Terror Infinity – V23 C20: El principal campo de batalla… Y la lucha de cada uno

 

Terror Infinity

Vol. 23: Capítulo 20

El principal campo de batalla… Y la lucha de cada uno

 

Al mismo tiempo que Honglu hacia sus planes, las principales fuerzas de combate del Equipo China y Equipo Diablo estaban luchando. Todos se enfrentaban en batalla, y los vencedores no se decidirían por un tiempo.

“¡Maldita sea… qué es este viento! ¡Es es un arma atmosférica! ¿Un humano puede hacer esto?”

Cheng Xiao estaba tendido boca abajo dentro de una tubería metálica en la tierra. Cuando miró por la abertura, el exterior estaba lleno de polvo, arena y rocas volando por todas partes. Un huracán estaba gestándose afuera.

El miembro del Equipo Diablo con el que Cheng Xiao peleaba era una “dama” con más de una docena de años y una apariencia externa más linda que la de las lolis. Sin embargo, esto no era una base para juzgar su fuerza, la cual era realmente impactante a pesar de su aspecto. Cuando usó sus brazaletes de piedras de energía junto a su Kaze Kaze no Mi, su poder se disparó, revelando el verdadero poder de la habilidad.

Un huracán soplaba por kilómetros a la redonda, enviado arena y rocas volando por doquier. Algunos edificios en mal estado no pudieron resistirlo, y sus estruendos al colapsar se propagaron en todas direcciones. Junto con la arena y las rocas que se sumaron al poder del huracán, incluso un tanque se convertiría en un panqueque de metal, sin mencionar a un humano

Como tal, Cheng Xiao había sido instantáneamente arrastrado a volar. Por fortuna, había mejorado el Nanto Suicho Ken, un arte del puño para controlar el viento. No solo no le hizo daño, sino que confiando en este logró escapar del campo visual del travesti. Se escondió dentro de esta tubería para no ser aplastado por la arena y las rocas de afuera.

“Hermano mayor, ¡deja de escapar y sal de una vez! Sé que estás ahí. Si no sales rápido, ni siquiera tendrás la oportunidad de hacerlo pronto…” su voz continuo haciendo eco, junto con innumerables sonidos de arena y rocas colisionando con cosas.

La boca de Cheng Xiao tembló cuando pensó en cómo jugaría con él si realmente llegaba a salir. Jugar… ‘matar’ sería más apropiado. De todos modos, absolutamente no iba a salir. Soplar rocas alrededor era lo más que el huracán podía hacer. No levantaría el suelo, así que lo mejor era esperar a que la energía del oponente se agotase y luego matarlo fácilmente. ¿Por qué desperdiciar energía luchando contra él?

“¿El hermano mayor no va a salir? Entonces tendré que ser un poco más grosera. Jeje, si el hermano mayor muere, recuerda mi ternura en el Infierno…” El travesti se rió, y una palabra resonó, “¡Tornado!”

(Ohhhh, así que es un tornado… ¡¿Tornado?!)

El corazón de Cheng Xiao saltó, e inmediatamente salió corriendo de la tubería. Como era de esperarse, el huracán había cesado, pero corrientes espirales de aire empezaron a formarse y agruparse cada vez más. El tornado estaba por formarse, asustando a Cheng Xiao para que sacara el aerodeslizador y escapara.

“No puedes huir. Podría perderte de vista si lo haces en el cielo, eso es un no-no.” su voz se volvió a escuchar intermitentemente mientras gigantescas hojas de viento cruzaban el cielo. Su precisión era ligeramente pobre, lo que le permitió a Cheng Xiao saltar a través del espacio entre ellas. Cheng Xiao claramente supo que no podía usar el aerodeslizador para escapar, no sea que se convierta en un saco de boxeo cuando suba al cielo. No sería capaz de usar el Nanto Suicho Ken entonces, así que seguramente moriría. Por lo tanto, sería más adecuado escapar por los caminos entre los edificios.

Cheng Xiao corrió hacia los edificios densamente agrupados, ignorando los gritos de enojo y las maldiciones de que era un cobarde. Las corrientes espirales de aire se habían ensamblado finalmente en un mini tornado de dos o tres metros de diámetro. No parecía muy fuerte, pero estaba continuamente acumulando poder bajo su control. Entró en contacto con el suelo unos segundos más tarde, y arrancó varios metros de tierra como si fuera un taladro giratorio. Parecía como si un canal se extendiera continuamente hacia Cheng Xiao a medida que el tornado se hacía más grande. Ya tenía más de veinte metros de diámetro cuando aún estaba a kilómetros de Cheng Xiao. Fragmentos de roca del suelo, postes eléctricos y varios coches estaban dando tumbos y chocando dentro del tornado. Desde el exterior, varias rayas de electricidad y chispas fueron disparadas en todas direcciones. De hecho, parecía el mayor tipo de tormenta en la naturaleza, un tornado.

El Kaze Kaze no Mi era su mejora. Era el tipo de Fruta del Diablo más fuerte del sistema, una fruta tipo Logia, e incluso estaba en la cima entre ellas. Por supuesto, cuanto más poderosa fuese una mejora, mayor sería el poder necesario para usarla. Sin siquiera haber desbloqueado la cuarta etapa, no podía usar el mayor nivel de poder de la fruta. Ese nivel podría no ser suficiente para destruir los cielos y destrozar la tierra, pero sería suficiente para darle una pelea a Zheng y su clon. Claro está, para liberar del todo su poder probablemente se requeriría la cuarta etapa tardía. En ese momento, solo el poder al levantar una mano o bajar una pierna sería suficiente para matar a Cheng Xiao. Así que en general, el Kaze Kaze no Mi sonaba más impresionante de lo que era para la mayoría de la gente.

Era como en El Señor de los Anillos; la fruta Hie Hie No Mi de Gungnir era muy poderosa, al mismo tiempo que tenía grandes limitaciones.

La razón por la que el travestido podía usar el Kaze Kaze no Mi a este nivel, se debía a que clon Xuan le había creado un objeto que le daba una energía casi infinita. Aun así, todavía necesitaba controlar y utilizar este gran poder, que lo agotaba enormemente. Aunque hablaba de forma relajada y aburrida, en realidad intentaba atraer a Cheng Xiao para que peleara. El Kaze Kaze no Mi no podría durar mucho tiempo debido a su poder, y el acto de usar un tornado exigía una muerte. Como alguien del Equipo Diablo, no había forma de que sus pensamientos pudieran ser puros y libres de maldad. A pesar de hablar burlonamente, en realidad quería matar a Cheng Xiao de inmediato. Cuando vio que Cheng Xiao ya no se atrevía a esconderse, manipuló el tornado y lo siguió, acercándose cada vez más…

Dos personas, una huyendo y otra persiguiendo. Cheng Xiao no tardó mucho en entrar en la zona de los edificios. Un tornado gigante de más de cien metros de diámetro le seguía de cerca, ya varios cientos de metros detrás de él. Había una cantidad desconocida de rocas y coches aplastados dentro de ese cuerpo de viento negro. Una oscura y profunda garganta podía verse en la raíz del tornado,y los edificios a lo largo de su camino también habían sido dañados. En este punto, el travestido ya no podía controlar el tornado, solo lo empujaba a una dirección general y confiaba en la propia fuerza del tornado para succionar a Cheng Xiao.

El tornado había alcanzado tal tamaño y ya no era inferior a los tornados naturales. Su fuerza de succión dentro de varios cientos de metros ya era sorprendentemente grande. Cheng Xiao sintió que sus pasos se debilitaban, girándose al instante, y lo que vio le asustó mucho. Un enorme tornado con una fuerza espantosa estaba cayendo sobre él. Por no hablar de un mero Cheng Xiao, incluso un mecha se convertiría en polvo después de ser arrastrado hacia adentro. Ya no había tiempo para correr. Sería arrastrado hacia el interior en un plazo máximo de diez segundos. Esta vez no podría no ir con todo. ¡Moriría si no lo hiciera!

(¿Qué hago, qué hago? No esperaba que este travesti fuera tan bueno. ¿O es la creación de clon Xuan lo que es demasiado bueno?) Cheng Xiao miró en silencio a los guanteletes que tenía en las manos. Esta también era una creación de Xuan que podría levantar el poder de su Nanto Suicho Ken. Por desgracia, su cuerpo tenía sus límites y no importaba cuánto se elevara, no se compararía a esta fuerza de la naturaleza. Como tal, durante todo este tiempo solo pudo huir. Sin embargo, el poder de una habilidad estaba determinado por su poder y la aplicación del usuario. Como ya no podía evitarlo, se decidió en silencio a luchar desesperadamente contra ese travestido.

“¡Hey, travesti! ¡Una última oportunidad! No peleemos más, y vayamos por caminos separados. ¡Si continuamos, definitivamente morirás!” Cheng Xiao ya no corrió, deteniéndose para mirar al tornado que se acercaba mientras gritaba.

El travestido no dijo nada cuando vio que Cheng Xiao ya no lo evitaba, solo sonreía tontamente. Cómo podía detenerse ahora cuando solo tenía que esperar a que Cheng Xiao cayera en el tornado y se convirtiera en polvo.

Así de fácil, Cheng Xiao fue succionado al tornado por la corriente espiral de aire antes de que pasaran diez segundos. Mientras estaba en el aire, el cuerpo de Cheng Xiao se retorcía de una manera extraña, usando el Nanto Suicho Ken para girar continuamente. Una ráfaga de presión de viento apareció a su alrededor, la cual giró en espiral junto con el tornado. Aunque su alcance era pequeño, su presión era grande, incapacitando a la arena, rocas y coches de acercarse a él y garantizando temporalmente su seguridad. Pero Cheng Xiao naturalmente sabía las dificultades por las que estaba pasando. ¿Cómo este arte del puño podría ser tan fácil de usar? Su cuerpo tenía que soportar la presión del viento producido, de lo contrario no solo fallaría en matar al enemigo, sino que se lastimaría a sí mismo. Si solo se mantiene defendiéndose, estaría agotado al cabo de un minuto. Entonces, ¿no era mejor hacer una apuesta? Cheng Xiao se esforzó más en retorcer su cuerpo mientras pensó en esto.

(El viento… Deja que el flujo del viento se convierta en el mío… Si puedo hacer eso, ese travesti o lo que sea ya no será algo a lo que temer… ¡debo tener éxito! Incluso si solo lo logré unas pocas veces de las cientos que practiqué, ¡tendré éxito!)

Cheng Xiao rechinó los dientes mientras seguía danzando. El Nanto Suicho Ken utilizaba tales movimientos para producir la presión del viento y atacar al enemigo. En un tornado tan enorme, esta pequeña presión de viento era incapaz de cambiar nada. Sin embargo, la rotación de la presión del viento y el tornado se sincronizaron, y más y más de la corriente de aire entró. ¡Un tornado de menor escala con Cheng Xiao como su centro realmente se formó dentro de este tornado!


“¡Excelente! Logré alcanzar una sinergia entre el viento que los guanteletes controlaban y el flujo del viento. Entonces, creé un ataque similar a un tornado. No viste cómo destrocé mi sótano. Si uso esto en la batalla final, debería poder deshacerme de mucha gente, ¿verdad? Y proteger a Lan y Yingkong, jeje…” Cheng Xiao se rió frente a Xuan. Estaba actualmente en la habitación de Xuan, y por supuesto no en ese sótano. Era un lugar demasiado peligroso, y no entraría de nuevo sin la determinación de morir. Xuan estaba comiendo una fruta, por lo que podía hablar con él.

“Oh, ¿sinergia con el viento?” Xuan le miró de reojo, dándole un mordisco a su manzana. “Eso es arriesgado. Una sinergia con el viento también puede considerarse como que te fusionas con él. Naturalmente puede generar un gran poder, pero el flujo del viento es puramente aleatorio y caótico. No se puede calcular e incluso un pequeño guijarro puede provocar cambios repentinos en el flujo del viento, lo cual es peligroso. Podrías ser despedazado instantáneamente. Ten cuidado. Tu método de ataque no es usar el viento como si fuera magia de viento, sino usarlo como un medio para ejecutar las artes del puño. Estás dentro del viento, así que también estás dentro de su rango de ataque. No uses este movimiento a menos que tengas la resolución de morir.”

(¿Puedo morir usándolo? Y los pedazos de mi cuerpo ni siquiera se podrán volver a juntar si muero después de usar un tornado tan grande como mi medio. ¡Bien! ¡Si muero, muero! ¡Hace mucho tiempo que he tenido la resolución de morir en esta batalla final!)

Cheng Xiao dio un grito, pero su voz no pudo escapar del rugido del tornado. Sin embargo, la presión del viento alrededor de su cuerpo aumentó en intensidad, y más viento comenzó a fluir en sus alrededores a lo largo de la revolución del tornado. El poder del flujo del viento ya no era algo que Cheng Xiao pudiera controlar, y ahora era simplemente como si estuviera girando alocadamente a su alrededor.

(Sinergia con el viento… Esta sensación es como si fueras el viento mismo. No importa cuántos cambios haya en el flujo del viento, yo estoy dentro de él, yo soy el viento… No estoy controlando el viento, solo guiándolo, ¡transformando este tornado completamente en mi fuerza!)

Lentamente, un movimiento inarmónico, que no siguió el movimiento de la revolución del tornado, apareció dentro de este. En cambio, estaba inclinado y el aire fluía de arriba hacia abajo, desviándose lentamente de la forma vertical del tornado y convirtiéndose finalmente en un extraño tornado horizontal. Esta escena sorprendió al travestido. Nunca antes había visto un tornado así, que parecía que no se ajustaba a las leyes naturales. ¿Podría un tornado formarse horizontalmente?

La respuesta era no. No podía formarse naturalmente. En otras palabras, este extraño tornado era artificial y solo podía ser causado por Cheng Xiao en su interior. Ser capaz de causar un efecto en todo el tornado significaba que su poder excedía con creces lo que el travestido se había imaginado. Como no era un idiota, se las arregló para pensar en esto unos segundos después de ver el repentino cambio. Inmediatamente planeó retirarse hacia atrás. Por desgracia, se había dado cuenta demasiado tarde.

El tornado horizontal se desmoronaba continuamente, deshaciéndose de los coches y rocas en su interior. Todo sucedió en pocos momentos y la enorme fuerza de succión del tornado impidió que el travestido se fuera. Solo podía observar cómo el tornado se hacía más pequeño. La forma de Cheng Xiao ahora se podía ver nebulosamente en su interior. Sin embargo, eso fue todo, ¡ya que la danza de Cheng Xiao hizo que el tornado girara hacia él!

Todo había pasado demasiado rápido. El tornado en miniatura de Cheng Xiao ya se había estrellado contra el travestido en tan solo uno o dos segundos después de pensar en escapar. En el momento en que se hizo contacto, este travesti con la apariencia externa de una encantadora joven se desintegró, incluso sus huesos se convirtieron en fragmentos. No terminó ahí. Aunque fuera en miniatura, tenía un diámetro de más de diez metros. El tornado llevó a Cheng Xiao, sí, el tornado llevó a Cheng Xiao y no al revés, justo a través de un edificio y se estrelló en una pendiente. Hubo un boom como si un pequeño meteorito hubiera caído, y una pequeña nube de hongo se elevó.  Aunque no hubo la luz de una explosión, la fuerza destructiva generada definitivamente no fue poca. Varios edificios arriba de la pendiente se derrumbaron, y se formó un cráter gigante de cien metros de ancho y diez de profundidad. No era inferior al aterrizaje de un pequeño meteorito solo basado en las imágenes.

Un tornado era un flujo de aire que giraba, y la fuerza cortante que surgía de esa acumulación y rotación era prácticamente la misma que cuando un taladro se topaba con la madera… Por supuesto, mientras que la fuerza era fuerte, Cheng Xiao en su interior hubiera deseado que fuese un poco más débil, de modo que esta ridícula escena en la que se estrellaba contra el suelo no se produjera. El flujo de aire lo elevó varias decenas de metros, antes de dejarlo caer al suelo nuevamente. Si su arte del puño no fuera especial, habría caído hasta la muerte en ese momento. Aun así, Cheng Xiao se quedó débil y cojo en el suelo, sin tener en cuenta los peligros que había alrededor.

“Mierda, muchos de mis huesos están rotos. No puedo montar en el aerodeslizador, e incluso un zombi que aparezca al azar podría comerme. Maldita sea, voy a morir, voy a morir. No esperaba que ese travesti fuera tan fuerte. Seguramente debe haber estado entre los tres primeros, ¿verdad?” Cheng Xiao maldijo en el suelo, muy deprimido en su corazón.

Pasaron unos minutos antes de soportar los agudos dolores y poder sacar su caja de agujas doradas. Lentamente usó su mano derecha, la única parte que le quedaba que se podía mover, para sostener la aguja y clavarla en varias partes de su cuerpo. Cuando todo su cuerpo estaba cubierto de agujas, se sentó lentamente con las piernas cruzadas. Se sentó allí callado e inmóvil, mientras humo blanco fluía lentamente de la parte superior de su cabeza.

(Necesito algo de tiempo para recuperar mi energía. Espero que no vengan zombis. Si muero por esas bocas en vez de haber muerto por el tornado, esa realmente sería una muerte injusta…)

Las oraciones de Cheng Xiao fueron eficaces, y debido al poder destructivo del tornado no quedaron zombis en la zona. Sin embargo, aunque no apareció ningún zombi… aparecieron dos Xuans.

(¡Mejor tráiganme a los zombis!)

“¿Cuánta fuerza vital te queda? Incluso si tienes tecnología rúnica para convertir energía en fuerza vital, la ley de la conservación de energía todavía existe. Después de considerar la energía usada para la conversión y la energía que se disipa, incluso si conviertes toda la que tengas, ¿cuánto se convertirá en tu fuerza vital? ¿Veinte por ciento? ¿Treinta?”

“Podría hacerte la misma pregunta. ¿Cuántos puntos de causalidad te quedan ya? Has usado tantos, ¿y cuánto rechazo de este plano han recibido tú y tu equipo? Quizá más tarde te caiga una roca encima y mueras. ¿Crees que revertir la causalidad es algo tan simple?”

“No solo mi equipo y yo somos rechazados por el mundo. Como mi enemigo y otro yo, tú también serás rechazado, solo que en otra medida.” El cuerpo de los dos Xuans dejaba escapar una continua luz radiante, que era la aparición del Lambda Driver. Realmente quizá había alguien controlando todo desde la sombras. Estas dos mismas personas, en equipos, experiencias y conocimientos completamente diferentes, habían elegido al Lambda Driver como su principal método de ataque, con un gun-kata autodidacta que lo complementaba. No obstante, uno tenía una antigua campana flotando sobre su cabeza, mientras que el otro tenía a una chica con un papel en las manos, flotando no muy lejos de él.

De repente, el cañon de Xuan emitió un resplandor que era aún más magnifico que el de un arcoíris; pero detrás de esta magnificencia estaba la muerte, ya que cuando el resplandor se extendió, dos balas se disparaban hacia clon Xuan.

Las radiantes balas eran increíblemente rápidas. Cuando llegaron al frente de clon Xuan, sin que nadie entendiera lo que había hecho, las dos balas se curvaron a su alrededor y volaron hacia la distancia, golpeando un edificio abajo de los tres. Las dos balas pequeñas eran para el edificio lo que una hormiga era para un humano en tamaño. Aun así, el efecto cuando golpearon fue impactante, como si la hormiga hubiese mordido al humano e instantáneamente se lo hubiera tragado en su estomago. El punto en que el edificio tocó las balas se dividió inmediatamente y el resplandor se transformó en ondas de choque que destruyeron el edificio y a otros edificios que estaban a cien metros detrás de él. Este poder era digno de ser llamado un arma a gran escala.

El Tablero del Sello de Dios… capaz de revertir la causalidad y dar la vuelta al cielo y la tierra…

Clon Xuan tampoco mostró ninguna debilidad, alzando la mano y enviando dos hermosas radiancias hacia su original también. Cuando las dos llegaron a Xuan, esa antigua campana se sacudió automáticamente y emitió un sonido claro y nítido. Las dos hermosas radiancias se detuvieron en medio del aire, y en una inspección más cuidadosa, incluso el polvo diminuto de los alrededores, clon Xuan y la chica cercana también se habían detenido. Fue solo cuando Xuan alejó su cuerpo que todo alrededor empezó a moverse de nuevo.

La Campana del Emperador de Oriente, capaz de suprimir el vasto universo y todas las cosas en la creación…

Cheng Xiao miró a los dos que se alejaban cada vez más y más de él, su cabeza cubierta de sudor frío por el susto. Esas dos hermosas balas radiantes habían pasado por su lado, una a su derecha y la otra a su izquierda, atrapándolo en el medio. Por fortuna, su posición había sido buena, de lo contrario esos dos disparos habrían bastado para quitarle la vida. Parecía que si apreciaba su vida, era mejor alejarse de Xuan… No podía quedarse aquí. ¡Este lugar le costaría la vida!

Cuando pensó en esto, se levantó sin vacilar. Aunque sus extremidades estaban débiles por el dolor, conocía técnicas para insertar las agujas doradas en sus puntos de acupuntura y así aislar su sentido del dolor. Cuando se levantó, su cuerpo ya estaba cubierto de agujas de nuevo, pero aún podía moverse y rápidamente sacó el aerodeslizador, sin dudarlo yendo en la dirección opuesta a la del grupo de tres de los Xuans. Según el pensamiento de Cheng Xiao, siempre era mejor estar lejos de Xuan si se valoraba la vida…


En la batalla entre el Equipo China y la principal fuerza de combate del Equipo Diablo, todas las batallas estaban por llegar al clímax aparte de los Xuans.

El Equipo China también tenía a alguien que había conseguido una mejora de la Fruta del Diablo, Imhotep. Era un no muerto creado con el uso de artes rúnicas secretas desde tiempos antiguos. No solo podía transformarse en arena, sino también utilizar varias artes secretas del Antiguo Egipto. Mientras tuviera energía, su cuerpo reviviría sin fin. Pero después de pasar un tiempo en el reino, supo que había incontables personas fuertes aquí. Su habilidad puede ser invencible contra la gente común, pero para los que están en la cima del reino como Zheng, clon Zheng, Xuan y demás, podía ser asesinado por ellos instantáneamente. Después de algunas películas con el Equipo China, había conseguido una mejora que complementaba su habilidad  innata, la Suna Suna no Mi.

Junto con sus reservas de energía que eran más de cien veces superiores a las de un humano, su enorme impulso a la hora de utilizarlo era escandaloso, aunque no podía usar el poder de la fruta sin preocupaciones como hacía el travestido.

Por desgracia, el oponente de Imhotep era Hao Tian, quien resultó ser su enemigo natural. El origen de esta persona no estaba claro y parecía tener alguna relación con la estructura genética de Xuan. También era muy fuerte, siendo capaz de usar innatamente la Luz del Alma desde antes de ingresar al reino. Aunque tuvo un problema en el Equipo China y Xuan jugó cruelmente con él antes de que lo despachara, su potencial latente era enorme. No solo había entrado en el Equipo Diablo, sino que también evolucionó su Luz del Alma telequinética hacia la Luz Sagrada. Era coincidentemente algo que podía dañar grandemente la energía de Imhotep. Pero por alguna razón, no quería meterse en una pelea a muerte con Imhotep, sino encontrar la forma de huir. Es por eso que ambos habían terminado en un punto muerto. De otra manera, Imhotep habría sido gravemente herido por la Luz Sagrada antes de poder usar el Suna Suna no Mi.

Como sea, Imhotep ya lo había utilizado. El área en kilómetros a la redonda se transformaba en arena gradualmente, y se escondió dentro. Cada ataque consistía en un enorme hombre de arena que se erguía con una altura de cien metros y se formaba por la arena reunida dentro de un kilometro. Con su temblante cuerpo, enviaría un puño a Hao Tian como si golpeara a una hormiga.

Hao Tian era realmente excepcional. Estaba muy familiarizado con el uso de la Luz del Alma. En el mundo real ya había tenido la Luz del Alma más básica, telequinesis. Su fuerza había aumentado sin parar después de ingresar al reino, su telequinesis disparándose tanto en calidad como cantidad. Una vez que su calidad había cambiado, se había convertido en Luz Sagrada, capaz tanto de atacar como de defender, y comparable al Campo A.T. de un EVA. No solo eso, sino que como había sido capaz de usarla desde hacía mucho tiempo, su control sobre ella fue impactante una vez que alcanzó el nivel actual de poder. Su aplicación de la Luz del Alma en cada ataque y defensa se usó a la perfección, ni muy poco ni mucho. Aunque fuera una larga batalla y sus reservas de energía no fueran tan abundantes como las de Imhotep, el que se agotaría primero seria Imhotep.

“Heeyyyyyyy, ¿qué dije? ¡Hagamos las paces y deja que me vaya! ¿Acaso te robé a tu esposa? ¿Robe los ahorros de toda tu vida? En serio, ¿por qué sigues persiguiéndome?” Hao Tian gritó mientras se mantenía esquivando el enorme puño de arena.

“¡Basta de tonterías! ¡Mi misión es deshacerme de ti!”

Imhotep no fue vago al respecto. Era difícil para él bajarse del tigre una vez que comenzó a montarlo. El poder del Suna  Suna no Mi no era ordinario, siendo capaz de convertir un kilometro a la redonda de tierra en arena tan pronto como se usaba.

También le dio cierta resistencia a los ataques de energía, a diferencia de antes, cuando él se derrumbaba inmediatamente al entrar en contacto con la energía. Esta arena era obviamente capaz de bloquear la luz dorada. Aunque no podía anularla, era mejor que ir frontalmente contra ella como antes. Pero esto también era algo que lo restringía. Sin usar el Suna Suna no Mi, honestamente no tenía la confianza para bloquear los ataques de Hao Tian, así que solo podía seguir suprimiéndolo.

Hao Tian se sentía muy agraviado. Por alguna razón, clon Xuan no le había dado ninguna misión para la batalla final. Las anomalías generan extrañeza, y esta situación en cambio le hizo albergar malestar. ¡Por eso su primer pensamiento al comenzar la batalla no fue luchar, sino correr! ¡Cuánto más rápido mejor! ¿Quién sabía si clon Xuan estaba tramando alguna conspiración? No quería convertirse en carne de cañón sin una buena razón, especialmente en esta batalla final.

“¡Por favor! ¡De verdad, en serio que no quiero pelear contigo! ¿Por qué sigues forzándome? ¿Por qué no solo nos saludamos y nos vamos corriendo por nuestras vidas?” La Luz Sagrada se liberó nuevamente, una bola de luz dorada que destruyó una palma arenosa de treinta metros en tamaño. Francamente, en ese momento Hao Tian también se estaba enojando, por lo que volvió a gritarle con fuerza, y en lo que fue su último intento.

Imhotep no se detuvo. O más bien, no se atrevió a hacerlo. Volvió a formar otro hombre de arena de más de cien metros de altura, que sopló una tormenta de arena cuando abrió la boca, enterrando a Hao Tian en el interior.

“¡Maldita sea!” Hao Tian lanzó otro rugido cuando su cuerpo volvió a emitir una luz dorada penetrante. Cuando la luz dorada brilló sobre él, el hombre de arena se derritió como la nieve ante el sol. Estaba bastante enfadado, todos sus intentos de fuga siendo frenados por los hombres de arena. Cuando tomó la decisión de matar, la luz dorada fluyó de su cuerpo en una corriente sin fin. Permaneció en el cielo como un pequeño sol mientras el hombre de arena debajo de él continuaba encogiéndose, volviéndose a fundir completamente en el suelo arenoso como si hubiera muerto, sin dejar rastro de su existencia.

Hao Tian entendió que Imhotep no era bueno en nada aparte de su vitalidad. Este ataque no pudo matarlo. Sin pausa, otra bola de luz dorada se formó en su mano mientras la levantaba. La tiró antes de darle una patada violenta. La bola no explotó, sino que se dirigió hacia el suelo arenoso como una pelota de fútbol.

La bola de luz se convirtió en un líquido dorado en cuanto tocó el suelo arenoso, filtrándose en este. En momentos, el suelo arenoso explotó repentinamente, la arena a menos de cien metros voló en la nada.

“¡Ahora estoy enfadado! Monstruo de arena, no soy una especie de Buda. ¡Moriremos juntos entonces!”

Hao Tian hizo caso omiso de cualquier temor hacia clon Xuan. La indignación llenó su corazón mientras la Luz Sagrada en su cuerpo seguía fluyendo, una explosión ocurría cada vez que se liberaba un poco. El suelo arenoso estaba lleno de cráteres, y finalmente se detuvo después de un largo rato, jadeando en busca de aliento. Poco después de que se detuvo, la arena de abajo comenzó a moverse a medida que otro hombre de arena aparecía gradualmente.

“… Olvídalo. Ni siquiera me queda energía para estar enfadado. ¡Puedo empezar a correr después de matarte!” Hao Tian se frotó las sienes con irritación. Mientras hablaba, dio una patada hacia la cabeza del hombre de arena, y esta se desintegró inmediatamente con un destello dorado. La Luz Sagrada era verdaderamente una forma evolucionada de Luz del Alma, con su poder ya superando la telequinesis. Solo este ataque había sido comparable a la Destrucción Instantánea de Zheng. Aunque su fuerza era un poco más débil, su daño a la energía era mejor.

Sus ataques eran viciosos y no le dio ninguna oportunidad a Imhotep de tomar represalias. En realidad, era ahora cuando el corazón de Imhotep estaba empezando a calmarse. Cuando antes había estado haciendo todo lo posible por atacar mientras Hao Tian respondía sin ganas, su gasto de energía había sido demasiado grande. Por eso no podía parar aunque quisiera. Pero ahora que Hao Tian atacaba con locura, se las había arreglado para nadar alrededor usando el suelo arenoso. Realmente no estaba recibiendo mucho daño. Las cosas habían cambiado. Ya no le importaba la conclusión, solo pensaba en atar a Hao Tian y no dejarlo escapar.

Así, luz dorada destellaba continuamente en el suelo arenoso. Cada vez que Hao Tian se detenía y quería huir, la arena cubría los cielos y bloqueaba su camino, manteniéndolo aquí. Imhotep estaba internamente complacido, pensando en llevar a Hao Tian hasta su muerte de esta manera.

Mientras ambos se mantenían en un punto muerto, una ráfaga de luz radiante apareció muy lejos. De repente, enormes ondas de choque aparecieron en el suelo, destruyendo una hilera de edificios de cien metros de altura. Cuando ambos levantaron la vista, vieron a tres personas en el cielo, dos Xuans idénticos y una mujer flotando cerca. Un Xuan tenía una antigua campana flotando sobre su cabeza.

Los tres volaban a una alta velocidad, sin disparar otra bala durante mucho tiempo. Esto se debía a que los tres estaban en un flujo de tiempo diferente al de los demás debido al Tablero del Sello de Dios y la Campana del Emperador del Este. Cada vez que uno intentaba restringir los movimientos del otro, la habilidad del otro lado lo cancelaba. El uso mutuo había llevado a que sus velocidades de ataque parecieran muy lentas para los forasteros. En realidad, si alguien más estuviera allí, posiblemente habría sido destruido instantáneamente por el Lambda Driver.

Aunque la frecuencia de los ataques era baja, volvieron a disparar poco después, dejando dos enormes cráteres en el suelo. El trío se alejó gradualmente. Por fortuna, los cráteres habían aparecido a la izquierda y derecha del suelo arenoso. Si los ataques hubieran sido más cercanos, Hao Tian e Imhotep habrían sido alcanzados.

“… Hey, Imhotep. ¿Qué tal si decidimos el vencedor rápidamente? ¿Qué te parece?”

“Creo que tu petición es factible…”

Los rostros de Imhotep y Hao Tian llevaban rastros de un miedo persistente. Los ataques de los Xuans eran diferentes a los de la Luz Sagrada de Hao Tian. Era un tipo de ataque que aniquilaba la energía. Dentro del cráter dejado atrás, aparte de las rocas arrastradas por las ondas de choque, todo dentro había sido destruido por el poder de la fe. Si hubiera caído sobre ellos… No fueron capaces de imaginarlo. No se atrevieron a hacerlo.

Llenos de miedo, inmediatamente desataron todo su poder. Bajo esa presión por sobrevivir, ninguno tenía la intención de contenerse. ‘Mantente alejado de Xuan si aprecias tu vida’. Este no era solo un bonito eslogan para el Equipo China y el Equipo Diablo, ambos habiendo sufrido a mano de los Xuans.

“¿Lo sabías? Hay muchos secretos detrás de la Luz Sagrada. Es una de las formas más culminantes de la Luz del Alma. La única que conozco que puede igualarlo es el Campo A.T. de Gando, mientras que las llamas destructoras de Zheng logran superarlo. ¡Solo hay dos que lo igualan o superan!” gritó Hao Tian. Estaba diciendo la verdad. Nunca había visto ninguna otra Luz del Alma que alcanzara el estándar de la Luz Sagrada. Quizá se debía a que la Luz del Alma de los otros aún no manifestaba su forma, pero aun así demostraba el poder de la Luz Sagrada.

A medida que Hao Tian la manipulaba, la luz dorada se solidificó gradualmente en una armadura de medio cuerpo y una larga lanza en su mano. Aparte de su cabeza, el pecho, las muñecas y otras partes críticas de su cuerpo estaban todas cubiertas. La luz dorada estaba detrás de su espalda de una manera que recordaba a alas, dándole la imponencia de un ángel de la guerra. No había ningún defecto fuera del miedo mezclado con locura en su expresión.

La actuación de Imhotep tampoco estuvo mal. Había creado un gigante de granito. Ya no era el color de la arena, sino de un color parecido a la amatista. Aunque ya no tenía el absurdo tamaño de cien metros, todavía se erguía con cincuenta metros de altura y obviamente poseía un poder impactante. Parecía un poco más fuerte que ese pequeño Hao Tian en el aire.

Por supuesto, la verdad no era solo lo que se podía ver. La brecha de fuerza no era algo que se pudiese ver con los ojos. Cuando apareció el gigante de granito, Hao Tian descendió abruptamente, cubriendo los cortos cientos de metros en dos o tres segundos. Su lanza larga apuñaló el brazo del gigante que usó para proteger su cabeza, el brazo de varios metros de grosor fue perforado y roto por esta pequeña lanza larga. Justo cuando Hao Tian se preparaba para apuñalar al gigante de nuevo, el otro brazo atacó desde arriba y envió a Hao Tian a estrellarse contra el suelo. A su vez, el gigante levantó su brazo arrancado y golpeó la arena en la que Hao Tian había caído. Cada golpe que lanzaba enviaría arena volando docenas de metros hacia arriba, la enorme fuerza rápidamente creando un profundo pozo.

“Este es un ataque de pura energía, ¿no es así? ¡Maldición, aprendes inesperadamente rápido!” los gritos enfurecidos de Hao Tian resonaron desde el profundo pozo. Hubo un destello de luz dorada cuando una figura dorada cubierta de sangre apareció ante la figura de granito.

La energía se oponía, y no había algo como una supresión absoluta. Así como la luz puede suprimir a la oscuridad, la oscuridad también puede suprimir a la luz. La energía de Hao Tian podía disolver la energía en el cuerpo de Imhotep, y lo opuesto también era cierto. La cosa residía en cuál lado podría causar mayor daño al otro. Imhotep le había dado una buena paliza a Hao Tian y borró completamente la ventaja de este.

Hao Tian no mostró ninguna debilidad dado que la luz dorada de su cuerpo seguía siendo vigorosa. Bajo la presión por sobrevivir, o mejor dicho, la presión de los Xuans, desató una pasión inimaginable por la batalla. A pesar de que le habían dado una paliza, cayó desde arriba del gigante y con un pie presionó su frente, desintegrándola en polvo con un destello de luz dorada. El gigante rugió cuando todo su cuerpo comenzó a temblar, pero solo eso, simplemente tembló y no fue derribado por el golpe de Hao Tian, en cambio agitó su brazo para golpearlo nuevamente en el aire.

Este puñetazo golpeó con fuerza, enviándolo a volar por un kilometro. Hao Tian tuvo suerte de tener la protección de la luz dorada, o este golpe lo habría reducido a una pasta de carne. Sin embargo, el gigante aún no había terminado de desahogarse, ya que arrancó un trozo de granito de su cuerpo y se lo arrojó. Una bola de luz dorada descendió y explotó sobre el granito, enviando tremendas ondas de choque a través de los alrededores. La nube de arena y polvo que se levantó oscureció la visión del gigante y cuando se asentó una docena de segundos más tarde, Hao Tian estaba dentro de la arena, con más de cien bolas de luz a su alrededor, resplandeciendo brillantemente sobre el área.

“Realmente soy un idiota, dejé que un debilucho como tú me retrasara tanto. Olvídalo. Te mataré aunque tenga que ir a por todas. Ya no me importa lo débil que estaré después de eso. Quedaré retenido aquí y moriré si no te mato ya. Así que, ¡lo dejaré en manos del destino!” Hao Tian se rió alocadamente mientras todo su cuerpo temblaba. Tuvo que consumir de su fuerza vital para liberar tanta Luz Sagrada. Moriría si no era capaz de matar a Imhotep, esto era lo que significaba apostarlo todo a un solo lanzamiento.

Imhotep pudo ver el peligro que se avecinaba mientras el gigante empezó a desmoronarse. Parecía que quería volver a entrar en la arena. Sin embargo, el gigante de granito se deshacía mucho más lentamente que el hombre de arena, y Hao Tian tampoco lo iba a dejar escaparse. Dio un salto, sus piernas brillando resplandecientes mientras pateaba las más de cien bolas contra el gigante. Cada bola que entró en contacto con el gigante resultó en una luz dorada que lo cubriría como un líquido. Una por una, capa por capa, la figura del gigante fue corroída por el líquido dorado.

Hao Tian le dio al gigante una patada poderosa y audaz, pero su velocidad después de golpear al gigante fue muy lenta, como si quedara envuelto en barro. Cada pulgada que entraba rompía el grueso cuerpo de granito, además de corroer la energía negra en su interior. Después de una docena de segundos, la mitad del cuerpo del gigante había sido devorada mientras que la otra mitad se quebró, transformándose en una masa de energía negra.

La masa de energía negra corrió desquiciadamente hacía abajo. Pero por alguna razón, bajo el poder de la luz dorada, fue incapaz de excavar en el suelo arenoso y solo pudo emitir rugidos mientras se movía bajo la presión de las bolas de luz. Por desgracia, la presión era demasiado grande y pronto la sombra fue incapaz de moverse.

“¡No puedes correr! ¡Muere!”

Hao Tian estaba enloquecido, y ya había usado todo el poder de su cuerpo. Cuando antes saltó para atacar, había infundido una porción de Luz Sagrada en el suelo arenoso para sellar el camino de retirada del gigante. La prevía erupción total había dejado su cuerpo sin una pizca de poder. La Luz Sagrada que estaba afuera, en la superficie de su cuerpo y en la arena era parte de su resolución de matar a Imhotep. No mucho después, hubo un estallido cuando los pies de Hao Tian finalmente aterrizaron en el suelo, el último trozo de sombra fue aplastado. Pudo escuchar débilmente a un hombre gritando las palabras ‘Anck-Su-Namun’, antes de que ya no quedase ningún sonido.

“¿Gané…?”

Hao Tian cayó al suelo sin preocuparse por su aspecto. Mostró una figura embarazosa ya que su último ataque frenético había destrozado su ropa, dejándolo completamente desnudo. Ya no quedaba ni un poco de Luz Sagrada en él, y quedó en una posición similar a Cheng Xiao donde cualquier zombi que apareciera sería su fin.

Sin embargo, la suerte de Hao Tian se mantuvo. Imhotep utilizando la Suna Suna no Mi para convertir el área circundante en arena y las ondas de choque de la batalla de los Xuans no dejaron zombis ni organismos mutados en las cercanías.

Después de un largo rato, Hao Tian finalmente se levantó, su cuerpo temblando. Miró en silencio a la arena debajo de él, suspirando mientras sacaba un aerodeslizador antes de volar hacia el cielo. “Solo somos piezas de ajedrez en este plan. Nuestra vida y muerte ni siquiera depende de nosotros. ¿Por qué pelear hasta que ambos lados estén heridos? Te pregunto, ¿con qué fin? ¿Valió la pena?”


Traductor Tormund Icestorm

Editor Lykanos


 

Índice