mundo.

«Quizás el virus aún no se haya propagado a esos países.” Esto fue lo que dijeron. Tal vez por haber nacido en un país desarrollado, tenían la impresión de que los países del tercer mundo estaban más escasamente poblados, o que solo tenían pueblos. Con esta idea, muchos de los supervivientes de la calamidad en Resident Evil huían hacia esos países.

… Al mismo tiempo, eran portadores del virus. Incluso si no lo traían ellos mismos, el flujo de tráfico humano al final llevaría a que… el mundo se convirtiera en la era de Resident Evil.

Todas estas personas eran refugiados que huían de Estados Unidos. Tenían mucha curiosidad  por el Equipo China. Aparte de su tranquilidad, tampoco portaban armas, ni siquiera una sola. Quién sabía de dónde eran. De hecho, se atrevieron a entrar al pueblo sin armas, junto con mujeres y niños. También eran en su mayoría de piel amarilla. ¿Podrían ser refugiados de países del tercer mundo?

Un blanco musculoso de unos treinta años salió del grupo de refugiados y se dirigió a la hoguera del Equipo China, «Disculpen, ¿son ustedes de México? ¿Cómo está la situación allá?»

Al ver que la otra parte estaba siendo cortes, Zheng respondió de buena manera, «No venimos de México. ¿Es esta la frontera sur de Estados Unidos? ¿Dónde estamos más o menos?»

El musculoso hombre hizo una pausa, «Nosotros nos hemos reunido de las áreas alrededor de San Antonio. Esa ciudad ya está llena de zombis y monstruos. El camino al este y al norte ya está intransitable. Si esperáramos más tiempo, no podríamos encontrar comida, así que queríamos intentar llegar a México. ¿Qué hay de ustedes? ¿De dónde son?»

«¿San Antonio?»

Zheng no estaba familiarizado con Estados Unidos. Trató de mirar a Xuan y Honglu. Como Xuan estaba probando su receptor de señal satelital, a Honglu le tocó hablar al final. Después de considerarlo, dijo, «Hemos venido en barco. Estuvimos en una pequeña isla en el Golfo de México, pero el virus se propagó, así que tomamos un barco hasta acá. Quién iba a decir que sería lo mismo aquí.»

«Sí.” El hombre suspiró. «Hay zombis y monstruos por todas partes, e incluso los cuervos atacan a las personas. No sé si los humanos todavía tenemos un futuro. Escuché que el ejército y el gobierno ya han caído. Supongo que solo podemos aprovechar cada día que llegue. Bien, ¿qué hay de ir juntos con nosotros a México?»

El hombre señaló a su grupo. «Empezamos con unos pocos cientos. Muchos murieron en el camino. Algunos se convirtieron en zombis, algunos fueron atacados por todo tipo de monstruos. Todavía tenemos casi cien ahora. ¿Qué tal? Únanse a nosotros. Hay fuerza en los números, y podemos ser capaces de sobrevivir si vamos juntos a México.”

«No es necesario.” dijo Zheng. «Todavía planeamos ir al norte a buscar algunos parientes. Además, por la situación actual tampoco parece que México sea seguro.”

El hombre se congeló, antes de intentar convencerlos de nuevo, «El norte no debería tener ningún sobreviviente. Incluso si los hay, serán pocos en número. No has visto esas grandes ciudades. Los zombis siempre se están transformando, y algunos nuevos tipos de monstruos han aparecido. Esos perros zombis lentamente comienzan a transformarse también. Luego están los Garras Sangrientas que son los más aterradores. Definitivamente habrá muertos si los encuentran. Debes dejar que coman hasta saciarse para evitar que persigan al resto. No vayan. Morirán.»

Honglu y Zheng intercambiaron una mirada, sonriendo. El chico de repente preguntó, «¿Podría hacer una pregunta? ¿Sabes dónde está Raccoon City?»

«¿Raccoon City?»

La cara del hombre musculoso cambió abruptamente. Empezó a proferir improperios sin importarle cómo se veía, antes de gritar con furia, «¡Esa basura del gobierno! ¡Esa fue la primera ciudad en ser infectada! Las otras ciudades estaban bien, pero escuché que la ciudad tuvo filtraciones de algún laboratorio y por eso el virus se propagó. Dijeron al principio que iban a destruir la ciudad. Continuaron retrasándolo por esta y esa razón, hasta que ni siquiera la destruyeron al final. Es por eso que el virus se extendió por todas partes y el mundo quedó devastado. Esos despreciables que tomaron dinero de nuestros impuestos a pesar de no hacer nada. Si descubro a qué idiota le ordenaron no disparar la bomba nuclear, definitivamente lo mataré.”

(Creo que ya no tendrás ninguna oportunidad. Esto debe ser un cambio en la trama por parte de Dios. Como se esperaba, la pista está en Raccoon City, o específicamente, en ese laboratorio del que se filtró el virus.)

Zheng y el resto intercambiaron una mirada. Todos llegaron a un entendimiento en sus corazones. Después de todo, si la ciudad hubiera sido destruida por armas nucleares, sería más fácil para quienes ingresaran a la ciudad. Tal cosa no encajaría con las acciones de Dios. Definitivamente fue el modus operandi de Dios para aprovechar la oportunidad de eliminar algunos equipos más. Por lo tanto, las armas nucleares originalmente disparadas no sucedieron al final. Por supuesto, el virus aún se habría propagado incluso si las armas nucleares hubieran sido disparadas basándose en la trama original. Después de todo, no solo los humanos podian contraer este virus. Aves, ratas e incluso insectos podrían convertirse en los infectados…

Lo que quedaba era responsabilidad de Honglu. Preguntó sobre la ubicación de Raccoon City en detalle, antes de preguntar sobre las variaciones de los monstruos. Toda la información surgió.

Por otro lado, Zheng miraba cuidadosamente el receptor de señal satelital de Xuan. En el pequeño dispositivo apareció una secuencia continua de fotos que parecían tomadas de gran altitud desde el espacio exterior.

«Todavía hay algunos sobrevivientes humanos en la ciudad, pero no demasiados. También hay muchas formas de vida humanoides de baja temperatura, así como formas de vida no humanoides. Tentativamente los tomaremos como infectados. También hay algunos organismos que nunca aparecieron en la trama original, como esta forma de vida de baja temperatura que abarca cuatrocientos metros de longitud. Debería ser una de las variaciones de los infectados.”

Xuan murmuró mientras miraba las fotos. De pronto, se perdió en sus pensamientos por unos momentos mientras miraba una de las fotografías. Se la arrojó a Zheng. «Un equipo del Reino de Dios de seis miembros. No hay detalles sobre el equipo y el poder no está claro. Están aproximadamente en las afueras de una ciudad al noroeste. ¿Qué piensas?»

Zheng aceptó la foto apresuradamente. Estaba llena de color el cual indicaba la temperatura. ¿Cómo podría entenderlo? Solo podía preguntar, «¿Cómo sabes que es otro equipo? Bien podría ser un grupo de gente común reunida.”

«Se dirigen a la ciudad. La gente común definitivamente no entraría a la ciudad en este momento. Así que, hay al menos un ochenta por ciento de probabilidades de que sea un equipo.» explicó Xuan.

Zheng estaba infinitamente curioso. Miró la foto durante un buen rato, antes de decir, «Solo dilo. No puedo ver cómo esta foto muestra que están entrando a la ciudad. Nada mas hay coloración de imágenes térmicas en él.”

Xuan lo miró de reojo, antes de murmurar algo sobre la sabiduría de un mortal. Entonces dijo con indiferencia, «Mirando en línea recta desde la ciudad hasta ellos. Los lugares por donde han pasado tienen muchos zombis que se están enfriando, mientras que hay muchos zombis ordinarios entre la ciudad y ellos. Esto demuestra que han derribado zombis a medida que avanzaban hacia la ciudad. Un equipo de seis personas ordinarias no podría derrotar a tantos zombis sin muertes. Esto no es fácil sin un tanque o algo similar. De acuerdo con la cantidad y extensión de zombis que dejaron a su paso y su ubicación actual, no cubrieron mucha distancia en pocas horas, por lo que van a velocidad de caminata. Se han encontrado con zombis a pie en el desierto y avanzan continuamente mientras los derrotan, y algunos incluso parecen tener las señales de calor de los Lickers. Hay al menos un ochenta por ciento de probabilidades de que sean un equipo del Reino de Dios basado en el poder de combate y la dirección de avance.”

«Un equipo del Reino de Dios…» Zheng dejó escapar un suspiro. «¿Qué te parece? ¿Deberíamos dirigirnos con los aerodeslizadores para atacarlos? Puede que solo sean seis, pero siguen siendo seis. Por cada diez personas se intercambia una plaza para no ser eliminados. Si es así…»

Xuan no le respondió y preguntó de pronto, «¿No tienes confianza en derrotar a tu clon?»

“… ¿Qué quieres decir?» Zheng suspiró.

Inmediatamente entendió el significado de Xuan.

Este era el significado de la batalla final para el Equipo China. Tal vez sea diferente para otros equipos, pero para el Equipo China, no era simplemente una batalla por la supervivencia. También fue una lucha hasta el final con el Equipo Diablo y el Equipo Celestial para determinar al equipo más fuerte. Al mismo tiempo, para posiblemente obtener las calificaciones de ser un ‘personaje principal’ del cual Xuan planteó su hipótesis. Lo segundo era demasiado vago, pero la posición del más fuerte era de hecho una ganancia concreta. Al menos así se aseguraba de que los miembros supervivientes del Equipo China pudieran evitar una eliminación.

Simplemente tenían que ingresar al Séptimo Laboratorio Subterráneo y quedarse allí durante tres horas.

A la vez, la condición previa era que no podían ser atacados o interferidos por un equipo demasiado fuerte antes de eso. En el Reino de Dios, los únicos que podían representar una amenaza mortal para el Equipo China eran solo el Equipo Diablo y el Equipo Celestial, así como algunas irregularidades.

«Matar a diez y no ser eliminados no tiene mucho significado para nosotros. Si vamos y matamos a cualquier equipo con el que nos encontremos, en primer lugar será muy fácil exponer nuestra posición, así como nuestros defectos. Solo estos dos nos ponen en una posición pasiva de influencia. Recuerda que hay un sinfín de habilidades, mejoras y artefactos en el Reino de Dios. Por los satélites solamente, no somos los únicos con uno.” Xuan sostuvo una foto mientras hablaba con calma.

La foto era del espacio exterior fotografiado por el satélite de Xuan. Mostraba la existencia de un pequeño satélite triangular en la foto.

«¿Así que los ignoramos?» Zheng frunció el ceño.

«No.” Xuan dejó la foto. «Mañana buscaremos a este equipo después del amanecer. Deberíamos poder encontrarlos al mediodía, considerando la velocidad de los aerodeslizadores. Deberían estar en las afueras de la ciudad entonces. No los mataremos, pero tampoco los dejaremos ir a la ligera.”

«¿Eh? ¿Qué vamos a hacer?» Zheng frunció el ceño, «No me digas que vamos a cortar todas sus extremidades y liberarlos. Eso es aún más cruel que matarlos. ¡Definitivamente no estoy de acuerdo con eso!»

«La sabiduría de un mortal.” Xuan le dio a Zheng una mirada de reojo, antes de decir, «Les diremos la ubicación de Raccoon City y algo de ayuda, al menos lo suficiente como para que puedan llegar a Raccoon City con vida.”

«¿Por qué? ¿No temes que sean de la Alianza del Ángel?» Zheng frunció el ceño.

«Ya no importa más.»

Xuan miró al cielo mientras murmuraba, «Ya no importa si lo son o no… ¿Equipo Celestial, Alianza del Ángel? ¡Los acabaremos en Raccoon City! Al mismo tiempo, la batalla que buscas será más o menos…»


«¡Sí, acabaremos con la Alianza del Ángel y al Equipo Celestial en Raccoon City!» En la ubicación del Equipo Diablo, que estaba muy lejos del Equipo China, clon Xuan habló con calma.

El resto se congeló. Varios de ellos empezaron a animarse. «¡Maldita sea, esto es lo que deberíamos haber hecho desde el principio! ¿Se volvieron arrogantes solo por escapar de nosotros esa vez? ¿También formaron una Alianza del Ángel o algo así? ¡Jaja, los mataremos allí!»

«Así es. ¿Pensaron que es solo el líder del equipo quien es increíble? ¡Podemos matarlos muy fácilmente si así lo quisiéramos!”

«Yo también puedo…»

Vitorearon e hicieron un alboroto hasta que clon Xuan chasqueó los dedos. Todos se apresuraron a callarse, escuchando a este hombre con lentes.

«Ya le he dado la sugerencia a mi original. El Equipo China se coordinará con nosotros en ese momento. De antemano, haré la asignación de miembros. ¿Nuestro objetivo? ¡El Equipo Celestial!»

***

El Equipo China pasó la noche en esta pequeña posada. No había zombis allí. Estaba en las fronteras de Estados Unidos después de todo, lejos del brote del virus. Por lo tanto, los residentes pudieron haberse ido rápidamente cuando escucharan las noticias. No se sabía si el dueño había huido a México o más allá en América. De todos modos, la posada era segura en este momento.

Aunque eso tampoco era una certeza. El grupo de estadounidenses se habían topado con tales ciudades algunas veces en su viaje. Encontraron grandes cantidades de alimentos que no podían llevar, como maíz y patatas, e incluso arroz y algunas verduras, por lo que se quedarían en esas ciudades por unos días. Sin embargo, algunos Lickers los seguirían en secreto, y lo que vendría sería una cacería y muertes. Esta información los estadounidenses la habían aprendido pagando con sangre. No podían quedarse en un pueblo más de tres días, y este era su tercer día. Como tal, planeaban irse al día siguiente.

«Los humanos realmente son los organismos más fuertes pero más débiles al mismo tiempo.”

Zheng miró a los estadounidenses dormidos. Suspiró y dijo en voz baja a las personas a su lado, «Un desastre biológico ya causó el colapso de la civilización mundial. Aunque no sé si se puede reconstruir o si se destruirá por completo, o comenzará a desarrollarse nuevamente muchos años después a partir de una sociedad primitiva o feudal, al menos sé que la civilización humana no puede recuperarse en poco tiempo después de sufrir este tipo de calamidades.”

Todos se quedaron en silencio. Wangxia le dio una ligera palmada en el hombro. «No se puede evitar. El fundamento sobre el que se basa la sociedad humana es el orden. Mientras un desastre biológico o una guerra nuclear sacudan este orden, la posibilidad de que la sociedad colapse es enorme. Es por eso que estamos nosotros. Solía ​​ser un soldado, y sigo siéndolo, solo que donde lucho es diferente. Lucho para proteger la civilización humana y que no se vea afectada por un desastre como éste, y para la gente común en el mundo real.»

Zheng suspiró y no dijo nada. En realidad, las cosas que pesaban en su mente habían aumentado. El regreso de un equipo proporcionaría más garantías para los humanos del mundo real. Ya sea que se escondieran, comenzaran una guerra o incluso dominaran a toda la humanidad, un equipo que pudiera regresar al mundo real estaría al menos en un nivel mínimo de poder. Ellos desencadenarían el fortalecimiento y la evolución de quienes los rodearan, y este efecto se propagaría lentamente.

Incluso en el peor de los escenarios de toda la humanidad siendo esclavizada o que la civilización humana colapse, dominando a la humanidad usando su poder también llevaría a la circulación de cómo ganar ese poder y evolucionar. Al menos, sus descendientes obtendrían esto. Quizá pasarían siglos de oscuridad, pero la tenacidad humana conduciría lentamente al progreso y a la recuperación de su civilización.

Pero eso era solo en las circunstancias donde es un desastre del cual un equipo pueda mantener el control. Por otro lado, ¿y si fuera uno como Resident Evil, u otra crisis que representara un peligro similar para un equipo? ¿Podría la humanidad persistir entonces?

¡Slap!

Zheng se dio una fuerte bofetada en la cara, murmurando, «Estoy pensando demasiado las cosas. Terminemos primero con la batalla final. Si ni siquiera podemos sobrevivir, todo será en vano… ¡Sigue vivo! Entonces llegar a la cima… »

(La cima… que aún está en manos de ese hombre. Incluso si soy yo quien se abrió camino de nuevo, ¿puedo ganar contra él?)

Siguió una noche sin palabras. Al día siguiente, los estadounidenses se fueron primero. Estas personas tenían un buen corazón y no estaban tan degradadas como las descritas en novelas post-apocalípticas. Exhortaron al Equipo China sobre los asuntos que debían tomar nota en el norte, y trataron de conseguir que se fueran pronto de la ciudad. Quizás todavía tenían la moralidad de la sociedad ya que el mundo post-apocalíptico acababa de llegar. Sin embargo, nadie sabía cómo iban a terminar al final.

«¡Vámonos! Nos encontraremos con ese equipo, luego procederemos a Raccoon City.”

Cuando el grupo de estadounidenses se marchó lejos, Zheng finalmente dijo esto al resto del equipo. Sacó el aerodeslizador y se elevó de primero en el aire.

«Qué extraño. ¿No tiene la Transformación Dragón? ¿Por qué está usando el aerodeslizador? Aunque no debería decir esto, se ve mucho más débil que antes. Parece que recibió una herida grave en El Señor de los Anillos. Antes siempre mantenía la Transformación Dragón y parecía más fuerte.” Juntian le preguntó con curiosidad a la persona a su lado, mientras que esa persona resultaba ser Heng.

Heng miró la figura de Zheng desde detrás. «No, no es como piensas que es. Es más fácil discernir la fuerza o debilidad de otra persona cuanto más fuerte te vuelves. Actualmente eres demasiado débil, por lo que no puedes percibir nuestro nivel de poder o más. Él es mucho, mucho más fuerte que antes de entrar en El Señor de los Anillos. Si antes estaba tratando de aclimatarse a la Transformación Dragón, el actual él debería estar ocultando algo… Míralo. ¡Seguramente triunfará sobre ese clon suyo!»

Juntian se encogió de hombros. Tan solo había desbloqueado la primera etapa. No tenía ningún problema operando el aerodeslizador, pero no podía usar las habilidades innatas de esta etapa muy bien. Por lo tanto, no se atrevió a dividir su atención, centrándose por completo en seguir al equipo. De esta manera, un equipo en aerodeslizadores ya había volado sobre varias ciudades en ruinas.

La proliferación de aerodeslizadores fue todo gracias a Xuan. Dios también tenía equipos de vuelo canjeables, pero en general eran voluminosos y no adecuados para el uso individual, o eran elementos consumibles de una sola vez que solo duraban poco tiempo. Para lograr realmente un vuelo individual y con equipos que no tenían un límite de tiempo corto, las cantidades de puntos y recompensas clasificadas necesarias serían muchas. Por lo tanto, a menos que fueran un equipo muy fuerte o tuvieran a alguien como Xuan que pudiera modificar y fabricar, el equipamiento volador seguiría siendo exorbitante.

Por ejemplo, el equipo que el satélite había descubierto. Eran… ¡El Equipo Glaciares del Norte!

El Equipo Glaciares del Norte una vez había participado en la batalla de equipos de El Señor de los Anillos con el Equipo China. Sin embargo, su líder había sido asesinado por Zhao Zhuilkong, y la mayoría del resto murió también. Más adelante sufrieron una eliminación total en una película de la saga Destino Final.

Aunque la cantidad de películas experimentadas variaba según la evaluación de Dios sobre el poder de un equipo, este equipo seguía siendo un equipo resucitado. Su fuerza no era demasiado grande. Una serie de veteranos muriendo y novatos uniéndose, y veteranos muriendo y novatos uniéndose de nuevo es lo que había seguido. Era un interminable deshierbe por la muerte, el primer paso necesario para cada equipo.

El comienzo de la batalla final sin duda era el anuncio más cruel para ellos. Se suponía que la película anterior era para que pulieran sus fuerzas, sin embargo, un conflicto interno se había desatado debido a la inminente batalla final. A la larga, el originalmente fuerte equipo de dieciocho se redujo a seis. Y dos de ellos incluso eran novatos que acababan de unirse en la película anterior.

«Maldición, en serio… ¡Dónde está el Equipo Celestial! Nos hicieron esperar después de contactarnos. ¿Cuánto tiempo tenemos que esperar ciegamente de esta manera?»

Un hombre maldijo en voz alta mientras caminaba. Llevaba una ametralladora de seis cañones en la mano. Este tipo era blanco y alto, casi alcanzando el físico de Kampa. Pero ese rostro de mirada feroz no era algo que nadie pudiera complementar. No era producto de la clase de voluntad fuerte nacida de la tensión interna y de un largo tiempo de servicio como mercenario al igual que Kampa. En cambio, era un salvajismo y una crueldad que se mostraban externamente. Estaba muy lejos de Kampa.

Las personas que rodeaban al hombre musculoso se distanciaron ligeramente, con un par de hombres y mujeres temblando especialmente. Era como si este hombre musculoso les hiciera daño tan pronto como hablase. Una inspección más cercana de sus brazos y cuello revelaría heridas largas y delgadas. No se sabía cómo habían sido maltratados o heridos.

«Qué te jodan, ¿a quién estás mirando? ¡Si miras más, mírame sacarte los ojos!» El hombre musculoso miró ferozmente a un hombre negro cercano.

El hombre negro rió fríamente sin decir una palabra. En cambio, fue otro joven blanco el que rugió, “¡Cierra la boca! ¿De verdad quieres que Kurt y yo te matemos juntos? La última vez si no fuera por ti arrebatando sus recompensas y actuando tan vilmente contra ellos, ¿crees que se hubieran rebelado de inmediato? Ya es la batalla final. ¿REALMENTE quieres morir aquí y ahora?»

El hombre musculoso entrecerró los ojos al joven y al hombre negro. Solo después de un largo tiempo se rió fríamente. «No voy a hablar mucho contigo. Me iré inmediatamente cuando encontremos al Equipo Celestial. Estar con basura como tú es tan problemático. Si no fuera por todos ustedes, hace tiempo que me habría convertido en el líder y hubiese llegado a la segunda etapa. ¡Todo es porque ustedes me están arrastrando! Maldición, ni siquiera puedo jugar con algunos novatos sin que todos me critiquen. ¡Que se jodan!» el tipo comenzó a maldecir, mientras el joven y el negro fruncían el ceño profundamente.

Sin embargo, no iniciaron un ataque de inmediato. Después de todo, todavía había otro veterano con una postura poco clara. No sabían si podrían ganar después de tomar medidas.

En ese momento, varias manchas diminutas aparecieron en el cielo distante. Desde lejos parecían una docena de aves pequeñas, pero a medida que los puntos negros se acercaban, se mostraba claramente que se trataba de equipamiento volador, ¡y más de diez de ellos!

Lo que esto significaba para los veteranos era completamente obvio. ¡Se acercaba un equipo y era increíblemente fuerte!

El cuerpo de los veteranos era mejor que el de una persona ordinaria. Descubrieron rápidamente el grupo de aerodeslizadores volando. Sin embargo, ninguno se atrevió a huir o atacar. Incluso el hombre musculoso que llevaba una ametralladora de seis cañones no se atrevió. Eso fue porque sabían un hecho; no importa qué tan rápido puedas correr, no podrás superar el vuelo…

Zheng y el resto llegaron a ellos antes del mediodía. Este equipo era increíblemente débil, sin siquiera un usuario de fuerza psíquica. Por el momento, parecían dirigirse a la ciudad. De acuerdo con sus fuerzas y equipamientos, lo más probable es que la ciudad les quite la vida.

Cuando bajaron de los aerodeslizadores, esos cuatro veteranos sintieron que se les aceleraba el corazón. La desesperación comenzó a asaltar sus corazones. Ellos reconocieron a la persona más importante; era Zheng Zha, que poseía una gran reputación en todo el Reino de Dios. Se decía que su poder era extraordinario, y el Equipo China era el equipo superfuerte que derrotó al Equipo Celestial. Ese equipo estaba volando hacia ellos… básicamente significaba que no tenían ninguna posibilidad de sobrevivir.

Los cuatro todavía no se atrevieron a moverse como antes. El deseo de vivir fue lo que no los hizo suicidarse en el primer instante, una esperanza de que Zheng misericordiosamente los dejara. Confiaron sus vidas a una apuesta, solo quedándose parados.

Zheng vio la reacción de los cuatro, así como el terror en los dos de detrás. Exhaló, «Bien. No diré mucho. Esta es la batalla final, por lo que decir algo sobre dejarlos ir no tiene sentido. Solo necesito que me ayuden con algo. Si son de la Alianza del Ángel o personas controladas por mi clon del Equipo Diablo… No importa a qué lado pertenezcan o no pertenezcan, les estoy diciendo ahora repitan esto a vuestro líder.”

«Iremos a Raccoon City. Hay una pista para llegar al Séptimo Laboratorio Subterráneo allí. Si quieren vivir, o quieren mi vida… ¡encuéntrenme allí! Estoy esperando. Si ven a otros equipos en el camino, repitan lo que acabo de decirles. ¡Recuerden, sin la más mínima diferencia!»

Mientras hablaba, Zheng ya había caminado hacia los dos novatos. Naturalmente podía decir que eran novatos sin ningún fortalecimiento y mucho menos con la limitación genética. El punto eran las lesiones largas y delgadas sobre ellos. Parecía como si alguien hubiera usado un cuchillo para abrir ligeramente la carne sin dañar los músculos. Estas no fueron heridas de batalla, sino heridas por abuso.

«¿Quién abusó de ustedes?» Zheng dijo con calma a los dos novatos.

Ambos se congelaron. Inconscientemente miraron a ese hombre musculoso, quien acababa de gritar internamente «¡mierda!” mientras Zheng balanceaba la mano hacia él. Su cabeza estalló de inmediato como una sandía, su cuerpo colapsó en el suelo.

«Sé que definitivamente todos morirán en esta película. No tengo interés en jugar al buen samaritano para salvarlos. ¡Pero lo que no me gusta, no me gusta!» Zheng sonrió fríamente a los tres veteranos restantes mientras hablaba.

Entonces los ignoró, dándose la vuelta y procediendo a su aerodeslizador. Cuando el Equipo China se elevó al aire, los tres finalmente cayeron arrodillados al suelo, tratando de recuperar el aliento. Una presión que antes solo los aplastaba, por un momento casi los había aplastado hasta la muerte. Ese sentimiento no era mucho mejor que la muerte misma.

«La mayor ganancia de entrenar en El Señor de los Anillos fue que… ¡soy yo mismo!»

«¡Aunque cambie, todavía seré yo! No hay necesidad de imitar a los demás, o hipócritamente afirmar que mi entorno me formó. ¡Siempre he sido el mismo tipo de persona, y lo seguiré siendo en adelante!» Zheng pisó el aerodeslizador, hablando con todos los demás. La presión emanaba de su cuerpo… es como Heng había dicho. Era mucho más fuerte que cuando mantenía su Transformación Dragón. De hecho, estaba ocultando algo…

Xuan lo miró. «Ahora, encontremos más equipos y diseminemos nuestra información tanto como sea posible. A su vez, esperaremos. Por mi otro yo, y Adam…»


Traductor Tormund Icestorm

Editor Lykanos


 

Índice