Dragón Egg Capitulo 153: Historia de un Hombre Valiente 4 (Lado de Irushia)

Reincarnated as a Dragon’s Egg Let’s Aim to Be the Strongest

 

153 – Historia de un Hombre Valiente 4 (Lado de Irushia)

 

Temprano esta mañana, fui a la basílica.

Después de una charla casual con el sacerdote, le pedí permiso para liberar a Adofu.

Incluso, aunque se exactamente lo que quiero y lo que debo hacer, es problemático cuando tengo que pasar por todos los procedimientos formales.

Sin embargo, por muy estúpido que sea, es algo que debo hacer para que me consideren los estratos superiores.

 

Hay muchos caballeros, pero todo eso se debe a que las altas esferas enlistan a los hombres con el incentivo de mantener a sus familias. Todo solo para desperdiciarlos reuniendo recursos para mantener sus extravagantes estilos de vida.

 

Adofu, que no estaba satisfecho con la situación actual, es ahora un prisionero que no cambiara de opinión al respecto. No me di cuenta de lo fácil que me resultaba moverme cuando se acercaba una crisis. Aunque este país se logró porque puse todo en juego, pensar que estas hienas engordaron con mis sobras.

 

Esos bastardos parásitos.

Este es realmente un país basura.

¿Solamente cuantas veces pensé en liberar monstruos dentro de las paredes?

Seguro será una escena refrescante.

Los gritos de las madres de los caballeros llorando para que sus hijos escapen mientras los caballeros son expuestos por sus estupideces.

No sería malo para mi imagen si apareciera a la mitad de todo y ganara.

Deberían estar derrotados para entonces.

 

Después de todo, no habrá manera de averiguar que fui yo el criminal, especialmente si fue un monstruo que no se logra identificar. Supongo que es de sentido común, si usas monstruos para matar a los escalones de la iglesia, entonces la iglesia no podrá ir en tu contra.

 

Pero… por ahora, me estoy moviendo temprano en la mañana, para esconderme bajo la cubierta del amanecer y dejar Haranae antes de que el sol suba, con la tarea de hacer que Adofu se encargue del malvado dragón plaga.

 

Por el momento, el asunto no fue anunciado a las personas por la iglesia, pero parece que la respuesta no fue tan grande como esperaba. Originalmente la partida iba a ser mostrada a los ciudadanos, pero esta vez estaremos operando en silencio para evitar problemas innecesarios, y entonces reportar los resultados de una gran manera.

 

Todo el mundo está disgustado con la idea de que Adofu, quien es sospechoso de asesinato, quede en libertad. La razón del por qué la crítica de este caso excede las expectativas de la iglesia se debe a que he sido capaz de difundir rumores desventajosos sobre Adofu al país.

 

Cuando pienso en como el sacerdote recibirá este reporte sosteniendo su cabeza en preocupación, me satisface. Aunque no es divertido tener tantas restricciones en cómo debo comportarme, esta cantidad aún es aceptable.

 

Usé ex mendigos que me debían un favor para mostrar un poco de amabilidad. Para esparcir rumores por aquí y por allá, ya que no hay necesidad de preocuparme, pues no pueden ser rastreados y son fácilmente eliminables. No se les prometió ninguna posición o dinero, pero como son idiotas, solo fue necesario usar términos legales para que cooperaran.

Cuando pareciera que se están volviendo inconvenientes o muestren señales de traición, es una ventaja poder deshacerse de ellos fácilmente con poca preparación. Incluso si mato a ese tipo de hombres, nadie se quejará ni tratará de encontrar al culpable.

 

Adofu es sacado de la prisión y dos personas, vistiendo capas, caminan por la ciudad escondiendo sus caras.

 

—…En verdad, lo siento, Irushia. Escuché que incluso para ti, esta vez fue considerablemente difícil abogar por mí. (Adofu)

 

Escuchar a Adofu decir seriamente eso, hace difícil contener mi risa.

El pensamiento mismo es una tontería, pero no se puede hacer nada por alguien que es tonto.

 

—No, hacer esto es natural. Si aún quieres agradecérmelo, hazlo después de que el falso incidente haya sido resuelto y el enemigo de tu prometida y hermano menor sea apresado. Hay quienes dudan de que tal persona haya existido, pero es mejor ser minucioso… (Irushia)

 

Fingía prestar atención a los alrededores mientras desvío mi rostro de Adofu para esconder mi sonrisa.

 

Comienzo a sentir la presencia de personas mientras nos acercábamos a un distrito residencial. Adofu también parece haberlo notado, mientras fruncía su rostro y detenía sus pies.

 

— ¿Deberíamos cambiar nuestro curso? (Adofu)

 

—…Parece que cada dirección es similar. Al parecer alguien en la iglesia ha filtrado información para acosarnos esta mañana. Sobre todo, porque no hay ningún monolito en nuestra dirección. (Irushia)

 

No podía aguantarme, cubrí mi cara con la palma de mi mano. Aunque es vergonzoso, no se puede evitar, es mejor que mostrar mi cara sonriente después de todo.

 

Por supuesto, fui yo quien lo hizo, la hora, la fecha, las circunstancias y la ruta. Aunque también hostigaba a Adofu y al sacerdote, el principal propósito era para dejar clara mi posición en el asunto al respecto, desde el punto de vista del público en general.

 

Tres jóvenes corrieron y apuntaron a Adofu mientras gritaban en voz alta.

 

—Oh, ¡Miren, es el asesino de familias, Adofu! (Joven 1)

 

— ¡Incluso si trata de escapar, en frente del valiente héroe, no lo puede hacer! (Joven 2)

 

En cuanto se escuchan las voces de los hombres, una multitud comienza a formarse, es probable que se prepararan para encontrarnos de antemano. Las personas que estaban durmiendo también escucharon la conmoción y salieron de sus casas. Después de darse cuenta, Adofu se congeló por la vergüenza mientras estaba siendo rodeado.

 

— ¡Recibe obedientemente tu sentencia de muerte!

 

Alguien arrojó una piedra, Adofu vio eso, pero parece que tiene la intención de mantenerse firme, ya que no trata de esquivarlo.

 

¿No le resultara conveniente esto a la multitud?

Bueno, solo son los alrededores de este vecindario después de todo. Debería controlar esta situación antes de que se me escape de las manos.

 

Me pongo al frente y sostengo mi espada, detengo la piedra con mi vaina.

 

—…Al parecer se han extendido extremos rumores, así que intentare aclarar algunos y ahora. No te preocupes por la iglesia, ya que estoy aquí, te alejare de ellos por el momento. (Irushia)

 

Le hablo a Adofu en voz baja y me volteo hacia adelante a medida que avanzo.

 

—Estoy seguro de que todos ustedes se preguntaran el por qué elegí al ex jefe de los caballeros como mi compañero, fue porque decidí que era una persona calificada en vista de las circunstancias. Aunque él fue solo el jefe de los caballeros por un corto periodo, también fue mi maestro en un momento dado. Algunos sentimientos personales podrían estar involucrados en la decisión, pero que se sepa, que no planeo ser tentado por nadie.

También creo el cargo de asesinato por parte del jefe de los caballeros es un cargo falso. A cambio de la ayuda del caballero Adofu en la misión de subyugación, solo se solicitó una simple re-examinación del caso. Les aseguro que no hay nada más que eso, lo apuesto en mi nombre como un héroe. Si hay algún problema con Adofu durante el transcurso de este periodo de liberación, asumiré toda la responsabilidad. Así que, por favor… por favor déjenos pasar. (Irushia)

 

Inclino la cabeza en silencio. Un aire incomodo flota por la zona, y un camino lentamente se abre, una persona a la vez.

 

— ¿Nos vamos? Antes de que volvamos a estar rodeados. (Irushia)

 

Digo en voz baja, y conduzco a Adofu por el camino abierto, mientras Adofu aún está confundido.

 

—…De verdad, ¡Realmente lo siento! (Adofu)

 

Después de salir de la concurrida calle, Adofu muerde sus labios hasta el punto en que comienza a salpicar gotas de sangre. Mientras me burlo de tal Adofu en mi mente, me apresuro a seguir hacia delante.

 

Mi posición se ha solidificado con esto.

Aunque negué las malas acciones de Adofu, con esto todo el mundo pensara que solo estaba “Lidiando con el engaño de Adofu”.

 

Oh, y no hace falta decir que nunca tuve la intención de tomar responsabilidad en primer lugar. La iglesia que está atada con miedo me defenderá, yo que soy el símbolo de este país. Nadie hará a propósito un alboroto en público a menos que estén listos para sufrir las consecuencias.

 

En primer lugar, mientras la iglesia haya dado permiso, pase lo que pase, todo era parte del plan. Más que nada, bajo la ley de Haranae, el castigo para los delincuentes que han escapado recae en los parientes cercanos. Además, aún necesito hacer un ejemplo de él, ya que actualmente estoy lleno de las dulces chispas de emoción que persisten.

 

Aunque pueda recibir voces de crítica, solo tendrán efecto si mi virtud de repente se invierte. A menos que eso ocurra, no necesito preocuparme. Desde que el Sr. Habilidoso, fue pasado como mi idealismo original, mi lema como un hombre valiente, estemos contentos por el momento.


Rachidor: Otro capitulo del sr héroe, cada vez mas cerca de Irushia.

Trad. ~Rachidor

Ed. ~Aucifer Sakuya

Índice