Maou-sama no machi-zukuri! Capítulo 9: La recompensa de Rorono

Pasaron muchas cosas, pero hemos terminado la fiesta con éxito.

Los invitados pudieron saborear los encantos del Avalon que he construido.

… También fui perdonado por el Señor Demonio [Tiempo] por la cosa traicionera que hice. (Lalo: de puro milagro por la lobita lujuriosa XD)

Todo fue gracias a su amabilidad. Sin embargo, como él había sugerido, tenía la intención de pagar esta deuda de gratitud algún día.

«Eso es prácticamente todo. ¿Fue útil? ¿Aprendiste algo de eso?»

Por el momento, estaba en una habitación de invitados diciéndole a Stolas sobre mis experiencias en la guerra hasta el momento.

Era requerido para nosotros lo nuevos Señores Demonio el experimentar la [Guerra] al menos una vez en el año.

Ya había despejado tal requisito pero Stolas estaba a punto de experimentar su primera y por lo tanto solicitó que le diera algunos consejos.

En ese momento había tres personas en la sala: yo, Stolas y Rozelitte, el monstruo tipo ángel que Stolas me prestó. (Lalo: Rozie… esto se pondrá veeeergaaaaaaaaaaaaaaaaaas)

«Sí, gracias, Procell, fue muy útil.»

Stolas lo dijo y luego se estiró.

Cuando lo hizo, mis ojos se vieron atraídos por su inusual nuca blanca.

Ella estaba usando un pijama de seda que compró aquí en Avalon. Su textura era genial y era innegablemente un elemento de primera clase. Ella lo había probado y le gustaba tanto que compró duplicados.

«Fue un placer.»

Cuando lo dije, un zorro mitológico sirviendo como ama de casa trajo té negro.

«Estas son buenas hojas de té. Es muy relajante.»

«En realidad es mi favorito. Muchas cosas pueden molestar a un Señor Demonio, después de todo. Voy a preparar algunos para ti como un regalo.»

«Gracias. Fufu, eres tan amable, Procell.»

Fue la primera vez que tuvimos una pequeña charla y me sentí extrañamente tenso. (Lalo: recuerda a tu lobita tricentenaria XD)

«Bueno, esta es la única forma en que puedo devolverte el favor que te debo, ¿sabes? Me gustaría que te hicieras más feliz, aunque solo sea un poco.»

Cuando fui desafiado a una [Guerra] por otros tres Señores Demonio, Stolas actuó como mi seguro y estuvo de guardia en mi habitación del cristal.

Y en un momento tan crucial en el que decidí lanzarme a una campaña para salvar a Marcho, ella me prestó a Rozelitte, que era uno de sus [Monstruos del Pacto], una de sus cartas de triunfo, independientemente del riesgo de perderla si fallara.

«Oye, Procell, yo…» (Lalo: Rozie, Rozie, Rozie)

Stolas comenzó a decir algo pero luego se detuvo.

Para disimular el hecho de que ella lo hizo, fingió beber su té negro.

Mirando a Stolas, Rozelitte se encogió de hombros y suspiró mi, mi.

«Es porque estás a confundida porque Procell-sama fue arrebatado por otra persona. Ahora, esfuérzate, somételo y sé una con él.»

«Pfft, ¿d-d-de qué estás hablando?»

Con una cara roja, Stolas roció su té negro y lo dijo.

«De esto es de lo que estoy hablando, maestra. Bueno, también es lindo.»

Los dos actuaban como hermanas.

Cuando lo pensé, inconscientemente dejé escapar una leve sonrisa. (Lalo: che Rozie, me encantaría tenerla de amiga)

«Rozelittle, esto es un adiós. Nuestro tiempo podría haber sido breve, pero fue divertido.»

«Debería ser yo quien diga eso; Aprendí mucho De hecho, he estado tomando algunas lecciones de Wight-san y tengo la intención de utilizar mi conocimiento recién adquirido para que Stolas-sama sea aún más poderosa.»

Ella es segura y astuta. Mientras ella esté cerca, Stolas debería estar bien.

Mientras pensaba eso, hice los procedimientos para transferir monstruos y luego extendí mi mano hacia Stolas. Cuando Stolas lo agarre, la transferencia estará completa y se le devolverá el control sobre Rozelitte.

Al igual que con Fel, estaba a punto de desprenderme también de Rozelitte.

«Procell, gracias por entrenar a Rozelitte. Aunque tal vez algún día te arrepientas de haber fortalecido a tu rival.» (Lalo: y dale la pinche burra al trigo… pequeña, necesitarás al menos 50 años para estar a la par de Procell actualmente, y para ese entonces necesitarás unos 10000 al menos)

Hacer que la otra persona no se sintiera agradecida con ella era un buen rasgo suyo.

«Tendré cuidado de no permitir que esto llegue a eso. Me gustaría que sigamos siendo rivales, Stolas. Corriendo uno contra el otro para ser un Señor Demonio de primera clase y todo eso. Prefiero que no haya derramamiento de sangre entre nosotros.» (Lalo: porque la única sangre que correría sería la se Stolas, más si Marcho se enoja…)

Quería evitar una pelea a muerte con ella porque ganar o perder, dejaría un sabor amargo en mi boca.

«Sí, también me gustaría que compitamos uno contra otro, pero sin que nos matemos uno a otro… oh, tomaré tu mano, ahora.»

Stolas y yo teníamos los mismos sentimientos.

Luego agarró mi mano extendida y así completó la transferencia de Rozelitte de regreso a ella.

«Stolas-sama, he vuelto».

«Bienvenida, Rozelitte».

Las dos lo dijeron y luego se abrazaron.

Separarse con Rozelitte podría haber sido solitario, pero, como era de esperar, al lado de Stolas era donde pertenecía.

«Procell, me dirijo a mi habitación. Realmente disfruté este día.»

«Oh Dios mío, Stolas-sama, ¿no dormirás en la habitación de Procell-sama esta noche?»

«Es demasiado pronto para eso. No es que eso suceda alguna vez. De todos modos, vamos.»

«¡Hasta mañana, Procell-sama! Deberías moverte en Stolas-sama. ¡Ella es la candidata ideal para curarte de tus extraños fetiches en muy poco tiempo!»

«»¡Eso no es asunto tuyo!»» (Lalo: jajajajajajajajaja, ¿ven por qué adoro a Rozie?)

Stolas y yo respondimos así.

No estamos en ese tipo de relación. (Lalo: aún)

«Dime, Procell, me preguntaba, si tienes tiempo, ¿quieres ver mi [Guerra]? No hay forma de que mi fuerza de combate perdiera, pero tu apoyo moral sería apreciado.»

«Por supuesto. Supongo que debería verte pelear desde tu habitación de cristal, como lo hiciste en mi guerra. Pero, ¿no me pondría esto en una posición muy ventajosa? Poder ver por mí mismo el alcance de tu fuerza de combate y todo eso.»

Le devolví las palabras que me dijo en ese momento para que no me sintiera demasiado agradecido.

Al oírlo, ella sonrió con ironía.

Además de estar una cabeza y hombros por encima de otros nuevos Señores Demonios, Stolas era el portador de una medalla de rango A. No había forma de que ella perdiera.

Podría prestarle uno de mis monstruos para asegurar la victoria, pero sabía que su orgullo no lo permitiría. Y entonces, fue mi decisión que solo la mire pelear y actuar sólo cuando sus oponentes estaban tratando de hacer un juego sucio como el mío. Para ese fin, tenía preparaciones para hacer.

Stolas y Rozelitte se fueron, dejándome solo en la habitación.

Estaba acostada en la cama, totalmente agotada. Agotado no físicamente sino mentalmente.

«Maestro, voy a entrar.»

«Sí, entra.»

Rorono la Enano Anciano lo preguntó y luego entró a la habitación. (Lalo: awwwww, mi niña al fin aparece :3)

Cada noche, uno de mis [Monstruos del Pacto] dormía conmigo. Habiéndolo llamado el día de su padre.

Por supuesto, cuando dije que dormían conmigo, lo dije en su sentido literal. Yo no era un lolicon y estas chicas eran mis hijas. No tengo ningún fetiche anormal en absoluto. (Lalo: eres un lolicon de lo peor, pero como toques a mi niña…)

«Mi recompensa comienza ahora. Hasta mañana por la tarde, padre estará sólo con conmigo. Además, desde ahora hasta que termine mi recompensa, seguiré llamándote padre.»

Rorono lo dijo y luego le dio su sonrisa reservada habitual. Al ver esa sonrisa, todo mi cansancio se desvaneció.

«Entendido. Como prometí, después de ver a Stolas irse, los dos saldremos afuera.»

Lo que Rorono pidió para su recompensa fue mi tiempo.

Para ser más específico, pasar un día completo solo con ella.

Si tuviera que darle su nombre a Wight, perdería mi poder mágico durante mucho tiempo. Mientras estaba en ese estado, salir afuera no era aconsejable y, por lo tanto, decidí otorgar primero la recompensa de Rorono.

«Mhm, estoy deseando que llegue».

«Dicho eso, ¿estás realmente bien con un viaje a ese lugar?»

«Sí. Los viajeros han dicho que las técnicas de herrería allí son increíbles.» (Lalo: casi no se nota que es mi niña, no? XD)

El destino de nuestro viaje también fue decidido por lo que ella quería.

Debido a que estaba ubicado al pie de una mina y que los materiales eran así fáciles de conseguir, se convirtió en un lugar sagrado para los maestros herreros, y para aquellos que deseaban serlo, para perfeccionar aún más su oficio.

«Pero incluso si ves por ti misma las técnicas de herrería de los humanos, no creo que haya mucho beneficio.»

«Los humanos realmente tienen técnicas no refinadas, pero para compensar eso, prueban todo tipo de ideas. A veces incluso tropiezan con un nuevo enfoque. Estoy muy emocionada por eso.»

Incluso cuando hacía un viaje de placer, todavía pensaba en herrería; ella realmente lo amaba. (Lalo: no me han visto a mí, me describen con un dicho de mi región «descansa haciendo adobes»)

Ella estaba acostada en la cama conmigo, así que decidí abrazarla. Abrazar a mis hijas como si fueran almohadas de abrazo fue una de las mayores fuentes de satisfacción. Su temperatura corporal cálida y olor fragante simplemente borran la fatiga tanto en mi cuerpo como en mi mente. (Lalo: *se amarra a sí mismo para no matarlo por celos*)

«Dime, padre»

«¿Qué pasa?»

«¿Por qué no nos haces lo que hiciste con Fel? ¿Es porque te gusta Fel más?» (Lalo: *comienzan a romperse las cadenas*)

Al escucharlo, inconscientemente filtré una voz extraña.

Tengo que calmarme y quedar bien frente a mi hija.

«No, no es eso, sino que es porque ustedes, niñas, son mis hijas y yo las amo demasiado, por eso. Además, en primer lugar, ni siquiera quise hacer lo que le hice a Fel.» (Lalo: *se calma un poco*)

«Mhm, está bien. Entonces, entre tus hijas, tu novia y todos los demás, ¿cuál dirías que es la más importante?»

«Creo que son ustedes, chicas. No hay nadie más importante para mí ahora que ustedes.» (Lalo: buena)

Después de decir eso, Rorono enterró su cara en mi pecho.

«Me siento aliviada de escuchar eso. Últimamente, Kuina ha estado preocupada, diciendo cosas como que nos van a robar y que estás tan encantado con Marchosias-sama y Fel que te olvidarás de nosotras.»

«¿Kuina ha estado pensando esas cosas? Pero no hay absolutamente ninguna manera de que eso suceda.»

«A menos que lo pongas en palabras y acciones, no teníamos forma de saberlo. De hecho, cuando ella dijo esas cosas, también me preocupé un poco. Por esas razones, haz las paces mostrándonos mucho amor.»

Rorono lo dijo de forma torpe. En respuesta, le rocé la cabeza.

Fue sólo hasta que ella me lo dijo que me di cuenta de tales cosas. Ciertamente, había pasado menos tiempo con las chicas en comparación que antes, por lo que era perfectamente entendible para ellas preocuparse.

«Sí lo haré. Gracias por decirme al respecto.»

«Mhm. Pero aunque está bien mostrar tu afecto a Kuina a través de tus acciones, podría ser demasiado pronto para decírselo directamente a ella.»

«¿Porqué?»

«Kuina tiene la impresión de que la amas más porque era la más fuerte entre nosotros. Sin embargo, ahora que apareció Marchosias-sama, alguien más fuerte que ella, esa confianza suya se ha derrumbado. Para recuperarla, está recibiendo un entrenamiento especial que no solo beneficiará a ella, sino también a su padre. Y quiero ayudarla a conquistar sus puntos débiles.»

«¿Sus puntos débiles?»

«Mhm. Si fuera solo su destreza física y la cantidad de poder mágico, no hay problema; mis armas pueden aprovecharlas. Pero entonces, su fuerte es sus llamas y, sin embargo, casi nunca las usa. Y entonces, quiero hacer para ella un arma que incorpore el uso de sus llamas también.» (Lalo: que bien, mi niña le quitará lo inútil a esa zorrita sin chiste :3)

De hecho, fue un desperdicio para Kuina no utilizar sus llamas a pesar de ser un usuario de llama de alta gama. Si pudiera hacer un uso completo de sus llamas, probablemente se volvería aún más fuerte. Tanto es así que incluso podría igualar a Marcho.

«Se supone que es tu tiempo, pero todo lo que hemos hecho es hablar sobre Kuina.» (Lalo: sí, mi niña es un amor, darle su preciado tiempo a algo tan inservible…)

Fue un poco conmovedor. A pesar de que Rorono no solía actuar así delante de Kuina, Rorono realmente admiraba a Kuina como su hermana mayor.

«Sí, pero cada vez que Kuina se pone triste, me pongo triste también. Bueno, suficiente de eso. Padre, sobre ese arma especial del que hablamos el otro día, estoy bastante curiosa sobre el mecanismo divertido que hay en ella.»

«Oh, está bien, usaré mi [Creación] para hacerlo antes de nombrar a Wight».

Nombrar a los primeros tres monstruos, los [Monstruos de la Alianza], era diferente de nombrar a los monstruos siguientes. Para los primeros tres monstruos, el monstruo y el Señor Demonio estaban vinculados por una conexión que los unía como uno, lo que hacía que el procedimiento de nombrar costara casi nada.

Sin embargo, para el nombramiento de los monstruos siguientes, el Señor Demonio tendría que compensar la falta de esa conexión especial gastando unilateralmente una cantidad de poder mágico que excedía por mucho al suyo, lo que los incapacitaba para recuperar ningún poder mágico por casi un mes.

Obviamente, sin ningún poder mágico, no podría usar mi [Creación].

A pesar de todos los riesgos que conllevaba, estaba más que feliz de haberle dado a Wight, que siempre me ha apoyado, su nombre.

Después de eso, Rorono y yo hablamos sobre cosas triviales y luego nos quedamos dormidos.

Su pequeño cuerpo y su calidez eran muy agradables. Parece que puedo dormir bien esta noche.

Al día siguiente, después de ver a Stolas se fuera, comenzamos nuestro paseo hacia la ciudad conocida por los herreros.

Rorono parecía de buen humor, lo noté durante el viaje.

«Padre, mira esta espada. Ha sido sometido a un proceso peculiar cuando fue forjada. Quiero jugar con eso. Ah, y la piel curtida usada para la armadura es bonita también.»

Ella dijo eso mientras elogiaba el ingenio de los humanos.

Incluso si comprara ropa y accesorios para ella, no estaría demasiado emocionada por eso, pero compraría sus armas y armaduras que podrían parecer prometedoras para su investigación y estaría tocando el cielo. (Lalo: de mi corre que le enseñaría lo mejor que podemos hacer los humanos en esta era)

«Vamos a comprarlo entonces. Si te ayuda a mejorar tus técnicas de alguna manera, entonces es esencial para Avalon.»

«¡Gracias Padre!»

Mis [Monstruos del Pacto] cada uno tenía cosas diferentes que los hacían felices.

A Kuina le gustaba sobre todo la comida. Además de eso, le gustaba la ropa y los accesorios lindos. Sin embargo, debido a que su cuerpo había crecido recientemente, ya no podía usar su linda ropa y eso obviamente la entristeció. Iré a comprarle mucha ropa linda la próxima vez.

Para Rorono, ella disfrutaba armas y armaduras peculiares. La palabra clave allí fue peculiar. Si el equipo se considera mundano, ella estaría disgustada. Las siguientes cosas que le gustaban eran minerales, y luego, comida. (Lalo: le entregaría una armadura de nanocompuestos capas de soportar bombas de hidrógeno y el mismo sol si me lo pide, obvio que le haría cuanto mineral sintético me pidiera)

En cuanto a Aura, ella sería feliz con casi cualquier cosa, pero le encantaba conseguir cosas femeninas como el maquillaje.

En cualquier caso, si ir de compras podría hacer que Rorono sea tan feliz, me gustaría hacer todas las compras que quiera.

Después de observar a los herreros de la ciudad, disfrutamos de una comida alrededor del anochecer.

Llevando una gran cantidad de equipaje, regresamos a Avalon.

Rorono estaba muy feliz, y solo ver su cara valió la pena el viaje.

Después de llegar a Avalon, disfrutamos de algunos dulces y té.

Por supuesto, todavía éramos solo nosotros dos.

Rorono felizmente habló de cosas. 70% de los cuales fueron sobre las armas en desarrollo; 20% fueron sobre Kuina y Aura; y alrededor del 10% eran sobre sus subordinados, los Enanos Herreros. (Lalo: neta, sí es mi hija, básicamente eso hablo)

Ella tenía un millón de cosas más que decirme cuando sonó la alarma del reloj.

«…… ya es hora. Es lamentable, pero mi tiempo a solas contigo, padre, ha terminado.»

Rorono lo dijo de una manera algo triste.

En respuesta, le rocé la cabeza, casi inconscientemente.

«Rorono, si bien es cierto que tu recompensa ha terminado, disfruté este día, así que creo que deberíamos hacer esto de nuevo algún día. Me aseguraré de hacer algo de tiempo para eso.»

Cuando lo dije, Rorono sonrió.

Quería hacer tiempo no sólo para Rorono, sino también para Kuina y Aura.

«Bueno, entonces, voy a ir al piso inferior de la mazmorra. El momento de nombrar a Wight llegará pronto.»

«Yo también iré.»

Rorono generalmente solo agarraba mi puño o manga, pero esta vez, ella tomó mi mano.

¿Algún tipo de cambio de corazón?

En cualquier caso, a partir de ese momento era cuando se nombrara a Wight en el piso inferior de la mazmorra.

Por precaución, les había informado a mis monstruos que eran libres de participar. Viendo lo popular que era Wight, estaba seguro de que casi todos mis monstruos aparecerían.

Espero que a Wight le guste el nombre que pensé.

Mientras me pongo de acuerdo y pienso en eso, Rorono y yo nos dirigimos hacia el piso de la mazmorra debajo de Avalon.

Traductor y editor: Lalo

(Lalo: buenaaaaaaaaaaaaas, ahora sí no me tardé, para que no estén chillando, bola de enfadosos.

Buenas noticias, ya falta poco para que se de la guerra con Stolas, que cuando menos será muy interesante, ahí veremos a un verdadero caballero. También veremos el che nombre culero para Wight, en mi opinión está a la par del de mi niña, pinche Procell.

Pues en sí no tengo nada qué decir, apenas pasaron un par de días y estuve, básicamente, en coma mental, no quería pensar una mierda.

Lo que sí, invitación a todos los que jueguen Space Engineers, está de oferta, así que me lo compré, entonces agréguenme y me enseñan a jugar, jajajajajaja, que nunca antes lo he usado. Mi perfil de Steam aquí.

De ahí en más con los peces sí hubo cambios, le agregué una toma de aire a la salida de agua de la cabeza de poder, y adivinen qué, resultó que ya el cánister no es un filtro, es un reator biológico, esto porque el agua que entra está ultra oxigenada, pues tiene que pasar casi 2 m el agua y el aire revolviéndose antes de tocar el filtro, y es ahí donde las bacterias o usan para comer todos los químicos y partículas, además de eso, se diluye el CO2, al punto que las plantas producen una cantidad abismal de oxígeno, eso más la saturación de oxígeno del agua hace que haya muchas burbujas de oxígeno puro, y pues ya las cochinadas están creciendo mucho, podé de nuevo, saqué 3 puñados de planta, tanto que creo que ya lo tiraré a la basura. Y para coronar, algo malo, el macho espada tiene hidropesía, a ver si se salva. Dejo fotos:

Lo que saqué en la poda, es de 30 L la pecera.

Bueno, adiós, y les dejo la traducción de las estadísticas de Ruru:

Raza: R’lyeh Diva

Rango S

Nivel 1

Fuerza física: C

Resistencia: C

Agilidad: B

Magia: S

Suerte: S

Especial: S ++

Habilidades:

Doncella del Santuario de un dios malévolo

Cantatriz de la destrucción

Manipulación de Dimensión [Agua]

Gobernante de agua

Hermosa doncella del Suelo Oceánico

Por cierto, dejo oculta la sección peces o no?)

Índice