Goblin Kingdom Capítulo 40: Enfrentamiento II

Goblin Kingdom

Capítulo 40

Enfrentamiento II

 

[Raza] Goblin

[Nivel] 62

[Rango] Duque; Jefe De La Horda

[Habilidades] <<Comandante De La Horda>>  <<Voluntad Rebelde>>  <<Aullido Abrumador>>  <<Esgrima B->>  <<Codicia Insaciable>>  <<Alma Del Rey>>  <<Sabiduría De Un Gobernante I>>  <<Ojos De La Serpiente Azul>>  <<Baile En La Frontera De La Muerte>>  <<Ojo De La Serpiente Roja>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Alma De Un Guerrero Loco>>  <<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>

[Protección Divina] Diosa Del Inframundo, Altesia

[Atributos] Oscuridad, Muerte

[Bestias Subordinadas] Kobold Superior (Nvl 1) Gastra (Nvl 1) Cynthia (Nvl 1)

[Estado Anormal] <<Encanto Del Santo>>

La horda orca mostró una abertura desde sus flancos.

 

Y decidí aprovechar eso mientras seguían acercándose al pueblo.

 

«No hagan ningún sonido» Ordené mientras corríamos por los matorrales.

 

Mantuve mi mano en Iron Second en mi espalda mientras me apresuré hacia el orco antes de nosotros.

 

«¡Conviérteme en una espada (Enchant)!»

 

Inmediatamente, revestí mi hoja con poder mágico. Y con un golpe, corté al orco ante mí.

 

«¡PyuGUaa!» Gritó el orco.

 

Tenemos que irnos antes de que los orcos se reúnan debido a ese grito moribundo del orco.

 

— ¡Pero antes de eso!

 

Cortamos más de los atestados orcos. Y después que los pelotones de Gi Go y Gi Ji empujaran un poco a los orcos, nos retiramos.

 

“¡GURUuUuuAA!”

 

Ni siquiera podíamos matar a 5 orcos en estos ataques sorpresa.

 

E incluso cuando atacábamos a los orcos desde atrás, el número que matábamos ni siquiera alcanzaba los 6.

 

Esto es malo.

 

Los orcos son más duros de lo esperado, por lo que el poder de ataque de los goblins no es tan efectivo como esperaba que fuera.

 

Incluso la batalla en el otro lado no va favorablemente. Gi Gu y Gi Ga, dos goblins de clase noble, están liderando a sus escuadrones para luchar, y sin embargo el número de orcos que están matando todavía están por debajo del número esperado.

 

Es como si estuviéramos peleando contra monstruos que no se cansan.

 

No importa cuánto los cortamos, los orcos se niegan a mostrar signos de debilitamiento.

 

Me paré en la parte de atrás cuando terminé la carga contra los orcos.

 

Envié a Gi Gi anoche, pero aún no ha regresado. ¿Cuándo regresará?

 

Aquellos pensamientos que apestaban a debilidad aparecieron de repente en mi corazón. Pero mientras empuñaba a Iron Second, barrí esos pensamientos impropios.

 

Soy el rey.

 

Si en quien los siervos creen deja de creer en sí mismo, ¿¡Qué crees que pasará!?

 

No debo vacilar.

 

«¡Una vez más!»

 

Cuando los orcos comenzaron a avanzar de nuevo, reanudé nuestro ataque.

 

¡Los cortaremos tantas veces como necesitemos!

 

◆◇◆

 

Estaba claro incluso desde la distancia. La situación actual se dirigía hacia la peor conclusión posible.

 

Después de atacar a la horda orca por cuarta vez, vi el estado de la aldea.

 

¡Mierda!

 

La mitad de las trampas ya se han utilizado.

 

Todavía no han llegado a las vallas, pero eso es sólo cuestión de tiempo.

 

Las piedras y la magia se disparan continuamente a los orcos, y están manteniendo la situación juntos, pero eso también es sólo cuestión de tiempo. En algún momento, esta situación se derrumbará a favor de los orcos.

 

El ataque de la horda orca es demasiado feroz. Podría ser porque su rey los está guiando, pero de cualquier manera, están cargando imprudentemente. Ni siquiera se molestan en ayudar a sus hermanos atrapados mientras los pisotean.

 

¿¡No conocen el miedo!?

 

No pude evitar pensar eso mientras observaba cómo su despiadada carga se desplegaba ante mis ojos.

 

Al cabo de un rato, los orcos finalmente llegaron a la zanja.

 

¡Mierda!

 

Rápidamente, miré hacia la horda orca.

 

Todavía hay un montón de fuerza de combate dejada por el rey orco que estaba liderando la incursión contra la aldea. En comparación con eso, estamos… Miré a los goblins detrás de mí, y observé que estaban todos claramente exhaustos.

 

Cada vez que atacamos, los goblins tuvieron que esquivar los ataques del orco que podrían lesionar mortalmente a cualquiera de ellos con un solo golpe. Por supuesto, también podríamos reducir las fuerzas del orco lentamente, pero a este ritmo, la aldea caerá antes de lograr cualquier cosa digna de mencionar.

 

Y mientras que Gi Go, Gi Ji, y los demás goblins raros todavía tienen algo de fuerza, los goblins normales están claramente a punto de llegar a sus límites.

 

Pero aun así—

 

Tengo que hacerlos marchar. De lo contrario, el pueblo se caerá.

 

«¡Adelante!» Ordené.

 

Ni siquiera tienen la fuerza para hablar. Incluso ese silencioso asentimiento de ellos sólo llevaba esperanza a lo sumo.

 

¡Mierda! ¿¡Que rey!? ¿¡Me llamo rey, y sin embargo lo máximo que puedo hacer es confiar en su fuerza!?

 

Con mi cuerpo agachado, me acerqué a la horda orca desde los matorrales.

 

“¡PyuGUaAAa!”

 

Ante el grito del orco, levanté la vista momentáneamente. Allí, vi a los orcos reunirse rápidamente en un grupo mientras comenzaron a dirigirse hacia nuestra dirección.

 

¿¡Cómo nos notaron!?

 

«¡Retirada!» Comandé de inmediato.

 

¡Tenemos que retirarnos! ¡De lo contrario todos los goblins serán comidos!

 

Entonces, para debilitar a los orcos que se acercaban, me paré delante de ellos, y balanceé mi gran espada.

 

Cuando comenzamos a retirarnos, de repente me di cuenta.

 

¡La dirección del viento ha cambiado!

 

El sentido del olfato de los orcos es fuerte ¿Se dieron cuenta de nosotros por eso?

 

Los garrotes de los orcos se acercaban desde mi izquierda y derecha. Una de las cosas molestas de la lucha en la guerra es que los ataques vienen de muchas direcciones, causando que el tipo de oponentes que normalmente no serían una amenaza en uno contra uno se vuelvan peligrosos.

 

Sin mencionar que en realidad hay más orcos que nosotros. Además de eso, son lo suficientemente fuertes como para matar a los goblins en un solo golpe.

 

Sabiendo eso, ordené de inmediato a los goblins que habían tratado de emboscar con esmero a los orcos para que retrocedieran, mientras yo trataba con los orcos amenazándolos.

 

Balanceé mi gran espada, y empujé a un lado los garrotes que se aproximaban. Entonces cambié con fuerza la dirección de la espada balanceada, y la volví hacia atrás de donde vino, cortando el pecho del orco que se había acercado a mí para perseguir a los goblins.

 

Normalmente, este orco ya habría vacilado por este ataque, pero ahora era como si ni siquiera estuviera perturbado. De hecho, el orco incluso se enfureció más, y me atacó aún más salvaje que antes.

 

Un orco entonces trató de atraparme desde mi derecha. Lo esquivé y, al mismo tiempo, pasó junto a mis ojos el garrote que había sido oscilado desde mi izquierda.

 

¡Estos bastardos, no están considerando los daños que podrían incurrir en absoluto!

 

Si en este momento, en vez de eso, hubiera cortado el brazo del orco que trataba de capturarme, ese garrote habría aterrizado firmemente sobre mi cuerpo.

 

¡Sólo intentaron matarme incluso a costa del brazo de ese orco!

 

Encima de eso, lo hicieron tan suavemente… ¡Así que ésta es la locura del orco! ¡El poder del rey orco!

 

Fijando mi objetivo en el ataque venidero desde el orco a mi izquierda, balanceé mi gran espada. Con la ayuda de <<Esgrima B ->> esa oscilación se dirigió directamente a la cabeza del orco. El orco trató de defenderse con su garrote, pero mi espada era más rápida, y su cabeza salpicada de sangre. Empuñé mi gran espada sobre mi hombro mientras arreglaba mi postura.

 

Mientras lo hacía, un orco entró profundamente en mi rango, desafiando un cuerpo a cuerpo. En respuesta, dejé que mi espada descendiera con gran poder.

 

Al descender la espada, el cráneo del orco se partió, pero antes de que pudiera cortar el orco hasta el final, me detuve.

 

Es porque otro orco me atacaba por detrás.

 

El orco extendió su lanza, y pasó por delante de mis hombros.

 

Yo estaba molesto por tener que lidiar con el miedo de ser atacado por detrás, pero sólo apreté los dientes mientras me concentraba en la lucha a mano.

 

De repente, una espada corta fue lanzada, dibujando una parábola antes de perforar mi pie.

 

¡¡¡Mierda, mierda, mierda!!!

 

Cuando me retiré rápidamente, escondí mi cuerpo entre los matorrales y me arrastré. De esa manera corrí desesperadamente de los orcos.

 

Entonces seguí el rastro de olor de los goblins. Estaba oscuro cuando llegué a ellos.

 

«Jefe…» Gi Ji bajó la cabeza impotente.

 

Al ver eso junto con Gi Go, quien me estaba mirando en silencio, me hizo enfurecerme.

 

¿¡Por qué!? ¿¡Por qué soy tan débil!?

 

¿¡Por qué hay una enorme brecha en la fuerza!?

 

¿¡Voy a perder!?

 

¿¡Voy a ser derrotado!?

 

A este ritmo, el pueblo será aniquilado.

 

Un lugar como este… ¡En un lugar como este!

 

Cuando agarré a Iron Second, recordé el peso de la espada.

 

¡No hay tiempo!

 

En ese caso…

 

¡En ese caso!

 

“Gi Go, Gi Ji”

 

Mientras cerraba los ojos en silencio, suspiré profundamente.

 

Necesito ganar mientras minimizo las bajas…

 

Sí, fue porque pensé en esas cosas que nos empujaron los orcos. Fue por eso que tuve que huir con mi cola entre mis piernas.

 

Mientras pensaba eso, empecé a hablar. Y pregunté.

 

«¿Están preparados para seguirme?»

 

No sé si los goblins sintieron algo fuera de lugar, pero se miraron entre sí.

 

«A este ritmo, el pueblo será aniquilado» Continué.

 

Los goblins permanecieron en silencio mientras escuchaban mis palabras.

 

«Esta ya no es una pelea que se puede luchar sin sacrificios» Declaré.

 

Soy el rey. Por lo tanto, debo ordenarlos…

 

Tirar sus vidas para proteger lo que debe protegerse.

 

«Si el rey lo ordena, entonces…» Gi Ji me miró directamente a los ojos.

 

Sí. Es exactamente eso. Les ordeno a todos morir.

 

A todos ustedes, que compartieron conmigo una comida, que cazaron conmigo… A todos ustedes que vivieron conmigo…

 

Les ordeno a todos morir.

 

«Mi vida ya le pertenece al rey» Dijo Gi Go mientras inclinaba la cabeza.

 

No sé cómo describir este sentimiento.

 

Pero a menos que yo dé esta orden, el pueblo caerá. Mis sueños serán aplastados. ¡Y toda la sangre que se ha derramado se desperdiciará!

 

Pero, sí… Al final… Estoy ordenando que todos mueran por mí—

 

«… A partir de aquí, atacaremos a los orcos. Esta vez, ustedes deben pararlos en sus pistas. Y no se detendrán hasta que el rey orco esté muerto.»

 

«¡Como usted quiera!»

«¡Como usted ordene!»

 

Mientras estaba de pie, Gi Go y Gi Ji comandaban a los goblins.

 

No tengo tiempo para vacilar.

 

En el momento en que vacile, el pueblo caerá en ruinas.

 

«¡Adelante!»

 

Con Iron Second en mi hombro, hice mi camino hacia el Rey Orco.

 

Número Total De Orcos: 85

Blindaje Pesado (Espada, Escudo, Armadura): 16

Garrotes: 43

Lanzas largas: 19

Lanza corta: 8

 

————————————————————————————-

Ya sabia yo que alguien iba a morir.

No quiero traducir el siguiente :c

Eso, tengo sueño, hasta el próximo.

Traductor: Krailus

Editor: Reika

Índice

Índice