The Dark King Capitulo 359

Finalmente, la lluvia comenzó a caer.

 

Era la primera lluvia de la temporada de nieve negra. El trueno hizo eco y las nubes cubrían el cielo como una cortina. Para la gente de los barrios bajos empezaba una batalla de vida o muerte, bloqueando los frentes de sus casas con bolsas de arena o sino la lluvia inundaria sus casas. Nadie esperaba que el sistema de drenaje, que no ha sido reparado desde hace mucho tiempo, tuviera alguna utilidad.

 

Los soldados llevaban impermeables militares, y estaban de pie sobre las murallas mientras la torrencial lluvia caía. Les era muy difícil ver a la distancia ya que su línea de visión estaba obstruida a la lluvia.

 

«General, debería refugiarse, la lluvia es demasiado fuerte» El ayudante Junlang estaba de pie en la parte superior de la muralla junto al general Auburn.

 

La cara de Auburn era sombría: «¿Quieres volver ahora cuando la guerra está por comenzar? ¡Asegúrate de que los soldados estén listos para luchar en cualquier momento!”

 

El ayudante Junlang se sorprendió: «¿Guerra? ¿Esos bárbaros …?”

 

«¡Vete!» Auburn interrumpió al ayudante.

 

El ayudante Junlang se dio vuelta rápidamente y corrió.

 

No le tomó mucho tiempo al oficial responsable de inteligencia unirse al general Auburn en la parte superior de la muralla. Saludó apresuradamente y dijo: «General, los bárbaros comenzaron su marcha desde las montañas Red maple. Se apresuran hacia la ‘pared dorada’ ”. La muralla que rodeaba el distrito comercial era conocida como la ‘pared dorada’, la pared que cubría el distrito residencial se llamaba ‘pared plateada’ mientras que la pared que protegía los barrios marginales se llamaba ‘pared de bronce’

 

Los ojos de Auburn eran fríos: «¡Asegúrate de que se tomen medidas a prueba de agua para la artillería!»

 

«Sí» El oficial se fue.

 

El general Auburn apretó los puños mientras miraba la blanca cortina de lluvia frente a él.

 

~ Rumble ~

 

Las llanuras estaban teñidas de rojo oscuro. Los bárbaros marchaban hacia la pared dorada como un profundo océano. Su velocidad no era muy rápida. Después de todo, aun faltaban docena de millas hasta que llegaran a la pared dorada y necesitaban salvar su fuerza física.

 

Whoosh! Whoosh!

 

Había figuras escondidas en los arbustos vigilando en secreto a los bárbaros. En su imaginación, los bárbaros eran monstruos, pero en ese momento vieron que los bárbaros llevaban armaduras bien hechas y tenían buenas armas. ¡Eran como leones!

 

¡Boom!

 

Un sonido hizo eco desde el lado de los bárbaros. Un enorme monstruo de unos 7 u 8 metros de altura avanzaba. Parecía un sapo, pero estaba cubierto de escamas duras como una armadura natural. Aparentemente fue domesticado y obedecía las órdenes del bárbaro que lo controlaba.

 

Dudian contrató un carruaje desde el hotel y fue a otro lugar. Contrató a otro y fue directamente a las Montañas de la Iglesia.

 

Dudian bajó del carruaje y pagó el dinero después de llegar. Se agarró a la sombrilla mientras avanzaba por el camino de la montaña. No había nadie por el camino debido al clima lluvioso. Dudian llegó al castillo y el guardia lo detuvo, pero después de ver su rostro, el guardia dijo: “¡Lo siento, arquitecto! ¿Cómo es que estás aquí en este lluvioso dia?”

 

«Acabo de producir un invención y estoy aquí para que lo evalúen» Dijo Dudian con indiferencia.

 

Guardia se sorprendió: «¿Una nueva invención? ¿No acabas de crear el pararrayos?”

 

«Esta es una nueva invención» Agregó Dudian.

 

Los ojos del guardia se abrieron de par en par: «¿N-nueva invención?» El hombre se sorprendió, causaría otra conmoción debido a la producción continua de inventos de alto nivel.

 

El guardia se quedó mirando la espalda de Dudian. Reaccionó después de medio segundo y regresó a su puesto de guardia. Sacó una pluma y comenzó a escribir. El guardia quería ser el primero en pasar la noticia.

 

Dudian llegó a su propio edificio.

 

Sacudió el paraguas y luego lo puso contra la puerta. Fue a la habitación en el segundo piso. Se acercó a una estantería y sacó un rollo de papel.

 

Lentamente se estiró y extendió el papel. Había un modelo muy sofisticado y meticuloso en el papel.

 

«La era del vapor ha comenzado oficialmente …» Susurró Dudian. Lentamente enrollo el papel y lo puso dentro de un gran rollo de papiro. Tomó el paraguas y bajó las escaleras. Dudian fue en dirección al vestíbulo bajo la intensa lluvia.

 

Dudian vio a mucha gente dentro de la sala. La mayoría de ellos no tenían un paraguas y estaban sentados en varios lugares leyendo sus libros en silencio.

 

Dudian sacudió su paraguas y lo puso junto a la puerta. Caminó hacia el mostrador.

 

Una mujer joven con una bufanda estaba sentada junto al mostrador. Tenía la insignia de un arquitecto de nivel intermedio en su pecho. Levantó la vista hacia Dudian: «¿Está aquí para la evaluación de una invención?»

 

Dudian sonrió y le dio el carrete de papiro a ella: «Sí, esto tiene dentro el manuscrito de mi nueva invención»

 

Los ojos de la joven se abrieron de par en par cuando reconoció s Dudian: «¿Es usted el Sr. Dean?»

 

Dudian parpadeó.

 

La niña estaba emocionada, tomó cuidadosamente el papel y le preguntó: «Señor Dean, ¿me daría su autógrafo?»

 

«Sí.»

 

No le tomó mucho tiempo a Dudian completar los procedimientos para la presentación de la nueva invención. Salió del salón del templo.

 

Tomó un carruaje del templo y regresó a su propio castillo.

 

La mayoría de los reporteros se habían retirado, pero algunos se refugiaron cerca de la entrada del castillo. Estos eran los profesionales que no se rendirían a toda costa.

 

«Finalmente las molestas moscas se fueron» Jake estiró el cuello mientras miraba por la ventana y se quejaba.

 

El viejo Fulin susurró: «La lluvia es demasiado pesada … Supongo que debería regresar del exterior»

 

«Padre, el clima es demasiado frío … Te resfriaras, por favor vuelve arriba a descansar» Dijo Sander y le pidió al sirviente que le trajera mantas para poner en las rodillas del viejo patriarca.

 

El viejo Fulin se levantó pero escuchó el sonidos de los cascos. Miró afuera: «Se acerca un carruaje y tiene la bandera del Templo de los Elementos …»

 

Hace poco estaba mirando y resulta que hoy se cumple un año desde que me uni a excalibur, me sorprende lo rapido que ha pasado el tiempo.

Querio agradecer a todos los que siguen leyendo esta novela a pesar de lo esporadicos que pueden ser los capitulos, muchas gracias y espero que tengan un gran dia.

 

Índice