Terror Infinity – V22 C9

 

Terror Infinity

Vol. 22: Capítulo 9

 

El águila gigante convocada por el Equipo Mar del Este era realmente tan veloz como el viento. Seguía siendo increíblemente rápida llevando a cuatro personas, habiendo atravesado más de cien metros en un abrir y cerrar de ojos. Sin embargo, esta águila obviamente sufría la obstrucción de la tormenta. No se atrevió a volar alto, volando a solo diez metros sobre la superficie del mar. La fuerza de los aleteos supersónicos producidos dejó un rastro a través del agua.

Todos alabaron silenciosamente la velocidad del proto-fantasma. Pocos serían capaces de esquivar un ataque repentino de un águila rápida y gigante como esta. Un simple rasguño o roce definitivamente convertiría a los humanos comunes en carne picada. Habían pocos entre los miembros de los equipos del Reino de Dios que se atreverían a enfrentar a esta águila gigante de frente. Si el neo-fantasma pudiera nutrirse, uno estaría al aire libre y el otro estaría oculto. Uno con métodos contundentes y otro con métodos insidiosos, pocos podrían resistir a los dos shikigamis.

(Nuestro Equipo Mar del Este todavía tiene un futuro brillante. El poder de las habilidades de la cultura del pueblo Yamato no es común. Es una lástima que nuestro líder anterior se fuera al Equipo Celestial. Mi limitación genética no ha avanzado, y todavía está estancada en la segunda etapa. Ni siquiera he avanzado a la tercera etapa, o de lo contrario, nuestro Equipo Mar del Este estaría en otra situación. Qué lástima. El tiempo no me va a esperar. Un héroe todavía necesitaría una oportunidad y un campo de batalla para poder mostrar sus talentos).

Miyata Kurasaki había sido ambicioso desde que se convirtió en el líder del Equipo Mar del Este, soñando con hacer del Equipo Mar del Este un equipo de primer nivel. Habían vencido a un equipo llamado Equipo India anteriormente. Sin embargo, sufrieron una derrota aplastante cuando enfrentaron al Equipo Celestial.

Afortunadamente, el Equipo Celestial no había sido despiadado y se alió con el Equipo del Mar del Este. La ambición en el corazón de Miyata Kuraki había sido enterrada profundamente en el interior después de recibir tal golpe, pero también se había vuelto más resuelta.

Estos pensamientos en realidad solo estuvieron por unos pocos segundos. El vuelo del águila gigante era muy rápido, y ya había volado muy lejos en un abrir y cerrar de ojos. El contorno de un destructor gigantesco ya se podía ver dentro de las olas distantes. En al menos diez segundos, el águila gigante llegaría al destructor.

“¡Miseichi! ¡Usa Liberación de Sombras y envuélvenos a nosotros y al águila gigante!” dijo Miyata Kuraki apresuradamente dentro de su mente. Con un usuario de Fuerza Psíquica, este tipo de comunicación telepática era básico.

El hombre esbelto y alto asintió en silencio. Sacó un rollo de papel y lo sostuvo en la boca, sus manos formando continuamente varios sellos de mano. Cuando el águila gigante estaba a diez metros del destructor, soltó un gruñido y una bola de humo negro se expandió desde su cuerpo. Incluso el águila gigante estaba envuelta dentro. Cuando el humo negro desapareció, el águila y todos los demás también desaparecieron.

***

“Buena técnica.”

Zheng estaba lejos, rastreando su ubicación al escuchar el viento. Aunque hubo alguna interferencia debido a la tormenta, las explosiones supersónicas del águila gigante fueron tan violentas que era completamente imposible que él fallara. No obstante, cuando el águila gigante estaba a varios metros del destructor, todos los rastros de ella se habían desvanecido. Esta situación no era simplemente una técnica producto de la Fuerza Psíquica, sino una técnica de nivel superior. No importa qué, parecía que la fuerza de este Equipo Mar del Este no era demasiado patética.

“Todos tomen nota, el Equipo Mar del Este ha llegado. No estoy muy seguro de su ubicación exacta. Están usando una habilidad de encubrimiento, estén pendientes. Además, no se contengan mientras pelean. En primer lugar, no les permitan notar que planeamos ser capturados por ellos. En segundo lugar, es fácil sufrir lesiones accidentales si se abstienen. Maten si pueden. Ríndanse si no pueden ganar. ¡Xuan, cuida a los novatos!”

Terminado de hablar, el cuerpo de Zheng saltó a varios metros de la cubierta, sus alas batiendo sin parar. Todo su cuerpo flotó en el aire, después se acercó a la localización donde el Equipo Mar del Este había desaparecido.

En el otro lado del destructor, los miembros del Equipo China miraron a su alrededor. Como se habían separado antes, algunos de los escuadrones estaban esperando con el resto de los miembros. Después de que escucharon la notificación de Zheng, todos aumentaron su concentración. Atacarían cuando apareciera el Equipo Mar del Este. Era solo que las técnicas del Equipo Mar del Este no eran comunes. Era realmente impresionante que ellos lograran eliminar completamente sus propias huellas.

Zheng tenía los mismos pensamientos. Como las habilidades canjeables de Dios eran simplemente demasiadas, incluso con la autoridad de un líder para realizar una búsqueda conveniente, la mente limitada de una persona no podía recordar a fondo todas las habilidades intercambiables, elementos y mejoras. Por lo tanto, una gran cantidad de intercambios fueron aquellos con los que ya estaba familiarizado, o aquellos únicos para su raza. De esta manera, todos los equipos tenían sus propias individualidades basadas en sus ubicaciones y razas.

(Mar del Este, Mar del Este… ¿podría ser gente de Japón o Corea? Si es así, ¿era eso un Ninjutsu con capacidad de infiltración? Si es Ninjutsu, sería realmente adecuado para ataques furtivos).

Zheng estaba parado sobre el punto más alto del destructor. Siempre que cualquier sonido o grito provenga del destructor, él podría ir a apoyar en cualquier momento. Aunque la estrategia general decidida ahora era dejarse perder temporalmente contra el equipo del Mar del Este, no podían dejar que fueran demasiado desenfrenados. Tenían que al menos darles una gran presión y hacerles saber que los miembros del Equipo China no iban a ser asesinados. De lo contrario, los capturados podrían sufrir o tener dificultades para mantener sus vidas.

“Correcto. Yo apruebo tu forma de pensar.”

La voz de Honglu se transmitió a través de la pieza de metal, “En función de la situación actual, el ataque furtivo del Equipo Mar del Este es sobre todo para obtener algún tipo de igualdad. Al menos, esperan tener la oportunidad de negociar como iguales. De lo contrario, el ataque furtivo de repente se convertiría en un ataque sorpresa. Si nuestra fuerza es demasiado débil, en cambio, nos menospreciaran. Los miembros capturados estarán en gran peligro. Creo que no podrás aceptar esto, ¿verdad?”

“¡Exactamente!” Hubo una cosa más que Zheng no había dicho, y era que realmente quería probar su técnica recién aprendida, la colisión del Qi Refinado y la Magia. Este tipo de técnica la desarrolló para rivalizar con las llamas negras del clon de Zheng. Si bien su poder defensivo no estaba mal, tenía algunas deficiencias en el poder de ataque. Aunque su poder innato podría compensar esta inferioridad, esto también se basó en la premisa de que el poder defensivo de la técnica debería ser extraordinariamente alto.

Por lo tanto, usar al Equipo Mar del Este como una piedra de afilar para probarlo era una de las razones por las que quería luchar.

***

En el otro extremo, el Equipo Mar del Este había aparecido en un almacén a bordo del destructor. Cuando reaparecieron, la cara de Miseichi estaba ligeramente pálida, y Miyata Kuraki, que estaba a su lado, lo apoyó apresuradamente, “¿Agotaste demasiado tu Chakra? Después de todo, nos trajiste a los tres de una sola vez. Descansa un rato. Espera a que se recupere tu Chakra antes de que comiences a husmear. Koinu Maosu y yo comenzaremos la operación. Kamimiya Tonomoto, quédate con él. Creo que el Jiujutsu de Miseichi debería poder protegerte bien.”

De hecho, no era solo Miseichi quien estaba pálido. De los cuatro presentes, aparte de Miyata Kuraki, que podía considerarse tranquilo, el resto tenía expresiones desagradables, especialmente Koinu Maosu, que sabía que se iba a mover con Miyata Kuraki. Su rostro alternaba entre verde y blanco, y sus piernas temblaban levemente al inspeccionarlas más de cerca.

Miyata Kuraki suspiró levemente, luego le dio unas palmaditas en la mano a Koinu Maosu, “¡Saca algunos de tus aires de hombre de Osaka!” Terminado de hablar, exhaló y abrió las puertas, mientras su conciencia llamaba a Sora Aoi al mismo tiempo.

“Líder, este es un mapa de la distribución de personas dentro del destructor. Debido a la interferencia de Fuerza Psíquica, solo puedo sentir que son organismos biológicos y nada más. Por lo tanto, esos podrían ser ya sea soldados de la Marina coaccionados por el Equipo China o los miembros del Equipo China. Tenga cuidado.”

Miyata Kuraki asintió. Abrió la puerta, tirando de Koinu Maosu detrás de él mientras salía corriendo. Desapareció entre los pasadizos en unos pocos pasos.

Este era en realidad el estilo de batalla cooperativo de mucho tiempo del Equipo Mar del Este. Miyata Kuraki y Koinu Maosu pertenecían al tipo de combate cuerpo a cuerpo, y eran adecuados para cargar con valentía hacia adelante para una confrontación directa. Miseichi había canjeado un tipo de Ninjutsu de sombra, adecuado para ataques furtivos y apoyo. También estaba el shikigami de Kamimiya Tonomoto, la Fuerza Psíquica de Sora Aoi y las habilidades de otros miembros. Este estilo de combate les permitió obtener la victoria contra el Equipo India. Hoy, estaban usando esta misma metodología contra el Equipo China…

***

“¡Lo encontré!”

Dos de los corazones de los miembros del Equipo China saltaron. Después de recibir la notificación de Zheng, los miembros del equipo habían enfocado su concentración, desbloqueando progresivamente su limitación genética. Además de Zheng, YingKong y Heng también habían notado movimiento dentro de la bodega de la nave uno tras otro. Antes de que Heng pudiera hacer nada, YingKong se levantó silenciosamente de su asiento, abrió la puerta y se fue. Al ver que una de sus manos se cerraba en el aire, era muy probable que fuera su Excalibur.

En el mismo momento, Zheng descendió del cielo. Él se disparó directamente a la bodega del barco, luego corrió hacia la ubicación del Equipo Mar del Este. Junto con YingKong que venía desde abajo, estos dos atraparían al Equipo Mar del Este en el centro. Corrieron rápidamente hacia la dirección del movimiento.

***

Miyata Kuraki y Koinu Maosu tenían el mapa de exploración del escáner psíquico en sus cabezas. Cuando vieron que se acercaban dos personas, una que subía y otra que bajaba, Koinu Maosu se enrojeció de inmediato.

Miyata Kuraki, sin embargo, dijo con calma “No te pongas nervioso. Solo hay dos, uno sube y otro baja. Puede que ni siquiera sea el Equipo China quien nos descubrió. Bien entonces, lo haremos así. Atacaremos el que se encuentra debajo. Esa persona está más cerca, y después de atacarlo podemos avanzar hacia abajo para buscar. Miseichi, ve y busca en esas habitaciones con mucha gente congregada. Puedes colarte sin dejar rastro con tu Ninjutsu. Infórmanos si ves algún soldado que no sea de la Armada. Si es alguien muy débil, o ese usuario de Fuerza Psíquica lesionado, captúralos. ¡Nos iremos inmediatamente después!” cuando terminaron sus palabras, Miyata Kuraki llevó a Koinu Maosu mientras cargaba hacia la dirección de YingKong.

Las dos partes solo estaban separadas por dos corredores…

En general, la iniciativa recayó en el Equipo Mar del Este en este compromiso. Después de todo, tenían un usuario de Fuerza Psíquica, y al menos no tendrían una emboscada mientras se movían. También tenían preparación mental y física antes del combate. En tal batalla, si no hubiera demasiada disparidad en la fuerza, el lado sin un usuario de Fuerza Psíquica casi seguramente perdería, especialmente cuando era de dos contra uno.

Sin embargo, esto era si no había demasiada disparidad en fuerza…

La velocidad de YingKong no fue demasiado rápida. Parecía incomparablemente relajada, iba al trote y sus manos adoptaban la postura de sostener una espada. Cuando la distancia entre el Equipo Mar del Este y ella era de un corredor, de repente agitó sus manos, y la pesada espada invisible en sus manos se inclinó hacia un lado del pasillo.

Hubo un suave sonido de desgarro. La transparente espada pesada rasgó el metal como si fuera papel, un corte horizontal que en realidad rompió las paredes del pasadizo. Cruzó directamente la pared, cortando hacia los dos fuera del pasillo.

Antes de que Koinu Maosu pudiera responder, la expresión de Miyata Kuraki cambió abruptamente. De repente empujó a Koinu Maosu hacia abajo, mientras desenvainaba su katana, moviéndola hacia arriba. El sonido del metal colisionando sonó y la katana casi se rompió. Sin embargo, la fuerza del golpe lo envió a él y a Koinu Maosu deslizándose varios metros atrás, solo deteniéndose después de que chocaron contra la pared.

“Tan fuerte…”

Miyata Kuraki saltó del suelo. Agarró su katana con fuerza, recitando algo por lo bajo. Entonces, dijo ansiosamente en su mente, “¡Koinu Maosu! ¡Transfórmate rápidamente! ¡Esta es una persona extremadamente poderosa! Este es el momento en que se decidirá nuestra vida y muerte… ”

Cuando sus palabras cayeron, la delicada figura de una niña emergió del costado del pasadizo. Sus pasos eran ligeros, sus manos aparentemente sin armas. Sin embargo, sus manos se aferraron al aire, pareciendo sostener algún tipo de arma especial. Ella no parecía particularmente intimidante.

Koinu Maosu originalmente estaba ansioso, pero inmediatamente saltó del suelo al ver la situación actual, “Kuraki, ¿esta es la persona tan fuerte de la que hablaste? Qué broma.”

“Tonto…” Miyata Kuraki ni siquiera se atrevió a mirar a Koinu Maosu. Simplemente murmuró, “Su intención asesina es como una gran ola, y es la primera vez que veo una tan densa. ¿No puedes sentir una sola cosa?”

Obviamente, Koinu Maosu de hecho no podía sentirlo. La disparidad era tan vasta que ni siquiera podía sentir el nivel de fuerza de YingKong. Pese a eso, todavía podría ser considerado como obediente a las palabras de Miyata Kuraki. Aulló cuando escuchó la orden, los músculos de todo su cuerpo se hincharon como si estuvieran vivos, hasta que su ser se hinchó un cincuenta por ciento, alcanzando realmente dos metros de altura. Parecía un pequeño gigante.

“¡HAH!” Los músculos del cuerpo de Koinu Maosu habían terminado de hincharse. Se abalanzó sobre YingKong con un rugido

YingKong no estaba nerviosa, se adelantó para dar la bienvenida a ambos. Ella levantó Excalibur en alto, cortando hacia abajo. Cortó fácilmente los músculos en el cuerpo de Koinu Maosu. Inesperadamente, la espada solo penetro tres décimas en sus músculos. Los músculos eran tan duros como el acero, y Koinu Maosu se acercó en el instante en que se lesionó. La pesada espada estaba atrapada en su lugar, y Koinu Maosu ya se había estrellado contra ella con un aullido.

La mejora de Koinu Maosu debería ser similar a la del hombre lobo del Equipo India en el pasado, o incluso la misma. La YingKong de entonces no necesariamente habría sido capaz de esquivar este nivel de ataque, y habría sufrido algunas heridas leves incluso si hubiera esquivado. Sin embargo, ella había seguido perseverando en el Reino de Dios por un tiempo después de todo.

Su fuerza había aumentado en gran medida, especialmente con el resurgimiento de su personalidad principal. En el instante en que Koinu Maosu chocó contra ella, la niña colocó su palma en la parte delantera de su cuerpo, y se levantó con un paso. Pasó por encima de su cabeza como si fuera una pared y saltó detrás de él. En el mismo momento en que ella pasó, sus dos piernas fueron en direcciones opuestas y engancharon su garganta. Parecía que ella quería usar el impulso al pasar para romper su cuello.

Sin embargo, Koinu Maosu no estaba solo. Miyata Kuraki lo siguió pisándole los talones. Sin mediar palabra usó la katana en su mano para cortar como rayo hacía el cuello de YingKong. El ataque no tenía ningún rastro, y como las artes de la espada de Miyata Kuraki ya habían alcanzado cierto nivel, incluso YingKong tuvo que abandonar el ataque contra Koinu Maosu. Solo podía levantar a Excalibur para bloquear este ataque a la fuerza. Con otro clang, YingKong usó la fuerza para retirarse a varios metros de distancia.

(No es bueno, la brecha con ella sigue siendo tan grande…) YingKong suspiró un poco internamente. Si hubiera sido su personalidad principal en este momento, Koinu Maosu seguramente se hubiera convertido en un cadáver inerte con su cabeza partida. La diferencia en la fuerza era demasiado grande, la disparidad permanecía tan amplia como antes incluso con sus grandes mejoras.

“¡Otra vez!” gritó YingKong adorablemente. Ella arremetió hacia adelante una vez más, sosteniendo Excalibur. El primero en ser atacado fue Koinu Maosu. El calvo se había asustado justo ahora y estaba sudando litros. Su cuello había sido ligeramente torcido, y secretamente estaba muy adolorido. Cuando YingKong atacó de nuevo, su puño derecho salió disparado con un fuerte aullido. Llegó estrepitosamente hacia YingKong con una fuerza enorme, pero justo cuando el puño se disparó a mitad de camino, inesperadamente YingKong no usó su espada para atacarlo, sino que usó las manos para agarrar su muñeca. Ella fue junto con su impulso y se sacudió hacia atrás, y la muñeca fue dirigida hacia abajo.

Koinu Maosu de inmediato aulló de forma miserable e inconscientemente pateó a YingKong. Sin embargo, la dejó empujar contra él con una palma, lo que le permitió evitar por poco un corte entrante. Fue una llamada cercana, con la katana prácticamente rozando su cabello al pasar. Solo cuando se había retirado varios metros, su cabello descendió lentamente. Esta vez, incluso YingKong estaba sudando frío.

(Es demasiado difícil. La fuerza de la otra yo ha pasado por una cantidad desconocida de entrenamiento, y tiene el control infinitesimal para ayudarla. Solo entonces podría manejar difíciles batallas con facilidad y ser inigualable en combate cuerpo a cuerpo. Mi fuerza es aún demasiado inferior en comparación con ella, al final…) YingKong se quejó internamente.

Todavía tenía una disposición obstinada y no era del tipo de darse por vencida. Gritó amablemente de nuevo, “¡Otra vez!”

Terminado de hablar, cargó contra los dos otra vez. Mirándola, pareciera como si sintiera que sufrió algunos agravios. Sin embargo, los dos ante ella temblaban de terror. En realidad, su mentalidad no era muy diferente de la de Zheng. Estaba usando a los dos para probar sus técnicas.

“¡Maosu! ¡Ve con todo! Esta chica es increíblemente hábil. ¡Moriremos tarde o temprano si sigue deteniéndonos aquí!” Miyata Kuraki gritó mentalmente a Koinu Maosu. Al mismo tiempo, realizó un corte de revés en su propio brazo. Inesperadamente comenzó a usar su sangre para frotar su cuerpo. Las extrañas runas en toda su piel y rostro comenzaron a emitir gradualmente una luz negra cuando se frotó la sangre, y todo el cuerpo de Miyata Kuraki quedó envuelto en una capa de luz negra tenue en un momento.

“Combatiente del Equipo China. Que ambos peleemos contra ti ya es una traición al código del guerrero. Si no estuviéramos en un equipo del Reino de Dios, te habría enfrentado con justicia. Mi mejora es el Caballero Fantasma, una que toma prestada la fuerza de los fantasmas y los demonios para alcanzar el poder. La de mi acompañante es la mejora de la masa muscular del 90% de Toguro el Menor. Tenemos la vergüenza de luchar dos contra uno, pero por la carga de las vidas de todos los miembros del equipo del Mar del Este… ¡Tenemos capturarte en este día!”

“¡Corte Fantasmal!”

***

Zheng descendió de la cubierta a la bodega del barco. Mientras corría, tenía la intención de hacer un ataque de pinzas contra el Equipo Mar del Este junto con YingKong.

De repente, sus oídos captaron el sonido de disparos desde no muy lejos. Estaba íntimamente familiarizado con estos disparos. Eran los disparos de las pistolas Gauss, y su corazón saltó al instante. Su pie bajó y corrió a la habitación de Xuan. No solo estaba Xuan controlando la Campana del Emperador del Este allí, también estaban los miembros dormidos y los novatos. Si fueran capturados, les sería difícil liberarse.

Después de atravesar varios pasillos, Zheng irrumpió directamente en la habitación. Estaba preparado para entrar en una batalla con un extraño, solo para ver a todos sentados allí sanos y salvos. Solo se agregó el cadáver de un hombre delgado y alto con una expresión de asombro. Su cuerpo fue perforado con docenas de agujeros del tamaño de una aguja, marcas de ser golpeado por la pistola Gauss.

“¡Xuan! ¿No dijiste que no te podías podías mover? Ni siquiera puedes ir a patrullar, entonces, ¿cómo pudiste matar a este miembro del Equipo Mar del Este? ¡No me digas que me engañaste otra vez!” Zheng no pudo evitar preguntar, después de haberse apresurado ansiosamente solo para ver un cadáver.

“Sí, no puedo moverme. Pero mover las manos no es muy difícil.” Xuan ni siquiera levantó la cabeza, murmurando mientras leía sus documentos de vuelta.

“Tú…” Antes de que Zheng pudiera decir algo, escuchó un estallido violento desde la distancia. El destructor entero incluso tembló, después varios otros retumbaron. Zheng no pudo decir nada a tiempo, y la luz brilló abruptamente alrededor de su cuerpo. Tomó prestada esta fuerza para acelerar hacia el lugar de donde provenían los estallidos.

La velocidad de Zheng era increíble, y había cruzado varios pasillos en un abrir y cerrar de ojos. Se dejaron huellas a su paso, y el pasillo del que habían venido los estallidos se había derrumbado cuando llegó. Una corriente de aire caliente corrió hacia él, y mucho metal ya se había derretido. Sin embargo, no quedaba ni un alma en el pasillo. Zheng no dudó en girar e irse a la bodega del barco.

Esta ida y vuelta ni siquiera tomó diez segundos. Cuando corrió allí, vio a tres hombres y a una YingKong inconsciente. Estaban montando sobre un águila gigante de diez metros de largo con las alas extendidas. El águila gigante extendió sus alas y trajo a los cuatro volando con una velocidad increíble.

El Soru de Zheng, naturalmente, podría alcanzar a los tres. Sin embargo, cuando vio que YingKong no estaba herida, simplemente inconsciente, finalmente disminuyó la velocidad y se detuvo en la cubierta. Los tres miraron hacia atrás, con un calvo musculoso riendo especialmente. Su mano agarró el cuello de YingKong y la levantó.

“… ¿Quieres morir?” Los ojos de Zheng se volvieron sombríos. Aulló, un sonido que los tres capturaron naturalmente. Vieron a Zheng tirar de la barandilla junto a él, y arrancar una varilla de metal.

Sin hacer ninguna postura, simplemente ejerció fuerza y ​​la arrojó a los tres.

Antes de que los tres pudieran recuperarse de la conmoción, la varilla de metal ya se había incrustado en el brazo que el calvo musculoso estaba usando para sostener a YingKong. La fuerza le arrancó el brazo directamente, y el águila gigante ya estaba a varios cientos de metros del destructor en este punto. Poco a poco, los tres y el águila gigante desaparecieron en la oscuridad de la noche…

 

Traductor Tormund Icestorm

Editor Lykanos

Índice