Mai Kitsune Waifu ~ Capitulo 2: Demasiado pequeñas ~

Traductor: Farkas
Editor(temporal): Lalo

segundo cap, de este mini packetazo :v


En ese momento. Liu Yi se sentía como si hubiera sido poseído. Con gran dificultad, levantó su mano derecha hacia la cabeza del gran calvo y le dio una gran bofetada.

¡Dang! Fuerte y claro.

“¡Aiya! Director Wang, ¿estás aquí? ¿No se acuerda de mí? ¡Soy su estudiante!”

“¡Maldito idiota! ¡Bastardo, estás buscando que te mate! ¡Quién mierda es tu director!”

Teniendo en cuenta que su cara fue golpeada, el gran calvo tenía un gran dolor, Inmediatamente se volteó y fijo su mirada en Liu Yi.

Todo el coraje de Liu Yi se disipó inmediatamente, sus pernas se sentían débiles, quería sentarse.

Desafortunadamente para Liu Yi, estaba rodeado de gente. Las personas se han juntado y crearon un bulto, fijando su mirada en el gran calvo y Liu Yi, haciendo que no pudiera esconderse aunque quisiera.

Justo en ese momento, el autobús se detuvo. Era la siguiente parada.

“¡Pequeño demonio, baja del autobús conmigo! ¡Maldito, estropeando mi diversión, te golpearé hasta la muerte!”

Al ver que la belleza de la que se estaba aprovechando se estaba apresurando entre la multitud para bajar del autobús, el gran calvo se enfureció más. Agarro a Liu Yi y lo saco del autobús, justo como a un trapeador.

Liu Yi lloró en su corazón. ¡Mierda! ¿Cómo podía el ser tan desafortunado? Dicen que los héroes tienen una debilidad por los encantos de las bellezas. ¡Pero ni siquiera soy un héroe! ¿Por qué debo terminar así?

Ya me golpearon una vez por culpa de una mujer ¿Voy a ser golpeado de nuevo? ¡Maldita sea! ¡Esto es jodidamente injusto!

Liu Yi luchó con todas sus fuerzas. Sin embargo, él no tenía fuerza física, comparada con el calvo que lo jalaba, fue arrastrado sin ningún esfuerzo fuera del autobús.

“¡No! ¡No cierre la puerta! ¡Déjame volver!”

Liu Yi golpeo el autobús desesperadamente.

Sin embargo, el conductor actuó como si no lo veía para nada. Pisó el acelerador y el autobús se alejó.

La gente que estaba en la parada de autobús también se había apartado, nadie se quería meter en los asuntos de ellos.

“¡Maldito idiota! ¡Esto te enseñara a no meterte en mis asuntos!”

El gran calvo lanzo a Liu Yi al suelo y estaba a punto de patearlo.

Sin embargo en ese momento, un pie que llevaba un zapato de cuero rojo apareció entre sus piernas

“¡Ooooooowwwwwwwwwww!”

El dolor fue tan intenso, que fue como si hubiera conocido a los dioses y muriera. (NT: lol? No entendí esto) (Lalo: que le dolió hasta a sus hijos el golpe)

Fue tan doloroso que se arrodilló y comenzó a llorar.

La belleza que había salido del autobús antes que ellos, estaba detrás del gran calvo. Arrastro al Liu Yi que estaba sentado aturdido.

“¡Corre! ¡Rápido!”

Después de decir eso, la belleza agarro las manos de Liu Yi e inmediatamente comenzaron a correr frenéticamente.

Liu Yi, que aún estaba aturdido por los eventos, fue arrastrado por la belleza y casi cayó al suelo.

“Tu…. ¡No te atrevas a correr!…..”

El gran calvo seguía arrodillado con los ojos llorosos. Con su pequeño amigo siendo golpeado tan fuertemente era imposible que pudiera moverse pronto.

Liu Yi podría haber jurado que jamás había corrido tanto antes.

Los dos corredores finalmente se detuvieron en el bulevar de un parque.

“Ya…. Ya no puedo correr más….”

Liu Yi jadeaba rápidamente. Miró a la belleza a su lado que había corrido tanto como él. Y ni siquiera estaba sin aliento.

“Tu… ¿eres una atleta?…”

“No… No lo soy. Dejando eso de lado, estoy muy agradecida por haberme salvado hoy. Mi maestro me ha enseñado que debía dar las gracias cuando fuera salvada por otros.”

La belleza miró a Liu Yi con un resplandeciente encanto. Luego se puso a reír.

“No… No hay necesidad de dar las gracias… eso… eso es algo que cualquiera pudo haber hecho…”

Liu Yi creía que en momentos como este, uno debía ser humilde para verse más cool.

“¿Cuál es tu nombre?”

“Mi nombre es Lei Feng!” (TL: esto es una broma del  autor, Lei Feng es el ciudadano modelo desinteresado por todo, creado por el partido comunista chino)

“Soy un amigo de la Justicia”

Después de tomar dos profundas respiraciones. Liu Yi finalmente pudo hablar con normalidad.

Correr es demasiado fastidioso.

“Hee hee…”

La belleza se rio. Liu Yi estaba aturdido por la belleza delante de él.

De… Demasiado hermosa….

“Eres tan gracioso…. Oh bien… Camarada Lei Feng, me llamo Lin Tong. Sin embargo, las palabras del maestro no deben ser ignoradas. Sin duda, te agradeceré”

“Entonces… ¿Cómo es que me vas a dar las gracias?”

Liu Yi parpadeo.

Su cerebro extremadamente pervertido había comenzado una nueva fantasía.

¿Debía pedirle que fuera su novia?

¡Gee, eso es demasiado!

¿Qué tal algo un poco más lascivo?

¿Un beso?

¡Muy débil Liu Yi! ¡Las oportunidades como estas son de una en la vida! ¿Algo más obsceno?

¿Poder tocar sus pechos?

Hey, los pechos de esta belleza llamada Lin Tong no eran pequeños en absoluto.

Liu Yi tragó saliva. Justo cuando se estaba debatiendo mentalmente sobre si debía hablar lo que tenía en mente o no. La belleza ya se había inclinado a un lado de él.

Esa hermosa fragancia que irradiaba de su cuerpo, endureció a Liu Yi al instante.

“Para agradecerte… Permíteme quitarte tu vida…..”

Después de decir esas palabras, la mano de Lin Tong repentinamente empujo en la parte inferior del abdomen de Liu Yi. Un inmenso dolor se extendió a través de todo el cuerpo de Liu Yi. Antes que pudiera entender lo que había sucedido, su conciencia ya estaba siendo tragada por la obscuridad.

Cómo… ¿cómo es que todo termino así?

¿Estoy… a punto… de morir?

Pero… pero… aún no he podido tocar sus pechos…

Lentamente, Liu Yi comenzó a cerrar los ojos.

Y en ese momento, el oyó levemente el grito de alguien.

Es la voz de una chica… que era muy agradable de escuchar…

“¡que audaz… Demonio Kitsune! ¡Te atreviste a matar a otro! ¡No puedo perdonarte por eso!”

Inmediatamente después de esas palabras, el cuerpo de Liu Yi se levantó siendo iluminado como si fuera una pluma. Entonces, como si se elevara sobre una nube, su cuerpo voló en una dirección.

¡Bam!

Finalmente, parecía haber aterrizado en un suave lugar. También tenía una dulce fragancia… incluso más dulce que el cuerpo de Lin Tong…

¿Era otra mujer?… ¿Su pecho es tan grande como el de Lin Tong?…

Al menos… déjame agarrarle el pecho… antes… de morir…

Somnoliento, Liu Yi abrió un ojo. Lo que vio delante de él era una mujer escandalosamente hermosa que lo estaba cargando.

“Seguramente… esto debe ser el cielo…”

Al decir eso, alzo su mano con gran dificultad y agarró el pecho de la belleza.

“¡Kyaaaa!”

Un grito alarmante se escuchó. Liu Yi fue arrojado al suelo.

“¡Sinvergüenza! ¡Vulgar! ¡Te mataré!”

Después de que la mujer arrojo a Liu Yi al suelo, escucho lo que el debilitado Liu Yi dijo.

“Que pena… Los pechos que agarre justo antes de mi muerte… son tan pequeños… “

“¡Sinvergüenza! ¿Cómo te atreves a decir que los pechos de Gu Yu son pequeños? ¡Solo los tontos como tu serían engañados por un demonio Kitsune y no se darían cuenta!”

La mujer golpeo el suelo con rabia. En ese momento, en su mano estaba el alma del demonio Kitsune.

Gu Yu quería dejar a este sinvergüenza morir aquí, pero también ella era un poco terca.

“El maestro había dicho que salvar una vida es mejor que construir una pagoda de siete pisos. Olvídalo… Voy a salvar tu vida… tu vitalidad fue tomada, yo sólo puedo usar a esta malvada criatura para salvar tu patética vida. Demonio, esta será tu purificación. ¡Considera salvar la vida de él como tu primera buena acción!”

Gu Yu se agachó. Con su rostro completamente rojo.

Ella coloco el alma de la Kitsune en su boca y luego envió el alma a los labios de Liu Yi.

En el último momento, Liu Yi débilmente vio que la belleza absoluta cuyo pecho era visto por él, lentamente besaba sus labios.

Esto… realmente es el cielo…

Sigh… que vergüenza… las mujeres del cielo… tienen pechos tan pequeños…

 

Índice