Goblin Kingdom Capítulo 138: Guerra De Unificación De Los Sílfides XIII

Goblin Kingdom

Capítulo 138

Guerra De Unificación De Los Sílfides XIII

 

Estado
Raza Goblin
Nivel 71
Clase Rey; Gobernante
Habilidades <<Gobernante De Los Hijos Demoníacos Del Caos>>  <<Alma Desafiante>>  <<Aullido Devorador Del Mundo>>  <<Maestría De La Espada A->>  <<Dominador>>  <<Alma Del Rey>>  <<Sabiduría De Un Gobernante III>>  <<Hogar De Los Dioses>>  <<Ojo Malvado De La Serpiente De Un Ojo>>  <<La Danza Del Rey Al Borde De La Muerte>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Alma Del Rey Berserk>>  <<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>  <<Instinto Del Guerrero>>  <<Bendición De La Diosa Del Inframundo>>  <<El Guiado>>
Protección Divina Diosa Del Inframundo (Altesia)
Atributos Oscuridad; Muerte
Bestias Subordinadas Kobold Superior Hasu (Lv77); Gastra (Lv20); Cynthia (Lv36); Rey Orco Bui (Lv82)
Estado Anormal Bendición De La Serpiente De Un Ojo; Protección de La Serpiente De Cabeza Gemela

 

El Demonio de Batalla, Gi Dji Yubu, lideró al asesino, Gi Ji Arsil, y a los iracundos demihumanos mientras perseguían al ejército de Symphoria hasta el bosque de Symphoria. En el camino, capturaron los bosques de Sheng y Jirad, dejando sólo a Symphoria del lado de la resistencia.

 

Muchos elfos fueron derrotados en la batalla de Sinfall, llevando las bajas y el número de soldados capturados a aproximadamente 200 hombres en total. Por eso no tuvieron más remedio que huir a Symphoria.

 

Las puertas de Symphoria estaban cerradas firmemente, sin abrirse ni una sola vez desde que los elfos regresaron.

 

En cuanto a mí, eso sólo significa que tengo más tiempo para examinar a los goblins recién evolucionados y formular un nuevo plan.

 

“Si no atacan, no tendremos más remedio que atacar” Dijo Shure.

 

No hay otra manera, pero por otro lado, si atacamos con imprudencia temeraria, es posible que nos dejemos llevar por los planes de Pale.

 

“Pero la pura fuerza bruta no es una estrategia” Agregó Shure.

 

Actualmente se está celebrando una reunión en una de las casas de Sinfall. El que hablaba era Shure, que había sido de gran ayuda en estas últimas batallas.

 

“En otras palabras, atacar de frente sería una locura” Dijo la representante de los demihumanos, Nikea, haciendo que Shure asintiera con la cabeza.

 

“Qué dolor, sólo hay que machacarlos y listo” Se quejó Mido.

 

“¿Y añadir más cadáveres a tus hermanos muertos? Imbécil” Escupió Nikea mientras miraba fríamente al hombre lobo.

 

“¡Están asustados!” Discutió Mido. “¡Debemos atacar mientras la guerra nos favorece!”

 

Él tenía un punto, sin embargo. Si seguimos perdiendo el tiempo de esta manera, podríamos acabar perdiendo el impulso que hemos ganado.

 

“Entonces deberíamos rodear a Symphoria” Dije, haciendo que todos los ojos se concentraran en mí.

 

Symphoria era grande, tan grande que la parte sur era un desierto mientras que la parte norte estaba conectada a Sheng. Los límites de sus flancos eran ambiguos.

 

“¿Cómo?” Preguntó Mido con voz rígida; y eso no fue por sus heridas.

 

“Podemos despejar un camino a través del bosque.” Dibujé un círculo con mis dedos en el mapa de Shure.

 

“… ¿Es esto factible?” Preguntó Nikea.

 

Por un momento, Shure se volvió pensativo con una mano en la barbilla, y luego se volvió hacia mí con una mirada astuta en su rostro. “Debería ser posible mientras concentremos nuestras fuerzas. Si nada se interpone en nuestro camino, podremos ejecutarlo en 20 días.”

 

Por supuesto, todo este plan era en realidad un cebo para atraer a una presa. Para ello, necesitábamos asegurarnos de que se corriera la voz.

 

“No hay necesidad de que hagamos esto en silencio. Si acaso, ejecutemos nuestros planes con audacia a la luz del día, con voces fuertes y aplausos. De hecho, deberíamos hacerlo gritando ‘¡A este paso, todos morirán de hambre!'”

 

Los demihumanos fueron comprendiendo poco a poco lo que yo pretendía.

 

“¿Será realmente tan efectivo?” El único que aún no podía comprenderlo era Shure.

 

No es de extrañar, después de todo, los elfos nunca han entendido lo que significa pasar hambre. No entienden lo aterrador que es.

 

Probablemente tampoco valoró mucho el bloqueo de la última vez. A lo sumo, probablemente sólo pensó en ello como una ligera molestia, aunque yo mismo pensé que era bastante siniestro… ¿Lo sobreestimé?

 

“No hay necesidad de matarlos de hambre, sólo el miedo a ello servirá” Dije.

 

Comparado con el hambre, el miedo a morir de hambre desmoralizaría al enemigo mucho más rápido.

 

“Ya veo, así que intentas hacerlos salir asustando con la amenaza de la inanición” Dijo Nikea, pensando en voz alta con los brazos cruzados.

 

“No creo que eso sea posible” Interrumpió Shure en voz baja mientras miraba a Symphoria en el mapa. “No son tan tontos como para pelear una batalla perdida. Falun Gastair está con ellos.”

 

El amigo jurado de Shure aún estaba dentro de Symphoria, desempeñando su papel como un jefe que se había rendido.

 

No entiendo bien a ese viejo, pero si de alguna manera puede ser útil para derribar al enemigo desde dentro, no me quejaré.

 

“Esperemos que lo consiga, pero hasta entonces, sería una tontería que no tuviéramos un plan de contingencia. ¿Imagino que estamos preparados para la última batalla?” Dije.

 

“¡Por supuesto!” Dijo Mido.

 

“Naturalmente” Dijo Nikea.

 

Me volví hacia Shure. “Hagamos que la última batalla sea espectacular.”

 

“Como desees. Con esto, finalmente podremos poner fin a esta guerra infructuosa, y finalmente podré mostrarte que tu inversión no fue un desperdicio” Dijo Shure.

 

Después de la reunión, salí y sonreí amargamente a Rashka y a los otros goblins que me esperaban.

 

“Desafortunadamente, parece que tendremos que esperar un poco más” Dije.

 

“Hmph… Parece que la diversión tendrá que esperar” Dijo Rashka.

 

“Una pena, mi señor” Dijo Gi Dji.

 

Entonces me volví hacia los goblins reunidos y dije: “Lo que suceda después depende de cómo se muevan los elfos, pero…”

 

◇◆◇

 

Examiné a los goblins recién evolucionados y les di nombres de familia a aquellos que lo merecían.

 

Estado
Nombre Gi Do Buruga
Raza Goblin
Nivel 1
Clase Chamán
Habilidades <<Manipulación Mágica>>  <<Alas Realizadas>> <<Protección Del Viento>>  <<Lanza De Viento>>  <<Canto De Tres Versos>>  <<Orientación De La Diosa Del Conocimiento>>  <<Investigador>>
Protección Divina Dios del Viento
Atributos Viento

 

Alas Realizadas

Puede volar durante un corto periodo de tiempo.

 

Investigador

Mayores posibilidades de encontrarse con un nuevo descubrimiento.

 

Protección Del Viento

Los daños sufridos pueden ser anulados. (BAJO)

 

Lanza De Viento

Conjura una lanza hecha de viento. Cuando se utiliza, tanto la precisión como la potencia aumentan.

 

Estado
Nombre Hal
Raza Paradua Goblin
Nivel 3
Clase Noble; Jefe
Habilidades <<Maestría De Lanza Montada>>  <<Control De Bestias>>  <<Maestría De La Lanza C+>>  <<Liderazgo C+>>  <<Carga>>  <<Cooperación B->>  <<Montar>>  <<Inspirar>>  <<Carga Feroz>>  <<Héroe Del Campo De Batalla>>
Protección Divina Ninguna
Atributos Ninguno
Bestia Subordinada Miou

 

Su habilidad para manejar la lanza y cooperar con otros ha aumentado. También ha adquirido una nueva habilidad llamada ‘Héroe del Campo de Batalla’.

 

Héroe Del Campo De Batalla

Cuando se combate sólo contra un enemigo solitario, el ataque, la defensa y la tasa crítica aumentan.

 

Estado
Nombre Mido
Raza Hombre Lobo
Nivel 5
Clase Jefe; Guardián De La Tribu
Habilidades Rey De La Tiranía
Protección Divina Dios Del Viento
Atributos Viento

 

Rey De La Tiranía

A cambio de infligirse daño a uno mismo, las habilidades físicas de uno se incrementan.

 

 

 

Después de ver el estado de todos, empecé a organizar a los soldados. Reorganicé a los druidas con el recién evolucionado chamán, Gi Do, como uno de los pilares principales. Trasladé a los heridos a la parte de atrás y tenía a los que aún podían luchar para formar nuevas células de tres hombres, luego creé una nueva unidad con diez de esas células.

 

Repartí los soldados entre el Demonio de Batalla, Gi Dji Yubu, el asesino, Gi Ji Arsil, y el resto de los goblins nobles.

 

Cuando todo terminó, fui a la casa que me dieron los elfos.

 

“¿Cómo lo llevas?” Le pregunté.

 

“Me ha estado malcriando mucho, jefe” Sonrió irónicamente Shumea mientras se levantaba en la cama.

 

“No te preocupes, te haré trabajar mucho una vez que estés en condiciones.”

 

Sería una pena perderla. Todavía la necesito en la guerra contra los humanos.

 

Sé muy bien por esta guerra contra los elfos lo difícil que es reunir información en una guerra entre diferentes especies.

 

Antes de que estallara la guerra contra los elfos, mientras aún luchábamos contra los demihumanos, ¿Qué habría pasado si uno de mis aliados hubiera caído en las líneas enemigas?

 

No fue precisamente idea de Shure, pero después de que uno de los nuestros se infiltró en las líneas enemigas, el enemigo se volvió divisivo y la guerra progresó sin problemas.

 

Aún así, no esperaba que alguien como Pale se uniera a la lucha. La resistencia de Symphoria fue mucho mayor de lo esperado.

 

En cualquier caso, hay una cosa que aprender aquí: No puedo luchar contra una raza humana unida.

 

Deben estar divididos.

 

“… ¿Es ese mi castigo?” Preguntó Shumea.

 

“Sí, así que deberías sanar hasta entonces” Le dije.

 

“Ser tolerante es bueno y todo eso, pero… ¿No cree que está siendo demasiado indulgente, Jefe?”

 

Levanté una de mis cejas y sonreí irónicamente. “Entonces tendré que pensar en un mejor castigo. Ya sé, ¿Te azoto en la plaza para que todos lo vean?”

 

“¡E-E-Espera un momento! ¡Moriré si haces eso!” Dijo Shumea con pánico, moviendo los brazos.

 

Me crucé de brazos. “Si crees que mi castigo es demasiado leve, trabaja lo suficientemente duro para compensarlo. Pero ahora mismo deberías descansar. No puedo dejar que trabajes mientras estás herida. Quiero decir, ni siquiera puedes usar tu fuerza, ¿Verdad?”

 

“Bueno, está bien. No puedo decir que tenga nada de qué quejarme cuando me das de comer todas esas cosas deliciosas y me dejas dormir en esta cama esponjosa” Dijo Shumea, luego suspiró y me miró. “Jefe, sobre Selena…”

 

“Aún no lo sabemos. Si es algo en lo que puedo ayudar, trataré de ayudar, no te preocupes.”

 

“Esta deuda va a ser muy grande.”

 

“No te preocupes. Te haré trabajar tan duro que empezarás a gritar.”

 

“Ooh, que miedo…. Entonces supongo que tendré que descansar mucho.”

 

“Así es. Descansa. Descansa bien.”

 

Dejando de lado la guerra contra los humanos, yo poseo su tendencia a arriesgar su vida por otros. Además, no quería ver morir a una mujer joven de todas formas… Me habría recordado a Reshia, después de todo.

 

No logré salvarla.

 

Por más que intente olvidar, los acontecimientos de ese día siguen persiguiéndome.

 

Una pequeña mirada lejos del campo de batalla, un momento de negligencia… Y de repente, el peor final posible se me cruza por la mente.

 

Agarrando con fuerza mis manos, negué desesperadamente tal conclusión.

 

“Espérame…” Susurré.

 

Despejando los gritos de remordimiento que brotaban de lo más profundo de mi interior, seguí adelante.

 

◆◆◇

 

“¡Deberíamos atacar!” Dijo Felbi.

 

En la residencia del jefe de Symphoria, dentro de una gran sala, había una reunión en la que los miembros prominentes discutían cómo tenían que lidiar con el problema en cuestión.

 

Los jefes Fenit, Sheng, Jirad y Priena habían huido hasta aquí después de perder Sinfall. Falun Gastair también estaba con ellos, aunque su aldea aún no se había rendido. Pale y Felbi también estaban presentes.

 

Felbi ha estado pidiendo insistentemente desde hace tiempo que ataquen apresuradamente.

 

Los rumores sobre el objetivo del ejército Goblin-Forni ya habían llegado a Symphoria a través de la lejana aldea de Gastair. Tal y como dice la información, el ejército Goblin-Forni ha comenzado a atacar las líneas de suministro de Symphoria.

 

“¡Si no atacamos ahora, será demasiado tarde!” Insistió Felbi.

 

“Pero, ¿Podemos ganar si luchamos? La diferencia en nuestra fuerza debería ser tan clara como el día” Dijo Falun, haciendo que Felbi frunciera el ceño.

 

“En efecto, sería difícil, pero la demora sólo empeora nuestra situación” Dijo Felbi.

 

“¿Así que deseas apostar todo en una batalla en su lugar? ¿Realmente crees que podemos ganar?” La tranquila mirada de Falun se concentró pesadamente en Felbi. “Los únicos soldados que pueden pelear son los mismos que han estado peleando desde el principio. Los soldados voluntarios de las pequeñas aldeas han comenzado a tramar su huida desde el momento en que sus aldeas fueron capturadas. ¿Exactamente cuántos soldados crees que podamos reunir?”

 

“… 50 de infantería pesada, 60 de infantería ligera, 70 arqueros. Estas son nuestras fuerzas actuales” Dijo Pale con calma, haciendo que todos los ojos se concentraran en ella, aunque no dijo ni una palabra más.

 

“Según la información de Gastair, el enemigo ha acogido a los soldados de las otras aldeas, con lo que sus fuerzas actuales ascienden a 700” Dijo Falun.

 

El enemigo era literalmente tres veces más grande que su ejército. La gravedad de esa diferencia hizo que toda la sala se quedara en silencio.

 

“Pale” Dijo Felbi a pesar de la creciente irritación por el incesante interrogatorio de Falun. Él quería pedirle su opinión, que ella le daba sin recurrir a él.

 

“El primer problema es la disparidad numérica. Enviar a los mismos soldados que lucharon en la última batalla sólo los cansaría, así que es imposible aumentar nuestro número, pero—”

 

“¡Basta!” Fenit, el representante de Symphoria, intervino. “¡Se levanta la sesión!”

 

“¿Qué? Pero Pale aún está–” Discutió Felbi.

 

“¡Cállate!” Dijo Fenit. “¡Como jefe de Symphoria, ordeno que se levante la sesión!”

 

“Ku… Entiendo. Por favor, discúlpenme” Dijo Felbi, de pie y luego haciendo una reverencia antes de salir finalmente de la habitación. Pale lo siguió impotente.

 

Cuando se fueron, Fenit chasqueó su lengua con ira. “¿Realmente pensaron que lo apostaríamos todo en una batalla? Si seguimos su plan, ¡Quién sabe qué aterrador destino nos espera! ¡A este ritmo!”

 

“Los goblins eventualmente harán su movimiento” Dijo Falun.

 

Los jefes tragaron cuando Falun lo señaló.

 

“No podemos proveer a nuestros soldados para siempre. Ni siquiera las reservas de emergencia serán suficientes para alimentar a todos. Por no mencionar que los soldados que luchan no serían más que una última batalla. A este ritmo, la larga historia de Symphoria se desvanecerá en la nada” Añadió Falun, haciendo que todos los miembros de la reunión dejen de respirar por un momento mientras imaginaban esa aterradora posibilidad.

 

“¿Qué se debe hacer entonces?” Preguntó Jirad. Fenit estaba completamente callado por la depresión, pero pensó que el viejo elfo podría tener un plan en mente. “¿Hay alguna guía que esté dispuesto a compartir con nosotros, anciano?”

 

“Lo hay, pero es un camino humillante, quizás más doloroso que la muerte” Dijo Falun.

 

“No podrías estar…” Priena tragó durante mucho tiempo desde que perdió a Sinfall.

 

“Deberíamos reconciliarnos. Buscar una manera de hacer las paces” Dijo Falun.

 

“¿Ahora? ¿De todos los tiempos?” El de baja estatura, Silver, que apenas había logrado huir de Sheng con su vida, agitó impotente la cabeza.

 

“Tal vez una simple rendición no sea aceptada. En ese caso, podríamos ofrecerles algún tipo de tributo” Dijo Falun.

 

Para entonces, la gente reunida finalmente entendió a dónde quería llegar Falun. Ahora, se preguntaban a quién tenía Falun en mente. Intercambiaron miradas entre ellos, preguntándose miserablemente quién debía ser sacrificado.

 

“Por ejemplo, la persona que les hizo sufrir más en esta guerra” Sugirió Falun.

 

Silver inmediatamente lo desaprobó. “Pero eso es…”

 

Pero Fenit estaba de acuerdo. “¿Crees que aceptarán?”

 

Incluso ignoró a Silver y le preguntó directamente a Falun que tan probable era que los goblins aceptaran.

 

“Los enemigos son goblins. ¿Has oído hablar de un goblin que rechace a una bella doncella? Sin mencionar, la misma persona responsable de gran parte de su sufrimiento.”

 

“Mientras tanto, podemos esperar nuestro tiempo y recuperar nuestras fuerzas” Dijo Jirad, ganándose la aprobación de Priena.

 

“El gobierno de los goblins no duraría de todos modos. Estoy seguro de que incluso Shure será abandonado.”

 

Con la aparición de una débil esperanza, las voces de los jefes se hicieron naturalmente más pequeñas.

 

“Pero, ¿Quién va a negociar la paz con ellos? ¿Nos escuchará Shure?” Preguntó Jirad, haciendo que la habitación se quedara en silencio otra vez.

 

“Déjame subir a ese escenario” Dijo Falun con confianza. “Después de todo, una vez fui su maestro.”

 

No quedaba ningún otro camino. Tenían sus dudas, pero no podían hacer nada más que aceptar la propuesta de Falun y ver cómo van las cosas.

 

“¿Qué hay de los soldados? ¿Crees que aceptarán esto en silencio?” El jefe de Sinfall, Priena, preguntó.

 

Falun se acarició la barba. “Eso será un problema, en realidad. Tendremos que encontrar una manera de separarla de los soldados.”

 

“¡Tengo algo que puede ayudar con eso! ¡Tengo pruebas de que Pale nos traicionó!” Dijo Fenit excitado.

 

Desafortunadamente, el pobre Fenit no se dio cuenta de la sonrisa maliciosa de Falun mientras revelaba con entusiasmo sus planes. Y tampoco el resto de los excitados jefes.

 

A partir de ese día, un extraño rumor comenzó a circular dentro de Symphoria.

 

Pale ha sido engañada por el semidiós de la casa del dios de la noche, Verdna, y nos ha traicionado. ¡Por eso perdimos!

 

Ese rumor se propagó rápidamente.

 

◆◆◇

 

10 días después de la reunión, sucedió de repente.

 

Selena y Pale se relajaban en su residencia cuando, de repente, la puerta fue pateada y entraron corriendo los soldados privados de Fenit. Antes de que nadie se diera cuenta, Pale fue atada con una cuerda y una espada apuntó a su cuello.

 

“¿¡Qué están haciendo!?” Lloró Selena, pero los soldados la noquearon rápidamente para hacerla callar.

 

Sin decir una palabra, esos mismos soldados tomaron a Pale y la arrastraron hasta la plaza, donde la gente la llenó de abucheos.

 

Esperándola estaban Fenit y los otros jefes.

 

“¡No puedo creer que hayas tenido el descaro de traicionarnos, Pale!” La voz de Fenit estaba teñida tanto de odio como de un tenue rastro de alegría.

 

La multitud se mofó más cuando escuchó la acusación de Fenit.

 

“¿¡Q-Qué estás diciendo!?” Pale pensó que estaba viendo una pesadilla. “¿¡Cuál es el significado de esto, Fenit!?”

 

“¡No digas mi nombre con tu sucia boca, traidora!” Dijo Fenit mientras abofeteaba a Pale en la mejilla.

 

“¡Esta mujer ha vendido su alma al semidiós de la casa del dios de la noche, Verdna, y ha traído una calamidad a mi pueblo!” Declaró Fenit.

 

“¡Qué tontería estás diciendo! ¡No tengo ninguna relación con Verdna!” Argumentó Pale.

 

“Desafortunadamente, tenemos testigos oculares. Dos, de hecho.” Fenit señaló a una elfa a la que había susurrado una vez antes y a un hombre que servía en su unidad como mensajero.

 

“¡Soy testigo de que Pale Symphoria ha hablado con Verdna en la casa de baños de Sheng!” La mujer dijo en voz alta.

 

“¡Ese no era Verdna!” Discutió Pale.

 

“¿¡No era Verdna!? Entonces, ¿Con quién te reunías en la casa de baños de Sheng?” Preguntó Fenit.

 

“Yo… Yo tampoco lo sé, pero—”

 

“¡Miren! ¡La traidora ni siquiera puede inventar una excusa! “¡En verdad, una mentirosa detestable!”

 

“¡Te equivocas! Yo no—”

 

Pale trató desesperadamente de defenderse, pero sus palabras sólo pudieron desvanecerse entre la multitud que abucheaba.

 

“¡Escuchemos lo que el pueblo quiere entonces! Aquellos que deseen ver a Pale ejecutada, ¡Aplaudan!”

 

El aplauso resultante fue como el fuerte aguacero de la muerte, clamando por el alma de Pale.

 

“He oído sus ruegos. ¡Y me gustaría conceder su deseo! Pero antes de eso, hay algo que quiero preguntar” Preguntó Fenit.

 

La multitud se quedó en silencio.

 

“Pale ha cometido un gran crimen. ¿Pero podemos oponernos a la voluntad de los dioses? ¿¡Hay alguien que pueda decir con confianza que podría ir en contra de la voluntad de los dioses!?”

 

La multitud intercambió miradas entre ellos.

 

“Ninguno, por supuesto. Yo también lo creo. Si el destino lo decidieran los dioses, ¿Entonces Pale no sería más que una víctima?”

 

Falun estaba pensando que las cosas habían tomado un giro extraño, pero Pale fue capaz de adivinar correctamente la intención de Fenit. El hombre tenía la intención de usarla hasta que cada gota de sangre de su cuerpo se hubiera secado.

 

“Dicho esto, sin embargo, no podemos dejarla sin castigo. Porque hacerlo sería escupir sobre los que han perecido; ¡Por lo tanto—!”

 

Fenit extendió sus brazos y dijo. “¡Le aplastaremos los ojos y luego la exiliaremos!”

 

La multitud aplaudió la proclamación de Fenit.

 

◆◆◇

 

Sentados ante mí estaban los ancianos de los elfos con los que he estado luchando.

 

Cada uno de ellos me miraba con miedo en sus ojos mientras me halagaban o fruncian el ceño disgustados.

 

15 días después de que Sinfall se rindiera, cuando estábamos a medio camino con nuestros esfuerzos para prepararnos para nuestro eventual choque con Pale, llegó el informe.

 

Los elfos se han rendido.

 

“Imposible” Pensé inmediatamente, pero fue sólo por un momento, como el hombre que se declaró mensajero de Falun Gastair nos dijo la fecha señalada y el procedimiento.

 

“¿No tienen soldados todavía?” Le pregunté a Shure tan pronto como el mensajero se fue.

 

“El Anciano Falun debe haberlos convencido. Como siempre, es bueno con cosas sucias como esta.”

 

Aparentemente, este era el verdadero negocio.

 

“¿Sus condiciones?” Le pregunté.

 

“Ellos entregarán a Pale Symphoria, Selena Shiren, y al comandante, Felbi” Dijo Shure.

 

“¿No es Pale Symphoria su benefactora?”

 

Fue precisamente gracias a ella que los jefes se salvaron durante la batalla de Sinfall. ¿No abandonaron sus vidas durante esa batalla?

 

“El Anciano Falun no dijo nada en los informes sobre una trampa. Parece que realmente tienen la intención de entregar a sus héroes a cambio de sus vidas” Dijo Shure con asco.

 

Debe estar furioso. Después de todo, la raza de la que está tan orgulloso está actuando como una forma de vida inferior. Para alguien tan noble como él, no debe ser una sensación diferente a la de que le arrojen barro a la cara.

 

Parece que Selena está siendo enviada con ellos.

 

“Entiendo. Aceptaremos su paz, pero deben asegurarse de que entreguen a esas personas a salvo. Si esa gente tiene un solo rasguño, lo pagarán con sus cabezas.”

 

Una mirada curiosa apareció en la hermosa cara de Shure.

 

“No puedes usarlos como rehenes, ¿Pero son tan valiosos?”

 

“Son mucho más valiosos que tener a los jefes como rehenes. No estaría bien que los mataran así como así… Además, con esto unificamos a los sílfides.”

 

Nunca hemos hablado, pero estoy profundamente interesado en esa mujer elfa, Pale. Estrategias pulidas que llevaron a sus ejércitos a la victoria, un encanto que anima a sus aliados…. Sí, debo tenerla.

 

“… Te he importunado mucho durante esta guerra” Shure cerró silenciosamente sus ojos y se inclinó profundamente.

 

“Somos amigos, ¿Verdad? No hay necesidad de ser tan formal” Sonreí irónicamente.

 

Shure asintió. “Gracias por darme esta oportunidad de tratar con ellos con mis propias manos.”

 

“Sólo tomo lo que quiero” Dije.

 

Y luego, fuimos al lugar designado.

 

◆◆◇

 

Ese día, el 76° día de la Guerra de Unificación de los Sílfides terminó con la victoria del Ejército Goblin-Forni.

 

En el lugar designado, los actores principales, Pale y Felbi, fueron entregados a los goblins, pero la coalición Goblin-Forni exigió una cosa más de Symphoria.

 

Exigieron que se destituyera a los jefes.

 

Por supuesto, los jefes se negaron, pero entonces el Rey Goblin dijo esto.

 

“¿Debería abrir las cortinas de la guerra una vez más?”

 

La presión emanada por el Rey Goblin silenció a los jefes, obligándoles a aceptar sus condiciones.

 

El Consejo de los Sabios fue recreado bajo el liderazgo de Shure, y toda la raza sílfide se alió con los goblins. A partir de ese día, los elfos comenzaron a moverse.

 

—240 días para la guerra con los humanos.

 

———————————————————————————————————-

Traductor: Krailus

Editor: Reika

Índice