A- A+ Ahora puede cambiar de capítulo pulsando dos veces las teclas de navegación izquierda y derecha, espero lo disfruten.

Aquellos que no tienen amigos se ponen muy contentos sólo por salir con alguien.

El día después de nuestra cita, estaba escuchando indiferentemente el discurso de nuestro profesor de clase.

“Todos aquí deben saber que las pruebas se acercan. Deberían dejar de jugar todo el tiempo y estudiar diligentemente para los exámenes.”

Pruebas, ¿huh? Algunos estudiantes cambiaron sus expresiones después de escuchar esa palabra, pero al menos para mí fue una oportunidad bastante agradable. Después de todo, podía dormir tanto como quisiera ya que había aprendido las lecciones de este año usando mi habilidad de conocimiento.

“Bueno, entonces, la clase terminará ahora. Representante de la clase, como siempre, por favor.”

“¡De pie, Reverencia!”

La sala de clases terminó bajo la orden del representante de la clase y todos se dispersaron para prepararse para la primera clase.

“Pruebas, huh…”

Kamaishi que estaba sentado frente a mí pronunció esas palabras con una cara abatida.

“Kamaishi-san, ¿eres mala estudiando?”

“No exactamente, pero esta vez no estoy muy seguro”.

Las calificaciones de Kamaishi estaban ligeramente por encima de la media, así que no estaban nada mal. Por supuesto, los míos están cerca de la cima.

“Kamiya-kun, te ves despreocupado, como pensaba.”

“¿Tú crees?”

“Sí, ¿no obtuviste puntuaciones perfectas en la mayoría de las asignaturas en las pruebas pequeñas?”

Eso es porque aprendí todo el programa de este año. Las pruebas pequeñas son pan comido.

“Eso es porque estudié bastante duro.”

“Ya veo… hey, Kamiya-kun.”

Cuando mentí sobre estudiar duro, Kamaishi de repente contestó, aunque también parecía vacilar en decir algo.

“Si te parece bien, ¿puedes ayudarme a estudiar… tal vez?”

“Claro.”

“Lo sé, no quier–¿está bien?”

Kamaishi se sorprendió cuando acepté su sugerencia instantáneamente y ella me acercó su cara.

Demasiado cerca.

“S-sí, estoy de acuerdo con eso.”

“Me alegro. Me preocupaba que te negaras.”

Kamaishi dijo mientras su expresión cambiaba a alivio.

No tenía una razón para rechazarlo de todos modos. Y para colmo, fue el pedido de mi único amigo en la escuela. No hay forma de que diga que no.

“Está bien, ¿dónde deberíamos hacerlo entonces? Mi madre me dijo que volverá temprano del trabajo hoy, así que no podemos ir a mi casa.”

“No me importa si ella está allí.”

“Bueno, probablemente se burlará de mí otra vez si te traigo a casa, así que…”

Recordando el incidente de la última vez, Kamaishi respondió mientras se sonrojaba débilmente.

Llegué a recordar lo que pasó también. Era realmente molesto que tus padres malinterpretaran tus acciones.

“Pero habrá otros estudiantes en la biblioteca de la escuela y no hay ninguna biblioteca en este vecindario…”

Al ver a la preocupado Kamaishi haciendo hincapié en encontrar un lugar adecuado, intenté proponer mi idea.

“¿Qué tal si vamos a mi casa?”

“¿Eh? ¿Tu casa, Kamiya-kun?”

“Sí, mi mamá probablemente llegará tarde al trabajo, así que supongo que debería estar bien.”

La única persona que estará ahí es mi hermana, Karen, pero eso no debería ser un problema.

“Umm, está bien entonces, hagámoslo en tu casa.”

“Bien.”

Cuando confirmé la decisión, escuché que Kamaishi murmuraba algo sobre mi casa mientras parecía estar contenta. Debería ser un acontecimiento considerable para Kamaishi, que no tiene muchos amigos, visitar la casa de otra persona. Me alegré de que fuera feliz.

“Buen entonces, vamos juntos después de la escuela.”

“¡Claro! Haré todo lo que pueda para estudiar.”

Con esa respuesta, Kamaishi se giró para prepararse para la primera clase.

Su sonrisa y su tarareo dejaron en claro que le sucedió algo grande.

Un rato más tarde, la oí decir algo acerca de cambiar su ropa antes y no pude evitar una sonrisa incómoda.

Si ella estaba tan emocionada por ir a la casa de un amigo, necesitaba asegurarme de que se divirtiera.

———————————-

Bonus

La crítica de su entorno.

Cuando Yato y Kamaishi hablaban de las pruebas, sus vecinos hablaban de ellas.

“Esos dos están flirteando de nuevo.”

“Están flirteando cada vez que miro en su dirección.”

“Los vi salir de la escuela juntos el otro día.”

“Incluso oí que Kamaishi lo invitó a su casa.”

“Definitivamente van a salir.”

“No, no parece ser el caso.”

“¿Qué quieres decir?”

“Hay alguien que vio a Yato saliendo con otra chica”.

“En serio, ¿dos a la vez?”

“Bueno, él no va a ir con ella todavía, así que supongo que no cuenta como dos a la vez.”

“Entonces así es como es.”

“Espero que las cosas vayan bien para Kamaishi-san.”

“Yo también…”

La clase observaba con ojos cálidos.