Terror Infinity – V23 C16: ¡LUCHA! Erupción total

 

Terror Infinity

Vol. 23: Capítulo 16

¡LUCHA! Erupción total

 

Honglu sabía que él, o más bien el escuadrón que lideraba, eran la variable de esta batalla final.

El factor decisivo sería Zheng y la confrontación contra su clon. Quien primero obtuviera la victoria entre los dos haría de su equipo el vencedor final.

Un factor decisivo un poco menos importante sería el escuadrón de Xuan. Si lograban determinar la victoria antes que Zheng y clon Zheng terminaran, serían capaces de influir no solo en la batalla de los dos Zhengs, sino en la conclusión final de la batalla.

Por supuesto, hay una excepción para todo. En este caso, se trataba de las variables.

¡Aunque el resultado final de esta batalla estaría determinado por unas pocas potencias de primer nivel, el escuadrón de Honglu podría crear un impacto inimaginable e incluso cambiar la conclusión de la batalla final siempre que Honglu pueda captar perfectamente los hilos ocultos para el plan que Xuan le dio!

(Por supuesto, lo más importante es aprovechar el presente y diezmar por completo a la Alianza del Ángel y al escuadrón del Equipo Diablo). Honglu amasó su frente ligeramente dolorida y siguió mirando ese lejano edificio. Era donde se reunía la Alianza del Ángel. Lan no pudo reunir la más mínima información por la interferencia de múltiples usuarios de fuerza psíquica. En un caso así, Zero no podía disparar dentro.

Su grupo no pudo acercarse más. Ignorando lo demás, los muchos francotiradores de la Alianza del Ángel serían suficientes para matarlos a todos. Con ambos lados utilizando pantallas de fuerza psíquica, la única forma de disparar era con la vista. Ambos bandos tenían el mismo punto de partida, ya sea que la Alianza del Ángel quisiera atacar a los invasores o que Honglu usara los disparos de superlarga distancia de Zero.

“Aun así, tenemos una ventaja especial. Este punto muerto no tendrá sentido en unos minutos.” le dijo Honglu al resto.

Aunque no podían usar el escáner de fuerza psíquica para observar a la otra parte, el área enmascarada todavía se veía. Una breve exploración revelaría claramente la posición de los miembros del otro lado, aunque solo fuera la ubicación general. Eso hizo que la otra parte no pudiera moverse, a menos que ocurriera un gran cambio en la situación. Este gran cambio era exactamente lo que Honglu estaba esperando.


Unos minutos más tarde, un punto negro borroso apareció en el horizonte. No parecía existir a primera vista, y solo aquellos con una visión extremadamente buena podían verlo. El punto negro se hizo más claro a medida que pasaba el tiempo, revelando ser un misil balístico intercontinental sobrevolando. Los usuarios de fuerza psíquica de la Alianza del Ángel lo escanearon de forma natural y se asustaron de inmediato. Todos miraron a Adam al unísono, que sonreía suavemente con los ojos cerrados.

“¿Quieren obligarnos a salir con un arma nuclear? Eso es un poco demasiado ingenuo, ¿no es así?” pensó Adam internamente. No creía que los encargados del Equipo China fueran tan ingenuos. Incluso si realmente lo fueran, Xuan definitivamente tendría alguna forma de aprovechar esta ingenuidad para establecer un plan oculto. Estaba seguro de que había algo mal con este misil, pero no sabía qué era por ahora. ¿O había algo más que había pasado por alto?

(Solo dos cosas pueden suponer un peligro para mí. Una es matarme directamente, la segunda es la eliminación de la mayoría de la Alianza del Ángel. Tampoco sería posible con un arma nuclear. ¿Lo estoy pensando demasiado? ¿Es el líder del escuadrón del Equipo China un idiota? ¿O hay una amenaza oculta en algún lugar que no he notado? ¿Pero qué es?) La mente de Adam se movía a gran velocidad, generando docenas de posibilidades en segundos.

A pesar de eso, sus movimientos no fueron lentos cuando se puso de pie y dijo, “¿Por qué están tan aturdidos? Aquellos con ataques de superlarga distancia, intercepten inmediatamente el misil. Song Tian, ​​tendrás que asestar el golpe final si llega al rango de peligro y aún no ha sido destruido.”

“Solicito su ayuda, usuarios de fuerza psíquica. Hay un arma que puede matar instantáneamente a cualquiera del Equipo China o del Equipo Diablo que nos ataque. Es un arma a gran escala que no está restringida por Dios, pero necesita grandes cantidades de energía y personas que participen. Espero que todos puedan ayudarme. Correcto, el nombre del arma es… la Lanza Completa de Osiris, o la Lanza de Longinus. ¡Es un arma divina que puede atravesar el alma y la energía!”

Todos, aparte de los pocos conspiradores que no eran Adam, no sabían que el Proyecto de Instrumentalización Humana había comenzado. Este era un proyecto que podía cambiar al reino, o incluso salir de la caja para alcanzar el nivel del creador. Finalmente había comenzado silenciosamente en este edificio, mientras que los escuadrones del Equipo China y Equipo Diablo que estaban escondidos no sabían que si lo llegaba a lograr, seguramente morirían. ¡Todos en este mundo estaban incluidos en eso!


Cambiando el tema del Proyecto de Instrumentalización Humana de Adam, Honglu y el resto sacaron pequeños frascos cuando el misil voló cerca. Todos los abrieron y bebieron el líquido en su interior. En ese momento, varias gigantescas bolas de fuego y varios proyectiles brillantes salieron disparados del edificio, su objetivo siendo el misil que se aproximaba.

“Inútil. Si solo fuera un bomba nuclear, a menos que fuese un golpe directo, las ondas de choque no podrían atravesar las protecciones de rango D y superior cuando es desde varios kilómetros en el aire y desde una distancia tan grande. Con el estándar del Equipo Celestial, no, la Alianza del Ángel, las armas humanas convencionales a gran escala ya no pueden representar una amenaza. Disparar más de una docena de bombas de hidrógeno de superalto rendimiento a todas las regiones podría lograrlo. Aun así, mi objetivo no es un arma nuclear. ¿Cómo podrían huir?”

Honglu observó los ataques cercanos al misil. Finalmente, una bola de fuego lo impactó y este explotó sin ningún poder. No había rastros de ninguna ojiva explosiva en el misil fuera de su propio combustible, por no hablar de un arma nuclear. Ni siquiera una ojiva altamente explosiva estaba adentro. Las bolas de fuego restantes y los objetos brillantes chocaron, y la explosión se volvió más violenta. Aun así, no se produjo ninguna explosión en la ojiva hasta el momento en que todo el misil se convirtió en cenizas. El misil no tenía una ojiva nuclear entonces.

¿Cuál fue el punto de dispararlo entonces? ¿Por diversión?


“¡Eso no está bien! ¡Había algo dentro de ese misil!”

Adam estaba inscribiendo en el suelo una formación mágica que no era demasiado compleja. La Lanza de Osiris de La Momia se mostraba en su interior. No era un objeto limitado en el Reino de Dios, incluso Zheng tenía una. Cualquiera que pasara por la película tendría cierta posibilidad de obtener una. Sin embargo, nadie esperaría que esta lanza fuera la que pudiera atravesar el alma y el cuerpo, la Lanza de Longinus.

“Correcto. Hay muchas copias de ella. Cada una es real… y falsa a la vez. La lanza es solo una llave. Los santos y los alquimistas temían que sus ruinas fueran olvidadas, o que el objeto ya no fuera recuperable después de que se encontraran las ruinas. Por eso se hicieron tantas. Tal vez, la lanza que atravesó a Cristo en la historia fue una que circuló desde el reino. Por eso que la lanza no es realmente tan única.”

Estas fueron las palabras originales de Adam. Ya en este punto, a Adam francamente no le importaba si podían discernir sus intenciones. No podían detenerlo incluso si lo adivinaban. El Proyecto de Instrumentalización Humana necesitaba tiempo suficiente para adaptarse al entorno y a aquellos que absorbería. Este era su mayor defecto. Comparado con eso, obtener la Lanza de Osiris o que el usuario necesitase estar en la cuarta etapa no era tan importante.

Al mismo tiempo, este Proyecto de Instrumentalización Humana era algo definitivamente aterrador como la creación definitiva de la raza blanca. Era imparable después de su inicio, aparte del comienzo inicial donde se necesitaban suficientes “nutrientes” para ser absorbidos. Sería como la reacción en cadena entre los átomos en la fisión nuclear durante el resto del tiempo. Todas las formas de vida se convertirían en parte de este singular ‘Humano’, desde tan pequeños como los gérmenes y virus, hasta las personas en la cuarta etapa o hasta los que estuvieran en la quinta etapa. Incluso alguien con una Luz del Alma mucho más fuerte que el que está haciendo el Proyecto de Instrumentalización Humana, no lo podría detener. Solamente cambiaría quién lo controla.

Esta era la mayor debilidad del mismo Adam. No podía usar directamente el Proyecto de Instrumentalización Humana en los más fuertes, como Zheng y su clon, o de lo contrario se convertiría en uno más de los nutrientes de otra persona y desaparecería. Es por eso que primero debía absorber cuidadosamente la Luz del Alma de grandes cantidades de formas de vida más débiles. Solo podía enfrentar a los que están en la cima del reino después de fortalecerse en gran magnitud. Song Tian y la Alianza del Ángel eran las mejores presas para él. Cuando comenzara la fusión, la absorción de estas personas sería increíblemente fácil, siempre y cuando dejara que el Árbol de la Vida se familiarizara con la Luz del Alma de estas personas y le permitiera erosionar sus Luces del Alma lentamente. Incluso si Song Tian es un poco más fuerte que él, no le afectaría el seguir siendo el dominante. Por eso era necesario esperar pacientemente en las primeras etapas, ¡por la victoria final y su instrumentalización!

Adam buscaba continuamente pistas a través del escáner mientras trabajaba en la formación mágica. La explosión del misil fue demasiado extraña. Era claro que no había ojivas. Si este misil sin ojiva fuera solo para extraer el poder latente de la Alianza del Ángel, ¿no sería más fácil uno con una ojiva? Un solo misil era inútil también. Si dispararan más de cien de ellos, algunos con ojivas y otros sin, eso sería mucho más amenazador. En otras palabras, algo estaba definitivamente escondido en ese misil.

(Hay un sesenta por ciento de probabilidades de que ese misil tuviera algo oculto. Otro cuarenta por ciento de que es solo para confundirme, la llamada estratagema de la ciudad vacía. Me harán pensar que hay algo dentro, mientras que rápidamente se van de aquí a pelear una batalla decisiva con el otro lado. No, hay un cincuenta por ciento de probabilidades de esto. Entonces, ¿son cincuenta y cincuenta al final?)

Adam se frotó las sienes que se habían hinchado ligeramente. Le murmuró a Song Tian a su lado, “¿Debo agradecerle a Xuan? Los dos Xuans no vinieron personalmente a lidiar conmigo, sino que desplegaron a los miembros de sus equipos para que murieran y aumentaran mi poder. Realmente tengo que agradecerles. Pero esto me hace sentir un poco arrepentido. Como alguien que siempre lo ha considerado como mi oponente, parece que no me trata como un oponente que puede igualarlo incluso en el final. Siempre se trata de maximizar los beneficios con él. No le importa ni un ápice la belleza en una batalla de ingenios o una colisión de planes. No tiene un hueso de estética en su cuerpo. Estaré encantado de investigar cómo es que escapa del peligro y revierte la situación en victoria si él cae en mis manos. Si yo caigo en sus manos, sacaría su arma de inmediato y me mataría. Eso, o removería mi cerebro para estudios antes de destruir mi cuerpo.”

Song Tian miró indiferentemente a Adam quien estaba charlando. Súbitamente lo interrumpió, “¿Por qué me estás diciendo todo esto de repente? ¿Tienes una mala premonición?”

Adán quedó aturdido, antes de sonreír amargamente. “Llámalo una mala premonición o un suspiro por pronto dejar de ser un humano normal. Estoy a punto de pararme en el mismo nivel que Chu Xuan. No, en uno muy, muy por encima de él. Después de la Instrumentalización, me convertiré en un dios, y él ya no podrá volver a decir que tengo la ‘sabiduría de un mortal’. Realmente soy débil. Sigo recordando ese pasado fracaso justo en este importante momento antes de mi metamorfosis,”

Song Tian no dijo nada mientras lo escuchaba en silencio. Cuando Adam terminó, dijo, “Camina resueltamente por este camino, porque es el que tú has elegido. En esto, no eres igual a Chu Xuan. Él no vacila en lo más mínimo en su corazón, ni lleva ninguna carga. Todas y cada una de sus acciones apuntan a su intención. Solo busca puramente la maximización de los beneficios. Tal vez, podrás entenderlo cuando tengas sus pensamientos y recuerdos.”

“Quizás. Todos, ¡nos quedaremos aquí! Pero prepárense para la batalla. ¡Podremos aniquilar a esos invasores tan pronto como se active esta arma!” Adam sacó la Lanza de Osiris mientras hablaba. Apretó la pequeña lanza, y esta se extendió en su verdadera forma como una larga lanza.

Luego la insertó en el centro de la formación, la punta de la lanza apuntando hacia arriba. Cuando esto fue hecho sonrió a los diversos usuarios de fuerza psíquica. “Ayúdenme. Infundan la fuerza psíquica en esta formación alquímica. Aquellos con grandes capacidades mentales, también ayuden. Párense en esos trece círculos alrededor.”

Los usuarios de fuerza psíquica intercambiaron una mirada, antes de caminar uno por uno. Cuando Sora Aoi pasó, Miyata Kuraki la tomó de la mano. “Ten cuidado. No sé por qué, pero tengo un mal presentimiento. Algo está por suceder.”

Sora Aoi asintió seriamente. Era consciente de que la habilidad de Miyata Kuraki era bastante única. Era una de las pocas que le permitía al usuario experimentar la Luz del Alma antes de la cuarta etapa. El usuario calificaría como el más fuerte entre aquellos con el mismo nivel de limitación genética y habilidad, si solo se ignorara esa lamentable imperfección de autolesión. Esta habilidad era bastante sensible al peligro desconocido, o en otras palabras, tenía un fuerte sexto sentido.

“Ten cuidado también.” dijo Sora Aoi con suavidad. Le dio a Miyata Kuraki algunas miradas en silencio antes de caminar hacia el círculo gigante de la formación.

Miyata Kuraki era una de las personas con mejor capacidad mental y estaba allí también. Su mal presentiniento se intensificó tan pronto como entró. No pudo resistirse a preguntar, “Adam, ¿esta formación es peligrosa? ¿Por qué…”

“Un mal presentimiento, ¿verdad?” Adam miró a Miyata Kuraki antes que al resto. Cualquier persona con una mejor capacidad mental tendría un sexto sentido particularmente fuerte. En su mayor parte podrían tener alguna advertencia mental ante el peligro mortal. Eso era especialmente cierto para estos usuarios de fuerza psíquica que tenían presentimientos aún más fuertes.

Adam sonrío, “¡Por ​​supuesto que es peligroso! Cualquier arma o habilidad con gran poder tendría este peligro o limitación. ¿Creo que todos deben entender esto? Por eso necesito a trece personas que compartan este peligro conmigo. Como el ojo de la formación, corro el mayor peligro. No se preocupen.”

Todos se relajaron. Aunque algunos tenían dudas, solo podían quedarse allí sin hacer ruido debido al estrés que el Equipo China y Diablo les daban desde afuera. Vieron a Adam entrar en la formación y poner sus manos en la Lanza de Osiris…


“¿Hah? ¿Eres ese tipo que quiso unirse a la Secta de la Leyenda de Zu pero no pudo porque su potencial era demasiado bajo? Me pareció recordar algo sobre eso.”

Luo Yinglong miró con el rostro lleno de sorpresa al hombre que pisaba una espada. No era falso, ya que había oído hablar a su maestro sobre alguien también de otro mundo que había buscado aprendizaje como él. Desafortunadamente, su linaje no había sido puro y era de otra raza. Su maestro usó la excusa del potencial para ahuyentarlo. De lo contrario, el reino podría haber tenido a otro verdadero cultivador.

El otro hombre realmente tenía la apariencia de tener cejas como espadas y ojos como estrellas. Eso, junto con su forma de vestir, lo hacía parecer un cultivador incluso más que Luo Yinglong. Inmediatamente se enfureció al oír eso, “¡Cállate! Mis capacidades y aptitudes son decenas de miles de veces mejores que las tuyas. ¿Por qué motivos me rechazaron mientras que a ti te aceptaron? Debió haber sido cosa de los chinos y sus mentes estrechas las que me causaron problemas. ¿Todos ustedes me desestimaron por ser de sangre mixta? ¡Maldito seas!”

“Jajaja.” Luo Yinglong no fue educado y asintió directamente con la cabeza para confirmarlo. “Así es exactamente. Si quieres una explicación, ¿por qué no regresas a tu país de origen y les pides que difundan sus mejores tecnologías al mundo sin pedir compensación alguna? Recuerda, ¡es sin compensación! Regresaré con mi maestro si es así y le pediré que acepte a uno más. ¿Pero crees que es posible? No necesito decir demasiado sobre cómo el dao no debe transmitirse a la ligera, ¿verdad? Qué razón tan ridícula. ¿Mente estrecha? Entonces, ¿son así todos los que solicitan una patente?”

La cara del hombre en la espada se enrojeció por la ira. “¡Tu habilidad con la boca no prueba nada! Si tienes las habilidades para respaldarlo, ¡usaremos nuestros puños para determinar quién es el verdadero cultivador! Jeje, ¿no pasa a menudo con ustedes los chinos? Las cosas que inventan no son las mejores, y en cambio llegan a las mayores alturas cuando están en nuestras manos. ¡Quiero ver qué tan fuerte eres en realidad, el único y último cultivador! ¿En realidad eres cien veces más fuerte que yo que he cultivado por mí mismo?”

Luo Yinglong rió fríamente. Con un gesto, la espada azul que estaba pisando produjo mágicamente otra espada que sostuvo en su mano. Dibujó un patrón en el aire con su nueva espada mientras hablaba, “Ya te dije que me atacaras desde el principio. Cuanto más rápido luchemos, más rápido podré volver a mi camino. Maldita sea. Los más fuertes del Equipo China solo piensan en pelear con el Equipo Diablo. Simplemente están ignorando a Adam. Tu Xuan también es un loco. ¿No saben el peligro que Adam plantea? Noooo, ellos lo saben, ¡simplemente no les importa! Al final tengo que hacerlo yo mismo. Voy a tratar contigo rápidamente, ¡necesito irme!”

La cara del hombre sobre la espada ahora era completamente verde. Aulló, “¡Entonces ven!” Una nueva espada también se produjo desde la espada azul bajo sus pies y la agarró.

“¡Ehhhhhhhh, no está mal! Realmente conseguiste aprender el Arte de la Espada Ilusoria por ti mismo. Tú… no pareces estar en la etapa del Alma Naciente, ¿no?” Luo Yinglong se rió con frialdad. Pero mientras miraba, la sorpresa se fue manifestando gradualmente en su rostro.

La espada en la mano del hombre era diferente de la de Luo Yinglong. Para ser precisos, parecía ser ilusoria, mientras que la de Luo Yinglong parecía más real. No solo eso, sino que la espada del hombre se formó a partir de innumerables runas eléctricas densamente condensadas. La densidad del Qi Refinado palidecía en comparación con la de Luo Yinglong, que fue lo que le dio esa apariencia ilusoria.

Esta técnica de transformar el Qi Refinado en una espada ilusoria era un arte inmortal de la espada. Era una de las mejores técnicas para mostrar el poder del usuario. Los cultivadores más débiles no podrían ni hacer que apareciera un fantasma ilusorio, mientras que los más fuertes podían afectar el área por kilómetros a la redonda con un simple movimiento de su espada. La espada ilusoria que Luo Yinlong podía formar a partir de su denso Qi Refinado era incomparablemente poderosa con él estando muy realizado en su etapa Alma Naciente. Aun así, nunca había llegado a convertir el Qi Refinado en runas eléctricas antes de unirlas en una espada. ¿Esa espada no estaba formada a partir de Qi Refinado puro? Cuanto más puro, más fuerte.

“¿Cuanto más puro, más fuerte?” El hombre rugió de risa. Parecía bastante refrescado al ver el leve desconcierto de Luo Yinglong. “Eso es lo que decía mi manual de cultivo. Cuanto más puro sea el Qi Refinado, más poderoso. ¡Y una mierda! ¡Todos los chinos son siempre tan inflexibles, que nunca se atreven a cambiar lo que han inventado! En sus manos, los forasteros con frecuencia han logrado explorar su potencial mucho mejor. Fue así con la brújula, fue así con la pólvora. Y ahora, ¡es así para el cultivo! ¡Jaja!”

La cara de Luo Yinglong se volvió cada vez más fría. Una presión invisible envolvió los alrededores con un movimiento de su espada, antes de que dijera, “¿Es la tecnología de runas que Xuan modificó para ti? Aunque mis técnicas de cultivo son de una escuela ortodoxa, tienen la lamentable imperfección de carecer de una parte de la tecnología rúnica más importante. Esta porción está con el Xuan del Equipo China. No esperaba que clon Xuan la tuviera también. Ven. ¡Ahora has despertado mi interés! Veamos si las genuinas y completas técnicas de cultivo realmente tienen el poder de destruir los cielos y la tierra. Estoy esperando.”

El hombre sobre la espada en realidad usó un truco. Sus artes inmortales de espada habían sido modificadas por Xuan, pero no a través de la tecnología rúnica, sino de la alta tecnología canjeada por Dios como su fundación principal. Aunque todavía era tecnología muy avanzada, carecía de la palabra “rúnica”, lo que le daba una connotación completamente diferente. Había una gran brecha ya sea en el poder o la duración.

El hombre sobre la espada era muy consciente de este hecho. El supervirus en la ciudad también se propagaría pronto hasta aquí. No había alcanzado la cuarta etapa, ni la etapa del Alma Naciente en las cuales ninguna enfermedad lo podría afectar. Una batalla extendida estaba en su desventaja, por lo que inmediatamente lanzó su eléctrica espada rúnica al cielo sin decir nada más. Se rompió instantáneamente, y las runas eléctricas que llenaban el cielo se esparcieron en todas direcciones de una manera aparentemente caótica.

Sin embargo, su recorrido de vuelo tenía una trayectoria única. En segundos las runas eléctricas formaron una red de Qi Refinado de más de un kilómetro de diámetro. Trece extraños seres eléctricos estaban estacionados en la periferia de la red. La red parecía bastante borrosa debido a la relativa debilidad del hombre sobre la espada.

“Ohhhhh, ¿puedes desplegar la Formación de los Trece Demonios Sangrientos a pesar de no estar en la etapa del Alma Naciente? Te subestimé.” Luo Yinglong era todavía un poco despreciativo en su corazón. Aunque había oído antes que las técnicas de cultivo eran solo una pequeña parte intrascendente del sistema de cultivo y que todavía existían tecnologías rúnicas como el refinamiento de armas, el refinamiento de pastillas y las formaciones de runas, etc. Esas eran la verdadera encarnación de la cultivación en comparación con las técnicas que solo podían aumentar la fuerza personal.

Sin embargo, Luo Yinglong no esperaba que esta formación con tecnología rúnica agregada fuera una de bajo grado de la Formación de los Trece Demonios Sangrientos. Era más débil que la Formación de los Ocho Trigramas, la Formación de los Cuatro Cardenales e incluso la Formación de Taiji, por no mencionar el Caldero de los Ocho Trigramas o la Formación de los Doce Dioses Malignos que necesitaban tesoros para establecerse. Para él, romper esta formación ni siquiera necesitaría su técnica de tomar prestada la fuerza del cielo y la tierra.

Justo cuando Luo Yinglong levantó su espada en alto para prepararse a atacar, el hombre sobre la espada de repente escupió sangre. Usó sus dientes para morderse la lengua mientras pisoteaba continuamente con el cabello despeinado. Este tipo realmente planeó arriesgar su vida desde el comienzo de la pelea. Esa postura le dio un susto a Luo Yinglong, y no se atrevió a actuar de forma descuidada mientras sacaba una bandera. La bandera del tamaño de una palma se expandió hasta una docena de metros mientras lo protegía adentro.

(Desafortunadamente esta bandera no es comparable a esas ocho banderas, el Caldero de los Ocho Trigramas. Hablando de eso, ¿parece que todavía la tiene Zheng?)

En ese instante, se produjeron crujidos de electricidad desde la bandera que lo protegía a medida que corrientes eléctricas la impactaban repetidas veces. En la formación que esas runas hicieron, se podía ver una violenta corriente visible a los ojos. Esta Formación de los Trece Demonios Sangrientos era completamente diferente de la que Luo Yinglong conocía. El Qi Refinado puro se convirtió en electricidad. En vez de convocar a los Demonios Sangrientos para que atacaran como debería, en su lugar apareció la electricidad… Aunque no se sabía exactamente qué tan fuerte era.

El hombre sobre la espada ignoró la bandera de Yinglong. Sus pies se movieron en el estilo de los Pasos de los Ocho Trigramas mientras sus manos ejecutaban algunos sellos continuamente. Una tenue luz azur brillaba alrededor de su cuerpo cuando los trece demonios sangrientos de repente tomaron forma. Uno que parecía un murciélago gigante batió sus alas, dando un gran chillido cuando se abalanzó sobre Yinglong. La electricidad se arqueaba en el cuerpo del demonio sangriento que se había convertido en materia, los colores rojo sangre y blanco brillante se interconectaban continuamente, sumándose a su imponente figura.

Luo Yinglong tenía una bandera gigante que lo protegía. No esquivó, sino que tenía la intención de probar esa verdadera técnica de cultivo que se había perfeccionado a través de la tecnología rúnica. Tomó de frente el asalto de los demonios sangrientos. Una luz rojiza y una luz eléctrica explotaron al chocar. Al final, fue el murciélago el que se rompió en runas eléctricas, mientras que la bandera ni siquiera estaba chamuscada. Parecía que esta Formación de los Trece Demonios Sangrientos no se había vuelto inigualable después de la inclusión de la tecnología rúnica.

Inmediatamente se infundió algo de confianza en el corazón de Yinglong. Cuando estaba a punto de burlarse del hombre sobre la espada, los doce demonios sangrientos que aún no se habían disipado se abalanzaron sobre él de golpe. No tuvo el tiempo de hablar demasiado. A la vez, el hombre sobre la espada dejó el corazón de la formación. Dirigió su atención a otra parte mientras sacaba más de una docena de piezas metálicas de oro oscuro y las arrojaba al cielo.

Luo Yinglong estaba masacrando a esos demonios sangrientos, espada en mano. Aunque la bandera evitó cualquier lesión, aún tenía que consumir una considerable cantidad de Qi Refinado para matarlos, por lo que fue retenido por los demonios sangrientos temporalmente. No sabría decir lo que estaba haciendo ese hombre aunque podía verlo.

“Tomando prestada la fuerza del cielo y la tierra, El Dao Celestial se Convierte en Rayo…” El hombre cantó con urgencia. La luz azur sobre él ya se había atenuado mucho, y su Qi Refinado obviamente se estaba agotando. Su otro movimiento asesino aparte de la Formación de los Demonios Sangrientos deberían ser las piezas de metal que tiró antes.

En ese momento, Luo Yinglong ya había matado a los trece demonios de sangre. No se contuvo, destruyendo la formación con un movimiento de la bandera. Cuando estaba a punto de girar la bandera hacia el hombre sobre la espada, el hombre escupió sangre de nuevo. La tenue luz azur se volvió a iluminar, mientras que un brillo dorado incomparablemente intenso brilló en el cielo. Era como si se hubieran añadido una docena de soles en un instante.

“Luo Yinglong. Te pregunto, ¿te atreves a recibir mis dieciocho Rayos Celestiales de Oro Púrpura?” preguntó el hombre con un poco de debilidad.

“Que te jodan. ¿Crees que soy un idiota? ¿Solo voy a dejar que me pegues como si fuera el protagonista de una novela? Luo Yinglong le lanzó una mirada de reojo al hombre, levantando su mano mientras arrojaba la espada azur. Cortó hacía la cabeza del hombre como un rayo azur. Pero al final, seguía siendo una espada y no un rayo real. Un rayo oro púrpura descendió del cielo antes de que la espada pudiera cortar al hombre. Al golpearla convirtió la espada formada a partir de Qi Refinado en nada.

Dieciocho brillantes máquinas doradas aparecieron en el cielo en ese momento. Tenían forma de satélites y se posicionaban en una formación extraña. Constantemente cambiaban de posición. Incluso había rastros de runas eléctricas en sus cuerpos. Obviamente se construyeron a partir de esas runas eléctricas hechas de Qi Refinado.

“¡Qué… eso no es tecnología rúnica! ¡Eso es tecnología mecánica! Tú…” Yinglong se quedó mirando el cielo como idiota, tomando mucho tiempo antes de que gritara.

Sin esperarlo, el hombre bajó bruscamente la mano. Los dieciocho satélites comenzaron a atraer los rayos dentro de la capa de nubes, convirtiéndolos en rayos oro purpura antes de mandarlos a estrellarse. Dieciocho rayos gruesos se fusionaron en el aire, y una enorme columna de rayos se estrelló contra la bandera protectora de Luo Yinglong, derribándolo profundamente bajo tierra en un abrir y cerrar de ojos.

Este proceso es lo que se conoce como retribución kármica. Primero derribó a Gando, y esta vez alguien lo derribó a él…

El hombre empezó a jadear al recordar lo que clon Xuan le había dicho una vez, “No tienes técnicas de cultivo completas, ni siquiera tienes un profesor. Tu cultivo es más como una habilidad que un conjunto real de técnicas. En otras palabras, nunca superarás a Luo Yinglong en cultivación. Solo queda un camino. Debes tomar esas técnicas de cultivo y verlas como herramientas. Por ejemplo, puedes ver el Qi Refinado como una fuente de energía, y será una fuente de energía increíblemente poderosa. Si usas tu mente o consciencia como el equipo de control, será como una inteligencia artificial innumerables veces más avanzada que cualquier computadora. Voy a crear algunos equipamientos de batalla sobre cultivación para ti. Serán similares a esos tesoros mágicos, pero utilizarán métodos científicos para funcionar. El Qi Refinado será la fuente de energía, mientras que tu mente y consciencia la dirigirán. Atrae una gran cantidad de poder natural para atacar al enemigo, luego… ¡usándote a ti mismo como conductor, dale al enemigo un golpe fatal!”

El hombre levantó la cabeza hacia el cielo. Hubo un suspiro imperceptible cuando dijo, “Hermana Lil, deberías conseguir la medicina que te dejé pronto. Si Chu Xuan lo hace, tu enfermedad puede… Vive. ¡Vive! Vive felizmente en el mundo real, mi pequeña hermana…”

“¡LUO! ¡YING! ¡LOOOOOOONG! Puede que no tenga tus ortodoxas técnicas de cultivo, ¡pero nunca perderé contra ti! ¡Una vida por una vida!” El hombre volvió a señalar al cielo. Los dieciocho satélites atrajeron la electricidad una vez más. Sin embargo, la dirección de los rayos era el hombre sobre la espada. Todo ocurrió en un momento. Un sinfín de luz azur brotó del túnel subterráneo en el que Yinglong había sido enterrado, y al instante los rayos golpearon al hombre. No los esquivó mientras usaba su cuerpo para soportar los choques. Los incomparables y poderosos rayos fueron absorbidos por su cuerpo como agua fluyendo. Empuñando su espada el hombre se dirigió a ese túnel subterráneo.

“¡Mi misión ha sido cumplida, Chu Xuan! ¡Cumple tu promesa!”

Hubo un fuerte estruendo, como si un misil nuclear hubiese explotado en el túnel mientras se tragaba el área de kilómetros a la redonda…


Cuando una lejana explosión sonó abruptamente, Imhotep se transformó de nuevo en su forma humana y se paró en lo alto de un gran edificio para observar a la distancia. No sabía qué clase de batalla estaba pasando allí. Los rayos bombardearon continuamente el suelo, con un aspecto anormal y horripilante.

“Esa persona de antes debería haber huido en esta dirección. ¿Por qué no queda ni la más mínima presencia?” Imhotep regresó su atención a la situación actual. La persona que estuvo persiguiendo había llegado a la carretera de aquí. Aunque no sabía qué tan fuerte era, ¿cómo podría ser débil alguien que estuvo al lado de clon Xuan hasta este momento? Así que había estado persiguiendo a esta persona, ignorando al resto. Sus hechizos eran ataque a gran escala de todos modos y no podría mostrar todo su poder si sus compañeros de equipo estaban cerca. Sería capaz de convertirse libremente en arena o lanzar hechizos si luchara solo.

(No sé cómo está Anck-Su-Namun. Su fuerza en este reino es demasiado débil. Tampoco estoy con ella ahora… Será mejor que termine rápidamente con este tipo y me apresure a ayudarlos.) Imhotep lo consideró repetidamente en su corazón.

En ese momento, una presión invisible descendió repentinamente del cielo. El techo sobre el que estaba parado fue inmediatamente pulverizado en un área de varios metros. Él mismo fue aplastado en arena y polvo junto con el hormigón. No terminó allí, ya que la presión aumentó en intensidad y el alcance se expandió. En ese momento, un pequeño torbellino apareció en el lugar donde Imhotep había sido aplastado y se llevó la arena y el polvo, formando gradualmente un rostro en el cielo.

“Imhotep, ¿verdad?” Un joven chino estaba parado en una calle cercana, obviamente era el antiguo miembro del Equipo China, Hao Tian. Le dedicó una sonrisa amarga, “¿Sabes por qué te he atraído tan lejos? ¡Por allá es donde los Xuans están luchando! He examinado tu información. El mago no muerto de La Momia, ¿verdad? Puede que no mueras si estás allí, ¿pero yo? Definitivamente moriría.”

Imhotep se sintió un poco incómodo en su corazón. Realmente era así cuando lo pensó. Un Xuan era suficiente para volver loca a una persona. Dos Xuans luchando… Era mejor correr lo más lejos posible. Aunque podía transformarse en arena, ¿pero quién sabía si ese bicho raro de Xuan no tendría algún movimiento especial, como un Cañón Mágico de mano?

“Muy bien, basta de charla. Déjame matarte rápidamente. Tengo prisa.” dijo el enorme rostro de arena. Atrajo a su boca toda la arena y el polvo del techo como si hubiera inhalado. En pocos segundos, lo escupió todo en forma de tormenta de arena, una densa nube que cubría el cielo y tapaba el sol.

“Ohhhhhhhhh, ¡es como en la película!” Hao Tian parecía tener la disposición natural de estar siempre relajado. Estuvo relajado incluso momentos antes de que Xuan lo matara. Simplemente se rió al ver la tormenta de arena, corriendo hacia la pared del edificio junto a él. De alguna manera logró correr por la pared como si no tuviera peso, desafiando la gravedad. También era increíblemente rápido. Ya se había disparado hasta más de diez pisos para cuando la tormenta de arena lo alcanzó. No pasó mucho tiempo antes de que hubiera llegado al techo.

“Tan, tan problemático. Tenía una opción, pero no pude hacer una buena. Tuve que elegir al tipo que puede cambiar su forma tanto como quiera. Los ataques físicos puros no tienen sentido y los efectos de los ataques de fuerza psíquica se reducen a la mitad. Solo energía o la Luz del Alma pueden tener algún efecto. ¡Qué deprimente! Me las arreglé para obtener una Luz del Alma de la cuarta etapa con tanta dificultad, pero terminé enfrentándome con este tipo. Parece que ni siquiera me quedarán fuerzas para correr después de ganarle.”

Hao Tian sonrió amargamente cuando la tormenta de arena volvió a transformarse en un rostro. Imhotep gritó, “¿Huyendo? ¿A dónde podrías huir? ¡Déjame matarte rápido!”

“¡Por supuesto que a algún lugar donde la lucha de los Xuans no extienda! También tengo que escapar del área de esos dos Zhengs anormales… Errrrrrrr, ¿por qué te estoy hablando tanto? ¡De acuerdo! Imhotep, he venido a negociar. Déjame ir, ¡y te diré dónde luchan los Zhengs! ¿Trato?” Hao Tian dijo impotente mientras miraba la cara de arena que volaba hacia él.

“Deja de bromear…” Antes de que las palabras pudieran terminar, Hao Tian levantó la mano y una incandescente luz dorada se extendió. La cara de arena se desintegró inmediatamente como si hubiera sido golpeada por un martillo. Flotó a decenas de metros de distancia cuando se reformó.

“Qué deprimente. Siempre había pensado que mi Luz del Alma sería algo económico y ahorrador energía, o incluso la telequinesis más conveniente. No esperaba que fuera un producto avanzado de la telequinesis. Es poderoso, pero requiere mucha energía. No puedo usarla completamente hasta que esté en la cuarta etapa intermedia. Es Luz Sagrada, y sospecho que muchos de los denominados ‘ángeles’ la poseían.”

Hao Tian agitó sus manos con fuerza y un resplandor dorado brotó de su cuerpo. Lo cubrió adentro como una barrera, y empezó a flotar lentamente hasta pararse en el aire con indiferencia.

Levantó su mano y una bola dorada flotó desde ella. Casualmente la arrojó, antes de darle una violenta patada dirigiéndola a la cara de arena. La bola dorada se disparó hacia la cara con una velocidad increíble. En el instante en que entraron en contacto, la bola explotó y la luz dorada brilló a lo largo de kilómetros a la redonda. Era tan penetrante que cualquiera que mirara se vería obligado a cerrar los ojos. Los bramidos enfurecidos podían oírse débilmente desde la arena. Cuando la intensidad de la luz se debilitó, no se podía ver ningún rastro de la cara.

“Imhotep, ¡sé que estás bien! En el Equipo Diablo vi formas de vida como tú unas pocas veces. No son más que un tipo de arma que los antiguos santos modificaron. Incluso son solo de nivel medio. Es solo que tu voluntad y Luz del Alma son eternas, y que tu cuerpo físico y materia externa no te limitan demasiado. El ataque de hace un momento no dañó tu Luz del Alma, ¡así que deja de esconderte! ¡Sal y enfréntame abiertamente! ¡Tengo prisa!” gritó Hao Tian sin siquiera pensarlo.

En un rincón de las ruinas circundantes, la cara de Imhotep se había vuelto verde. Estaba muy sombrío por dentro. Había estado exigiendo a gritos una batalla, pero de alguna manera las mesas se habían girado y ahora era él quien estaba escondido.

Esa luz dorada le había hecho mucho daño. En aquel instante, había sentido que incluso su alma estaba siendo atacada. Si no hubiera tomado la pronta decisión de abandonar su forma de arena y pedir prestado el cambio de forma para escapar aquí, habría sufrido graves lesiones.

“Es hora de arriesgarse entonces. Es la batalla final, ¡así que apostaré mi vida!”

Tan pronto como entró en el reino, Imhotep podía ser considerado como una persona poderosamente única. Después de todo, era el personaje principal de una película, algo con lo que la gente del mundo real naturalmente no podía compararse. También había pasado por tantas batallas en el Equipo China. Aunque había dado la mayoría de sus puntos y recompensas clasificadas a Anck-Su-Namun, logró encontrar técnicas adecuadas para él. Pese a no haberlo aprendido durante mucho tiempo, no tenía más remedio que apostar su vida en ello y probarlo ahora. “El Suna Suna no Mi…”


Advertencia. Se le recomienda precaución si usted se llama BryanSSC.

Así como Imhotep emplearía todo su poder para arriesgar su vida en batalla, Cheng Xiao por su parte saltaba de alegría. Estaba luchando con una muchacha bonita con ropa tradicional china. Aunque estaba en el lado delicado, eso hizo que la gente la quisiera más. Era obviamente una belleza en ciernes que acababa de dejar sus años de loli y aún no se había convertido en una mujer joven.

“¡Pelea conmigo! ¿Por qué corres tan rápido?” La chica se movía de azotea en azotea de los edificios altos. Era muy liviana, cubriendo fácilmente cien metros con cada salto. La expresión de Cheng Xiao se estaba volviendo verde. Ignoró completamente a la chica mientras corría por la calle.

“¡Oye! ¡Estoy hablando contigo! No eres mudo, ¿verdad?” La chica finalmente no pudo soportarlo. Saltó al frente de Cheng Xiao, finalmente bloqueándolo. Le preguntó con un tono disgustado y peculiar. Esa expresión suya era suficiente para tentar a cualquier hombre.

La cara de Cheng Xiao estaba fría. Miró a la chica bonita y dijo, “Érase una vez, yo, Cheng Xiao, juré que nunca golpearía a una chica…”

“¿No golpeas a las chicas? Jeje, bien bien. ¡Entonces quédate ahí y déjame matarte!” La chica se rió al oírlo. Levantó la mano como si estuviera a punto de atacar.

“No…” Cheng Xiao se apresuró a sacudir la cabeza. “Nunca golpearé a una chica ni a nada que no sea hombre… ¡MALDICIÓN! ¡No participaré en un mano a mano con un ladyboy! ¡Tenías que ser un ladyboy de todas las cosas!”

El cuerpo entero de la chica se sacudió de repente. Las lágrimas llenaron sus ojos, y bajó la cabeza como si hubiera sufrido un agravio. “Pero… pero… tengo el corazón de una chica por adentro, aunque mi… mi cuerpo es… No puedes humillarme de esta manera. ¿Cómo te enteraste?” Ignorando todo lo demás, la apariencia externa de esta chica era tan hermosa que rara vez se encontraba incluso entre diez mil personas. Junto con sus seductoras acciones y expresiones, aunque parecía joven, definitivamente era una joven deslumbrante… aparte de su género.

Cheng Xiao gruñó fríamente, señalando a la chica… o más bien, al chico de catorce o quince años. “¿Quién soy yo? ¡Soy Cheng Xiao! ¡De ocho a ochenta! ¡Una mirada! ¡Una palabra! ¡Eso es todo lo que necesito para determinar tu género! ¿Qué crees que es un pervertido entonces? ¡Solo así es que te pueden llamar pervertido!”

La joven estaba temblando por todas partes, tontamente allí parada como una computadora que colapsó. Después de un largo rato, se agachó como si hubiera sido golpeada, murmurando continuamente para sí misma, “Imposible… imposible…”

“¡Wahaha! ¿Entiendes? ¡La dignidad de un pervertido no me permite pelear con un ladyboy! ¡Así que, lárgate!” Cheng Xiao se rió, huyendo de nuevo.

La chica estuvo en silencio momentáneamente antes de gritar con una voz tierna, “¡Maldito pervertido! ¿A quién llamas ladyboy? ¡Dije que tengo el corazón de una chica! De todos modos, si te mato nadie lo sabrá, ¿verdad? Jeje…” Se echó a reír, persiguiendo a Cheng Xiao con una recuperada expresión relajada. Cuando estaba a un kilómetro de él, levantó una de sus manos. Una cuchilla de viento invisible cortó hacía Cheng Xiao. La cuchilla de más de diez metros de largo dividió una hilera de edificios en su camino, su poder no reduciéndose en lo más mínimo. Justo cuando estaba a punto de tocarlo, el hombre giró su cuerpo y escapó, retorciéndose en el aire con una postura extraña. Cuando estaba nuevamente de pie, la cuchilla de viento ya había pasado por su posición anterior.

“Ho. Parece que no eres un pervertido cualquiera. Por eso, como dije, el Equipo China es de los pocos que puede rivalizar con nosotros. No eres débil.” La chica se rió. Incluso jugando con su cabello mientras hablaba. Cualquier hombre que no estuviera al tanto habría sido engañado al verla. Realmente era un ladyboy excepcional.

Cheng Xiao miró a la chica, o con precisión, al travesti. Cuando la había conocido, su corazón se había conmovido, especialmente al ver las medias de seda y las hermosas piernas debajo de su corta falda. No era suficiente como para llamarlo una reacción fisiológica. Pero cuando descubrió que era un travesti, casi se había quedado permanentemente impotente. No había más remedio que huir sin siquiera luchar para escapar de la mancha eterna de haber tenido una reacción. Y en su corazón, ya no podía soportar luchar contra este ladyboy. No era la afición por el sexo débil, sino el deseo subconsciente de no dañar algo hermoso.

“Jeje, ¿estás viendo mis piernas de nuevo? Cierto, estoy usando ligas y algo de ropa interior sexy… ¿quieres verlas?” El ladyboy vio que Cheng Xiao la estaba mirando fijamente, y frunció sus labios en una sonrisa, antes de usar la mano para levantar los bordes de su falda. Las piernas delgadas y bien proporcionadas en realidad eran una vista poco común.

“Maldito travesti… golpearte casi hasta la muerte no se cuenta como pelear mano a mano con un ladyboy, ¿verdad?” Cheng Xiao bramó de rabia. Caminó hacia ella, su limitación genética desbloqueándose continuamente. Toda su atención estaba centrada en la chica que tenía delante.

Sus labios una vez más se fruncieron en una sonrisa y comenzó a flotar con un movimiento de sus manos. Alrededor de ella se veían pequeños torbellinos que la alzaban, mientras que su falda corta era arrastrada por los vientos. Como era de esperarse, realmente había ropa interior sexy de gasa translúcida debajo de la falda, junto con ligas negras en su cintura. Esta escena habría hecho que los ojos de Cheng Xiao se salieran… si no fuera por su género.

Cheng Xiao en cambio se enfureció al ver esto, rugiendo, “¡No te atrevas a humillar la sacrosanta ropa interior sexy y las ligas de mi corazón! ¡Sólo espera, ladyboy!”

Ella ya no dijo otra palabra. Estaba a siete u ocho metros del suelo. Agitó una mano hacia Cheng Xiao, quien aceleraba hacia ella. Una cuchilla de viento no más débil que la anterior atacó, alcanzando a Cheng Xiao en un instante. Inesperadamente, saltó una vez más, girando de forma extraña mientras se apegaba a la cuchilla. Era como la ave acuática que le dio nombre a su técnica al rozarse con el agua, de la misma forma que la cuchilla lo pasó y golpeó la distancia para el momento en que sus pies se estabilizaron al suelo

“¡Guau! ¡Increíble! ¿Cómo lo hiciste, hermano mayor?” Sus ojos se iluminaron cuando le preguntó a Cheng Xiao con veneración.

“¡Soy el ancestro sobre el control del viento! Mi Nanto Suicho Ken… ¿Por qué te digo esto? Lárgate, ¡o déjame enviarte a volar! ¡Haz tu elección!” Cheng Xiao se rió dos veces antes de despertar a la realidad y gritar.

El travestido curvó sus labios, murmurando, “Qué aburrido. Quería molestar un poco más al hermano mayor. No he conocido a alguien tan interesante en mucho tiempo, pero parece que tengo que apurarme. Este lugar probablemente se convertirá pronto en el campo de batalla de ese raro de Xuan. Si todavía estoy aquí, entonces…”

“Raro de Xuan…”

Cheng Xiao entendió lo que quería decir. Se había escapado apresuradamente en parte porque no quería luchar con este impresionante travesti, pero sobre todo porque quería escapar del alcance de la lucha de Xuan. ¡Había dos Xuans allí! En cualquier momento podría aparecer un Cañón Mágico de mano, una bomba planetaria simplificada, pistolas destruye mundos o algo así. No se llamaba Doraemon por nada. Cuando un Xuan se encontraba con otro, no era una simple adición de uno más uno igual a dos, sino más bien cien a la potencia de cien. De todos modos, tenía que huir lo mejor que podía.

“Hermano mayor, voy a dar todo de mi, ¿Ok? Correcto, mi mejora es el Kaze Kaze no Mi. Soy bastante fuerte cuando lo uso junto a las pulseras de piedras de energía que Xuan hizo para mí.”

“¿Quieres ir a por todas? ¡Exactamente como yo quería! ¡Terminemos esto rápido!” Cheng Xiao exhaló un suspiro, mientras sacaba los guantes que Xuan había hecho para él. Se los puso lentamente. El Nanto Suicho Ken no era considerada una técnica muy fuerte, pero el poder y la aplicación del usuario determinaba el poder de cualquier técnica. ¡No tenía ninguna razón para perder esta batalla! Tampoco podía darse el lujo de perder…


“¡ZHANG HENG! ¡Quédate quieto y muere conmigo!” La voz de clon Yanwei sonaba incesantemente desde atrás. Estaba persiguiendo por la calle mientras llevaba un gigantesco arco brillante. El brillo no se limitaba al arco, sino también a su cuerpo. Multiplicó su velocidad por más de diez veces, haciendo que pareciera un coche de carreras con forma humana que corría por la carretera.

Lejos enfrente de ella, Heng estaba dando todo por correr. Su cuerpo cubierto de una luz verde a diferencia de clon Yanwei. Hacía tiempo que había aprendido el método para difundir la energía élfica en Pesadilla en la calle Elm. Podía usarla libremente después de pasar por un sinnúmero de entrenamientos desde entonces. Sin embargo, la primera vez que la usó en esta batalla final terminó siendo para correr en lugar de la apasionada batalla que había estado esperando.

“¡No corro de ti!” ritó Heng. “Es para evitar la batalla de los Xuans. ¿Lo viste bien, verdad? ¡Esos edificios se derrumbaron sin ninguna razón! ¿Crees que puedes sobrevivir allí?”

La lejana clon Yanwei se quedó en silencio, antes de gritar, “¡Entonces moriremos juntos! ¡No te dejaré morir solo esta vez!”

“¿Pero no podemos vivir? ¿Por qué tenemos que morir?” respondió Heng mientras corría.

“¡Tú, cobarde!” Clon Yanwei ya estaba tan enfurecida que no sabía qué decir.

Levantó su arco y disparó una flecha. Dos calles la separaban de Heng con innumerables edificios entre ellos, pero ella no tenía ninguna exploración de fuerza psíquica ni ninguna otra habilidad de observación. Esta flecha parecía ser solo producto de su ira, pero en realidad la flecha radiante atravesó varios edificios, aterrizando en el suelo justo en frente de Heng. Si hubiera sido solo un poco más rápido y corriera unos pocos metros más, le habría golpeado. Parecía tener algún tipo de precognición. Seguía el flujo del destino para disparar flechas que golpearían al enemigo.

“¿Precognición?” Heng suspiró mientras detenía sus pasos. Acto seguido continuó avanzando a una velocidad mucho mayor que segundos antes. Esta acción inmediatamente llevó a que clon Yanwei empezara a gritarle de nuevo.

Heng no pudo evitar mantener una sonrisa amarga. En efecto, estaba corriendo, pero la razón principal era para salvaguardar a clon Yanwei. Primero, era por la batalla de los Xuans. En segundo lugar, su batalla… definitivamente llevaría a la muerte de uno de ellos, o incluso a ambos, ¡especialmente con su estado mental actual!

(Correré más rápido. Cuando estemos en un lugar seguro, esperaré a que se calme un poco antes de hablar con ella…)

Desafortunadamente, todo esto era solo una suposición personal de Heng. Clon Yanwei en cambio se enfureció más cuanto más corrió. No pudo resistirse a disparar varias flechas, la última de las cuales simplemente rozó la punta de la nariz de Heng y lo obligó a detenerse. La distancia con los Xuans ya era suficiente.

Lo más importante, clon Yanwei ya había alcanzado su punto máximo de ira. “¿Finalmente te dignas a detenerte, cobarde? ¡Muere conmigo!” Clon Yanwei lo alcanzó en diez segundos. Sin decir una palabra más, levantó el arco y apuntó a Heng, pareciendo que iba a disparar una flecha de inmediato.

Heng sonrió amargamente. Sabía que ella realmente no necesitaba acercarse tanto para matar a alguien con su precognición especial. Era una flecha del destino que predecía completamente tu próximo movimiento y era capaz de disparar a la ubicación en la que te moverías. Era prácticamente el reino más alto posible para los francotiradores y arqueros.

“No puedo morir contigo. Quiero seguir viviendo ahora. ¡Yanwei, vivamos juntos!” Heng se encogió de hombros, impotente, antes de hablarle seriamente a clon Yanwei.

“Tú. ¿Me estás humillando?” La cara de clon Yanwei se sonrojó de ira. No esperó la respuesta de Heng mientras le disparaba una flecha a la cara. Su velocidad y poder no eran grandes y él fácilmente esquivó a un lado. Parecía que clon Yanwei no había tenido la intención de dar un golpe mortal desde el principio.

“Escúchame…” Heng hizo un gesto apresurado con las manos. “Ya no soy como era antes. ¡Morir es como seguir huyendo! Ningún error es irredimible, así que, ¿por qué no vivir para expiarme hasta el día en que muera de vejez? ¿No esta eso… bien? ¡Vivir! ¡Junto conmigo!”

Clon Yanwei estaba aturdida. Su arco decayó un poco, antes de levantarlo bruscamente de nuevo y lo apuntara hacia él, diciendo lentamente, “¿Crees que podemos volver a nuestra relación del pasado? No, ya no podemos… Desde el momento en que corriste o cuando tú y yo morimos después, así como todo lo que hemos experimentado en el reino… Zhang Heng, no podemos volver al pasado. Es por eso que moriremos juntos. Finalmente estaremos… en paz. Nada nos separará. ¡Todo lo que pasó se restablecerá a cero!”

“Ni siquiera me estás escuchando.” Heng se sintió muy sombrío. Siguió gesticulando en un intento de expresar algo, pero en su ansiedad no pudo explicar nada sin la inteligencia de Xuan o Honglu. Al mismo tiempo, sintió un escalofrío correr por su cuerpo. Eso era porque una verdadera intención asesina finalmente se filtró de clon Yanwei. No había sentido tal cosa cuando la encontró en Resident Evil Apocalipsis. Parecía que había experimentado muchas pruebas de vida o muerte desde entonces. También demostró que había tomado la decisión de morir junto con él desde que vio su suicidio en aquel momento.

“¿Con qué propósito es necesario este tormento?” Heng negó con la cabeza. Después de tranquilizarse, dijo, “Ya te reviví en el Equipo China. Ella no me dejó morir junto con ella, así que tú también…”

“Ella es ella. Yo soy yo ¿Realmente crees que sigo siendo la Ming Yanwei en tu corazón? No, no podemos volver, así que… ¡moriremos!”

Clon Yanwei parecía haber tomado una decisión, o había soltado un suspiro de alivio. Poco a poco cerró los ojos mientras hablaba, antes de que su mano se relajara y una flecha de luz fuera soltada. La dirección de la flecha era inusual. No parecía apuntar a Heng, sino que estaba ligeramente por encima de la cabeza de Heng y se veía muy extraño. Aun así, las campanas de alarma sonaron en la mente de Heng, afinadas por un largo período de pruebas de vida y muerte. No dudó en rodar hacia un lado. Como era de esperarse, ni un segundo después, una gran valla publicitaria de arriba se derrumbó rompiéndose ruidosamente. A pesar de eso, un dolor se agolpó en su pierna al alejarse rodando cuando una flecha de luz lo atravesó. Clon Yanwei había disparado una flecha hacia donde se dirigía, que por casualidad entró en su pantorrilla derecha.

“¿Tu precognición?” Heng hizo una mueca de dolor, exhalando varias veces mientras se levantaba con lentitud y preguntaba a clon Yanwei. No dijo nada. Una flecha de luz estaba encajada en la cuerda del arco cuando la estiró con manos temblorosas. Heng definitivamente moriría cuando la soltara. En este momento crítico, el temblor en sus manos era una ventana a la agitación en su corazón.

“Yanwei… entiendo. Es ingenuo esperar alejarte del Equipo Diablo sin hacer nada. La ley de la selva, ¿verdad? Que ellos lo apliquen no quiere decir que esté mal, pero tampoco significa que sea correcto. Yanwei, te llevaré conmigo después de derrotarte. Yo… lo siento. Le prometí a la otra tú que viviría valientemente. Mis camaradas siguen luchando también. Debo ayudarlos.”

Heng respiró profundo cuando terminó. Sacó su recién canjeado arco Sirius en lugar de aquel arco plateado. Aunque este arco no era comparable con el arco plateado en términos de poder, todavía tenía un significado especial para él. Su primera batalla y su primera muerte… Este arco terminaría la batalla final. Tenía que apostar su vida para enfrentarla.

Clon Yanwei miró a Heng con sorpresa. Cuando Heng sostuvo el arco Sirius en sus manos, una asombrosa aura emanó de él que incluso pocos del Equipo Diablo tenían. Era el tipo de aura que sólo se formaba a partir del temple sin fin de la sangre y el fuego. No solo eso, sino también se necesitaba la determinación de renunciar a tu vida. En las memorias de clon Yanwei, las experiencias de su infancia habían engendrado una especie de cobardía en él. Sin embargo, alguien cobarde jamás tendría este tipo de aura. Sin saberlo, esta persona ya se había convertido en un ‘hombre’.

(Mi amor, ya es demasiado tarde. Si hubieras tenido esta determinación y aura en ese entonces, no habrías huido… No hay un ‘que tal si’. Vayamos juntos al infierno, mi amor…)

(Mi amor, todavía no puedo morir contigo. He experimentado demasiado. Ahora entiendo que la muerte es solo un escape. El verdadero coraje es enfrentarlo. Por eso, ¡vivamos para enfrentarlo juntos!)

Heng encajó numerosas flechas antes de estirar el arco Sirius por completo, apuntando directamente a clon Yanwei. Esta mujer era todo lo que tenía en sus ojos. Eran los ojos de alguien que nunca había podido avanzar y que ya no podía retroceder…. ¡Los ojos de un verdadero hombre!

Él sólo tenía a esta mujer en sus ojos. Eran los ojos de alguien que nunca había podido avanzar y que ya no se retiraría… ¡Los ojos de un verdadero hombre!

“¡Yanwei, no tengo tu precognición, la inteligencia de Xuan o el poder de Zheng! ¡Solo tengo mi arco y flechas, así como las técnicas de tiro con arco que he aprendido! ¡Ven, mi amor!”

“… Se está haciendo tarde. ¡Así que muramos juntos!”

Ambos soltaron las cuerdas de sus arcos. En sus ojos solo se veían el uno al otro, así como a esas flechas que nunca dejaban de cerrar la distancia…


Traductor Tormund Icestorm

Editor Lykanos


 

Índice