A Kingdom Of Unfortunates – Volumen 1 – Capitulo 12

Capitulo 12 – Un duelo sin emoción.

Mientras Karbogh decidió dirigirse directamente a la Sala del Consejo de Legados, una joven mujer de cabello carmesí y delicadas facciones se dirigía a una gran finca custodiada por Semi-trolls, los soldados personales de su tío el Segundo Legado.

A diferencia de hace algunas horas cuando llevaba unos pantalones ajustados y una camisa de lino suelta, en este momento llevaba una preciosa prenda dejada atrás por uno de los Héroes Convocados del ya caído Tercer Imperio.

Según su padre únicamente las mujeres nobles del mundo de ese héroe tenían el dinero y el estatus necesario para utilizar semejante prenda, llamada Kimono Uchikake, para hacerla contrastar con su largo cabello carmesí llevaba uno de color Rosa suave con detalles en dorado y azul fuerte.

Este vestido fue también diseñado y confeccionado por su padre que, más que verlo como una prenda elegante, tomo como un reto personal poder convertirlo en una funcional armadura ligera.

Fue confeccionado con hilos de su Madre, la Emperatriz Arachne, tratado en sangre de Gran Dragón Anciano, reforzado con Mana liquido (al igual que las prendas que normalmente llevan los Confederados). Aunque efectivamente no era mejor que una armadura ligera, al menos podría salvarle la vida en caso de no poder llevar una armadura o escudo con ella.

Cuando llego frente a las puertas de la residencia del Segundo Legado, no fue detenida, la sombrilla que traía consigo llevaba el logo que determinaba su rango y su rama dentro del ejercito, tres rosas rojas con una única v debajo de ellas, es decir General del Ejercito, llevaba un Fénix con dos alabardas detrás de él, es decir General del ejército del Primer Legado.

Cuando llego a las puertas de la propia casa dentro del terreno fue recibida por la esposa de su tío, Mekin Vaas Brooktorm, una taciturna mujer de gran belleza, si uno dejaba de lado la gran cantidad de ojos que tenia. Aunque tenía la costumbre de dejarlos cerrados la mayor parte del tiempo.

En efecto ella era la madre de su primo, la primera esposa de su tío y una Demonio de alto rango, una Dodomeki, aunque ella nunca había robado en su vida alguna de sus ancestros lo hizo y desde ese momento todas las descendientes femeninas tenían una predisposición a volverse de la raza Dodomeki. Llevaba al igual que ella un Kimono Uchikake, pero el de ella era verde casi brillante.

“Tía buenas tardes, que los tiempos le sean propicios”

Decía mientras se inclinaba ligeramente, un poco mas y sería considerado una falta de respeto, apenas era inclinar la cabeza si llegar a deja que el otro pudiera ver la parte de atrás de la cabeza de uno.

La mujer dejo escapar una ligera sonrisa mientras se acercaba y la abrazaba.

“Bienvenida querida sobrina”

Dijo mientras la abrazaba más fuerte.

“Puede que no compartamos apellido, pero somos familia, no necesitas ser tan formal niña. Rápido ven dentro tu primo a esperado tu llegada en el patio trasero”

Ella dejo ver una mirada feliz y algo traviesa, como si este fuera el mejor momento de su vida.

Rápidamente fue llevada al patio trasero de la casa de su tío donde un joven hombre de cabello purpura le esperaba. Era su querido primo Maído Brooktorm. Pero la mirada de su primo no era igual a la de su tía, era una mirada ansiosa, como si un hombre hambriento estuviera encadenado mientras que frente a él se llevaba a cabo un banquete. Así de ansioso se sentía.

“Buenas tardes querido primo, es bueno ver que sigues en una pieza”

Aunque se sentía algo incomoda por la forma en la que era observada se contuvo y dejo escapar ligeramente una pequeña burla en su saludo.

“No alarguemos mas esto, de una vez quítate ese vestido y ven conmigo”

No respondió a su burla y fue directamente al punto, tal como lo había hecho las anteriores veces.

Ligeramente sonrojada ella se dirigió con su primo a un lugar un poco más alejado.

“Vamos prima, esta vez iré con todo desde el inicio y acabare contigo, he mejorado mucho desde la última vez”

Con una ligera sonrisa ella comenzó lentamente a quitarse el vestido bajo la atenta mirada de su primo.

Sus hombros perlados y delicados fueron completamente descubiertos, mientras que la vista debajo de ese elegante vestido inundo los ojos de Maído, que pronto endureció sus ojos.

Un ligero chaleco de cuero gris y una camisa sin hombros es lo que tenia debajo, junto a un ajustado pantalón corto, por último se quito los geta que llevaba y camino completamente descalza mientras que levantaba una pierna, quedando colgando, estiraba uno de sus brazos con la palma abierta mientras que dejaba el otro en forma de puño muy cerca de su pecho.

“Cuando quieras primo”

Algo irritado su Maído tomo la gran espada en su espalda y la alzo con una mano como si empuñara un ligero estoque.

“Si no sacas tu arma no podrás ganar esta vez”

Ella no respondió a su provocación, ni siquiera pestañeo, le seguía mirando con una burla escrita en toda su expresión, como si el hombre frente a ella no fuera más que un niño con el que podía jugar a conveniencia.

Esto era una clara táctica para provocarlo aun más y hacer que se equivoque.

[No caeré esta vez querida prima] pensaba mientras arrojaba como una flecha su enorme espadón directo hacia ella.

Esta era la técnica favorita de su padre, ella podría identificarla aun si solo dependía del sonido, puesto que ella también la había dominado.

Pero la cosa no salió como él la hubiera esperado.

Normalmente alguien intentaría evitar una enorme espada que se dirige a uno, o en todo caso tomarla para sacar ventaja de la situación. Pero su prima no lo hizo, ella ignoro por completo la espada, apareciendo frente a él con su puño cargado de energía de origen y utilizando una poderosa técnica de artes marciales y una técnica original de ella misma”

“Golpe Fantasma” “Puño de vacío”

El poderoso puño de su prima se estrello contra su pecho, haciéndole volar más de 20 metros en el aire sin lograr detenerse o volver a tomar equilibrio, estrellándose con una estatua de su padre y destruyéndola. Un momento antes de perder la conciencia vio a su prima frente a él con una mirada compasiva, como si viera a un inútil.

“Mi padre siempre usa esa técnica, “Lanzamiento de Tempestad”, pero él tiene más de 10 veces tu velocidad de movimiento y reacción, por eso es que es tan efectiva. Si no posees esto debes tratar de combarla con alguna otra técnica que distraiga a tu oponente, de lo contrario siempre acabara de esta forma. Aun así fue un buen intento, si no fuera mi padre quien invento esta técnica tal vez no podría haber visto a través tu intención, pero aun así no habrías podido ganar, después de todo de nuestra generación no hay nadie con quien tuve necesidad de utilizar alguna de mis armas”

Seguido de esto perdió la conciencia por completo.

Otra derrota más se anoto el registro de estos dos competitivos primos.

Una de tantas que es desconocida para todo excepto por Mekin y ellos mismos.

Nenia: 187 Victorias, 0 Derrotas, 1 Empate

Maído: 0 Victorias, 187 Derrotas, 1 Empate.

Índice