NEET Receives a Dating System – Capítulo 22: La criatura legendaria

 

 

‘Uf…Espero poder seguir engañándola.’ Seiji suspiró tras comentar internamente.

Debería haber sabido que huir justo después de la actuación despertaría la sospecha de los cibernautas. Debería haber pensado en una excusa de antemano, pero sólo podía improvisar, ya que no pensó en preparar una.

Esperaba que Flying Fish aceptara su excusa. Si ella no lo aceptaba, sintiendo que su historia era demasiado ridícula, entonces no podía ser ayudado.

¿Debería renunciar a las acciones de [cantar] y [bailar]?

Parecía una pena, aunque… le faltaban muchos puntos, y sentía un ardiente deseo de comprar un [artículo] y usarlo.

‘Bueno, observemos la situación por un poco más.’

Debido a que Seigo Harano había obtenido con éxito la cooperación de la tienda de confitería e incluso había adquirido el permiso de copyright del autor, el programa del Año 1 Clase 5 estaba asegurado. Esto significaba que todo el mundo podía hacer sus preparativos con tranquilidad.

Koji elogió la capacidad de Seiji para completar las tareas delante de todos, lo que ligeramente mejoró el prestigio de Seiji en clase.

Sólo Mika y Chiaki sabían el precio real que Seiji tenía que pagar por todo.

“Bueno, en realidad no era un precio, de hecho, se podría decir que es una oportunidad única. ¡Después de todo, hay innumerables fans que estarían dispuestos a pagar dinero para pasar un día con Peach-Sensei en el festival escolar!”

Durante el almuerzo, Seiji comió su lonchera preparada mientras conversaba con las dos chicas.

Kazufuru Ooike había huido apresuradamente a Dios-sabe-donde. Tsk, Seiji realmente necesitaba entrenar… no, convencerlo.

“Pero…” Mika quería decir algo, pero se detuvo bruscamente.

“Ella quiere decir que esto significa que no podrás ir con ella al festival escolar, y que está decepcionado.” Como de costumbre, Chiaki había visto a través de su amiga.

“¡E… eso no es de ninguna forma! Es sólo que… el festival escolar es un evento anual, y… ¡debería ser más relajado y disfrutado junto con los amigos!” La cara de Mika se volvió roja.

“¿Cuál es la diferencia? Los únicos amigos que irían junto con Seiji somos nosotras dos, ¿cierto? Y además de ayudar con la tienda de confitería para nuestra clase, también tengo que prepararme para el programa del club de teatro, así que probablemente no tenga tiempo libre.” Chiaki le sonrió a Mika.

“Er…” Mika no podía pensar en una réplica adecuada.

“Nunca dije que no estaría con ustedes.” Seiji parpadeó, “Ustedes pueden venir conmigo y Sensei, y podemos ver el festival de la escuela juntos—¿qué les parece?”

Mika y Chiaki se quedaron sin habla.

“Bueno, supongo que eso es verdad. Mika, ¿puedo obtener una entrevista sobre cómo te sientes ahora mismo?”

“¡No me preguntes!”

El altivo gatito estaba enojado.

Como de costumbre, Seiji ignoró esta situación. Tenía una relación delicada con Mika actualmente, y mientras Mika no se hubiera confesado seriamente a él todavía, él prefería seguir fingiendo ser ignorante. Solamente era amigo de Chiaki.

(Nt: Así estaba la parte final en la raw)

Con el fin de cambiar el tema, Seiji de repente se acordó de algo.

“Por cierto, Chiaki, ese día cuando visitamos el club de teatro, ¿cuál era la “criatura legendaria” de la que oímos? Tenía curiosidad, pero olvidé preguntar.”

“Oh, ¿eso?” Chiaki parpadeó, “en realidad esa es una de las leyendas de nuestra escuela—una misteriosa niña de escuela intermedia que aparece ocasionalmente. Al parecer, ella es ultra linda, tiene heterocromía, y le gusta llevar orejas de gato.”

“¿Oh?” Seiji se sorprendió por un instante.

Esa descripción sonaba familiar.

“Lo extraño es que no hay niñas en toda la sección de la escuela intermedia que tengan heterocromía, por no mencionar de nadie que normalmente lleve orejas de gato. Incluso si ella usa lentes de contacto y orejas de gato sólo cuando sale a divertirse. Aunque las personas que la han visto personalmente han buscado en toda la sección de la escuela intermedia, ¡todavía no pudieron descubrir su identidad!” Chiaki lo describió como si fuera una leyenda urbana. “Es por eso que esta chica se ha convertido en una leyenda en nuestra escuela conocida como “la deambulante de orejas de gato con heterocromía de la escuela intermedia,” aunque es un poco insuficiente para convertirse en una de las siete maravillas de nuestra escuela.”

“He oído hablar de esta leyenda también… según mi senpai en el club de tenis, que empezó sólo este año, con el reciente grupo de nuevos estudiantes.” Agregó Mika.

“Así es. Nuestra presidenta del club de teatro estaba muy interesada en esta leyenda y quería capturar a la verdadera criatura después de escuchar la historia, pero tal como viste antes, ha fallado en cada ocasión.”

‘¿¡De verdad están tratando a esta chica como un pokemon legendario!?’ Seiji se rindió sin palabras.

“Esta criatura legendaria… er, niña, creo que la vi una vez antes.” Seiji dijo vacilante.

“¿¡En serio!? ¿Cuándo? Mika y Chiaki se asombraron.

“El primer día que me trasladé aquí, la vi por casualidad después del almuerzo cuando me llevaban a recorrer los terrenos de la escuela.” Seiji recordó el incidente anterior. “Tal como lo describiste, vi a una chica muy linda con heterocromía que llevaba orejas de gato… Llevaba el uniforme de la escuela intermedia y era baja y pequeña, como una estudiante de primer año de la escuela intermedia… Se escabulló tan rápido que desapareció al instante.”

“¿¡Por qué no nos dijiste en ese momento!?”

“Desapareció antes de que pudiera decírtelo, pensé que sólo era una chica normal que disfrutaba del cosplaying.”

“¡Ya está fuera de lo normal que una niña de escuela intermedia disfrute del cosplay!” Chiaki comentó enérgicamente. “¡Maldición, ni siquiera pude verla—también quiero ver a esa criatura legendaria!” Levantó la cabeza hacia el cielo con una expresión llena de arrepentimiento.

“A Chiaki le encantan los gatos…” Mika explicó.

“Ya veo.” Seiji asintió sabiamente.

Los dos observaron a la marimacho en ropa masculina que se revolcaba en un mar de arrepentimiento.

Después de clases, por la tarde.

Seiji estaba a punto de irse a casa junto con Mika, cuando recibió una llamada de Natsuya Yoruhana.

“Harano-kun, ¿puedes pasar por la sala del consejo estudiantil? Hay algo importante que necesito decirte.”

Después de una cierta confusión momentánea, Seiji estuvo de acuerdo.

“¿Qué pasa, Seigo?” Mika y Chiaki se acercaron.

“La presidenta estudiantil quiere que vaya a la sala del consejo estudiantil… por cierto, ¿dónde está?”

Mika y Chiaki se miraron torpemente.

“Ah, cierto, el consejo estudiantil…» Antes de que fueran capaces de decir cualquier cosa, Seiji pensó en alguien.

“¡Secretario Ooike!”

Kazufuru Ooike sintió que un escalofrío recorría por su columna vertebral justo cuando salía de clase, e instintivamente aumentó el paso, pero una mano grande se colocó firmemente sobre su hombro.

“¡No hay necesidad de caminar tan rápido, hermano!”

‘¡No soy tu hermano!’  La boca de Ooike temblaba violentamente.

“¿Pasa… algo, Harano-kun?”

“En realidad, acabo de recibir una llamada de la señorita presidenta—quiere que vaya a la sala del consejo estudiantil. Me preguntaba si podrías llevarme allí…” Seiji era todo sonrisas.

“Pero me voy a casa ahora…”

“¿Oh? Siempre tienes que ir a la sala del consejo estudiantil para trabajar, pero justo cuando necesito que alguien me enseñe el camino, ¿te vas a casa? ¿¡Está tratando deliberadamente de hacer las cosas difíciles para mí, hm!?” Seiji mantuvo su sonrisa y sonrió con los ojos entrecerrados: “Estoy muy decepcionado con mi amigo… Quizás incluso me queje cuando vea a la presidenta…”

La expresión de Kazufuru Ooike cambió al oír eso.

“De acuerdo, te llevaré…”

“Eso es más como… Oh, mi error, si tienes algo que necesitas ir a casa y hacerlo, adelante. Puedo encontrar el camino por mí mismo, y no me quejaré con la presidenta.”

“…No, no tenía nada importante.” Ooike sólo podía ajustar sus gafas con impotencia.

Seiji luego se despidió de Mika y Chiaki antes de seguir a Kazufuru Ooike, quien lo alejó de las aulas.

En el camino, Seiji intentó conversar, pero Kazufuru ignoró todos sus intentos.

La sala del consejo estudiantil estaba en otro edificio que tenía una respetable puerta de madera gruesa, dándole un aura de autoridad.

“Esto es todo.”

“Oh, gracias. Siéntete libre de ir a casa ahora.” Seiji agitó la mano amablemente.

Kazufuru frunció las cejas, y se detuvo abruptamente después de dar dos pasos.

“¿Por qué la presidenta quiere verte?” Se dio la vuelta y preguntó.

“Ah, así que finalmente preguntaste—pensé que en realidad no te importaba.” Seiji sonrió, “Honestamente, tampoco lo sé, pero probablemente no es algo por lo que debas estar celoso, así que relájate, Secretario.”

Kazufuru Ooike permaneció en silencio durante un tiempo antes de alejarse.

Seiji tocó el timbre.

La puerta se abrió automáticamente después de un momento.

“Así que esta era una puerta automática…” Entró en la habitación, observando su entorno.

La habitación estaba llena de elementos que se ajustaban a la atmósfera de una oficina.

Varios archivadores y gabinetes de almacenamiento se alineaban en la pared, y un enorme escritorio estaba en el centro de la habitación. En la recepción había varias computadoras, junto con lo que parecía ser una impresora y un escáner, mientras que unas sillas de cuero auténticos fueron colocadas alrededor de la mesa.

Había otro gran escritorio al lado de la ventana. Un monitor de computadora, una pila de documentos bien organizados, un juego de té, y un kodachi se apoyaba en él… Y la presidenta del consejo estudiantil, Natsuya Yoruhana, estaba sentada en la silla giratoria detrás de la mesa.

“Bienvenido a la sala del consejo estudiantil, Harano-kun.” Natsuya se puso de pie y preguntó,

“¿Desearías té o café?”

“Oh… no es necesario, me asusta tener a la presidenta personalmente sirviéndome té o café.” Seiji medio bromeado.

Natsuya sonrió débilmente.

“No pareces estar realmente asustado… ¿el té está bien entonces?” Cogió una tetera eléctrica sobre una mesa redonda más pequeña y sirvió una taza de té caliente.

Con su aspecto, incluso la vista de ella vertiendo té era uno que la gente apreciaría.

‘Ser capaz de ver una belleza como ella sería uno de los beneficios especiales de unirse al consejo estudiantil,’ Seiji pensó mientras miraba la escena.

“Aquí.”

“Gracias.”

Seiji recibió el té y tomó un sorbo, encontrando que la temperatura era perfecta, y el sabor del té era bastante fuerte. Incluso una persona ordinaria como él que no entendía nada sobre el té podía detectar que este té era de alta calidad.

“Siento haberte pedido que vinieras con tan poco tiempo anticipación, pero es por un asunto realmente importante…”

“¿Tiene algo que ver con nuestros asuntos anteriores?”

“Sí… y no…” La cara de Natsuya era seria mientras miraba directamente a Seiji.

“Takao Yamamoto ha desaparecido.”

“…¿¡Quién es ese!?”

 

Traductor: Bītā

 

Índice