Goblin Kingdom Capítulo 144: Hora De Regresar

Goblin Kingdom

Capítulo 144

Hora De Regresar

 

Estado
Raza Goblin
Nivel 72
Clase Rey; Gobernante
Habilidades <<Gobernante De Los Hijos Demoníacos Del Caos>>  <<Alma Desafiante>>  <<Aullido Devorador Del Mundo>>  <<Maestría De La Espada A->>  <<Dominador>>  <<Alma Del Rey>>  <<Sabiduría De Un Gobernante III>>  <<Hogar De Los Dioses>>  <<Ojo Malvado De La Serpiente De Un Ojo>>  <<La Danza Del Rey Al Borde De La Muerte>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Alma Del Rey Berserk>>  <<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>  <<Instinto Del Guerrero>>  <<Bendición De La Diosa Del Inframundo>>  <<El Guiado>>
Protección Divina Diosa Del Inframundo (Altesia)
Atributos Oscuridad; Muerte
Bestias Subordinadas Kobold Superior Hasu (Lv77); Gastra (Lv20); Cynthia (Lv36); Rey Orco Bui (Lv82)
Estado Anormal Bendición De La Serpiente De Un Ojo; Protección de La Serpiente De Cabeza Gemela

 

“Bueno, entonces…”

 

Un hombre con túnica blanca le dio una carta al Rey Ashtal, y él la miró, luego asintió y se la entregó a su primer ministro.

 

“Así que esta es la fórmula de la poción” Dijo el viejo primer ministro con gran interés.

 

El mensajero asintió. Era un joven con una figura alta y delgada, pero aunque tenía una sonrisa desaliñada en la cara, sus ojos no sonreían. “Por favor, considere esto como una de las sabidurías de nuestra torre de marfil. Con esta fórmula podrás crear tantas pociones como quieras.”

 

El primer ministro se volvió hacia el mensajero. “¿Esto puede curar heridas instantáneamente?”

 

El mensajero se encontró con su mirada. “Eso sería alabarlo demasiado. Esta poción sólo puede aumentar las capacidades regenerativas de las personas. No es magia. Si necesitas una curación instantánea, un mago sería preferible. De hecho, últimamente, he oído que hay curanderos cualificados aquí en el país que podrían ser contratados por una gran suma.”

 

La aguda mirada del mensajero se volvió hacia el rey Ashtal también, pero al ser rey, no podía afectarle.

 

El Rey Ashtal sonrió y se rió. “Interesante, nuestro país estaría muy interesado en adoptarlo. ¿Verdad, primer ministro?”

 

“… Por supuesto, Su Alteza” Estuvo de acuerdo el primer ministro.

 

Condenado tanuki, el mensajero maldijo en su mente, pero su sonrisa permaneció inquebrantable.

 

“Ahora, sobre el regreso de Lady Reshia. ¿Será aceptable un mes?” Preguntó el mensajero.

 

“Sí, eso estará bien. Gracias a su santidad, la ciudad se ha vuelto mucho más animada. No puedo expresar mi gratitud a la Torre de Marfil.”

 

“No, no, seguramente, esto también debe ser un regalo del cielo debido a la gran virtud de su alteza” Dijo el mensajero mientras se excusaba.

 

“Hmph, perro astuto. ¿Supongo que esto significa que han visto a través de nuestras intenciones?” Escupió el Rey Ashtal.

 

“Realmente no podemos despreciarlos. No sólo tienen influencia entre los burócratas, sino que su información también es excelente. Su Majestad, ¿Realmente va a entregar a la santa?” Preguntó el primer ministro.

 

Ashtal asintió de mala gana mientras se apoyaba en su reposabrazos. “No se puede evitar. No tiene sentido tener una carta de triunfo si nunca la usas. Es un buen momento, sin embargo. Gulland debería volver pronto para su informe regular. Podemos tener un último festín entonces.”

 

El primer ministro asintió cortésmente y sonrió débilmente. “Enviaré una carta a los comerciantes y a los nobles. La santa necesita bailar una última vez para nosotros, después de todo.”

 

“Entonces te lo dejo a ti” Dijo el Rey Ashtal.

 

En ese momento, el primer ministro se retiró, dejando solo al Rey Ashtal.

 

El regreso de Reshia a la Torre de Marfil. Han estado discutiendo a través de los mensajeros de la Torre de Marfil durante algún tiempo, y finalmente, ha llegado el día en que tendrían que entregarla. En lo que respecta al Rey Ashtal, esa supuesta santa era sólo una niña. ¿Cuál era exactamente su valor?

 

El Rey Ashtal no lo sabía, pero una cosa era cierta: la Torre de Marfil la quería a salvo.

 

“Bueno, lo que sea” Murmuró.

 

Mientras él pueda conseguir lo que quiere.

 

La fórmula de la poción. Con eso en su posesión, el Rey Ashtal podría fortalecer aún más a su ejército. Con las pociones y los curanderos juntos, el ejército personal del Rey Ashtal se convertiría realmente en una fuerza a tener en cuenta.

 

“Necesito reducir la influencia de los nobles y fortalecer la mía… Mi familia real debe hacerse más fuerte.”

 

De repente, al otro lado de la puerta de su oficina se oían golpes.

 

“Su Majestad, es Ishtel. ¿Puedo solicitar una audiencia?”

 

“No me importa. Entra.”

 

La persona que entró era un joven con una gran figura. Si Ashtal fuera más joven y estuviera mejor entrenado, se parecería a él.

 

“¡Abuelo!”

 

Tan pronto como los guardias imperiales cerraron la puerta, Ishtel corrió hacia Ashtal.

 

“¿De verdad vas a despedir a Lady Reshia?” Preguntó.

 

Ashtal sonrió irónicamente cuando vio a su nieto tan exaltado. Este chico aún tenía las orejas mojadas, pero era el único heredero del Rey Ashtal. (Krailus: El tener las “orejas mojadas” significa ser inexperto o ingenuo.)

 

Cuando el Rey Ashtal sintió la calidez de su sucesor, puso una cara severa. “Ese fue el plan desde el principio. Sólo podía quedarse aquí temporalmente. No podemos rechazar al mensajero de la Torre de Marfil si nos pide que la devolvamos.”

 

“Eso es… Eso es verdad, pero…”

 

“Ishtel, entiendo que te guste la santa, pero…”

 

“¿¡D-Disculpe!? Yo… Yo no podría…”

 

Ni siquiera Ashtal pudo mantener las apariencias cuando vio a su nieto reaccionar así.

 

“Ah, Ishtel, eres amable, tan amable… Pero esa amabilidad es algo que debes compartir por igual entre nuestra gente, hacer lo contrario es traicionar nuestro deber como reyes.”

 

Uno puede amar, pero nunca consentir. Uno puede odiar, pero nunca divergir. Esas son las enseñanzas de la Familia Germion que se han transmitido desde hace mucho tiempo.

 

“20 días después, se celebrará una fiesta para despedirla. Entonces debes despedirte de ella.”

 

“… Sí, abuelo.”

 

El joven príncipe vino con gran vigor, pero cuando se fue, se fue sin nada.

 

“Todas las fuentes de problemas serán cortadas, ya sea desde dentro o desde fuera” Dijo el Rey Ashtal.

 

Él se encargaría de ello, que cuando transmita su realeza a sus nietos, sea de forma pacífica. Para ello, tendría que deshacerse rápidamente de los goblins que se pudren en el oeste.

 

◆◆◇

 

“¿Los hombres lagartija están en un alboroto?” Le pregunté.

 

El asesino, Gi Ji Arsil, había entrenado personalmente a una división de inteligencia. Uno de esos goblins informó ante mí con palabras tambaleantes. Aparentemente, los lagartos de los alrededores del río al norte estaban en un alboroto e incluso han causado bajas entre los goblins.

 

“Su Majestad, por favor, denos la orden de someterlos.” La clase caballero, Gi Ga Rax, dijo con entusiasmo, pero yo me quedé callado.

 

Me pregunto si hay alguna manera de añadir a estos hombres lagartija a mi horda. Son bestias que viven a orillas del río, pero no son incapaces de razonar. Si pudiera añadirlos a mi horda, eso añadiría otro punto a mi favor en la próxima guerra con los humanos.

 

“Antes de matar, deberíamos intentar hablar. Llama a Tanita de la tribu long-tailed” Dije.

 

En ese momento, un mensajero fue enviado a la lejana aldea demihumana. Hasta entonces, el área donde los lagartos estaban arrasando estaba fuera de los límites.

 

Si hablar no funciona, los mataremos.

 

A continuación, un informe de Kuzan.

 

Era sobre el progreso de su investigación.

 

Al final, parece que no pudieron averiguar hasta dónde se extendía el camino subterráneo. Escuché el informe de Kuzan con el ceño fruncido.

 

No creo que haya ninguna bestia peligrosa ahí abajo, pero… Un camino sin fin, ¿huh? Un gran sendero que se extiende horizontal y verticalmente. Parece que tendré que enviar más gente si queremos buscar en ambos lados.

 

La pequeña Kuzan parecía lamentable mientras suspiraba.

 

Según Kuzan, la leyenda transmitida entre los goblins dice que este lugar es la entrada al inframundo que la misma diosa del inframundo había sellado. Pero eso es todo lo que sabemos.

 

Le ordené a Kuzan, que se sentía deprimida, que diera prioridad a la búsqueda en el primer nivel.

 

“¡Como usted quiera, Su Majestad!”

 

El propósito de esta búsqueda es principalmente averiguar si hay otras entradas al sótano o no. Después de todo, podría haber un camino que conduzca al mundo humano. Si bien es cierto que podríamos simplemente dejar el bosque de la manera normal, tener sólo un sendero de salida limitaría nuestras opciones. Además, ¿Por qué seguir el camino normal y hacer lo que los humanos esperan?

 

Aparte de eso, no puedo sentar cabeza por alguna razón.

 

Los días han estado pasando conmigo recibiendo informes y autorizando nuevas órdenes. Parece que he acumulado estrés por eso. Parece que el cuerpo de un goblin realmente necesita moverse de vez en cuando.

 

Por eso decidí echar un vistazo al entrenamiento de Gi Ga y Gi Dji.

 

Llevando mi gran espada conmigo, me bajé del trono y me dirigí a la plaza, donde se entrenaban los goblins normales.

 

“Mi lord” Dijo Gi Dji.

 

“Su Majestad” Dijo Gi Ga.

 

Gi Ga entrenaba a los jóvenes goblins para que se convirtieran en guerreros, mientras que Gi Dji entrenaba a los guerreros para que se convirtieran en soldados.

 

El entrenamiento de Gi Dji comenzaría con células de tres hombres, luego Gi Dji pondría varias células de tres hombres para formar una unidad, un kentor. Después de eso, pondría varios kentors juntos para formar una unidad, un regiol.

 

Los goblins de clase rara eran los que normalmente lideraban a los kentors, mientras que los goblins nobles lideraban a los regiols.

 

Aparentemente, esto fue algo que Gi Dji descubrió después de consultar con Pale, un método para hacer que el ejército opere más rápido.

 

“Si así es como lo vas a hacer, entonces deberías nombrarlos a todos” Le dije.

 

“¿Nombrarlos?” Preguntó Gi Ga con los ojos muy abiertos.

 

“Por ejemplo, el Regiol Yubu” Dije.

 

“Ya veo… Entonces, por todos los medios, mi lord. Por favor, elija algunos nombres” Dijo Gi Dji.

 

¿¡Huh, yo!?

 

Gi Dji me miró con ojos curiosos. Sé que fui yo quien lo sugirió, pero…

 

“Hmm, elijamos nombres cuando todos hayan regresado” Dije.

 

“… Muy bien, mi lord. Hagamos eso entonces” Dijo Gi Dji, algo desanimado.

 

¿Qué estaba esperando?

 

Así, los días pasaron con alegría y satisfacción. El hecho de que estábamos progresando constantemente hacia nuestra meta me llenó de satisfacción, y pude descansar bien por la noche.

 

Yovi……■Ah──Vi……

 

Voces de júbilo que debería haber olvidado hace mucho tiempo resonaban en mis oídos, aunque para mí no eran más que algo que odiar.

 

Los recuerdos lejanos de mi humanidad, que ya había olvidado, aparecieron un poco y luego volvieron a desaparecer.

 

¿Realmente fui humano alguna vez?

 

¿Tal vez siempre fui un goblin, y estos recuerdos no son más que un parche que usé para explicar estos incomprensibles y vagos conocimientos con los que nací?

 

En verdad, yo—

 

—En la oscuridad, abrí los ojos.

 

“Gu, …”

 

Delante de mí estaba el techo de la Fortaleza del Abismo al que debería haberme acostumbrado.

 

Me limpiaba el sudor con las manos húmedas y sacudía la cabeza.

 

“Yo soy el rey. Yo soy el que se convertirá en el rey de los monstruos…”

 

Nada más y nada menos…

 

Al menos, así es como debería ser.

 

◆◆◇

 

“Ha pasado un tiempo, Lady Reshia.”

 

Cuando Reshia oyó esa voz familiar, se dio la vuelta con Gastra en brazos.

 

“¿Lord Rolika? ¿Qué estás haciendo aquí?”

 

¿Qué haría aquí un conocido de la Torre de Marfil? Reshia se preguntó, aunque su expresión sin emoción nunca se rompió.

 

La figura alta y delgada que era Lord Rolika se inclinó cortésmente. “Por los caprichos de los ancianos blancos, se me ha encomendado escoltarte de vuelta.”

 

“… ¿No es eso decir demasiado?” Reshia frunció el ceño de una manera que dificultaba entender su expresión.

 

En respuesta, Rolika continuó sonriendo con esa sonrisa desaliñada suya, mientras que sus ojos nunca lo hicieron. “¿Oh? Y a mí me pareció una respuesta espléndida. Como siempre, es difícil entenderte.”

 

Rolika la miró de una manera que se asemejaba a la de alguien que observaba a un sujeto de prueba, una mirada fría y sin emoción, aunque su sonrisa nunca se apartaba de sus labios. Era inquietante, por no decir más.

 

“La parte del ‘capricho’ era una broma, pero realmente me encargaron que te acompañara de vuelta. Lady Reshia, por favor, vuelva a la Torre de Marfil. Todos están preocupados por ti.”

 

“… ¿Preocupados por mi sello?”

 

“¿Oh? ¿Oho oho? Te has vuelto mucho más fácil de entender que antes. Una respuesta tan infantil es decepcionante de escuchar. Eso simplemente no servirá, Lady Reshia. Debes ser más complicada…”

 

Mientras Rolika murmuraba, de repente apareció ante Reshia sin hacer ruido y le agarró del brazo.

 

Sintiendo la aprensión de Reshia, Gastra empezó a gruñir, pero Rolika miró a los ojos de Reshia como si nada estuviera mal.

 

“¿Fue el gran héroe, Gulland, quien te cambió? ¿O hubo alguien en este reino que logró mover tu corazón?”

 

El alto Rolika la miró desde arriba, su abertura de los ojos abriéndose, revelando una expresión de éxtasis. Era una expresión enloquecida que nadie esperaría del Rolika de siempre.

 

El deseo marcado torció la cara de Rolika.

 

“¿No es un simple malentendido?” Preguntó Reshia.

 

Rolika miró sus ojos por un momento, y después de comprobar que sus ojos eran firmes, sacudió la cabeza y su expresión volvió a la normalidad.

 

“Hmm, eso es extraño… Tal vez es porque estuviste siempre encerrada aquí sin nadie con quien hablar, así que te has vuelto peor hablando.”

 

Rolika Ralmera, el clarividente, estudiante investigador de la Torre de Marfil.

 

“… ¿Y? ¿Cuándo partiré?” Preguntó Reshia.

 

“Al cabo de un mes. Tendrás que aguantar hasta entonces. Ten cuidado de no desanimarte.”

 

“Entiendo” Dijo Reshia de manera despectiva.

 

Rolika sonrió satisfecho y se retiró, y Reshia sostuvo con fuerza a Gastra.

 

“He cambiado…”

 

Gastra lloró mansamente de preocupación por su maestra.

 

“Si eso es cierto, entonces…”

 

Sólo podría significar que ella ha visto a aquel que luchará contra el destino. Su cuerpo era el de un monstruo, pero su voluntad era mayor que la de cualquier otro; una voluntad tan grande que no temblaría ni siquiera ante los propios dioses.

 

Para los seguidores del destino, no había nada más temible que su existencia.

 

A través de la voluntad de los dioses, los caminos han sido trazados. Desde el momento del nacimiento, hasta el momento de la muerte, todo se decidió hace mucho tiempo. Ese es el orden correcto del mundo.

 

Pero el rey no falló en alcanzarla a tiempo debido al destino. Ese resultado no se debió al destino, sino a la cobardía de ella misma.

 

¡Algo así no es el destino!

 

Si los dioses han elegido un camino, entonces sólo es humano ir contra él.

 

Siempre ha estado pensando para sí misma, pero ahora que Rolika ha aparecido, sabía lo que tenía que hacer.

 

“Volvamos… a la Torre de Marfil.”

 

 

 

—192 días para la guerra con los humanos.

 

———————————————————————————————————-

Traductor: Krailus

Editor: Reika

Índice