Mai Kitsune Waifu ~ Capitulo 9: Yo le Tengo Miedo a las Alturas ~

Farkas

ultimo capitulazo… mentiras, hay otro, pero lo subo al rato xD


“Waaahh …. Mamá … un monstruo … vino a comerse a Lil Ying … … ”
Viendo la apariencia desaliñada de Liu Yi y el cuerpo polvoriento, La Loli pensó que era un monstruo forestal e inmediatamente comenzó a llorar.
Liu Yi no sabía qué hacer.
¡Oh cielos! Que está pasando…
“Niña, este hermano mayor no es un monstruo. ¡Soy un humano!”
Liu Yi tiró de su rostro cuando dijo esas palabras.
Quería demostrar que su rostro y todo lo demás era real y que no era un monstruo transformado en una figura humana.
“Rea-realmente …? …”
La Pequeña Loli tocio y luego miró a Liu Yi con lástima.
Esta Loli era demasiado linda. Su expresión llorosa era un arma letal.
Pensando Liu Yi. Afortunadamente, no era un pedofilo.
“Puedes intentar pegarme si no me crees.”
Liu Yi dobló la espalda y colocó su rostro cerca de la Loli.
extendió la mano y tiró suavemente del rostro de Liu Yi. (Farkas: ….. qué lindaaaa.. conste no soy lolicon)
“Es verdad … esta incluso un poco caliente … lo siento hermano mayor, Lil Ying pensó que eras un monstruo …”
Al descubrir que Liu Yi era un humano, La Loli finalmente se secó las lágrimas y dejó de llorar.
“¿Qué sucede con los monstruos? ¿Qué tiene de malo ser un monstruo? … ”
La pequeña Kitsune otra vez comenzó a murmurar en los oídos de Liu Yi.
Liu Yi sintió como si esta Kitsune hubiese estado cantándole tanto como Tangseng le hizo a Sun Wukong. (NT: ni idea)
“Pequeña, ¿dónde está tu mamá?”
preguntó Liu Yi.
“Mamá fue al estacionamiento para coger el auto …. Lil Ying estaba jugando aquí … pero el globo voló al árbol … ”
Al ver el gigante globo de Mickey Mouse pegado al árbol, La Pequeña Loli empezó a llorar de nuevo.
“Lil Ying, no llores. Este Hermano Mayor te ayudará a conseguir tu globo. ”
“¿De Verdad?”
Preguntó La Pequeña Loli tímidamente después de mirar el árbol de cuatro a cinco metros de altura.
“Pero…. Este árbol es muy alto … ”
“¡No hay problema, dejamelo a mí!”
Dijo Liu Yi. Se inclinó y fingió atarse los zapatos, pero en vez bajó la voz y le preguntó al pequeño zorro.
“Tu fuerza inmortal … ¿podría permitirme saltar de cuatro a cinco metros?”
preguntó Liu Yi, expectante.
“¡Estás loco! ¡¿Crees que esta señorita es tu super batería?! ”
Incapaz de ayudarse a sí misma, La pequeña Kitsune comenzó a atacarlo con todo tipo de palabras.
“Cuatro a cinco metros de altura, lo que necesita por lo menos abrir el primer Jade Estrella y oficialmente entrar en el camino del cultivo inmortal!”
“Eso de lo que estás hablando… el Jade Estrella … ¿puedo abrirlo de inmediato?
Liu Yi rápidamente preguntó.
“¡Por supuesto que no puedes!
La pequeña Kitsune inmediatamente lo comenzó a regañar. “eres un bueno para nada, ¿crees que puedes convertirte en un cultivador inmortal con sólo una o dos palabras?! ¡Para abrir el primer Jade Estrella y entrar en el camino del cultivo inmortal requiere mucha preparación! ¡Para una persona promedio, será muy difícil incluso entrar! Usted, sin embargo, fue muy afortunado. ¡Conociste a esta señorita! ¡Con mi ayuda, no tendrás que caminar todos los desvíos en tu preparación! ”
“Si ese es el caso entonces vamos a hablar de ello la próxima vez!”
Liu Yi miró a los bonitos ojos llorosos de la Loli y decidió que no tenía tiempo para prepararse para toda la cultivación inmortal.
Él respiró profundamente. Una vez más, esa extraña sensación dentro de su cuerpo comenzó a hincharse.
La circulación sanguínea de todo su cuerpo había comenzado a acelerarse.
“¡Eres un bastardo loco! ¡Estás desperdiciando la inmortal fuerza de esta dama otra vez!”
Lin Tong rápidamente gritó. “¡Hey hey hey! ¡Detente! ¡No lo hagas! ¡Extraerás todo de esta señorita!
Demasiado siniestro!
Al oír eso, la cara de Liu Yi enrojeció de vergüenza. Sin embargo, no se detuvo.
Retrocedió dos pasos. Luego aceleró hacia el árbol. Al igual que el viento, dejó inmediatamente una enorme nube de polvo y al instante se precipitó hacia el árbol.
Liu Yi se sentía como si fuera un maestro del parkour. ¡Pisó en el tronco del árbol y logró correr hasta allí continuamente!
En un par de pasos, se dio cuenta de que era como si hubiera una atracción mágica en sus pies tirando de su cuerpo y pegándolo al tronco del árbol.
Sin embargo, esta atracción mágica pronto desapareció. Su cuerpo de repente se hundió y comenzó a caer hacia el suelo.
En este momento, Liu Yi había corrido unos dos metros. Gritó y luego rápidamente abrazó el tronco del árbol.
Se deslizó por el tronco del árbol un poco antes de detenerse en el tronco del árbol.
Esto lo asustó tanto que sus latidos comenzaron a bombear más rápido. La Pequeña Loli estaba en el suelo gritando incesantemente.
“Hermano mayor, ¿eres supe humano?”
¿Super humano? … ¿qué tipo de sobrehumano es esto …?
Estoy a punto de morir de miedo …
Fue la primera vez que Liu Yi hizo algo emocionante!
El corazón de Liu Yi estaba latiendo tan rápido que estaba a punto de salir. Se secó el sudor frío y se sintió muy frío en la frente.
“¡Realmente estás loco! ¡La fuerza inmortal de esta señorita, lo desperdiciaste así!”
Lin Tong estaba en un gran dolor de corazón.
“El placer de ayudar a otras personas es el fundamento del carácter personal de uno!”
Dijo Liu Yi rápidamente.
“¡Como si esta señora se preocupara por eso! ¡Esta dama no es humana! ¡Esta señorita es … es una mujer inmortal! ”
“Si si si. Señorita inmortal, por favor, no me sigas fastidiando. Sólo un poco más y puedo conseguir el globo. ”
Dijo Liu Yi mientras tomaba otra respiración. Una vez más su circulación sanguínea comenzó a acelerarse y su cuerpo se sintió inmediatamente mucho más ligero.
Aprovechando la fuerza de esta sensación, Liu Yi era como un mono. En poco tiempo, subió a la cima del árbol y recuperó el globo de La Pequeña Loli.
“¡Guau! ¡El hermano mayor es increíble! ”
La Pequeña Loli estaba palmeando abajo.
Y justo cuando Liu Yi estaba a punto de volver a bajar, de repente comenzó a temblar y sudar una inmensa cantidad de sudor frío.
“¿Qué pasa, gran héroe? ¡Vuelve abajo! ¿O quieres pasar toda tu vida encima del árbol?”
La voz burlona de Lin Tong volvió a sonar en los oídos de Liu Yi.
“Yo … yo …”
“¿Tu qué?”
“Tengo miedo a las alturas…”
“Maricón…” (Farkas: haahahahahahaaha )

 

Índice