Zhan Long – Capítulo 63: Caminando con elegancia

Corrector: Haku

¿Cuál es su problema?”

Dong Cheng Yue me miró a mí y después a Wan Er, “¿Ya esta este tío otra vez aquí en busca de problemas? Xiao Yao, ¿cómo es que te odia tanto?”

Extendí mis manos, “No tengo idea. Honestamente, me gustaría poder tener una charla y zanjar cual rencor entre nosotros, pero por desgracia no quiere. ¿Qué más puedo hacer?”

Qué más da, mejor ignorar a esa clase de personas que únicamente piensan en como vengarse. Con esa gente, si no se puede hacer las paces es mejor pasar de ellas”.

Asentí, “¡Mmm, bien dicho!”

Aún tenía una clase más en la tarde, una de las más aburridas, cálculo. ¿Quién me iba decir que aun en Chino tendría que aprender cálculo? ¡Matrices, secuencias, no entiendo nada!

Después de la cena, escolte a mi señorita a su dormitorio. ¡Necesitaba subir rápido de nivel! Estuve cuatro horas hasta las once.

Toot Toot…

Aun lado, mi móvil comenzó a sonar. Acepté la llamada en el juego, se trataba de un número que desconocía. Del otro lado me llego una dulce voz –

Hola, ¿Li Xiao Yao?”

Sip, ese soy yo. ¿Quién eres?”

¡Adivina!”

¿Ru Hua?”

¡Sera posible!” Eso enojo a la otra parte, “¡Tú, Pequeño Li Xiao Yao! Ahora que estás llevando una vida sin preocupaciones, haciendo de acompañante a unos niños en una cara universidad, olvidaste a tus viejos colegas, ¿eh?”

Me quede pensando, y al rato dije: “¡Oh, ahora recuerdo! ¡Shen Bing!”

¡¿Je, al fin me recuerdas?!”

Entre risas, “Pues claro…”

Shen Bing, había sido contratada como suboficial de seguridad tecnológica, Distrito de Xihu, Ciudad de Hangzhou; a día de hoy, seguramente habría sido ascendida a jefe. Experta en todo clase de tecnologías, muy bien valorada por todos los jefes por su gran potencial. Y por si fuera poco, era muy hermosa, le daba un siete. Una figura esbelta, considerada como la princesa de la policía. El sueño de muchos de mis colegas, policías masculinos. Si no fuera tan hábil y no tuviera una posición alta. A mi parecer habría sido llevada por alguien tiempo atrás. Por supuesto, dejé el cuerpo de policía hace ya unos cuantos años. Ni siquiera estaba seguro de que ella siguiera soltera.

Ja, Shen Bing. ¿Me buscas por algo?”, Pregunte entonces.

El tono de Shen Bing se volvió serio, “Esto… el Jefe Wang me ha encargado que mantenga el contacto. Guarde este número, en el futuro usaré esta línea para ponerme en contacto. Ahora bien, tengo noticias que te conciernen”.

Oh, ¿qué noticias?”

Shen Bing dijo: “Ofendiste a alguien llamado Liu Ying de Liu Hua University, ¿verdad?”

Mmm”.

Liu Ying tiene contactos por todo Xihu. Esto… recién ha llegado a mí, que ha contratado a un experto por cien mil. Creo que esta noche irán a por ti. Oí que mientras no vayas a morir, no hay problema con todo lo demás. Cuídate, podrías ser golpeado hasta acabar lisiado…”

Me había quedado sin habla antes sus palabras, “Joder, ¿qué es esto… encontró un experto para tratar conmigo?”

Mmm”.

¿Quién es? ¿Debería saber quién es?”

Je je…” Shen Bing se rio un poco, “Hackee el teléfono y el correo electrónico de Liu Ying; tengo la información del experto…”

Quién…”

¡Thunder Hands, Wen Tai Lai!”1

¡Ja!” Por poco voy y escupo una bocanada de sangre.

Shen Bing siguió diciendo, “Wen Tai Lai, este tipo golea con mucha fuerza. Tengo entendido que una vez le rompió a un tipo cinco costillas de un único puñetazo. Ha sido fichado ya varias veces por la policía. Pero, en estos momentos es el ‘musculitos’ de un local conocido como ‘No Returns’. Es el jefe de seguridad, en la noche, y también se encarga de evitar peleas”.

Asentí con la cabeza, “Mm, entiendo…”

¿Qué vas a hacer? No te vayas a volver loco…”

No tienes de que preocuparte…”

Corte la llamada, levanté la cabeza y observe lo que tenía frente a mí. Como me encontraba bajo las faldas de Dragón City abandone el juego de inmediato.

Me saque el casco e inspire profundamente.

Si quería evitar problemas, debía evitar causar una gran escena. Ya que Wen Tai Lai iba a venir a cuidar de mí, en ese caso tomaría la iniciativa. No podía permitirle que hiciera un gran desastre en la escuela o la seguridad de Wan Er podría verse amenazada. Eso es algo que no quería que sucediera.

Abrí mi maleta y saqué un gran abrigo negro. ¡Metersbonwe, este abrigo era estupendo!

Seguidamente, saque unas gafas de sol, las puse en mi bolsillo, y me preparé para la batalla.

Cuando salí de los dormitorios, eran las 11 de la noche. Las puertas de la escuela estaban cerradas. Si quería salir, me acribillarían a preguntas, incluso sería posible que obtuvieran información acerca de mi pasado. Si no fuera así no me dejaría abandonar el campus.

Aguarde sin moverme en un oscuro esquinazo, observando mis alrededores. Sip, no iba a poder salir por la puerta.

Poniendo fuerza en ambas piernas me impulse hacía delante. A gran velocidad, salte sobre un banco de piedra y seguidamente trepé por las paredes de la escuela. Un salto y ya me estaba fuera. Levanté una mano para llamar a un taxi, “¡Señor, llévame al local No Returns, Distrito Xixi!”

¡Bueno!”

El taxi había llegado a la carretera Xixi a la velocidad del rayo, podía ver que toda la vía estaba llena de bares. El bar No Returns podría considerarse bastante famoso. Los extranjeros solían venir aquí porque los bares generalmente invitaban a algunas estrellas famosas para promocionar el lugar. Por eso, los negocios eran excepcionalmente prósperos aquí.

Cuando ya me encontraba frente al bar me acorde que no había traído dinero. Además, no conocía a nadie aquí, al parecer no podría entrar. Era lo mismo que decir que no podría reunirme con ese ‘Thunder Hands’…

Me puse a mirar a mí alrededor. Frente a mí, había algunas chicas jóvenes y animadas conversando.

Inmediatamente caminé y dije: “Hola preciosas ~”

Una chica que llevaba una camisa azul me miró y dijo: “¿Ah? ¿Qué quieres guapo?”

Sonreí, “El caso es que… mi amigo no ha llegado todavía, además me había dicho que pagaba el hoy. ¿Podría entrar con todos vosotras? Hace un poco de frío afuera…”

Ella sonrió, “¡Claro! Íbamos a entrar justo en este momento. Vendrás con nosotras, ¿verdad?”

¡Sip, gracias!”

Las seguí al bar y antes de que pudiera sentarme, la de camiseta azul se me enganchó del brazos y me dio una sonrisa florida, “Como tu amigo todavía no ha llegado aún, ¿qué tal si nos quedamos aquí y jugamos un rato?”

Fruncí el ceño, pero al mirar a mi alrededor y vi a un tipo gordo mirándome. Para evitar sospechas, asentí con la cabeza y le devolví la sonrisa. “Está bien, nos divertiremos juntos un rato”.

Entonces, jugaremos a los dados; quien pierda tomará un trago, ¿de acuerdo?”

¡Mm, me parece bien!”

Los dados rodaron en el tazón y la joven perdió. Inmediatamente, bebió una copa de vino. A la siguiente, perdí, por lo que recline la cabeza, hacia atrás, y bebí un vaso. Porras, me pregunto si habrá sido por mi abrigo, que me dijeron ‘guapo’…

Después de algunas copas, la joven comenzó a pegárseme todavía más. Su cuerpo se movía con la música. Ella estaba borracha.

Le aparté el hombro y le sonreí, “¡Discúlpeme por un segundo, tengo que ir al baño!”

Oh, no tardes…”

Me gire y entré al baño. Había un tío sobre un taburete limpiando el espejo así que le pregunté: “Tío, ¿sabes dónde puedo encontrar a Wen Tai Lai?”

Él me miró sorprendido, “¿Para qué lo necesitas?”

Oh, soy su primo”.

El odio brilla en sus ojos. Al parecer Wen Tai Lai se hacía de notar. Señaló arriba y dijo: “Segundo piso, oficina principal de seguridad”.

¡Gracias!”

Me giré, y fui directo al segundo piso. Parecía que no hubiera nadie en el segundo piso. La seguridad era demasiado pobre.

Llegué a la oficina y coloque mis oídos en la pared y escuché. Pude escuchar la risa de una chica dentro.

TOC TOC…

Como una persona educada, llamé.

¿Quién es?”. Dijo una voz áspera desde el interior.

Me puse las gafas de sol, empujé la puerta y entré. Vi a una mujer bonita y coqueta en el escritorio y a Wen Tai Lai abrazándola. Sus dos manos estaban sobre sus muslos, podían verse callos en sus puños. Era de hecho un boxeador.

Moví la mano, apagué las luces dejando la habitación a oscuras. Afortunadamente, la luz exterior se introducía en la habitación a través de la ventana y permitió una visión básica.

¿Quién eres tú?”

Wen Tai Lai me miró enojado, “¿Por qué apagaste las luces?”

Ligeramente dije: “Oh, he oído hablar de ti, quería ver tus ‘Thunder Hands’… La mujer puede irse primero, será rápido…”

Wen Tai Lai no pudo evitar reírse, “¿Qué? ¿Quieres meterme en mi territorio? Querida, sal primero y cierra la puerta. ¡3 minutos haz que venga la seguridad y prepárate para ver un hombre medio muerto!

La mujer asintió y cruzo por mi lado.

¡Ven!”

Tai Lai gritó y puso sus puños en posición. Dio una patada al escritorio de la oficina, y algunos cientos de kilos de escritorio cayeron así como así. Con ese tipo de fuerza no es de extrañar que pudiera hacer lo que quisiera aquí.

Levanté las manos, apreté mi puño derecho y sonreí, “¡Se decidirá de una sola vez!”

¡Ja! ¡Acabare contigo en un santiamén!”

¡Tai Lai bramo mientras lanzaba un puñetazo!

Salté hacia adelante a la vez que reuní energía en mi puño derecho. La velocidad de mi puñetazo repentinamente se incrementó. Un aire sin forma rodeó mi puño y con un golpe barría el fuerte golpe de Tai Lai. ¡Con una fuerza violenta disloque su hombro!

¡Crack!

Se escuchó el sonido de un hueso que se rompía, Tai Lai trastabillo hacia la esquina de la pared. Tras aquello, los huesos en su brazo se habían roto. Con su rostro lleno de sudor frío me miró, “Tu… ¿Quién eres tú?”

¿No querías meterte con Li Xiao Yao de la Liu Hua University?”

Así es… ¿Y qué? Si lo golpeo, ¿qué te importa? ¿Quién diablos eres?”

Me volví mientras decía esto –

No te atrevas a hacer nada en la universidad o te lisiaré. ¡Por cierto, soy el hermano de Li Xiao Yao, Li Xiao Sa!”2

Salí por la puerta. Aunque lo había derrotado de un solo golpe, no era necesario que fuera demasiado arrogante. Me quité las gafas de sol y me subí la manga. Entré al baño para lavarme las manos y en mi camisa blanca salpiqué un rastro de agua. De esa forma, parecería que era un estudiante que se mezcló con este lugar y no levantaría ninguna sospecha.

Bajo la luz fluorescente, la chica de la camisa azul me miraba de arriba a abajo.

Me incliné y en secreto me escabullí a través de la multitud. Una vez ya fuera, tomé un respiro de alivio, “¡Eso fue peligroso, pero al menos ya estaba hecho!”

Cuando estaba de vuelta en la universidad, ya eran las 02:00 am. Cogí mi llave, abrí la puerta y directamente me fui a dormir.

1 Manos de trueno

2 “Xiao Sa” significa “elegante” en chino

Índice