Sarariiman,Isekai de Ikinokoru Tame ni Ayumu Michi – Capitulo 146: Sanador de rango S Luciel

Cuando finalmente vi Meratoni, mi tensión comenzó a aumentar gradualmente.

Normalmente no estaría tan tenso, pero el estado de Fornoir no era buena, así que yo estaba en el carruaje.

Lionel cabalgaba delante como escolta mientras Cathy y Kefin se sentaban en el asiento del cochero, pero no decían ni una sola palabra.

Estia miraba hacia abajo todo el tiempo como si no quisiera ver el exterior y sólo reaccionaba cuando le hablaba, pero aún así, la conversación no se reanudó.

Estoy seguro de que no está mal que desee que esta extraña atmósfera termine.

Tal vez porque nos estábamos acercando a la puerta, Lionel se estaba comunicando con ellos, pero el exterior se fue haciendo cada vez más ruidoso.

“¿Qué pasa?”

“Aparentemente, un impostor que usaba el nombre de Luciel-sama había pasado por aquí hace un momento”

” …… ”

Me bajé del carruaje en silencio y llamé al soldado de la puerta.

“Buenas tardes. Iré al Gremio de Sanadores y al Gremio de Aventureros desde aquí para que puedas venir. ¡Eso es cierto! Debería caminar de vez en cuando”

Yo estaba preocupado por Estia, pero su tez mejoró cuando se bajó del carruaje, así que decidí seguir caminando como antes.

Almacené el carruaje y llevé a los caballos al establo del Ermitaño antes de mostrar mi tarjeta de Rango S del Gremio de Sanadores por si acaso y caminé hacia el Gremio de Sanadores.

“Luciel-sama, por favor, trátame de nuevo”

“Por favor, enséñale a los sanadores”

“Deberías haberte puesto en contacto conmigo si vas a volver. Prepararé la ropa como regalo la próxima vez”

“Luciel-kun, ¿eres capaz de beber alcohol ahora?”

“Se ha abierto un nuevo restaurante”

Viendo mi figura, todos en las calles de Meratoni me llamaban.

Es bueno ser bienvenido de esta manera.

Me sentí como si me hubieran tratado con cautela últimamente, así que me sentí honestamente complacido.

La tez del soldado de la puerta de entrada de antes estaba cambiando de azul a blanco, pero yo caminaba sin prestarle atención.

Kefin preguntó a regañadientes al soldado de la puerta acerca de la información sobre mi impostor, pero para mí, en vez de eso, mi alegría estaba aumentando al poder caminar y ver el paisaje de la ciudad.

Desde edificios construidos con magia hasta los que fueron ampliados por los enanos, fue muy divertido ver esta ciudad que parecía haberse ampliado gradualmente usando cualquier método disponible.

Pero, es injusto para mí ser la única persona que se siente renovada, así que primero me dirigí hacia el Gremio de Sanadores.

Si era posible, esperaba encontrarme con una persona exigente como Krull-san que fuera capaz de despejar esta atmósfera.

“Luciel-sama, ese es el que entró en la ciudad de Meratoni con el nombre de Luciel-sama”

Podía ver con sólo una mirada lo espléndidamente decorado que estaba el carruaje.

“Qué carruaje tan lujoso. Bueno, es posible que tengamos el mismo nombre, así que por ahora, entremos en el Gremio de Sanadores”

“¡Sí!””¡Sí!”

Cuando sonreía a todo el mundo, Lionel y los demás también sonreían con malicia.

Sentí que la atmósfera volvía a ser normal.

Parece que el dueño del carruaje hizo un buen trabajo bloqueando la carretera.

¿Está bien que pase por alto el uso de mi nombre si es así?

“¿Piensas que hay alguien en el carruaje?”

“Hay tres personas, incluido el cochero”

“¿Qué hacemos?”

Decidí dejárselo a los tres.

“Veamos qué pretenden hacer usando el nombre de Luciel-sama”

“Luciel-sama y Lionel-sama están observando, nya”

Cathy y Kefin subieron al carruaje.

“¿En qué estás pensando para detener un carruaje en un lugar como éste, nya?”

“¡¿Qué pretendes hacer si nos lastimamos?!”

Mirando a los dos actuar el papel de sinvergüenzas de una película de grado B escogiendo una pelea, casi estallo en la risa pero resistí el impulso.

Una señora del interior del carruaje y un hombre sentado en el asiento del cochero respondieron.

“¡Bestias humildes! En este carruaje está presente el sanador de rango S Luciel-sama. Si ustedes, bestias, están haciendo un escándalo, ¿están buscando ser castigados?”

El hombre que se bajó del asiento del cochero actuó como si estuviera a punto de desenvainar su espada, pero yo sólo podía verlo como un delincuente de poca monta.

“Por eso odio a las bestias bárbaras. Luciel-sama con su amplio corazón los perdonará definitivamente. Avergüéncense de su propia estupidez y váyase a casa”

Me pregunto porque me siento súper irritado.

¿Forman parte del grupo de la supremacía humana?

“Lionel, ¿se puede encontrar algo así en todas partes?”

“Creo que sí. En el pasado, recuerdo haber matado a gente que hacía lo mismo”

Incluso si no incluimos a sus seguidores, la gente vendrá por la cabeza de esta persona si desprecia tanto a la gente.

Pero, esta vez, los que tendieron la trampa fueron Cathy y Kefin, así que no intervendré.

“Así es. Tendré que interrogarlo para saber por qué tendría que hacerse pasar por mí. Además, hacerlo en este lugar tan importante que es como un segundo hogar para mí”

Me detuve de acercarme a ellos.

“Hay testigos aquí, así que vamos a ver un poco más”

Me salvó la compostura de Lionel.

“¿Esta es tu expiación por soltar la bomba sobre esos dos?”

“Sí. Por alguna razón, estaba impaciente en ese momento”

Quizás las ondulaciones oscuras mostraron su efecto.

Decidí preguntarle a Darkness la próxima vez que apareciera.

“… Está bien. Por si acaso, Lionel, desconfía de cualquier persona que haya entrado en el Gremio de Sanadores”

“Entendido”

Cortamos nuestra conversación y miramos hacia adelante a medida que la situación se iba calentando, pero los dos parecían muy contentos.

“Son una buena combinación, ¿eh?”

“Sí”

Mientras permanecíamos como espectadores, a nuestro lado, el soldado de la puerta temblaba.

Pronto, el hombre que desenvainó su espada cortó a Kefin.

Entonces, la mujer frente a Cathy se enorgulleció.

“Por eso te lo advertí…. esto es lo que pasa cuando las bestias desafían a la gran raza humana. ¿Verdad?”

” …… ”

“¿Por qué estás atontada?. ¡Haz que este gato sea el óxido de tu espada también!”

La figura de Cathy ya había desaparecido cuando los ojos de la mujer volvieron a ella.

“Ella huyó…. este cadáver es una molestia”

El hombre se inclinó hacia la mujer como si confiara su cuerpo.

“Oye, no te hagas el engreído”

El hombre que se inclinaba hacia el lado se estrelló contra el suelo.

“¿Eh?”

Al instante siguiente, la mano del cuchillo de Cathy golpeó la base del cuello de la mujer por detrás y perdió el conocimiento”

“No es gran cosa, nya”

“¿Los guardias del sanador de rango S son insignificantes?”

“El que está adentro, quita el carruaje del camino, nya”

Quizás no pudo soportar la provocación de los dos, un hombre bajó del carruaje.

“¿No son ustedes dos considerablemente fuertes. ¿Son nuevos aventureros que acaban de entrar en esta ciudad? Para ir mostrando sus habilidades, ¿quizás ustedes dos quieran ser mis seguidores?”

Un hombre delgado salió.

“Se parecería a mí si no entrenara, pero… ¿por qué está tan seguro de sí mismo?”

“…Su altura y color de pelo son similares, pero su cara también es diferente, así que es una maravilla cómo se hizo pasar por ti en Meratoni”

Lionel y yo estábamos asombrados por su coraje.

No era de extrañar que tuviéramos curiosidad por saber por qué no se expuso.

“Si ha estado cometiendo fraude, entonces debería reunir inteligencia…”

Se estaba convirtiendo en un dolor de cabeza para mí, pero como era de esperar, quizás debido al ruido, la gente estaba empezando a reunirse.

“Entonces, ¿por qué detuviste tu carruaje aquí, nya?”

“Porque soy un sanador de rango S. Naturalmente, sabes mi nombre, ¿verdad?”

“No, no lo sé”

“Esto es exactamente por lo que las bestias apestosas son problemáticas. Soy el Sanador de S-rango Luciel”

Se llamó a sí mismo con orgullo.

“… Es sutilmente diferente y varios aspectos están distorsionados. Aún así, no hay forma de que pueda ser un sanador de rango S”

“¿Debería capturarlo?”

“No, iré para allá. Lionel, no dejes que nadie que salga del Gremio de Sanadores se escape”

“Sí”

“Soldado de la puerta, ven conmigo también”

“Sí, sí”

Cuando nos acercamos, quizás Cathy y Kefin seguían divirtiéndose, me rindieron un vasto homenaje.

“¿Qué es esto? ¿Tú eres el hombre que entrena a estas bestias? ¿Quién te crees que soy? Soy el Sanador de rango S. Tus bestias le hicieron esto a mis sirvientes. Originalmente, tu cabeza habría dejado instantáneamente tu cuello, pero soy de mente amplia, así que te dejaré salir con sólo 10 monedas de oro blanco”

“Ya veo. Si ese es el caso, hagamos una promesa”

“¿ Promesa?”

“¿Palabras juradas a los dioses?”

“Por supuesto que lo sé. Te estoy preguntando qué pretendes prometer”

“Por favor, demuestre que eres un sanador de rango S. Si lo haces, te pagaré 10 monedas de oro blanco como compensación. Sin embargo, si no eres el verdadero sino un fraude, entonces te haré compensar por todo el engaño que has hecho durante toda tu vida”

“Hmph. De acuerdo. Pero, ¿tiene usted en realidad 10 monedas de oro blanco… “[Tintineo]

“Como puedes ver, lo tengo. Así que, por favor, haz tu promesa”

“Muy bien. Si no soy un Sanador de S-rango, compensaré por mis pecados”

Lo juró en voz alta.

“Aquí tienes. Entonces, ¿te dejo el resto a ti?”

“¡Sí! Lo siento muchísimo por esta ocasión”

“Tú, ¿qué estás haciendo?”

“Luciel-dono, encantado de conocerte, soy el Sanador de las Naciones Aliadas de Saint Schull afiliado a la sede central de la Iglesia, Luciel. Parece que no soy el único sanador de rango S en este mundo”

Los espectadores que me rodeaban me vitorearon y gritaron al tipo que se hacía llamar Luciel.

“¡¡Qué, el verdadero!!!”

“Sí. Más tarde, creo que seras interrogado junto con tus cómplices. Así que, por favor, sean capturados sin temores”

Así, el hombre colgó su cabeza en resignación mientras los soldados que corrían como apoyo lo capturaban junto con sus cómplices y los transportaban al puesto de guardia.

“No esperaba que un impostor de Luciel-sama apareciera, nya”

“Para que su nombre sea imitado, Luciel-sama ahora puede ser considerado famoso”

“Está bien si soy famoso por mis buenas acciones, pero no es gratificante ser imitado”

La atmósfera mejoró y sus sonrisas regresaron.

Por lo tanto, me desquité con él por hacerse pasar por mi y estaría bien que sólo compensara los fraudes que cometió.

Con esto, podré concentrarme en la batalla simulada de Lionel y el instructor Broad.

Entonces, Estia habló sorprendentemente.

“Luciel-sama también es popular en esta ciudad”

“¿Es eso asi? Sería genial si eso fuera cierto. En cualquier caso, esta ciudad es algo así como mi segundo hogar”

“…Tengo envidia”

Estia tenía una expresión algo solitaria a pesar de su sonrisa y sería genial que encontrara su punto de apoyo en algún lugar.

Mientras pensaba en ello, entramos en el Gremio de Sanadores y había un hombre atado en un fardo con Krull-san pisándole.

Mientras sentía que mi cara se acalambraba debido a la conmoción repentina, de alguna manera apreté un saludo.

“Buenas tardes, Krull-san. Si estás ocupada, puedo salir y volver a entrar”

“¡¿Eh?! Pero si es Luciel-kun. No me digas que esta persona es…”

“Es el cómplice de un hombre llamado Luciel. Acaba de ser arrestado”

“Eso es genial. Iré a ocuparme de esto un rato, así que por favor, espera un poco. Hohohoho”

Krull-san levantó al hombre y dejó el gremio de sanadores.

“¿Quién era esa señora?”

“Ella debería ser la maestra de esta surcursal, pero… Me pregunto cuál es su posición ahora”

Sólo pude responder a la pregunta de Lionel con una pregunta, aunque había logrado el objetivo inicial de recuperar la atmósfera habitual, esperamos en la sala de descanso del Gremio de Sanadores sin sentirnos relajados por alguna razón.


Nota del autor:

Gracias por leer.


Traductor: Hamlet

Cuando te haces pasar por alguien famoso pero poco visto y te sale el tiro por la culata :v


 

Índice