Class ga Isekai Shoukan Capítulo 9

Suficientemente capaz para manejar a los terroristas

 

Cuando me dirigía a liberar a los rehenes tras aceptar la petición del viejo, uno de los terroristas entró en el aula para comprobar la situación.

“Yo, ¿cómo va?” Preguntó el terrorista.

“No hay problema hasta ahora. ¿Qué haces aquí?” Respondió el otro hacia atrás.

“Sólo estoy haciendo ronda.”

“Entonces llegaste en el momento perfecto. Quédate aquí y vigila por mí. Voy al baño.»

“Tu… Estamos en una situación delicada ahora, ¿y quiere hacer pis?”

“¿Prefieres que gotee en el suelo? Sólo déjame ir.»

«Bien. Vuelve pronto.»

«Gracias». Dejando atrás esa palabra, el hombre de fuerte constitución se rió y dejó el aula.

Sin embargo, justo cuando salía, una leve sonrisa llegó a su cara mientras se giraba para mirar hacia el aula que acababa de abandonar.

«Hehe, quién querría volver a un lugar tan aburrido. Ustedes quédense ahí y vigilen el resto de su vida.»

Con ese murmullo, el hombre se dirigió en una dirección completamente diferente a la del baño.

“Ahora que me las arreglé para irme, ¿adónde debería ir? Usar un arma de fuego sólo me haría notar, y no hay chicas alrededor que yo pudiera usar. ¿Qué puedo hacer para divertirme?»

El hombre siguió caminando mientras reflexionaba sobre lo que debía hacer hasta que de repente, llegó ante una escalera. Se quedó ahí parado, mirándo distraídamente hasta que, al poco tiempo, se le ocurrió una idea y dijo: «Vayamos al techo a ver a la policía».

El hombre subió las escaleras y se dirigió al techo.

ーーーーーーーーーーーーーーーーー

Después de que el hombre que dijo que iba al bañ8 abandonó el aula, los demás terroristas que se quedaron atrás comenzaron a susurrar entre ellos..

«Cielos, qué tipo tan problemático.»

«Sí, trata de mantenerlo a la vista. Es un poco fuera de los carriles.”

“No es sólo ‘un poco’. Ese tipo… mató a tiros a uno de nuestros aliados en nuestra última incursión-»

«¿De Verdad? ¿El jefe sabe al respecto?”

«Si lo supiera, ese tipo ya no estaría en este mundo.»

Pasó un tiempo después de que el hombre había dejado la clase, haciendo que el que tomó su lugar empezara a dudar.

“Hey, ¿no le está llevando bastante tiempo?”

«No lo sé. ¿Cagando?»

«No me digas… ¿él se escapó?»

«No puede ser… Espera, eso es muy posible.»

“Voy a ir a ver.”

Uno de los hombres salió del aula, dejando uno para vigilar.

¡DON!

“Uu… u”

Inmediatamente después de que el terrorista vio al otro yéndose, le llegó un sonido sordo junto con el gemido del terrorista resonando por los pasillos. El terrorista se estremeció.

“Hey, ¿qué es? ¿Pasó algo?” Gritó, no dando un paso fuera.

No hubo respuesta. Tenía ganas de ir y confirmar la situación presionando su cuenta, sin embargo, no podía hacer eso. Si lo hiciera, los rehenes de la clase huirían.

Mientras se preguntaba qué había pasado, notó algo extraño en el lado de los rehenes.

“¿Q-Qué está pasando…?”

Por alguna razón, todos estaban durmiendo. El terrorista no pudo contener su asombro hacia esa escena.

Hace tan sólo unos segundos, la mayoría de ellos estaban sentados con rostros sombríos. Que se quedaran dormidos de repente cuando miró hacia otro lado… no es posible.

“¿Realmente están durmiendo?”

El terrorista se acercó a los rehenes fuera de duda y se dio cuenta de que estaban durmiendo genuina y cómodamente.

¿Qué está sucediendo? ¿Cómo pudieron dormir en este tiempo? Sin mencionar, ¿todos a la vez?

El terrorista tuvo pensamientos profundos durante un corto tiempo hasta que llegó a una conclusión razonable.

“¿Les pusieron a dormir?” Se preguntó en voz alta.

«Correcto.»

“¡¡GUA!!”

En el instante siguiente, oyó una voz desde algún lugar, y con eso, llego una gran fuerza sobre su cuello.

( Qu-Qué es esto…)

A medida que su conciencia comenzaba a desvanecerse, el terrorista se giró para ver la figura de un solo estudiante uniformado tras él.

“Tu … ¿Quién… ere… s tú..?”

“Sólo un estudiante de bachiller.”

¡Deja de hacer el tonto!

El terrorista se desmayó antes de poder decir esa frase.

ーーーーーーーーーーーーーーー

“Este fue el último.”

Dije mientras miraba al terrorista colapsado. Querido mío, me las arreglé para hacerlo de alguna manera. Al principio me costó mucho hacer un plan, pero cuando uno de ellos salió del aula terminé golpeándole en el estómago, así que las cosas salieron bien.

El otro estaba confundido después de darse cuenta de que los rehenes estaban todos dormidos, así que fue fácil golpearlo en el cuello.

Pero aun así, no esperaba que un golpe en el cuello funcionara, ya que nunca he intentado hacer eso antes. Pensé que esos movimientos sólo existen en el manga. A partir de ahora, usaré esta técnica para derrotar a cualquier enemigo.

Ahora que lo pienso, el viejo me dijo que actuara naturalmente. Bueno, supongo que al final saldrá bien. Por el contrario, debería estarme agradecido por ayudarlo a arrestar a los terroristas.

Terminando mi trabajo aquí, decidí volver a Kamaishi en el techo, cuando de repente el walkie-talki en la correa del hombre que se había derrumbado al suelo se encendió.

«Hey Soy yo. Cuál es la situación allí.»

Mi cuerpo se puso rígido, y miré al walkie-talkie.

Wow, wow, espera, ¿qué debería hacer saber? ¿Debería responder? No, estaría expuesto al instante si lo hiciera. Sin embargo, no responder será sospechoso también.

Mientras estaba contemplando si debía o no responder, la voz empezó a presionar para obtener una respuesta.

«¿Qué es? ¿Qué estás haciendo? ¿Dame una respuesta ya!”

Maldita sea, no tengo otra opción.

Me resolví y respondí.

«Siento haberte hecho esperar, no hay problema aquí. Reanudaré la inspección.»

“………”

¿Cómo ha sido eso? Bajé un poco el tono de voz para que sonara similar al del tipo desmayado. Esto debería servir, ¿verdad?

«¡¡Quién diablos eres tú!! ¡No eres uno de nuestros camaradas! ¿Qué les pasó a ellos?»

OO-kay, no funcionó. Debería haber esperado este resultado. Solo es natural.

«¡Hey! Chicos. ¡Todos ustedes, vayan a la clase de los rehenes ahora! ¡¡Un enemigo está allí!!»

El instante en que la voz terminó sus palabras, se cortó el talkie.

Tiré la radio al suelo, cerré los ojos y empecé a considerar qué hacer. Significa lo que significa, ¿no? Todos los terroristas están cargando, ¿verdad?

¡Qué desastre! Empecé a estresarme solo escuchando los sonidos de gente descendiendo las escaleras desde muy lejos.

Maldita sea, no se puede evitar. Se llegó a esto en el final.

«Recordemos añadir un ramen de cerdo asado a la lista más tarde.»

Teniendo eso en cuenta, empecé a preparar una contramedida contra los terroristas.

Índice