Goblin Kingdom Entreacto: La Angustia De Gi Do

Goblin Kingdom

Entreacto

La Angustia De Gi Do

Nombre Gi Do Buruga
Raza Goblin
Nivel 1
Clase Chamán
Habilidades <<Manipulación Mágica>>  <<Alas Realizadas>>  <<Protección Del Viento>>  <<Lanza De Viento>>  <<Canto De Tres Versos>>  <<Guía De La Diosa De La Sabiduría>>

<<Investigador>>

Protección Divina Dios Del Viento
Atributos Viento

 

El gran rey dijo que había mucho que aprender de los elfos.

 

Él tenía razón.

 

Actualmente, estoy estudiando con mi maestro, Gi Za Zakuend, aquí en el pueblo de los elfos.

 

Hace algún tiempo nos odiaban, pero ahora estamos en Gastair, haciendo ‘trabajo en clase’.

 

Mi maestro dice que dejar todo en manos del rey es incumplir nuestros deberes como sus sirvientes. Siempre tenemos que pensar en lo que podemos hacer por el rey.

 

Comparto los sentimientos de mi maestro. Si tan sólo obedeciéramos al rey, no seríamos mejores que las bestias.

 

El rey tiene la intención de derrotar a los humanos. Incluso ha considerado lo que sucederá después. Pero esto es algo que sólo oí de los elfos.

 

Según el viejo maestro, Falun, el rey está tratando de crear un Reino de Goblins.

 

Hay ciertas cosas que un reino necesita.

 

Pero… ¿Qué es un reino?

 

«Un reino es un lugar donde vive la gente» Explicó el viejo maestro, pero eso sólo me confundió más.

 

Quiero decir, de acuerdo con esa lógica, ¿No es el bosque un reino?

 

Se lo pregunté al viejo profesor y me sonrió. «Su rey desea un reino aún más grande.»

 

Ya veo, así que el rey quiere un gran reino.

 

En ese caso, ¿Qué necesitaría un reino?

 

«Uno, es un conjunto de ‘leyes’ a las que adherirse; otro, es un ‘pueblo’ sobre el que gobernar; y por último, poder.» El viejo maestro escribió los términos que acabamos de aprender en la placa de arena.

 

«La ley es la base de un gobierno. Sólo después de establecer la ley se puede recaudar impuestos sobre el pueblo y juzgar a los malhechores y dirigir el camino del pueblo.»

 

Impuestos… Una forma de que el país recoja riquezas. En otras palabras, el país podrá conseguir mucha carne.

 

Juez, juicio, pruebas… Eso se refiere al intercambio entre Lord Gi Go y su majestad. Por ejemplo, la gente no tiene derecho a quejarse incluso si son asesinados si apuntan con su espada al rey.

 

Dirigir, guiar, políticas… Por ejemplo, uno no tiene que morir mientras no apunte con su espada al rey.

 

«De lo que hemos hablado hace unos días, hay algunos entre ustedes que han recibido un apellido del rey y se les ha dado el derecho a poseer una tierra, ¿Correcto?» El viejo maestro lo confirmó.

 

Asentí con la cabeza.

 

«Eso es algo parecido a un contrato» Dijo el viejo maestro.

 

¿De qué está hablando? Esas fueron las órdenes del rey.

 

«Son similares, aunque no totalmente» Continuó el viejo maestro.

 

¿Mu, mu?

 

«El rey te ha recompensado con un apellido y un territorio.»

 

En la placa de arena, escribió la palabra «rey» en una parcela de tierra, y luego añadió las palabras «apellido».

 

«Cuando trabajes, el rey te recompensará. Ofreces al rey un trabajo, y a cambio, el rey te da una recompensa adecuada. Cuando lo miras desde esta perspectiva, ¿No parece un contrato?»

 

A-Ahora que lo menciona…

 

¿Pero este tipo de pensamiento no sería irrespetuoso para el rey?

 

No puedo aceptarlo, pero no puedo fallar en la lógica.

 

«La ley es sólo un conjunto de promesas, por lo que es imperativo que la ley sea obedecida.»

 

De acuerdo. Una promesa con el rey es algo que hay que proteger.

 

«Pero hay gente que no puede cumplir estas promesas.»

 

¡Tal gente es imperdonable!

 

«Sí, por eso un reino necesita poder. Debe haber un rey y un ejército, y cuando todo está unido, eso es a lo que nos referimos como un reino.»

 

¿Pero por qué parece que el reino es más grande que el rey? ¡El rey es más grande que todos!

 

«Un rey así no es un rey, sino un tirano. No puedes llamar a una persona así un gobernante sabio.»

 

¿¡Te estás burlando del rey!?

 

«Gi Do Buruga, ¿Sabes por qué el rey es un rey? Piénsalo, esa será tu tarea.»

 

El viejo maestro sonrió mientras decía eso, y luego terminó la clase.

 

«¿Por qué el rey es rey?»

 

Gi Do no pudo evitar quejarse.

 

El rey es un rey porque es un rey.

 

¿No es eso obvio?

 

◆◆◇

 

«Parece que un reino no puede ser construido tan fácilmente después de todo» El maestro y yo invertimos nuestros esfuerzos en la investigación sobre el éter después de que la clase con el viejo Falun terminó.

 

«No creo que sea prudente creer todo lo que dice ese viejo elfo» Dijo el maestro mientras reunía los vientos alrededor de su bastón. «Sé que el viejo elfo tiene conocimientos y experiencia, pero al final, las cosas que dice son los ideales de un elfo. Los goblins tenemos nuestra propia manera de pensar.»

 

Cierto, no me gusta la idea de llamar al rey un déspota.

 

«Puede ser, pero…»

 

«Además, no hemos aprendido nada que pueda ser rentable.»

El maestro puso una cara difícil a medida que los vientos acumulados se hicieron más grandes.

 

«¿Rentable?» Preguntó Gi Do.

 

«Sí, por ejemplo, Gi Do Buruga, puede que conozcas la ‘ley’, pero ¿Puedes darme algo concreto?» Preguntó su maestro.

 

Ahora que lo menciona… ¡No conozco realmente la ley!

 

«Los elfos no tienen un rey. Shure podría haberse convertido en uno, pero al final, se convirtió en un representante del consejo de los sabios.»

 

El maestro es tan complicado como el viejo Falun.

 

«¿No es el rey, rey? ¿Por qué el representante del consejo de los sabios…»

 

«No, definitivamente podría haberse convertido en uno…»

 

Cuando el maestro se puso pensativo, los vientos reunidos sobre él se dispararon, dispersándose en diferentes direcciones, y entonces su rostro se volvió más severo.

 

«No es bueno. No puedo concentrarme» Dijo.

 

¿No está satisfecho? ¿Incluso después de controlar tanto viento?

 

El espíritu de investigación del profesor es algo que sólo puedo admirar.

 

«La realidad es diferente de la idea» Dijo.

 

¿Quiere decir que un país es sólo una idea?

 

El profesor hizo un gesto con las manos, así que me retiré.

 

◆◆◇

 

Caminé sin rumbo, preguntándome qué podía hacer por el rey.

 

La investigación del profesor sobre la magia y la sangre demihumana parece estar progresando, pero ¿Qué hay de mí? ¿No hay nada que pueda hacer?

 

Pero…

 

No puedo controlar los vientos como lo hace el profesor, así que investigar la magia parece inútil. Porque al final terminaré admirando al profesor. Tengo que tomar un camino diferente.

 

Mientras caminaba y reflexionaba así, me encontré con la princesa elfa, sentada bajo la sombra de un árbol mientras leía un libro.

 

Si mal no recuerdo, es la princesa Shunaria.

 

En busca de una respuesta, decidí llamarla.

 

«Saludos, Princesa Shunaria» Le dije.

 

Se volvió hacia mí con una expresión de descontento, pero cuando vio a quien la llamaba, su rostro se convirtió en un estado de conmoción, sólo para volver a convertirse en descontento un momento después.

 

Qué persona tan expresiva.

 

«Justo cuando me preguntaba quién era, resultó ser un goblin» Dijo.

 

Hija del amigo jurado del rey, Shure Forni.

 

Ella hinchó sus mejillas y abrió la boca mientras se quejaba.

 

«El halago de un goblin es un poco…»

 

Sin embargo, no recuerdo haber halagado a nadie.

 

«Mi nombre es Gi Do Buruga, es un placer conocerte» Le dije.

 

«Shunaria Forni. También es un placer para mí» Respondió ella.

 

«Noté que ponías una cara difícil mientras leías… ¿Qué clase de libro es?»

 

Ella sonrió irónicamente y me mostró el libro. «Un libro de historia.»

 

«¿Historia? ¿Qué es la historia?» Le pregunté.

 

«Supongo que es normal que no lo sepas. Es un registro de los eventos que ocurrieron en el pasado. En cierto modo, se podría decir que es la cristalización del conocimiento.»

 

¿Un registro del pasado? No lo entiendo muy bien, ¿¡Pero la cristalización del conocimiento!? ¡Eso suena espectacular!

 

«Este cuenta la historia de un país humano… ¿Quieres leerlo?»

 

«¿Está bien eso? Pensé que sería algo precioso…»

 

«Está bien. Aquí» Dijo Lord Shunaria mientras me entregaba el libro.

 

Lo abrí rápidamente, pero…

 

«…Ati…, 41… años? Erm…»

 

¡No puedo leer!

 

Hace poco empecé a aprender a leer, así que hay muchos caracteres que no conozco.

 

«Ah, podría ser que tú…»

 

«Mis más sinceras disculpas. Después de que te esforzaste por prestármelo, me temo que hay demasiadas palabras difíciles…»

 

«Ya veo…»

 

Lord Shunaria parece decepcionada. No tengo excusa.

 

«Entonces, ¿Qué tal si te enseño?» Propuso ella de repente.

 

¿¡Qué!?

 

«¡Si está bien, entonces por todos los medios!»

 

Dije sin pensarlo.

 

Una cristalización de conocimiento… ¡Sí, esto debe ser!

 

¡Por fin he encontrado algo que puedo hacer por el rey!

 

«Ah, pero primero tengo una petición» Dijo Lord Shunaria.

 

«¿Qué es? ¡Si es algo que puedo hacer, adelante!» Le contesté.

 

«Los elfos podemos habernos hecho amigos jurados de los goblins, pero no sabemos casi nada de ustedes. Entonces, ¿No me hablarás de tu gente?»

 

Oh, ¿Es eso? Eso no es un problema en absoluto.

 

«Con mucho gusto» Dije.

 

Lord Shunaria sonrió mientras me miraba asentir profundamente.

 

Después de esto, los elfos empezarían a ver un goblin con un libro de historia por un lado y una gran flor por el otro.

 

Cuando la noticia llegó a la Fortaleza del Abismo, los ojos de Gi Gi Orudo se oscurecieron como el negro de la noche. En cuanto a si se acercó a Gi Do o no… Bueno…

 

Nota Del Autor: A petición de un lector, un relato corto sobre Gi Do, cuya apariencia suele quedar eclipsada.

 

———————————————————————————————————-

Traductor: Krailus

Índice