Terror Infinity – V1 C4-2

 

Terror Infinity

Vol. 1: Capítulo 4-2

 

Zheng pensó por un momento y preguntó. «¿Y la cuarta categoría? Las primeras tres parece que ya tienen todo incluido.»

Jie dijo con una sonrisa misteriosa. «La cuarta categoría tiene lo bueno. Sabemos que cualquier persona se rompería cuando haya estado el tiempo suficiente en este lugar. Así que la última categoría son los artículos de entretenimiento.»

«Hay tabaco, marihuana, heroína, estos son baratos. Un punto de recompensa puede ser separado en mil partes. Un kilo de heroína solo toma 5 partes de un punto. ¿Cómo es eso? Se preguntaran. Dios analizó que una persona normal solo necesita alrededor de 300 puntos en la vitalidad celular y 350 puntos en inmunización para poder inyectarse heroína sin restricciones.»

«Aparte de esos, en esta categoría también se puede canjear por tiempo para vivir en un mundo normal. También hay álbumes de música, películas, ¡e incluso mujeres!»

Jie estaba riendo histéricamente en este punto. Zheng dijo. «No estoy interesado en la silicona.»

Jie palmeó el hombro de Zheng. «¿De qué hablas?, ¡es una mujer real! ¡Dios puede crear mujeres reales! Ellas tienen inteligencia, tienen su propia personalidad, e incluso recuerdos. Cuando compras una mujer, puedes elegir su cara, el cuerpo, la edad, la raza, cada detalle. ¿Has jugado Artificial Girl? Bueno, esto es mucho más detallado.»

Los ojos de Xiaoyi brillaban, mientras que Lan resopló.

Jie dejó de reír y dijo en un tono serio. «Nadie sabe si uno va a sobrevivir a la siguiente película. Así que quiero tener a la mujer que a mí me gusta a mi lado. Ya sabrás una vez que lo intentes, ella no es una muñeca. A pesar que es una vida creada por Dios, es más realista que muchas mujeres en el mundo real. Y realmente te amará. Puedes compartir los terrores que hayas experimentado con ella. Dios dijo que una vez que obtenga suficientes puntos para volver, se pueden mantener las mejoras, todos los artículos que se hayan intercambiado, y esta mujer puede ir contigo también. Si puedo volver, me casaré con ella. Es la única a la que amaré por el resto de mi vida.»

Estas palabras fueron dichas con sinceridad y pasión. En la era moderna, la gente solo se preocupa por dinero y el sexo. Zheng y los otros admiraban a alguien que realmente podía amar.

Lan se tocó la cabeza. «Detengamos este tema. Caballeros, hay una señorita aquí. Jie, cuéntanos acerca de la dimensión de Dios. ¿Qué pasará después de una misión?»

«Nada especial. Van a ir a la dimensión de Dios después de terminar la misión. Dios es una esfera de luz que flota en el centro. Puedes comunicarte con él solo con pensar. Hay veinte habitaciones al lado, a pesar que nunca están todas ocupadas. Ustedes tendrán su propia habitación. Solo las personas a la que le den permiso podrá entrar en la habitación. Aparte de eso, estaremos diez días en la dimensión de Dios entre misiones.»

Lan le iba a preguntar algo más cuando Jie de repente se puso de pie. Corrió hacía puerta y se asomó por la ventana. El resto de ellos se sorprendió y lo siguió. Pero no pudieron ver nada en el pasillo.

Jie se dio la vuelta y gritó. «Reina Roja, informa de lo sucedido fuera de la habitación.»

La voz de una niña sonó. «Dos lickers están atacando la puerta exterior. La puerta durará cuarenta segundos.»

«Mierda. Sabía que las cosas no serian tan fáciles. Esos lickers debieron sentir nuestro olor. La puerta exterior no podrá bloquearlos. Lo bueno es que ya nos hemos ocultado.» Jie miró su reloj.

Zheng y los demás miraron sus relojes también. La cuenta atrás todavía tenía diecisiete minutos para el final, había tres puertas y un corredor entre los lickers. No podían luchar contra los lickers cara a cara con las armas que tenían.

Zheng no quería morir aquí, sobre todo cuando hay esperanza. Gritó. «Reina Roja, ¿cuánto tiempo tenemos?»

La voz no respondió. Zheng apuntó con su arma a la computadora. «Sé que estás programada para evitar la propagación del Virus-T. En otras palabras, quieres matar a cualquier cosa que tenga la posibilidad de propagarlo. Eso nos incluye a nosotros, ¿verdad? Toma tu decisión, ya sea protegernos con el sistema de defensa o dejar que los lickers entren aquí. Pero vamos a destruir tu circuito principal antes que ellos entren. Una vez que pierdas el control de La Colmena, ¿cuánto del virus crees que llegará al mundo exterior?»

La voz de la niña finalmente regresó. «¿Puedo preguntar por qué siguen luchando? Ustedes decidieron quedarse aquí, ¿no van a sacrificarse a sí mismos?»

Lan respondió antes que Zheng pudiera decir una palabra. «No se supone que las computadoras cuestionen a los seres humanos. Tienes que ser consciente de ser solo un ordenador. ¿Entiendes? Además, como ya estamos aquí, no podremos propagar el virus aunque vivamos. Entonces ¿por qué no protegernos, niña?»

«… entendido. Los lickers no serán capaces de penetrar el sistema de defensa.»

En ese momento, se escucharon fuertes golpes en la puerta al otro lado del pasillo. Se podía ver a los lickers a través de la ventana y la puerta metálica ya estaba perdiendo su forma.

«Qué impresionante fuerza, no es de extrañar que valgan 100 puntos. Si tuviera un RPG con granadas ilimitadas podría ganar puntos ahora.» se rió Jie.

Zheng preguntó sin pensar. «¿Cuánto cuesta?»

«Por supuesto que va a ser caro. Un RPG normal cuesta 2000 puntos. Yo preferiría mejorarme a mí mismo si tuviera tanto. Y no es que sea eficaz en todas las películas.»

La puerta estaba totalmente deformada, las garras de los lickers la destrozaron y aparecieron ante sus ojos.

Tenían varios metros de altura, todo un cuerpo de músculos rojos. No tenían ojos, probablemente sentían a sus objetivos a través del calor y olfato. Sus lenguas podían extenderse por alrededor de tres pies. Sus garras eran más duras que el acero.

Zheng miró a los dos lickers y luego a su pistola. No creía que esta pistola pudiese incluso dañarlos, por no hablar de acabar con ellos.

Los lickers se voltearon hacia ellos y uno arremetió hacia donde estaban, seguido del segundo. ¡Bang! Podían sentir la puerta temblar.

«¡Reina Roja!» gritaron Zheng y Jie.

Al mismo tiempo, se formó un láser en el interior del pasillo y se dirigió hacia los lickers. Cuando los lickers estaban a punto de arremeter otra vez, el láser pasó por delante de ellos y luego desapareció. Los lickers dejaron de moverse, la parte superior de sus cuerpos lentamente cayó.

Los tres exhalaron. Se sentían tan pequeños frente a estos monstruos. Solo se requeriría un zarpazo para tomar una vida. Incluso Jie era solo una persona normal ligeramente más fuerte. No sería capaz de sobrevivir contra esos monstruos.

Jie se sentó en el suelo y sacó un par de cigarrillos. También lanzó uno a Xiaoyi esta vez. «¿Conocen el miedo y el terror? Yo lo he experimentado muchas veces ya. Ni siquiera sé cómo me las arreglé con esas tres películas. Mierda. Este lugar es insoportable.»

Zheng y Lan sonrieron amargamente. En el momento en que los lickers se lanzaron hacía ellos, reaccionaron peor que Jie. Apenas podían mantenerse de pie por los temblores. Gracias al cielo el sistema de defensa los salvó. De lo contrario, ni siquiera podrían huir.

«Sigan esperando. Este sistema de defensa es lo suficientemente bueno. Probablemente podríamos…»

De repente, toda la habitación se oscureció. Corrieron a la puerta y se asomaron. El pasillo estaba totalmente negro. La energía que lo mantenía se acabo.

«Mierda. La trama. ¿Cómo me he olvidado de eso? ¿Todavía recuerdan la trama?» Jie dio una patada a la puerta y empezó a gritar.

Zheng trató de recordar la trama. Esta película tenía más de diez años ya. A pesar que la había visto, ya había olvidado los detalles. Después de un tiempo, él y Lan dijeron al mismo tiempo. «¡Kaplan apagó a la Reina Roja!»

Cuando los personajes principales fueron encerrados en un laboratorio y un licker estaba atacando la puerta, Kaplan apagó a la Reina Roja para salvarlos. Con esto, los cuatro perdieron su defensa. Lo único que les quedaba era la última puerta.

Poco a poco se fueron calmando. Sabían que cualquier sonido podía llamar la atención de los Lickers. Así que mantuvieron la boca cerrada. Incluso entonces los sonidos de su respiración eran todavía demasiado notables en esta oscuridad.

Pasó el tiempo, y luego un fuerte sonido de respiración vino desde la oscuridad, junto con el sonido abrasivo entre dos metales. No tenían que mirar para saber lo que hay afuera.

Zheng recordó que solo les toma unos pocos minutos a los personajes principales para ir de nuevo a la superficie después de que se fuera la luz. Ese era aproximadamente el mismo tiempo en el que terminaría su misión.

Zheng le pidió a Lan en voz baja. «¿Cuánto queda en el reloj?»

«No sé. No puedo ver en la oscuridad. Tal vez unos pocos minutos.»

‘¿Pocos minutos? ¿Como cuántos minutos es eso?’

Zheng no pudo abrir la boca de nuevo. La respiración se había acercado a la última puerta. El corazón de todos se apretó. Escucharon el sonido de rasgado en la puerta.

«¿Cuánto tiempo más? ¿Cuánto tiempo falta? ¡De prisa!»

Zheng miraba intensamente a la puerta. Se aferró a su arma, aunque sabía que esto no podía hacer nada contra el licker. Esa era la única forma de apoyo que tenía.

¡Bang! Con un fuerte estallido, un objeto afilado casi penetra la puerta. Sus corazones dieron un vuelco y corrieron a la parte trasera de la sala. Incluso Jie mantenía su cuerpo cerca de la pared.

La puerta comenzó a deformarse, y finalmente una garra penetró y arrancó la puerta metálica de un espesor de 10 cm como si fuera mantequilla. Se podía ver el aterrador rostro de un licker.

«Ahhh!» Zheng y Jie empezaron a gritar y dispararon contra el licker. Habían perdido su calma ante el horror y junto con la oscuridad, ninguna de sus balas golpeó al licker. El licker tiró el pedazo de puerta en su mano y se abalanzó hacia ellos


Traductor Tordmund Icestorm

Editor Lykanos


 

Índice