Goblin Kingdom Capítulo 139: Banquete I

Goblin Kingdom

Capítulo 139

Banquete I

 

Estado
Raza Goblin
Nivel 71
Clase Rey; Gobernante
Habilidades <<Gobernante De Los Hijos Demoníacos Del Caos>>  <<Alma Desafiante>>  <<Aullido Devorador Del Mundo>>  <<Maestría De La Espada A->>  <<Dominador>>  <<Alma Del Rey>>  <<Sabiduría De Un Gobernante III>>  <<Hogar De Los Dioses>>  <<Ojo Malvado De La Serpiente De Un Ojo>>  <<La Danza Del Rey Al Borde De La Muerte>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Alma Del Rey Berserk>>  <<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>  <<Instinto Del Guerrero>>  <<Bendición De La Diosa Del Inframundo>>  <<El Guiado>>
Protección Divina Diosa Del Inframundo (Altesia)
Atributos Oscuridad; Muerte
Bestias Subordinadas Kobold Superior Hasu (Lv77); Gastra (Lv20); Cynthia (Lv36); Rey Orco Bui (Lv82)
Estado Anormal Bendición De La Serpiente De Un Ojo; Protección de La Serpiente De Cabeza Gemela

 

Symphoria entregó a Selena y al hombre, quien – si mal no recuerdo – se llamaba Felbi. Me miró con una marcada hostilidad, mientras que Pale Symphoria tenía los ojos cerrados.

 

Las personas que participaron en esta reunión fueron los jefes de los elfos, yo, Gi Za Zakuend y Nikea.

 

“Parece que no cumpliste con mi demanda” Le dije.

 

“¡¿Q-Qué estás diciendo?! ¡Te hemos dado a la estratega y al comandante!” Dijo Fenit con gran temor.

 

Lo miré fijamente. “Creo que pedí que los entregaran sin lesiones.”

 

“¡Pero se resistieron! ¡No había nada que pudiéramos hacer!” El hombre delgado llamado Nash Jirad argumentó.

 

“No creo que ustedes entiendan su posición” Dijo Gi Za, haciendo que los jefes enemigos miren alternadamente entre Shure y yo. “Sepan que están aquí hoy por nuestra generosidad. Espero que no se malinterprete como si fueran nuestros iguales.”

 

Nash Jirad rechinó los dientes tan fuerte que se podía oír claramente. Eso parecía complacer a Gi Za, ya que no hablaba más.

 

“Has golpeado a Selena, y parece que hay algo mal en los ojos de la estratega” Le dije.

 

“Sus ojos no se abrirán más. Todos acordamos aplastarle los ojos antes de exiliarla. Fue una decisión tomada por el Consejo de Sabios. Tus demandas llegaron demasiado tarde” Dijo el elfo de baja estatura, Silver.

 

La ira se apoderó de mí, y antes de que me diera cuenta, lo tenía agarrado por el cuello. “¡Escorias! ¿Qué tan bajo están dispuestos a llegar? ¡Y nada menos que a vuestros benefactores!”

 

Mientras miraba a los jefes de los elfos, agarré la gran espada que tenía en la espalda.

 

Cuando los jefes de los elfos vieron eso, todos gritaron.

 

“Rey de los goblins, tu ira está bien situada, pero no te corresponde castigar a esta gente.” Pero entonces la tranquila voz de Shure resonó de repente.

 

“Esta gente—” Traté de discutir.

 

“Eres el benefactor de los elfos y el rey de los goblins, pero no eres el rey de los elfos. Por favor, no lo olvide” Dijo Shure con una mirada llena de convicción, persuadiéndome de que volviera a poner a Silver en el suelo.

 

“Esta gente será castigada por la ley, ¿Sí?” Dije.

 

“Por supuesto” Asintió voluntariamente Shure.

 

En ese momento, retrocedí.

 

Desde el día en que nos conocimos, dejó claro que los elfos no necesitaban un rey… Aunque no había nadie más adecuado para ascender al trono aparte de él mismo.

 

Mientras él lo crea, los elfos nunca aceptarán que yo domine sobre ellos.

 

“¡Gracias, Shure! Como se esperaba del héroe—” Fenit inmediatamente trató de adular a Shure después de que me detuviera, pero Shure no quiso nada de eso.

 

“¡Silencio!” Ordenó con una mirada aguda y una voz fuerte, demasiado rara para el habitualmente compuesto Shure. “¡La verdad sea dicha, no querría nada más que cortarlos en un millón de pedazos en este mismo instante! ¡¿Cuánto tiempo piensan echarnos lodo en la cara?! ¿¡Pensar que tienen el descaro de llamarse a sí mismos jefes!?”

 

La ira que Shure había estado albergando explotó, haciendo que los jefes de los elfos se estremecieran.

 

“Nash Jirad, Priena Sinfall, Silver Sheng y Fenit Symphoria. Por la presente los despojo de sus derechos y responsabilidades como jefes” Dijo Shure.

 

“¿¡S-Sobre qué base!?” Preguntaron los jefes.

 

“¿No lo entiendes? Debe ser porque empujaste tus responsabilidades a Pale y la hiciste cargar con la culpa. Por eso terminó trabajando más duro que nadie y luchando con más intensidad que nadie, pero en realidad, se suponía que esa era vuestra responsabilidad” Dijo Shure, y luego terminó las cosas con una última proclamación. “Sucios paganos de la raza de los elfos, deben esperar en la cárcel por su juicio.”

 

Shure miró en silencio mientras Fei y los soldados de Forni arrestaban a los jefes.

 

“Ahora, ¿Qué hacer con ustedes?” Dije, volviéndome hacia Felbi, Selena y Pale.

 

“¡Pah! ¡Escoria goblin actuando arrogante!” Escupió Felbi.

 

Sonreí irónicamente y le escupí de vuelta “Los perros golpeados ladran fuerte

 

“¿¡Cómo me llamaste!?”

 

“Perdieron en la batalla, fueron traicionados por sus aliados… Y ahora sus vidas están en mis manos. Si esto no es una derrota, ¿Qué es?”

 

La cara de Felbi se sonrojó, y le dije secamente: “Te daré una oportunidad.”

 

“¿Qué oportunidad?” Preguntó Felbi.

 

“Una oportunidad de matarme, pero si pierdes, el hombre conocido como Felbi morirá.”

 

“¿Me estás desafiando a un duelo?”

 

“Sí. Fue a partir de la batalla que nacimos, por lo tanto, es apropiado que uno encuentre la vida a través de ella.”

 

Cuando le pasé una espada larga de orichalcum a Felbi, saqué mi gran espada.

 

“¡Vas a arrepentirte de esto!” Dijo Felbi mientras agitaba su espada.

 

“¡Esa es mi línea!” Dije cuando me encontré con su espada.

 

Siete días después, después de perder siete veces ante mí, Felbi finalmente admitió su derrota, y el guerrero conocido como Felbi murió, dejando atrás a un hombre llamado Felbi que era mi subordinado.

 

◇◆◇

 

Entretanto, mientras el Rey Goblin estaba ocupado con su duelo, Shure se encontró con Nash en su oficina. Nash fue esposado y llevaba una cara sin expresión.

 

“¿Cuál es el punto de llamarme a un lugar como este? ¿El presidente del Consejo de Sabios tiene algún tipo de asunto con el pequeño y viejo yo?” Preguntó Nash Jirad con sarcasmo.

 

La expresión de Shure no cambió mientras tiraba un documento sobre el escritorio. “¿Qué hacías en los bosques escondidos de Jirad?”

 

El sarcasmo de Nash Jirad desapareció con esa pregunta, y se quedó completamente en silencio.

 

“…”

 

“Está bien aunque no digas nada. Voy a adivinar” Dijo Shure. “Trataste de cultivar la tierra; trataste de imitar a los humanos. Y hasta hiciste esclavos a los demihumanos.”

 

“!?”

 

La expresión retorcida de Nash Jirad confirmó todo para Shure.

 

“¿Por qué alguien tan orgulloso como tú trataría de imitar a los humanos?” Preguntó Shure. “Supongo que no hay necesidad de preguntar.”

 

“Sí, es lo que has pensado. Los imitamos para prepararnos para la próxima guerra con los humanos” Dijo Nash Jirad, rompiendo finalmente el silencio con una carcajada. “Si estallara una guerra entre los elfos y los humanos, los bosques serían arrasados. En ese caso, los elfos estarían destinados a morir de hambre. Para evitarlo, empecé a buscar una forma alternativa de conseguir comida.”

 

“¿Por qué esclavizarías a nuestros vecinos a pesar de saber de la amenaza humana?” Preguntó Shure.

 

Nash respondió con desprecio. “Porque la gente no escuchaba. No importa cuánta perspicacia tenga una persona, la gente nunca aceptará nada que pueda perjudicarla… Aunque se trate de explicar la amenaza que se cierne sobre ella. Para la gente, el bosque lo es todo. Es su único medio de vida, así que no tuve más remedio que recurrir a los demihumanos.”

 

“Por si acaso, no tienes ninguna intención de trabajar conmigo como gerente de esas granjas, ¿Verdad?” Preguntó Shure.

 

“Por supuesto que no. Ese es un esfuerzo que emprendimos para proteger nuestro orgullo. No tenemos ninguna razón para trabajar con un traidor como tú” Contestó Nash Jirad.

 

“Ya veo… Puedes irte.”

 

Cuando Nash Jirad salió por la puerta, Shure suspiró profundamente para sí mismo.

 

“Una pena…. Esa perspicacia.”

 

Dejadas solas, esas granjas estaban destinadas a pudrirse. Necesitaba discutir con el Rey Goblin qué hacer con ellas.

 

◆◆◇

 

Después de que Felbi se unió a nuestras filas, celebramos un gran banquete tal como Shure sugirió.

 

No había mucho que hacer para los goblins en la tierra de los elfos, pero había mucho que estudiar, así que Gi Za Zakuend decidió quedarse aquí y continuar su investigación sobre el éter por el momento.

 

Sin embargo, me gustaría volver lo antes posible.

 

Ya hemos cumplido nuestros objetivos aquí en el oeste. Hemos ganado el favor de los elfos y los demihumanos e incluso hemos ascendido muchas de nuestras filas. La coalición antihumana está empezando a tomar forma, pero el mayor premio de este viaje es en realidad la adquisición del mapa del mundo. Shure me lo había confiado.

 

Aunque el mapa fue dibujado con el bosque de elfos en el centro, se extiende todo el camino hasta el continente y los mares. Al norte estaban las montañas y al sur los desiertos. Quedaba mucho de este mundo por ver, y eso hizo latir mi corazón en anticipación.

 

También quiero volver al este lo antes posible para ver a Gi Ga Rax y la Fortaleza del Abismo. Los orcos y los kobolds están actuando como una barrera entre la fortaleza y los humanos, pero eso no es absoluto.

 

Sin mencionar que pedí refuerzos imprudentemente. No puedo evitar preocuparme de que nos hayamos extendido demasiado.

 

El banquete que se celebró fue realmente grandioso, pero no fue en absoluto lujoso. Había mucha carne para satisfacer el gusto de los goblins y el vino especial de los elfos era gratis para beber.

 

Me acerqué al hombre que recientemente se unió a nuestras filas y nos servimos un trago.

 

“No pensé que el Rey Goblin participaría en tales actividades” Dijo Felbi sorprendido al verme servirle un trago.

 

“Puedo ser un goblin, pero creo que hay mucho que aprender de los elfos. Cartografía, literatura, aritmética…. Hay mucho que aprender, y por el bien de derrotar a los humanos, creo que deberíamos esforzarnos por aprenderlos. Con ese fin, tengo la intención de mantenerme en su buena gracia.”

 

Felbi silbó y llamó a la ahora ciega Pale. “Es bastante extraño, ¿No crees? De hecho, ahora nos tratan mejor que cuando estábamos con los jefes.”

 

Pale hizo una risa problemática. “Es extraño… Hace unos días aún nos estábamos matando.”

 

Sus ojos ya no funcionaban, Pale sólo podía confiar en su oído para encontrar su camino, pero aún así encontró espléndidamente dónde estaba y se volvió hacia mí.

 

Selena se dio cuenta de que nos mirábamos fijamente el uno al otro y no pudo evitar preocuparse mientras miraba alternadamente entre ella y yo.

 

“Seremos aliados de ahora en adelante. Todavía no te entiendo muy bien, pero espero que podamos llevarnos bien. Aunque Selena me ha hablado un poco de ti” Le dije.

 

Pale sonrió vagamente mientras dejaba su taza y se ponía de pie.

 

“Me gustaría sentir el viento un poco” Dijo.

 

Vi su espalda irse mientras se alejaba.

 

—232 días para la batalla con los humanos.

 

◆◆◇◇◆◆◇◇

 

El nivel de Rashka ha subido.

 

67 => 76

 

◆◆◇◇◆◆◇◇

 

———————————————————————————————————-

Traductor: Krailus

Editor: Reika

Índice