Goblin Kingdom Capítulo 1: Parto

Goblin Kingdom

Capítulo 1

Parto

 

¿Dónde estoy?

 

Cuando abrí mis ojos. Lo primero que me saludó fue la oscuridad, mientras el dolor punzante del hambre me atravesaba.

 

¿Hambre? No. Esto es más como… “Inanición”. Un hambre tan grande que es casi como lujuria.

“Gigi.”

 

Estoy… Hambriento.

 

Quería decir eso, pero no pude. Lo único que salió de mi boca fue un grito agudo y borroso.

 

Cerré los ojos, pero el hambre sigue atormentándome, sin descanso, sin pausa.

 

Mantuve los ojos cerrados. No quiero abrir los ojos. Fue demasiado esfuerzo.

 

“¡Gagururu!”

 

Pero entonces algo… Escuché algo. Una especie de ruido, desde algún lugar cercano.

 

“¿Gi?”

 

Ese ruido lentamente se arrastró, terminando por detenerse ante mí. Entonces, sentí que algo me golpeaba. Algo suave y tierno, con un olor asqueroso… Carne. ¡Era carne!

Delirante por el hambre, no pregunté qué tipo de carne era. Codiciosamente, puse la carne en mi boca y hundí los dientes en ella.

 

¡Delicioso!

 

¡Hahahaha! ¡Es delicioso!

 

No sé qué tipo de carne es, ¡Pero es deliciosa! Mucho más que cualquier cosa que he probado.

 

“¡Gigi-gigigi!!

 

Antes que me dé cuenta, ya me había comido todo.

 

-¡Más! ¡Quiero más!

 

¡No es suficiente! ¡Quiero más! ¡Más! ¡Más! ¡Más!

 

El anhelo dentro de mí, insatisfecho, creció más feroz dentro de mi cuerpo, mientras deseaba más carne.

 

Entonces, de repente, algo me agarró. Me tomó de la nuca, y me levantó.

 

“¿Gi?”

 

Si pudiera mirar hacia arriba ahora, entonces sabría que era la mano de una criatura que me sostenía.

 

Pero, cuando sentí que el viento me acariciaba.

 

La luz poco a poco comenzó a llenar mi vista. A medida que la luz brillaba sobre mí, me vi obligado a estrechar los ojos. Demasiado brillante, pensé.

Esa luz entró en mis ojos como el fuego; me quemó los ojos.

Si dejo que mis ojos lentamente se acostumbren a ella, entonces debería ser capaz de…

 

“¿Gigi?”

 

Cuando por fin pude abrir los ojos, lo que me saludó fue un bosque grande y espeso. Entonces, me di cuenta, mi campo de visión estaba temblando. Me pregunto cuánto tiempo ha pasado, desde que la última vez que llevé algo de esta manera. ¿20 años? No, incluso como un bebé, habría llevado las cosas de una forma más… normal. Quiero decir, los seres humanos desde el principio son… Mientras me preguntaba quién era el que me estaba tratando tan rudamente, moví mis ojos. Pero lo que vi, me sacudió hasta el fondo. Lo que me ha colgado como a un cachorro, era algo que no podía haber pensado que fuera más que una broma. Una criatura con un ancho y verde cuerpo.

 

“¿Gi?”

 

No… No importa cómo mires esto. Esto…

 

Esto no es humano.

 

En otras palabras… es eso.

 

Tal vez sea por mi falta de vocabulario, pero no puedo pensar en una palabra más apropiada que…

 

Goblin. Si, un goblin.

 

Ese horrible rostro. Ese cuerpo voluminoso, ancho, con la piel verde.

 

Sí. Un goblin. Debe ser un goblin.

 

Mientras murmuraba eso para mí, ese goblin se giró y me miró con una cara que sólo podía describir como repugnantemente horrible.

 

No está bien. Voy a morir, pensé mientras tragaba.

 

Ese monstruo verde y voluminoso era tan horrible, solo su mirada, era suficiente para hacer que me prepare para la muerte.

 

Sin embargo, para mi alivio, sólo me miró, antes de caminar de nuevo.

 

Siguió caminando, y eventualmente, dejamos ese bosque espeso. Después de lo cual, ligeramente me arrojó a la orilla de un hermoso lago. La belleza de ese lago era rara en los tiempos actuales.

 

“Alimentar. Capturar. No es bueno, entonces muere.”

 

Después de que el goblin me dijo eso, me dio la espalda y se alejó. Al ver que ese monstruo verde se giraba, me di cuenta de que tenía un arma letal que parecía un poco como un garrote de una sola mano en la espalda.

 

¿Alimentar?

 

¿Está hablando de la carne de hace un tiempo? Pero, ¿Qué tipo de carne era esa?

 

En cualquier caso, no estoy de humor para ir contra un monstruo. Así que mientras tanto, mejor me refresco con un poco de agua del lago.

 

Por cierto, esto es seguro para beber… ¿Verdad?

 

Al calmar mi sed, me di cuenta de que era capaz de distraerme del hambre.

 

Ahora, ¿qué debo hacer? ¿Debo intentar correr? Pero mi mayor problema es que no tengo idea de lo que está pasando. Mientras pensaba en eso, miré con calma la superficie del agua. En la cual, de repente, mis pensamientos se detuvieron.

 

“¿Gi?”

 

¿Ah?

 

¿Por qué está aquí? Ese horrible rostro del monstruo verde se reflejaba en la superficie del agua.

 

“¿Gigi?”

 

¿Ah?

 

Puedo verlo. Esa misma piel fea y verde.

 

“¿Gigi?”

 

¿Aah?

 

Mirando fijamente el reflejo, giré mi mano. Como un espejo, la imagen reflejada me imitó, y le dio la vuelta descaradamente. “Imposible”, pensé. No dispuesto a aceptar, me toco la cara varias veces. En respuesta, el reflejo sobre el agua se movió exactamente de la misma manera. Metí la mano en el agua y la sacudí varias veces. Las ondulaciones chocaron contra el reflejo, disipándolo.

 

“¿Gigi? ¿Gu?”

 

¿Yo? ¿Un monstruo?

 

Aun negándome a creer, miré mi mano.

 

Ese mismo, horrible, color verde. ¿Podría alguien realmente llamar a esto un ser humano? Si es así, entonces la mano de un perro o un cerdo también debe ser considerado humano.

Mientras tocaba mi cara con esa misma mano, miré el reflejo en el agua.

 

“Gigi.”

 

—Monstruo.

 

No. Me pellizqué la cara, tiré de ella, me retorcí, la contorsioné, cualquier cosa, sólo para tener alguna esperanza de que, ese monstruo no fuera yo. Pero por desgracia, nada podía. Nada podía brillar como un rayo de esperanza a esa súplica.

 

“Gugugugu.”

 

—Kukukuku.

 

“¡Gya-gaggugugu!”

 

—Ahahahaha.

 

Sólo puedo reír.

 

¿Qué absurda comedia es esta? ¿Hay alguien que me pueda explicar?

 

¿Por qué?

 

Debería haber ido por la vida sin ningún problema.

 

Dentro de unos años estaría consiguiendo un trabajo.

 

Sin embargo… ¿Por qué?

 

¿Un monstruo? ¿Cómo? ¿Es esto un sueño?

 

Mientras continuaba riendo con esa risa seca, lo que estalló después, dentro de mí, fue la ira.

 

¿Por qué?

 

Una cólera a la que nadie debería responder.

 

Giré los ojos lejos de la superficie del agua y golpeé el suelo.

 

La sensación de la tierra. La sensación de la hierba. E, incluso el jugo de ese piojo que acababa de aplastar. Todos ellos me empujaban, gritándome, la verdad de esta realidad de mierda.

 

“¡¡Gigurua!!”

 

Yo quería gritar. Pero lo que salió de mi garganta no era más que un sonido amargo, que ni siquiera podía ser llamado una palabra.

 

Algo como esto sólo podría ser llamado el grito de una bestia, o tal vez, no es diferente de los lamentos de un recién nacido.

 

Pero, mientras gritaba la razón, también lo hizo el instinto.

 

Tengo hambre.

 

Recién había comido, y sin embargo… ¿Qué es este anhelo?

 

Mientras mantenía los ojos alejados, sumergí mi cara en el agua y bebí vigorosamente.

 

Mi garganta latió mientras bebía hasta que llené mi vientre. Entonces, me separé del lago y me tumbé en el suelo.

 

Esos rayos de luz que están quemando tanto mi cuerpo y mis ojos son molestos.

 

Mierda. Me siento como un completo tonto.

 

Me voy a dormir.

 

Me escondí bajo la sombra de un árbol. No era mucho, pero al menos era capaz de disminuir esa molesta luz del sol.

 

Allí, cerré los ojos. Gracias a toda esa agua que bebí, pude reprimir de alguna manera esa hambre insaciable. Así, pude dormir rápidamente.

 

△▼△

 

Cuando abrí los ojos, ya se había oscurecido.

 

“Gi.”

 

Mierda.

 

Maldije cuando abrí los ojos.

 

Como era de esperar, la voz que salió no era más que un gemido incomprensible.

 

Traté de levantar mi mano. Por supuesto, era esa fea mano verde. Con algunos bultos aquí y allá, nadie lo llamaría bonito.

 

“¿Gi—?”

 

—Hey.

 

Cuando dejé la sombra del árbol, miré hacia el cielo nocturno. ¡Bang! Era como si un rayo me hubiera golpeado.

 

En el cielo estaba la brillante luna llena.

 

Pero, lo que colgaba allí en el cielo era mucho más grande de lo que recuerdo. Además, había dos de ellas.

 

Como un destello de relámpago, de repente recuerdo algo que había leído en una novela ligera.

 

Un mundo diferente.

 

En esa historia, la gente fue transportada de su mundo a otro mundo, donde se les concedieron poderes especiales. Esas personas se convirtieron en héroes y subyugaron al rey demonio. Sí, era uno de esos finales felices cliché.

No recuerdo mucho la historia, pero…

 

Debido a esta situación similar, por primera vez, no pude evitar estallar en un sudor frío.

Pero aun así… Para actualmente arrojar mi humanidad. ¿Es esta una de las bromas de dios?

 

Absurdo.

 

Absolutamente absurdo. Incluso, si pienso cosas así, ¿Qué cambiaría? Al final, todavía soy un feo monstruo.

 

Tengo hambre.

 

En mi reflexión, resonó un grito de instinto, y esa hambre insaciable una vez más azotó desde dentro de mí.

 

Inconscientemente, esa hambre paralizó mi mente. Tanto es así, que mis ojos comenzaron a nadar alrededor, buscando comida.

 

… En cualquier caso, es mejor que beba un poco de agua primero.

 

Después de beber, me levanté.

 

Esto debería ser suficiente por ahora.

 

Ahora, con respecto a la situación actual, y con respecto a la cuestión de si puedo volver o no. Puedo pensar en esas cosas más tarde.

 

En este momento, mi hambre tiene prioridad. Carne, quiero comer carne.

 

Carne.

 

Quiero comer.

Quiero comer.

Quiero comer.

Quiero comer.

Quiero comer.

Quiero comer.

Quiero comer.

Quiero comer.

¡Quiero comer!

 

Ahora que lo pienso, puedo ver tan extrañamente bien en la oscuridad.

 

Supongo que esta es una de las ventajas de ser un monstruo.

 

Mis ojos comienzan a nadar alrededor, en busca de una presa.

 

En el instante en que una sombra en movimiento entró en mi campo de visión, corrí.

 

“¡Guruaa!”

 

Moviéndose entre los arbustos, era un conejo.

 

Trató de huir tan pronto como me notó. Pero, sorprendentemente, pude saltar con gran fuerza, permitiéndome conducir al conejo a un rincón. Allí, sin la menor apariencia de vacilación, lo estrangulé hasta la muerte.

 

Abriendo la boca de par en par, llevé la cabeza de ese cadáver sin vida a mi mandíbula, y hundí mis colmillos en su cuello. Como la sangre goteaba por su piel, de donde había hundido los colmillos, lamí esa línea de sangre lujuriosa y saboreé cada parte de la bestia. Ah, delicioso.

 

Trituré el cráneo. Los fluidos espinales estallaron. Y deliciosamente, lo sorbí, enviando chorros de placer, surgiendo por todo mi cuerpo.

 

De esta manera, fui capaz de evitar mi hambre.

 

Entonces, recordé algo.

 

¿No había una historia sobre un hombre que se convirtió en un tigre?

 

———————————————————————————————–

Hace mucho tiempo dije que les daría mi propia traducción a los primeros 9 capítulos, pues aquí está el primero :B

Tenía la mitad de este capítulo traducido y estaba aburrido xD

Supongo que pasarán otros 20 capítulos normales hasta que saque el segundo capítulo, pero no hay prisa.

¡Hasta el próximo!

Traductor: Krailus

Editor: Reika

 

Índice

Índice