Martial World-Capítulo 153: Opresión del Aura

Capítulo 153 – Opresión del Aura

¡Peng! El viento causado por la palma de Ouyang Dihua golpeó una columna de piedra que estaba en la orilla del campo militar y la destruyó al instante.

Mientras tanto, Lin Ming ya se había movido como un rayo de luz al lado de Zhang Guanyu. Su palma golpeó hacia abajo, y una despiadada huella de mano apareció en la espalda de Zhang Guanyu.

— ¡Palma de Pulso Cortante!

La esencia verdadera de Lin Ming se infiltró en el cuerpo de Zhang Guanyu. En este momento, Zhang Guanyu ya había perdido por completo cualquier medio de resistencia, por lo que la esencia verdadera se extendió rápidamente, sin obstáculos, a través de todos los meridianos de Zhang Guanyu. Sus meridianos fueron destrozados por la esencia verdadera, incluidos muchos puntos clave, poros y todo lo demás; ¡Todo fue completamente devastado!

¡Zhang Guanyu gimió y se desmayó!

Este repentino cambio en los eventos causó que todos se quedarán boquiabiertos. Lin Ming había ignorado la orden de Ouyang Dihua, y además había pasado bruscamente a través de la intervención de Ouyang Dihua para golpear con la palma a Zhang Guanyu.

No significaba esto que la velocidad de Lin Ming ¿era más rápida que la de Ouyang Dihua?

— ¡Ouyang Dihua en realidad no pudo detener a Lin Ming! ¡Lin Ming es demasiado terrorífico!

—Ouyang Dihua es el discípulo principal de un anciano, definitivamente no es un artista marcial ordinario del Período de Condensación de Pulso, y Lin Ming solo está en la etapa de Alteración del Músculo…

Estas personas discutieron en voz baja entre sí a través de la transmisión del sonido de esencia verdadera. La expresión de sus caras mientras miraban a Lin Ming estaba llena de respeto y de miedo.

Después de que usó una sola palma para cortar la raíz de tantos problemas futuros, Lin Ming recogió la Perla de Trueno y Fuego Diabólico que era de Zhang Guanyu. A pesar de que era la primera vez que veía algo como esto, Lin Ming podía adivinar lo que hace. Debe ser una especie de arma oculta y destructiva. (Horo: jamás me lo hubiera imaginado jajaja)

Mientras examinaba la Perla de Trueno y Fuego Diabólico, Lin Ming podía sentir una sensación de hormigueo similar a flechas que perforaban su espalda. Se dio la vuelta tranquilamente para ver a Ouyang Dihua mirándolo con ojos malvados.

Ouyang nunca había estado tan enojado como lo estaba hoy. Ya estaba lo suficientemente enojado porque Lin Ming haya ignorado su orden, pero lo que no podía aceptar, era que su ataque en el que había invertido toda su fuerza para detener a Lin Ming, en realidad había sido evadido por él, por lo tanto, falló. ¡Esto le hizo perder una gran cantidad de cara!

Es un artista marcial en el Período de Condensación de Pulso. Tiene 24 años y también es discípulo principal de un anciano de los Siete Profundos Valles. Lin Ming es solo un discípulo cuasi-central, de 15 años, y su cultivación está en la etapa temprana de Alteración del Músculo. En realidad, había sido golpeado por Lin Ming, y su palma no había golpeado más que aire vacío. Solo podía mirar inútilmente mientras este pequeño mocoso golpeaba a Zhang Guanyu con una mano pesada. Era más viejo que Lin Ming por 9 años; ¡toda su vida había sido en vano!

Ahora, ¿dónde se había ido toda su dignidad?

Su talento marcial no era demasiado sobresaliente. La razón por la que pudo convertirse en un discípulo principal de un anciano fue porque su tío era el tercer anciano de la Facción Acacia. Lo que más odiaba era lo que hablaban a sus espaldas: —Este Ouyang Dihua solo confió en sus relaciones para convertirse en un discípulo principal. Él no tiene ninguna habilidad en absoluto.

— ¡Bueno! ¡Muy bien! ¡No escuchaste mis órdenes y aún atacaste maliciosamente a Zhang Guanyu cuando perdió toda capacidad de resistencia! Solo con esto, ¡puedo destruirte! —Ouyang Dihua apretó los puños, sus ojos llenos de odio ya deseaban poder comer vivo a Lin Ming.

Lin Ming no tuvo un cambio de expresión. Agarro la Perla de Trueno y Fuego Diabólico en su mano, y dijo con confianza: —Séptimo Enviado Profundo, creo que debería reconocer esto. Zhang Guanyu quería usar esto en mi contra. No creo que esto esté permitido en las reglas de este duelo. Esto es probablemente algo que solo puede ser refinado por una gran secta, su poder puede ser imaginado. ¿Cómo puedes decir que ha perdido la capacidad de resistir?

— ¿El Séptimo Enviado Profundo quiere decir que debería tender mi cuello y dejar que me corte la cabeza? ¿Debería haber esperado hasta que Zhang Guanyu me hiriera gravemente antes de tratar con él? Lo siento; Simplemente no soy alguien tan noble. Además, hay presentes muchas personas importantes. Dado que el poder de esta cosa es tan grande, ¿no sería horrible si tirara esto e hiriera a todos?

—No se necesita mucha esencia verdadera para lanzar esto. Mientras Zhang Guanyu tenga incluso un soplo de vida en sí mismo, puede fácilmente usarlo. Por eso, tuve que detenerlo. Solo lo puse a dormir. La palma que usé estaba un poco pesada hace un momento, pero me aseguré de no quitarle la mano a Sir Zhang. Lo siento, realmente siento arrepentimiento, pero me obligaron a actuar sin poder hacer nada más.

—Retrocediendo 10.000 pasos hacia atrás, incluso si fuera cruel, Sir Zhang y yo ya hemos firmado un Contrato de Muerte antes de esto, e incluso hemos presionado nuestros pulgares como prueba, para que ninguna herida que ponga en peligro la vida pueda ser investigada. Señor Ouyang, ¿no te acuerdas?

El razonamiento de Lin Ming hizo que Ouyang Dihua temblara de ira.

¿Esa palma no era demasiado pesada?

Aunque Ouyang Dihua no entendió qué misterios profundos estaban contenidos en ese golpe de palma, lo que sin duda sabía era que, con el movimiento decisivo y cruel de Lin Ming, esa palma absolutamente había hecho un gran daño a Zhang Guanyu.

Junto con el hecho de que antes él ya había destruido la mano derecha de Zhang Guanyu y la convirtió en nada más que carne molida y huesos rotos. Sin ayuda de medicamentos raros y valiosos que pudieran volver a hacer crecer las extremidades, simplemente no sanaría bien. Parecía que, de aquí en adelante, el camino marcial de Zhang Guanyu se había detenido por completo.

Este Zhang Guanyu era una persona cuyo corazón era simplemente demasiado orgulloso. ¡No podía tolerar ni siquiera una pequeña falla, y mucho menos una falla de este nivel!

Sin embargo, ahora toda la vida de Zhang Guanyu podría considerarse finalizada.

Dio la casualidad de que el movimiento cruel de Lin Ming en realidad no estaba equivocado ni en contra de las reglas. Justo antes, Zhang Guanyu había querido matar a Lin Ming, y la Perla de Trueno y Fuego Diabólico era la evidencia.

De acuerdo con las reglas de la Séptima Profunda Casa Marcial, uno no podía matar a un oponente en una batalla o deshabilitarlo deliberadamente cuando había perdido la capacidad de resistir contraataques, de lo contrario estarían sujetos a ciertos castigos.

Pero Lin Ming no había matado a su oponente, ni había deshabilitado a su oponente una vez que había perdido cualquier medio para resistir. Lo que hizo fue en defensa legítima, por lo que simplemente no hubo violación de ninguna regla. Esto causó que Ouyang Dihua casi se volviera loco de frustración.

No solo eso, sino que también habían firmado el Contrato de Muerte antes del duelo, por lo que Ouyang Dihua no pudo encontrar una falta a Lin Ming.

Por lo tanto, no tenía medios para tratar con Lin Ming. Era un hombre de 24 años, mientras que Lin Ming solo tenía 15 años. Si confiaba en su cultivación para intimidar, sería visto como un anciano que acosaba a la generación más joven. Si él no tenía una razón apropiada para tratar con Lin Ming, entonces cualquier acción no podría ser justificada.

Además, Ouyang Dihua pensó en la velocidad de esquiva de Lin Ming y comenzó a carecer de confianza en sí mismo. Si él pudiera reprimir a Lin Ming con su poder absoluto, entonces eso sería bueno. Sin embargo, si todavía no podía vencer a Lin Ming en varias jugadas, entonces realmente querría golpearse la cabeza contra la pared y morir. ¡Esta brecha de nueve años sería simplemente una cuestión de risa!

Pero hoy, no podía olvidar este asunto ni dejarlo ir, ¡o de lo contrario su dignidad desaparecería!

El ambiente era muy solemne y sombrío. Cualquiera podía ver que las chispas entre Lin Ming y Ouyang Dihua estaban a punto de explotar. ¡Estos dos eran un futuro y un actual Séptimo Enviado Profundo, y estaban en oposición el uno al otro!

Por supuesto, no importa cómo se mire, Lin Ming era la parte más débil.

—Lin Ming está en peligro… Ouyang Dihua no es alguien con quien jugar. Incluso el Maestro de la Séptima Profunda Casa Marcial tiene que tratarlo con un poco de respeto.

—El joven tiene valor. Ahora que Lin Ming ha provocado a Ouyang Dihua antes de que haya crecido, me temo que Lin Ming tendrá días oscuros de aquí en adelante.

—No menosprecies a Lin Ming. Solo mira a todos los enemigos que Lin Ming ha hecho; Zhang Cang, Zhu Yan, Zhang Guanyu… todos han sido derrotados por Lin Ming. Zhang Cang y Zhu Yan son demasiado débiles, pero dejándolos a un lado, ¿no está Zhang Guanyu en la cima, ya sea en el cultivo o en la fuerza individual?

La verdad es que había un enemigo que nadie se atrevió a mencionar en voz alta. Este era el Décimo Príncipe, Yang Zhen.

Yang Zhen había sido reprimido por Lin Ming. Solo podía sonreír frente a Lin Ming, sin importarle mantener la cara. El solo necesitaba mirar a los que le importaban mantener la cara, como Zhang Cang, Zhu Yan y Zhang Guanyu, para ver que todos ellos habían perdido. El Décimo Príncipe Yang Zhen era sabio, cada día que pudiera jugar a la pelota con Lin Ming sería un día extra.

Muchos de los presentes compartieron una visión diferente. Algunos estaban preocupados por Lin Ming, y había quienes les gustaba regodearse con las desgracias ajenas, esperaban ver a Lin Ming morir a manos de Ouyang Dihua.

Lin Ming era poderoso, pero detrás de Ouyang Dihua había un anciano de los Siete Profundos Valles. Tal personaje podría enviar fácilmente un Séptimo Profundo Decreto que incluso podría hacer que una nación cambie de gobernante y el nombre de la tierra. Incluso si Lin Ming alcanzara el Período de Condensación de Pulso, no se atrevería a moverse contra Ouyang Dihua, de lo contrario, eso sería cortejar la muerte.

En toda la controversia, Bai Jingyun se mordía silenciosamente los labios mientras miraba a Lin Ming con una expresión muy compleja.

Todavía tenía medio año… el día en que terminarían sus obligaciones de llorar la muerte de su padre durante tres años, era en medio año.

Después de que el período de luto terminara, ese sería el día en que Ouyang Dihua le propondría matrimonio.

Bai Jingyun no esperaba que su abuelo, que tenía que preocuparse por los intereses familiares, tuviera el coraje de rechazar este matrimonio. Tampoco esperaba que Ouyang Dihua simplemente se olvidara de ella.

Aunque Ouyang Dihua ni siquiera le había dicho algunas palabras en el banquete de hoy, eso fue solo porque el momento no era el adecuado. Bai Jingyun había visto claramente los ojos de Ouyang Dihua cuando la miraba, y esos ojos estaban llenos de avaricia e inmoralidad.

Bai Jingyun ya se había resignado a su destino, pero ahora, vio que Lin Ming y Ouyang Dihua eran enemigos.

Esto hizo que su corazón se apretara.

Tal vez… Solo tal vez… había un 1% de posibilidades de que Lin Ming pudiera rescatarla de aquel pozo…

——————————————————–

En el campo militar, Ouyang Dihua dio un paso a la vez hacia Lin Ming. Cada vez que daba un paso, su horrible aura se volvía un nivel más fuerte. Sus pasos causaron que los corazones de aquellos que lo veían resonaran al ritmo de estos. Esta sensación fue muy incómoda.

— ¡Como no puedo moverme en tu contra, entonces te obligaré a someterte!

Cuando Ouyang Dihua dijo eso ferozmente, el aura de su cuerpo estalló de repente. ¡Quería confiar en la virtud de su gran presencia para oprimir a Lin Ming hasta que no pudiera persistir más y tuviera que ceder!

Ouyang Dihua ya había cultivado su ‘Poder Divino de Acacia’ hasta el pico de la tercera capa. Solo faltaba un paso antes de que pudiera llegar a la cuarta capa. Su imponente aura era mucho más peligrosa que la de Zhang Guanyu. Con cada paso, todo tipo de ilusiones caóticas y demonios parecían precipitarse hacia arriba como una marea creciente que cubría a Lin Ming.

Los que estaban cerca de Ouyang Dihua se vieron obligados a retirarse. Esta aura era extremadamente extraña y espantosa. Tan pronto como se extendió a ellos, las pesadillas ilusorias aparecieron y eso causo que sus mentes casi se perdieran.

— ¡Mi Señor, ten cuidado! —Un guardia vio que su maestro ya se había vuelto estúpido, y la saliva le goteaba por las comisuras de la boca. Quería sacudirlo y despertarlo de esta pesadilla, pero sabía que era inútil. Solo podía arrojarlo sobre su espalda y llevarlo más allá del alcance que cubría la aterradora aura de Ouyang Dihua.

Muchos de los presentes de élite tenían una cultivación de artes marciales que era demasiado baja para resistir la naturaleza del aura perpleja de Ouyang Dihua. Incluso aquellos artistas marciales en las etapas de Entrenamiento de Víscera no se sentían bien y se vieron obligados a girar la esencia verdadera dentro de sus cuerpos para resistir la presencia opresiva de Ouyang Dihua. Había aquellos cuyos cultivos eran simplemente demasiado débiles, y, sin pensarlo, simplemente huyeron.

¡Un artista marcial del Período de Condensación de Pulso de los Siete profundos valles es verdaderamente formidable!

Estos nobles en la audiencia solo habían sido rozados por esta aura y sin embargo habían sufrido tan miserablemente. Lin Ming en realidad estaba soportando la peor parte de la presión en el campo; lo difícil que era, solo podía ser imaginado.

Pero cuando finalmente todos, con un gran esfuerzo, estabilizaron sus propias mentes y conciencias contra las ilusiones caóticas, quedaron atónitos mientras miraban hacia Lin Ming.

Ellos vieron a Lin Ming parado de brazos cruzados, luciendo despreocupado. Sus dos manos estaban sostenidas contra su pecho, y estaba parado tranquilamente en el centro del campo militar. La Lanza Ligera de Peso Profundo fue abrazada entre sus brazos, contra su pecho. Y cuando miraron su expresión, vieron que Lin Ming miraba hacia Ouyang Dihua como si él fuera solo un mono juguetón.

TRADUCTOR: Horo

EDITORA: Aucifer Sakuya

Índice