A- A+

Ataque terrorista

“Eh, ¿Qué fue eso?” Kamaishi parecía mirar en estado de shock por la rapidez de los acontecimientos.

¡¿Cómo es esto posible?! ¿Qué eran todos esos cálculos acerca de las posibilidades y todo lo de esta mañana?

Me enojé cuando pensaba cada vez más en nuestra situación actual.

“Hey, Kamiya-kun. ¿Qué fue eso de ahora…?”

“Un arma.”

“¿¡Eeh!? ¿Arma? … ¿por qué…?”

“Son probablemente la organización terrorista que se ha mencionado esta mañana.”

“¡¿Or-organización terrorista?!”

Exclamó Kamaishi con un tono de asombro después de escuchar mis palabras.

“¿Po-por qué están aquí?”

“Quién sabe. Pero lo que es seguro es que no tenemos mucha suerte.”

“Es… es así…”

Para ser completamente honestos, somos extremadamente desafortunados.

Si no estoy equivocado, no tengo habilidades que me arrastren a este tipo de situaciones… ¿cierto?

Si ese es el caso, entonces prefiero deshacerme de todos ellos, de esa manera dormiría tranquilamente, después de todo.

“Que-¿Qué deberíamos hacer, Kamiya-kun?”

“Por ahora, quedarse aquí sería la mejor opción. Afortunadamente, no creo que lleguen al techo.”

Con ese comentario, puse mi espalda contra el banco y cerré los ojos.

“Ey, Kamiya-kun, ¿qué haces?”

“No hay nada más que hacer ahora, así que sólo voy a estar aquí y cerrar los ojo.”

“¡¿Vas a tomar una siesta?!”

Kamaishi me quedó mirando, con la boca abierta.

Pero si lo pensara lógicamente, ¿qué se supone que debían hacer? No había acciones que ellos pudieran tomar dada su posición y habilidades. Todo lo que quedaba era tomar una siesta. No, espera, antes de eso necesito aprender esa habilidad.

Pensando en eso, me concentré mi conciencia a mí alrededor durante unos segundos para crear una imagen clara en mi mente.

“【Sensación de presencia】 fue aprendida.”

Estamos listos ahora. Con esto, puedo dormir sin temer ningún riesgo. Activé mi nueva habilidad y me preparé para dormirme.

“¡No, espera! ¡No duermas! ¡Por favor, no lo hagas! ¡¡No me dejes solo!!”

Cuando estaba a punto de cerrar los ojos Kamaishi me detuvo, sacudiéndome fervientemente.

Qué ruidoso. Todo estará bien ya que tengo la habilidad sensación de presencia.

Bueno, no puedo decírselo, ¿verdad?

Cuando estaba a punto de decir algo, gritos y alaridos llegaron a mis oídos desde el campo de deportes de abajo.

Me di la vuelta, sólo veo a decenas de estudiantes corriendo en pánico.

“¿Eh? ¿Qué está sucediendo? Por qué están…”

“Probablemente, la organización terrorista está tratando de reducir el número de rehenes. Así que liberaron a todos los estudiantes que no necesitaban.”

“En-entonces también hay que ir!”

Al instante después de terminar sus palabras, Kamaishi corrió hacia la puerta del techo, sin embargo, la instó a esperar.

“No te recomendaría que te vayas ahora.”

“¿Eh? ¿Por qué?”

“¿Qué crees que pasaría si encuentras a alguien de la organización en el camino?”

Probablemente la llevarían al almacén del gimnasio y resolverían algunos asuntos particulares juntos.

“Ti-tienes un punto ahí…”

“Entonces es más seguro esperar aquí en vez de bajar.”

“A-Así es….” Kamaishi dijo mientras caminaba cerca del banco. Sin embargo, ¿qué se supone que debo hacer ahora? No puedo dormir ya que Kamaishi está conmigo, y esperar así es demasiado aburrido.

Cuando empecé a considerar qué hacer, me acordé de cierta persona. Supongo que lo llamaré por ahora.

Saqué mi teléfono e hizo una llamada.

“Kamiya-kun, ¿a quién llamas?”

“Un conocido mío.”

Justo después de decir eso, alguien contestó la llamada con una voz lúgubre.

“¿Hola?”

“Qué tal, viejo. ¿Ahora estás libre?”

“Qué, eres tú. Lo siento, pero estoy ocupado. No tengo tiempo para ocuparme de ti. Deberías estar en la escuela ahora.”

“Te llamo por eso. En realidad, esos terroristas en las noticias de la mañana invadieron la escuela.”

“¡¡¡Qué!!! ¡¡¡¿En serio?!!!”El viejo* gritó con una voz muy aguda… .Ahora mi duele el oído. Kamaishi parecía también lo escucho, ya que podías oírlo incluso desde un corto trecho.Sak: Viejo en el contexto de hombre mayor que no es un anciano pero tiene cierta edad

“¡Eres molesto, viejo!””

“Ah… Aa, lo siento por eso. Me sorprendí un poco. Pero aun así, ¿es eso cierto? Porque ahora mismo, estaba teniendo algunos problemas para saber qué hacer con ellos. Desde el momento en que tuvimos información de que la organización terrorista penetró en esta región, he estado ocupada aquí.”

“Es así. En ese caso, ¿vendrás aquí?”

“Sí, espérame, estoy en camino. Tu instituto era Kannami si estoy en lo cierto. Te llamaré pronto.”

Así como así, el viejo colgó.

Con eso hecho, creo que estoy bien.

“Kamiya-kun, quien era esa persona?”

“Un conocido; un detective.”

“¿¡Detective!? ¿Tienes un detective como un conocido?”

“Bueno, muchas cosas sucedieron en el pasado.”

La persona con la que hablaba por teléfono es Ijida Tetsuji. Alias, viejo. Me ofreció una gran ayuda en el momento del caso de teletransportación de la clase. Aunque su cara es lúgubre y su voz áspera, no era alguien malo.

“Ahora que hemos llamado a la policía, quedémonos aquí y observemos la situación.”

“Cla-claro.”

Kamaishi aceptó mi sugerencia y decidió esperar a la policía conmigo.

Mientras tanto, tengo curiosidad sobre la situación dentro del terreno de la escuela, así que uso【Magia espacial】 para comprobar en ella.

Tal como su nombre lo dice, 【Magia espacial】  es una habilidad que me permite manipular el espacio. Si tengo éxito en controlar el espacio, entonces descubrir cualquier cosa dentro de él será fácil.

Activando【Magia espacial】, las figuras de los estudiantes asustados y un grupo armado con armas se reflejaron en mi cabeza.

ーーーーーーーーーーーーーーー

Tercera Persona POV

Dentro de una de las aulas atacadas por la organización terrorista, docenas de estudiantes fueron conducidos a la pared por tres personas armadas vestidas de negro y con una máscara de calavera cubriendo sus rostros.

Uno de ellos tenía una enorme constitución, el otro era delgado, mientras que el último se desmayó en el suelo.

“Ah, estoy cansado. ¿Cuánto tiempo vamos a seguir así?”

“Deja de quejarte ya. Vamos a ocupar este terreno hasta que aseguremos un helicóptero. Están tratando de negociar ahora. Así que hasta entonces, ¡cállate!”

“Pero esperar así es demasiado aburrido. Tal vez podamos jugar con los niños ya que estamos en ello.”

Dicho esto, el hombre con una enorme constitución se inclinó hacia los estudiantes. Mientras los miraba, sus rostros palidecían.

“No hagas eso. El jefe nos dijo que no los toquemos, o si no, ¿quieres terminar como nuestro amigo?”

El que estaba en el suelo había disparado su arma sin permiso, hiriendo a un estudiante en el hombro. El jefe lo golpeó hasta casi la muerte y lo dejó colapsado en el suelo.

“Uh… Yo no haría algo así, lo sé mejor.”

“Eso es bueno, entonces.”

Justo cuando el hombre delgado terminó sus palabras, los sonidos de sirena llegaron al aula desde el exterior.

“Ellos están aquí.”

“Sí.”

Mientras los dos hombres murmuraban, otro terrorista entró en el aula. Llamó. Llevaba una máscara de calavera diferente y claramente parecía estar en una posición más alta que el resto.

“Jefe, ha llegado la policía.” Dijo el delgado.

“Puedo ver eso. Lo más probable es que los estudiantes fugados los llamaran. Vamos a entrar en la fase de negociación ahora.”

“Hey jefe, si hemos terminado de negociar, ¿puedo matar a algunos policías?” El hombre de constitución enorme cambió. “No puedo soportar el aburrimiento.”

“Ten paciencia. No ataques a un oficial sin una razón válida. Todo lo que vamos a hacer es asegurar un helicóptero.”

El jefe se giró para mirar por la ventana.

Todo el lugar estaba rodeado por coches patrulla.

“Hm, estoy emocionado por ver cuánto tiempo aguantará la policía japonesa.”

Una sonrisa sospechosa le llegó a la cara y luego se volvió para volver a caminar.

“Ustedes quédense y sigan mirando aquí.”

“¡Sí!”

“En serio, yo también quiero caminar.”

El hombre delgado respondió enérgicamente a la orden del jefe mientras que el hombre de complexión fuerte respondió con tono insatisfecho.

“No te preocupes. Una vez que tengamos nuestro helicóptero, puedes disparar a nuestros cazadores tanto como quieras.”

Dejando esas palabras atrás, el jefe se fue.