Goblin Kingdom Capítulo 8: Intruso

Goblin Kingdom

Capítulo 8

Intruso

 

[Raza] Goblin

[Nivel] 32

[Rango] Noble; Rey De Un Grupo

[Habilidades] <<Comandante De Un Grupo>>  <<Voluntad Desafiante>>  <<Aullido Abrumador>>  <<Esgrima C->>  <<Avaricia>>  <<Alma Errante>>

[Protección Divina] Diosa Del Inframundo, Altesia

[Atributos] Oscuridad, Muerte

 

(Krailus: Aquí desaparece <<Demonio Al Acecho>> y aparece <<Alma Errante>>)

 

Con la amenaza inmediata eliminada, comencé a formular un plan sobre cómo expandir nuestra área de vida.

 

Ahora mismo, el área alrededor de la construcción abandonada es capaz de proporcionarnos comida más que suficiente para vivir. También hay un lago, así que no hay escasez de agua.

 

Además, no faltan animales para ser cazados.

 

Sin embargo, mi sueño no es algo que termine en un lugar remoto como este. Aunque me anuncie como rey aquí, sólo unos 50 goblins se someterán a mí.

 

Eso no es suficiente. No es suficiente para nada.

 

Ni siquiera sé dónde estoy en este mundo.

 

Hay seres humanos en este mundo, así que debería haber otra existencia que viva en esta tierra que tenga una autoridad separada de la nuestra.

 

Ya sea que esa existencia sea un dragón, un humano, o quizás algo completamente distinto.

 

Lo primero es entender la geografía de los alrededores.

¿Hasta dónde llega este bosque? ¿Hay algo fuera del bosque? ¿Y de dónde a dónde están las áreas peligrosas en el bosque?

 

Con el fin de recopilar esa información, y para hacerles entender lo que se llama una organización, tengo que educar a los goblins.

Así que hice que los goblins trabajaran en un sistema de células de tres hombres que yo creé, y les dejé cazar de esa manera.

 

Tres goblins machos trabajaban en grupo, cazando sus presas con trampas y herramientas.

 

Al mismo tiempo, sólo permití la cópula con las goblins femeninas a las células de tres hombres que lograban excelentes resultados.

 

Tal vez sea porque aún me queda parte de mi humanidad que no siento ningún tipo de compasión hacia las goblins femeninas.

 

… ¿Debería alegrarme por esto?

 

Llamo a la zona en la que vivía el antiguo grupo separado, la frontera cuando viajaba a pie. Es un área relativamente segura con muchas trampas preparadas.

 

Habiendo dejado el comando de las cacerías a Gi Gu y Gi Ga, fui a explorar las áreas aún inexploradas.

 

Cuando se trata de las zonas vírgenes del bosque, lo primero que debo comprobar es la proximidad del lago.

 

La distancia del pueblo al lago a pie es de medio día. En cuanto a mi equipo, todo lo que tenía era una Armadura de Cuero que obtuvimos al derrotar a los orcos, dos espadas largas y una daga.

 

Puede que sea muy ligero, pero tengo que aumentar la fuerza general del grupo, así que no se puede evitar si esto es todo lo que tengo.

 

Ya he tirado todo lo que parecía útil a los goblins, y sólo estoy explorando alrededor del lago por mi propio bien, así que debería estar bien.

 

Escondiéndome en los arbustos, busqué a cualquier enemigo.

 

Ahora mismo soy más que un rival para un orco, pero podría haber criaturas más fuertes que yo en este bosque. Como la araña gigante, o un orco que nunca haya visto antes, o quizás un hombre lagarto. Y luego están los kobolds. Son más débiles que los goblins, pero son bastante problemáticos si trabajan juntos. Aún no he visto ninguno.

 

Pero más que eso, lo que realmente me molesta es el hecho de que no confío en los goblins.

 

En otras palabras, siempre estoy viviendo con miedo a su traición.

 

Después de todo, son bestias. Aunque hablen palabras como humanos, y traten de vivir como humanos, no son humanos. Por eso hay cosas que es imposible hacerles comprender. Así que no me resulta extraño buscar un lugar en el que encajar dentro de eso.

 

En plena caza, arrinconé a un enemigo fuerte y lo maté. Más tarde me di cuenta de que no podía recordar nada excepto esa sensación de euforia. Y al igual que cuando los lastimé, sentí que la ira se me subía a la cabeza de tal manera que sentí que iba a estallar.

 

Esa sensación era repulsiva.

 

Me estoy convirtiendo en un monstruo. Puedo sentirlo.

 

Puedo ver una ilusión de mi mente fusionándose en mi cuerpo.

 

Sin una línea clara, siento como si me arrastraran a algún tipo de destino.

 

Rechinando, me mordí los dientes.

 

Esto no es gracioso.

 

¡Voy a convertirme en rey por mi propia voluntad!

 

¡Voy a gobernar sobre los monstruos!

 

¡Voy a gobernar sobre los hombres!

 

Y… Y…

 

◇◆◇

 

Mientras esos pensamientos errantes giraban en mi mente, la primera criatura que había visto en este bosque pasó por mis ojos.

 

Un conejo de color tierra cubierto de armadura, un conejo blindado. Lo miré fijamente mientras conducía a otros cinco a comer hierba.

 

—- Ahora que lo pienso, tengo bastante hambre.

 

Al recordar repentinamente mi hambre, poco a poco fui acortando la distancia entre mi presa y yo.

 

Pulgada por pulgada, me arrastré hacia el conejo blindado. Entonces de repente sus oídos se apretaron y notó que me acercaba.

 

—- ¡Se dio cuenta!

 

En cuanto lo pensé, corrí.

 

Corriendo lo más rápido que pude, balanceé mi espada apenas lo alcancé.

 

Pero como si hubieran sabido que vendría mi espada, los conejos blindados corrieron en direcciones dispersas. Asentándome por el pequeño conejo, me resistí a la urgencia de balancear mi espada y salté una vez más.

 

Cuando el conejo estaba a punto de huir, lancé un golpe lo suficientemente fuerte como para ahuecar el suelo.

 

Su cuello voló, las flores de sangre brotaron, y se quedó sin vida en el suelo.

 

Tomé su cuerpo sin vida en mi mano, y tomé un mordisco de su armadura. Mis dientes se hundieron en ella, pero era inusualmente dura.

 

A este paso mis colmillos podrían terminar rompiéndose en su lugar, así que usé mi daga para quitarle la armadura, y comer sólo la carne.

 

Aunque era pequeño, parecía que se terminaba en cuanto me lo metí en la boca. Y todo lo que quedaba era una sensación desgastante.

 

Envainando mi espada, intenté crujir los pequeños huesos que quedaban, pero mis dientes no podían atravesarlos. Miré de cerca la armadura del conejo blindado.

 

Mirando el cuello manchado, se puede ver que sólo la parte alrededor del cuello era un poco más delgada.

 

Parece que el éxito de mi cacería sólo fue cuestión de suerte. Si hubiera golpeado su armadura, mi espada podría haber sido devuelta volando en su lugar.

 

“Fumu”

 

Respiré inconscientemente. No hay necesidad de pensar más en esto.

Más que eso, me pregunto si es posible usar esto como armadura. Sin embargo, para ello es necesario contar con un especialista con conocimientos de costura y la capacidad de moldearlo en una forma que proteja los signos vitales.

 

Intenté cortar las partes innecesarias con una espada corta, pero no va muy bien. Este tipo de trabajo delicado no es adecuado para manos de goblin.

 

Parece que necesitaré a un humano para hacer esto.

 

Al final, decidí llevármelo a casa, ya que podría ser útil más tarde.

 

Abrí un agujero en la parte de la piel del blindaje, inserté una cuerda de hiedra a través de ella, la sujeté y la llevé en mi espalda.

 

— De acuerdo, sigamos adelante.

 

Caminando a través de los arbustos, inspeccioné los alrededores del lago hasta el atardecer.

 

Mi botín para el día incluye tres pieles de conejos blindados, y el colmillo y la piel de un pequeño caimán con alas llamadas caimán en forma.

 

◇◆◆

 

Para cuando regresé, había una conmoción en el pueblo.

 

Fruncí las cejas ante el tumulto y grité.

 

“¿De qué se trata toda la conmoción?”

 

“¡Rey!”

 

El viejo goblin respetuosamente se inclinó ante mí, pero parecía estar en un estado de nerviosismo.

 

“Son humanos. Los humanos han llegado al bosque.”

 

Sorprendentemente, en realidad fue una cuestión bastante preocupante.

“¿Cuántos? ¿Cuáles son sus equipos?”

 

Gi Ga se paró ante mí.

 

“Seis humanos. Dos con hacha, dos con espada, una lanza. Mujer, dos.”

 

Es demasiado pronto. Sabía que eventualmente tendríamos que entrar en contacto con los humanos, pero este momento es…

 

Además, no sé cuál es su objetivo.

 

¿Por qué vinieron aquí? ¿Para subyugarnos? No, no es que nosotros…

 

En ese momento, recordé a las mujeres secuestradas.

 

Si ese es su propósito, entonces sería imposible para ellos ser algo más que un enemigo.

 

Es posible que hayan venido aquí a investigar.

 

¿Qué hacer? ¿¡Qué hacer!?

 

¿Debería hacerlo? Pero incluso si lo pospongo por ahora, volverán. Lo más difícil es lidiar con el implacable ataque de los humanos. Soy humano, así que lo sé. Si los humanos fuesen conducidos por el odio, por la malicia, o quizás por el miedo, entonces su tenacidad se dispararía por el techo.

 

¿Entonces debería correr? ¿Dónde? Un lugar al que podría ir con todos mis subordinados, ¿Existe tal lugar? Incluso si fuéramos a ir en la noche, las bestias que se mueven durante la noche, como la araña gigante, podrían atacarnos, causando víctimas innecesarias.

 

¿Qué hacer? ¿¡Qué hacer!?

 

“Rey, sus órdenes.”

 

Miré hacia el servil, viejo goblin, y reflexioné. También podría abandonar a estos tipos.

 

“¿Han entrado los humanos en el bosque antes?”

 

El viejo goblin se cruzó de brazos mientras me miraba con curiosidad.

 

“Los humanos se pierden en el bosque varias veces en un año.”

 

¿Varias veces en un año? No está tan mal. Ha pasado un mes desde que nací en este mundo.

 

Si pudiera comprar por lo menos un mes, entonces al menos podría crecer más de lo que soy ahora.

 

“Mataremos a los humanos. Gi Gu, prepárate. Gi Ga, vigila mientras estamos fuera.”

 

Llevándome a 40 goblins, corrí hacia el bosque.

 

Bajo el crepúsculo, nos movimos lo más rápido posible mientras nos asegurábamos de no encontrarnos con las arañas gigantes y los lagartos gigantes.

 

El hecho de poder percibir la localización de los humanos fue gracias a mi visión nocturna reforzada, que era aún más fuerte que la de los goblins.

 

Los humanos vagaban, caminando, con una antorcha en la mano mientras alzaban sus voces.

 

Confirmando la ubicación de los humanos, ordené a los goblins que se callaran y recogieran algunas piedras. Luego incliné mis oídos para escuchar a los humanos.

 

“¡Finra, di algo!”

“¿¡Dónde estás!?”

 

Parece que están buscando a alguien.

 

Los dos hombres que blandían un hacha tenían las espaldas inclinadas, pareciendo no estar versados en la forma de luchar. Contrariamente a eso, el hombre y la mujer que llevaban una espada con ellos exudaron un aura peligrosa.

 

Pero lo que no entiendo son los dos del centro. Un hombre y una mujer que usaban ropa religiosa.

 

No veo rastros de fuerza en ellos, pero mi nariz me dice que estos dos son los más peligrosos. También podrías decir que me siento incómodo. Pero esos dos están emitiendo una atmósfera extraña.

 

El hombre desprende un aura siniestra, mientras que la niña desprende un aura divina abrumadora. Ese es el tipo de poder que puedo ver escondido dentro de esos dos.

 

Al principio no estaba entusiasmado, pero ahora que las presas están aquí, mi cara no puede evitar sonreír.

 

Con mis subordinados ocultos, me presenté ante los seis humanos, y me paré en el centro de ese estrecho sendero animal.

 

“¿Cuáles son tus asuntos, humano?”

 

Para ver su reacción, les pregunté que mientras usaba <<Aullido Abrumador>> al mismo tiempo.

 

A eso, los dos hombres blandiendo un hacha, y la espadachín femenina titubearon.

 

Pero el fraile, la monja y el espadachín masculino no parecían en absoluto afectados.

 

La enfurecida voz de mi <<Voluntad Desafiante>> aullaba desde las profundidades de mi alma.

 

“¿¡Por qué hay un goblin de clase alta aquí!?”

 

El espadachín masculino abrió bien los ojos. Y los dos hombres con hacha empezaron a bajar gradualmente.

 

“¡Pensar que hasta podría hablar lenguaje humano… Es de muy alto rango, ten cuidado!”

 

Gritó el fraile, mientras se adelantaba para cubrir a la monja.

 

He sondeado tranquilamente sus movimientos individuales.

 

“Umm… Si podemos hablar, entonces si intentamos conversar —”

 

Mientras mis oídos recogían la voz susurrante de la monja, el fraile intervino.

 

“Imposible. Es un monstruo ¡Ya sabes!”

 

Al parecer, después de haber sido empujada por la opinión de todos los demás, la monja se vio obligada a dar un paso atrás. Mientras la miraba, concluí que ella no es la fuerza principal del grupo, sino el punto débil.

 

“Keifen, ¿Puedo dejártelo a ti?”

 

Respondiendo a las palabras del fraile, el espadachín masculino se adelantó. El aura que brotaba del hombre era pesada. El hombre parecía ser un experto espadachín. Pero parece que aún tiene veintitantos años… ¿O tiene treinta y tantos?

 

El hombre blandía una gruesa y masiva espada que necesitaba dos manos para ser cargada.

 

“¡No me odies, esto también es el destino!”

 

Mientras yo pensaba que iba a llevar la enorme espada de doble filo al hombro, el hombre acortaba la distancia de diez pasos a cero con una temible acometida.

 

– ¡No es bueno!

 

Concluyendo eso en un instante, rápidamente me moví hacia atrás mientras tiraba mi daga.

 

Esa espada se estrelló contra el lugar en el que yo estaba parado sin la más mínima desviación, cavando un enorme agujero en el suelo.

 

Ese agujero era suficiente para que un goblin entrara por completo, haciendo que me quedara aturdido por un momento.

 

– ¿Este es el poder de un humano?

 

La daga que había tirado se ha roto en dos, esparcida junto al espadachín.

 

Planeando dar caza, una tenue luz cubrió el cuerpo del espadachín. Mientras el fraile detrás de él formaba hechizos mientras susurraba algo.

 

“No tiene sentido discutir sobre esto, ¿Huh?”

 

Entonces en ese caso, no hay otra opción que luchar como un monstruo según mi corazón. Hombre contra bestia, si es esa clase de escenario, entonces… Tengo un estilo de lucha que se adapta perfectamente.

 

“Hágalo.”

 

Grité con mi <<Aullido Abrumador>>, ordenando a mis subordinados que tiraran las piedras.

 

Incluso si es sólo un manojo de piedras, tener piedras del tamaño de un puño lanzado a ti desde los matorrales de ambos lados simultáneamente no es algo risible.

 

Las piedras volaban una tras otra. Y algunas de ellas golpearon a los dos hombres con hacha, dejándolos inconscientes.

 

“¡Zeon-sama!”

“¿¡Reshia-sama!? ¡No es bueno!”

 

Hasta la pierna del fraile resultó herida. La espadachín femenina cubrió a la monja mientras gritaba, mientras que el espadachín masculino sólo perdió temporalmente la concentración.

 

Sin embargo, no me perdería la pequeña apertura que estaba esperando.

 

Pateé el suelo con todas mis fuerzas, corriendo a mi ritmo más rápido. Entonces agarré la cara del espadachín que estaba retorcida de miedo, y balanceé mi espada en un instante.

 

Sentí que mi espada se hundía en su carne mientras aquella veloz espada se detenía. Y con su pierna izquierda hundida en el suelo, la mitad de su cuerpo volteado con ella como eje. Al mismo tiempo que me giraba para mirar al espadachín, volví a girar mi espada de espaldas, apuntando a su cuello.

 

“Ku… Dios nos bendice su protección (Shield)”

 

Ante la respuesta del fraile que llegó demasiado tarde, un muro se expandió a su alrededor. Esto es probablemente esa cosa llamada magia. Una pared en forma de semicírculo e incolora estaba en el aire, repeliendo las piedras, haciendo que las partículas de las piedras aplastadas se esparcieran alrededor de la pared.

 

Entonces la sangre brotó desde dentro de esa membrana.

 

El cuerpo del espadachín lentamente cayó al suelo.

 

Con los gritos resonantes como acompañamiento, empuñé mi espada en alto una vez más. El fraile está en el camino.

 

“¡Lily, llévate a Reshia contigo y corre!”

 

Una bola de fuego se formó en la palma del fraile.

 

“¡Vierte la gracia de Dios en llamas (Fire Ball)!”

 

Un bulto de fuego del tamaño de un puño volaba en línea recta, apuntando a mi cabeza. Me agaché, lo esquivé, y al mismo tiempo caí sobre mis miembros como una bestia, y corrí hacia el fraile.

 

Con una baja posición de espada, ataqué desde esa posición de bestia.

 

“Tú, monstruo…”

 

La hoja astillada sacó las entrañas del fraile, penetrando su espalda a través de su cavidad abdominal. El fraile escupió todas las maldiciones cuando salió sangre de su boca. Pero el fraile continuó bloqueando mi camino, y pude ver lo que podría llamarse una superficie fanática religiosa en sus ojos.

 

“Somos los discípulos de Dios. No vamos a morir aquí. Las vanguardias del diablo -”

 

Incapaz de contenerme ante esa denigración, perforé al fraile con mi espada y le arranqué las entrañas.

 

El fraile gritó como si su alma acabara de ser retirada.

 

Justo antes de que su dios citara a su alma, decidí presentar mis respetos. Le acerqué mi boca y le susurré al oído con una voz lo suficientemente fuerte como para que sólo él la oyera.

 

“¿Recuerdas esa chica tan apetitosa? Voy a matarla mientras juego con ella.”

 

El fraile abrió los ojos asustado mientras respiraba su último aliento.

 

Me pregunto en qué mujer pensó él.

 

Saqué la espada astillada del fraile sin vida con todas mis fuerzas. Y con un balanceo, los coágulos de sangre que se aferraban a la espada fueron eliminados.

 

Esos coágulos de sangre salpicaban la cara del espadachín femenino que cubría a la monja.

 

Temblando, el espadachín femenino me apuntó con su espada.

 

Cuando vi eso, inconscientemente retorcí mi cara en una sonrisa sádica.

 

◆◇◇◆◆◇◇◆

 

Objeto: Iron Second adquirido (Gran Espada de Acero)

 

[Nivel] Sube de 32 -> 43

 

[Habilidad] Esgrima C- ha progresado a C+.

 

◆◇◇◆◆◇◇◆

 

———————————————————————————-

Nada que decir.

Traductor: Krailus

Editor: Reika

Índice

Índice