Terror Infinity – V22 C10

 

Terror Infinity

Vol. 22: Capítulo 10

 

“¿Ese fue el proceso de tu batalla? ¿Capturaste a un miembro del Equipo China, llamado Zhao YingKong?”

En el buque insignia de la Séptima Flota de los Estados Unidos, el Equipo Mar del Este había encendido el dispositivo de comunicación con el Equipo Celestial. En la situación en que la campaña de ataque furtivo había tenido éxito, el momento en que se decidiría el destino del Equipo Mar del Este había llegado. Tenían que tomar la decisión final sobre si usarían a este miembro para negociar con el Equipo China o seguir el plan de Adam.

“Sí, su nombre es Zhao YingKong. Nuestro usuario de Fuerza Psíquica pudo buscar en la capa superior de su conciencia, por lo que esa información básica era fácil de confirmar.” dijo débilmente Miyata Kuraki.

La gran mayoría de las runas negras en el cuerpo del hombre habían desaparecido, y las restantes eran extremadamente débiles. Su tez se veía extremadamente pobre, y lucía mucho más terrible que Koinu Maosu junto a él, a quien le faltaba un brazo.

“Estoy muy curioso. Esta chica, Zhao YingKong, es uno de los miembros más poderosos del Equipo China según mi información. Ella parece haber sido una genio del clan de asesinos anteriormente. Disculpen mi presunción, pero no creo que haya sido posible capturarla con el poder de su equipo, especialmente con solo dos de ustedes. Esto…” La cálida voz de Adam fue transmitida. Sin embargo, estas palabras volvieron pálidas todas las caras del Equipo Mar del Este.

Miyata Kuraki vaciló, antes de suspirar, “El Caballero Fantasma tiene dos caminos de mejora separados. Lo que mejoré era ‘corazón’. La katana desgarra el cuerpo carnoso, mientras que el corazón desgarra el alma. Si el alma es débil, o si el alma ya tiene algunos problemas, no es imposible que quede inconsciente. ¿O quieres decir que esta es la trampa del Equipo China?”

“No discutamos ahora si es una trampa. Preguntaré, ¿cuál es tu próximo paso? ¿Cómo planeas tratar con este miembro del Equipo China?” preguntó de repente Adam.

Miyata Kuraki miró a los que lo rodeaban, mirando intencionalmente a Sora Aoi. La chica le dio un asentimiento serio, antes de decir, “Planeamos negociar con el Equipo China. Aunque uno de nosotros murió, nuestros puntos restantes ​​son suficientes para compensar los puntos negativos. Nuestro Equipo Mar del Este se ha preparado un largo tiempo para la batalla final, y hemos capturado a un miembro del Equipo China. Usaremos esto para amenazarlos. Si es así…”

“No puedes ser tan ingenuo, ¿verdad?” la voz de Adam resonó, “¿Crees que hay un equipo que renunciaría a varias decenas de miles de puntos y recompensas de rango S y superiores? Incluso si la abandonan, solo será en las circunstancias en que ambos lados sean iguales. ¿Crees que otros equipos respetarán a un equipo sin suficiente disuasión?”

Miyata Kuraki no dijo una palabra. No solo él, sino todas las caras del Equipo Mar del Este se volvieron cenicientas. Solo el calvo musculoso estaba irritable por perder un brazo, e inmediatamente explotó, “Recuerdo que nos dijiste antes que ese Equipo China estaba entre los tres equipos más fuertes, que son muy hipócritas, pretendiendo ser amables y justos. Incluso si se trata de un frente agradable, no abandonarían a su camarada, ¿verdad?”

“Sí, dije eso.” Adam se rió. “Peeeeeeero, con tu experiencia e inteligencia, todo lo que puedes hacer es ladrar. La supuesta hipocresía y pretensión de ser amable y justo depende de a qué enemigo se esté enfrentando. ¿Crees que el Equipo China mantendría esa hipocresía al enfrentar al Equipo Mar del Este?”

“¿Qué significa eso?” Koinu Maosu estaba aturdido.

“A los japoneses les gusta referirse a los chinos como… monos amarillos, ¿no?” Adam mantuvo esa risa cálida, “No sé qué tipo de educación recibiste de joven o qué tipo de ambiente te formó. Respetar al enemigo es respetarse a uno mismo. Pero, ¿no crees que es una vergüenza seguir implorando al otro lado para que mantengan su hipocresía y los dejen ir cuando siguen gritándoles que son monos amarillos y mientras están en una posición de debilidad?”

“Está bien, dejaremos de lado este tema de la desvergüenza por el momento. Así como ambas partes considerarían el poder, también considerarían las enemistades. Cuando utilizas formas de apodos humillantes como monos amarillos, ¿crees que el Equipo China tendrá una buena impresión de ti? Las enemistades a través de generaciones lucen divertidas para los espectadores. Solo que los involucrados no lo tendrán claro, y solo son idiotas atrapados en el odio. Si no puedes dejar esta enemistad, ¿crees que el Equipo China te tratará como a un equipo ordinario? ¡Todos ustedes son enemigos acérrimos! ¡Incluso si son justos en su nombre, el Equipo China definitivamente no perdonará a ninguno de ustedes!”

La cara de Koinu Maosu se puso pálida. El dolor en su brazo también le recordó incesantemente sobre el monstruo que era el líder del equipo de China. El miedo a la muerte inmediatamente asaltó su corazón. Sus dolorosos gemidos comenzaron a ser más obvios.

La piel de Sora Aoi también estaba pálida, y después de un largo rato preguntó, “Entonces… ¿qué hay de ese Chu Xuan del Equipo China? Él tiene inteligencia a la par contigo, ¿verdad? ¿No lo pensará todo? Perdieron a un combatiente principal y pueden tener bajas al enfrentarnos. Él debería ser consciente de eso. Después de todo, la batalla final está por venir…”

Adam la interrumpió, “Es sencillo. Con el proceso de pensamiento de ese hombre poco comunicativo, insensible e inexpresivo, probablemente proponga un método de batalla que no produzca víctimas y elimine directamente a tu equipo. Si sus corazones todavía fantasean con esto o esperan llegar a un acuerdo con el Equipo China, primero eliminen la sangre en sus cuerpo. No permitas que esa sangre del pueblo Yamato de los japoneses fluya a través de ustedes. De esa forma, el Equipo China puede dejarlos salir como a un perro…”

“¡Cállate!”

Miyata Kuraki se levantó con frialdad. Desenvainó su katana y señaló el dispositivo de comunicación. Lentamente dijo, “Puedes matarnos, atraparnos o cualquier otra cosa, pero no humilles nuestro espíritu… Quizás los extranjeros lo encuentren extraño, y piensen que hay algo mentalmente enfermo con nosotros, pero… ¡llevamos el espíritu Yamato en nuestros corazones! ¡Incluso en la muerte, no aceptaremos la humillación!”

La voz de Adam ni siquiera se detuvo, y continuó, “El espíritu Yamato, ¿no? Casualmente, tus enemigos acérrimos también tienen un poco de espíritu chino en sus corazones. ¿Cómo te sientes? ¿Te dejarán escapar?”

Miyata Kuraki cerró los ojos, respirando profundamente, “Adam… no puedo entregarte el futuro del Equipo Mar del Este. Si el Equipo Mar del Este sobrevive a esto, espero que podamos cooperar con ustedes en la Alianza del Ángel. Será una verdadera cooperación, una en la que no nos utilizaras como armas.” diciendo eso, la katana cayó bruscamente, dividiendo el dispositivo de comunicación en dos.

La mayoría del Equipo Mar del Este permaneció en silencio, con solo el calvo musculoso y algunos otros sobresaltados. Koinu Maosu gimió, “¡Miyata Kuraki! ¡¿Estás loco?! ¿Cómo predeciremos la situación del Equipo China si destruyes el dispositivo de comunicación de Adam? ¿Estás tratando de matarnos a todos?”

“Quizás moriremos.”

Miyata Kuraki se volvió para hablar a todos, “¡Escuchen! ¡Mi decisión ha sido tomada! ¡Haremos las paces si el Equipo China quiere la paz! ¡Lucharemos si quieren pelear! ¡No rogaremos como perros, incluso si morimos! Esa es mi única solicitud. De lo contrario, los ayudaré en kaishaku después de que todos ustedes hagan el seppuku. Definitivamente no los abandonaré incluso en la muerte. ¡Luchemos juntos hasta la muerte!”

***

Al mismo tiempo, en el mundo en que Adam se encontraba, él estaba sonriendo suavemente con el dispositivo ante él emitiendo crujidos. Solo después de un largo tiempo, presionó un interruptor en el dispositivo para silenciarlo.

“Adam, ¿Xuan vio a través de ti haciendo movimientos tras de escena?” Song Tian estaba sentado junto a Adam, y murmuró con los ojos cerrados.

“Todavía no… No, tal vez lo haya visto, o tal vez no. Qué milagroso, lo que es real es falso, mientras que lo falso es real. Con solo un simple miembro del equipo siendo capturado, todos mis planes se han vuelto ineficaces. Ahora, ni siquiera sé en qué está pensando, y al menos no tengo claro si él sabe sobre mi existencia.” Adam sonrió amargamente.

“¿Por qué?” preguntó Song Tian con curiosidad.

“Debido a que el Equipo Mar del Este capturó a alguien que no debería haber sido capturado según lo que sabemos de la fuerza de Zhao YingKong. Hay demasiados detalles intencionales sobre su captura, pero es por eso que no sé en qué está pensando Xuan. ¿Él sabe que existo? ¿Cuándo lo descubrió? ¿Fue cuando el Equipo Mar del Este comenzó esa trama abierta y por encima de la tabla? ¿O cuando el Equipo Mar del Este se escabulló? ¿O simplemente no lo sabe, y solo está presentando su plan ante nosotros como suele hacerlo?”

Song Tian abrió los ojos. Miró a Adam, “Entonces olvídalo. El Equipo China es el Equipo China después de todo. Haremos nuestro mejor esfuerzo en la batalla final. Ya has hecho todo lo posible e incluso has despertado sus sentimientos raciales. Estoy familiarizado con estos japoneses. ¡Su mentalidad militarista deformada definitivamente los hará luchar hasta el final!”

“Sigo sintiendo que hay un detalle aparentemente importante que perdí.” Adam no pudo dejar de sonreír amargamente. Miró al cielo y le dijo a Song Tian después de un largo rato, “Ustedes los chinos tienen este dicho, ¿verdad? ‘Si yo nací, ¿por qué los cielos dieron a luz a otro genio más grande…?’”

***

Dado que el Equipo Mar del Este había lanzado el ataque furtivo y había contactado al Equipo Celestial, ya había transcurrido media hora. Todos estaban deprimidos, sin saber cuándo iba a atacar el Equipo China. O tal vez, estaban esperando que llegaran exhaustos a las Islas Diaoyu. En pocas palabras, el Equipo Mar del Este ya no podía pensar, habiendo perdido el ingenio de Adam.

“Tal vez estábamos equivocados…” En la cubierta, Miyata Kuraki y Sora Aoi caminaban lentamente, uno frente al otro. El ambiente en la habitación era tan opresivo que los dos habían acordado salir y estirar las piernas un rato.

“Entonces, seguiremos la estrategia que Adam estableció para nosotros.” Sora Aoi miró tiernamente a Miyata Kuraki, murmurando mientras bajaba la cabeza.

“No eso… pero nuestra actitud hacia esos monos amarillos… no, esos chinos.”

Sora Aoi se calló de inmediato. Normalmente no decía mucho sobre este tema, ya que sabía de los antecedentes de Miyata Kuraki. Su abuelo fue un oficial de rango de brigada en el ejército japonés en la época de la Segunda Guerra Mundial, y su padre fue uno de los pilares de la Sociedad del Dragón Negro. En las circunstancias en que toda su familia era derechista, le habían inculcado los valores estrechos de la ultraderecha japonesa desde su nacimiento.

En comparación, el padre de Sora Aoi había sido miembro del Partido Comunista Japonés. Aunque el partido había disminuido gradualmente, su familia había sido, de hecho,  japoneses amigables a China. También ayudaron en el Programa de Refugios Forestales Tres-Norte de China en el Noroeste de China, y su familia envió personas para ayudar. Por lo que, ella había pasado la mitad de su juventud en China, y sus horizontes se ampliaron con sus experiencias allí. Ella sabía que el mundo no era como lo había declarado la derecha japonesa, y que China no era la China a la que la derecha era hostil. Era un país poderoso…

Pero, ¿qué podría hacer ella sola? La derecha japonesa se volvió loca, revisó sin motivación los libros de texto y se negó a admitir los crímenes de guerra de la Segunda Guerra Mundial. Debido a la terquedad de Japón en esta área, y el antagonismo de la derecha desde hace mucho tiempo hacia las acciones de China, a China solo le desagradaba Japón aún más. Esta pelea se hizo más y más real.

Incluso sus compañeros en este equipo estaban atrapados en este pensamiento.

Sabía que Miyata Kuraki y la generación de su padre eran diferentes. Él era un hombre con un corazón amable. La razón por la que ingresó al Reino de Dios fue debido a su frustración por no haber podido salvar a su compañero durante un accidente automovilístico. Pero incluso si fuera él, una persona de buen corazón, se referiría a los chinos como monos amarillos normalmente y mostraría varios tipos de desdén después de recibir la toxicidad del pensamiento militarista y de derecha japonesa.

(Quizás, nosotros los japoneses somos en realidad como dicen algunos autores estadounidenses. Nos arrastraremos y suplicaremos al fuerte, pero seremos rudos y descarados con los débiles. Por ejemplo, el equipo mucho más fuerte que nosotros, China…)

Sora Aoi miró con emociones complejas a Miyata Kuraki, escuchando atentamente cada una de sus palabras.

“Este mundo no tiene razas inferiores, solo personas inferiores. Todas las razas tendrán gemas de grandeza en su interior, pero también personas despreciables, traidores, personas repulsivas, cobardes, etc. No es como lo dijeron mi padre y abuelo, donde los chinos hace tiempo que han perdido sus almas, y solo se puede referir a ellos como monos amarillos desde el período Song. Adam tenía razón. Tenemos nuestro espíritu Yamato, y ellos tienen su corazón chino. No hay nada superior o inferior…”

Miyata Kuraki enfocó su mirada en la lejanía. Murmuró, “Desde que escuchamos acerca de los tres equipos más fuertes en nuestra primera batalla de equipos, Diablo, Celestial y China, así como mucho sobre Zheng Zha siendo el más fuerte, su clon y con respecto a sus compañeros… No podía creer que fueran gente infame. Cada equipo poderoso merece respeto. Solo con el coraje, el espíritu, la intención y la ambición suficientes, uno puede convertirse en una potencia. Quizás estábamos equivocados. Los chinos siguen siendo los chinos que crearon una historia gloriosa, excepto que están como dijo Napoleón; durmiendo, porque cuando despierte, sacudirá el mundo.”

“Este es el mal hábito de nosotros, los japoneses, ¿verdad?”

“¿Qué mal hábito?” Miyata Kuraki preguntó con curiosidad.

“Oprimir a los débiles y venerar a los fuertes…”

Miyata Kuraki guardó silencio y recitó estas nueve palabras. Su mirada era indescriptiblemente compleja, y después de un largo rato, suspiró, “Tal vez es un mal hábito. Pero, para poder luchar hasta la muerte contra un equipo poderoso, es suficiente para el resplandor de tal espada, incluso si se marchita en un instante como las flores de cerezo. Si sobrevivimos y volvemos al mundo real, seguramente iré al Salón Memorial de las Victimas en la Masacre de Nanjing de los invasores japoneses y me arrodillaré para pedir perdón. Es decir, si sobrevivimos…”

“Si morimos… espero que puedas llevarme contigo.”

Sosteniendo la cintura de Miyata Kuraki, los dos se quedaron allí quietos, experimentando lo que tal vez podría ser el último toque de calidez.

“¡No es bueno!” gritó Sora Aoi de repente. Corrió a la sala de conferencias, su cara roja. Parecía haberse enfadado con la confusión. Miyata Kuraki se congeló, luego se recuperó de inmediato y furiosamente la siguió.

En la sala de conferencias, Koinu Maosu se abalanzaba sobre el cuerpo de YingKong, con los ojos enrojecidos. Estaba lanzando insultos, usando su brazo restante para rasgar la ropa de su parte superior del cuerpo. Los dos entraron por casualidad cuando él le quitó las prendas exteriores y el abrigo del pecho. Esos pechos indescriptiblemente maravillosos se mantuvieron firmes ante todos los presentes.

“¿Qué estás haciendo?”

Antes de que Sora Aoi pudiera decir algo, Miyata Kuraki ya había gritado y aterrizado un pie en la espalda de Koinu Maosu, enviando a este hombre que era más alto que él volando a varios metros de distancia. Se estrelló contra la dura mesa de madera con estrépito, rompiéndola en astillas.

“¿Estás loco? Si quieres jugar con una mujer, vuelve a la dimensión de Dios y crea una tú mismo. ¡No avergüences al pueblo Yamato aquí! ¡Ella es una cautiva, no una prostituta con la que jugar!” rugió Miyata Kuraki.

Koinu Maosu usó una sola mano para limpiar la sangre fresca en su frente. Sonrió horriblemente mientras se ponía de pie, gritando al mismo tiempo, “¡Deberías ser tú quien está loco! De hecho, decidiste rechazar la ayuda de Adam. ¿Crees que eres mejor que el estratega del Equipo Celestial? ¡Simplemente nos estás forzando a la ruina! No quiero morir contigo, y especialmente morir en humillación bajo las manos de esos monos amarillos, no, esos cerdos amarillos…”

“¡Cállate! El respeto hacia tu enemigo es el respeto a ti mismo. ¡Por favor llámalos chinos!” gritó Miyata Kuraki, haciendo una postura de estar a punto de apresurarse hacia Koinu Maosu.

Koinu Maosu parecía dispuesto a arriesgarlo todo, retirándose mientras gritaba, “¡Has olvidado la gloria del pueblo Yamato! ¿Dónde está tu espíritu guerrero? Realmente estás llamando a esos cerdos ‘chinos’… ¿Has olvidado cómo luchó la generación de tu padre en Manchuria? ¿Realmente simpatizas con una raza inferior?”

Miyata Kuraki rugió mientras desenvainaba su katana, regañando al mismo tiempo, “Estás realmente loco. ¿Qué hay en esa cabeza tuya? ¿Te sentirás orgulloso de atacar a alguien que no se puede resistir?”

“¡Correcto! ¡No hay necesidad de compasión hacia estas razas inferiores!” replicó.

“Entonces, ¿a quién le serás compasivo? ¿A los miembros del Equipo Celestial?” La katana de Miyata Kuraki se inclinó hacia la cabeza de Koinu Maosu, deteniéndose allí, solo preguntando fríamente.

“… Es naturalmente diferente cuando se trata del Equipo Celestial.” Koinu Maosu no había pensado que Miyata Kuraki realmente quisiera cortarlo, y el sudor frío inmediatamente comenzó a fluir en su cuerpo, y allí hablo con un rastro de cuidado en sus palabras.

“Tú…” Miyata Kuraki estaba tan enojado al escuchar eso que no pudo decir una palabra. La mano que portaba la katana no paraba de temblar, dejando una marca sangrienta en la cabeza de Koinu Maosu.

La gente a su alrededor los aconsejó apresuradamente, trabajando juntos para separarlos. Varios incluso murmuraron, “Ya que ya somos enemigos con el Equipo China, dásela a él. ¿Por qué estamos hablando de compasión cuando se trata de esos monos amarillos…?”

“Todos ustedes… ¡todos están locos! ¿En qué están pensando?” Estaba incluso más furioso y confundido ahora, pero tras una inspección más cercana, se dio cuenta de que todos lo miraban con incomprensión y leves rastros de desdén, como si fuera él quien se había enloquecido.

“¿Es realmente nuestra mala costumbre oprimir a los débiles y venerar a los fuertes? Qué vergonzoso y despreciable. ¿Es este el espíritu guerrero y el espíritu Yamato en el que creía?”

Miyata Kuraki sintió abruptamente que su creencia y el mundo se derrumbaba. Solo cuando una pequeña mano lo sostuvo fuertemente, se recuperó. Sora Aoi estaba de pie detrás de él, “Este es el verdadera pueblo Yamato. A causa de ese lavado de cerebro y la ofensiva de la derecha, una gran mayoría tiene más o menos este tipo de inclinación. Somos simplemente la minoría extrema entre nuestra gente, y también lo es Koinu Maosu. Sin embargo, la mayoría de los intermediarios se inclina lentamente hacia la derecha… ”

“¿Es eso así?”

El corazón de Miyata Kuraki se estaba volviendo cada vez más triste. Los que estaban frente a él eran sus compañeros antes, y sin embargo se veían tan feos e insoportables en este momento. Pero, antes de que pudiera decir nada, un sonido agudo de advertencia sonó desde fuera de la sala de conferencias, toda la flota hizo sonar la alarma señalando un asedio enemigo.

El Equipo China… ¡ya viene!

***

“¿Estás seguro de que YingKong no se contuvo?” Zheng miró a lo lejos en la proa de la nave, murmurando al mismo tiempo hacia los que estaban detrás de él.

“Sí. No se contuvo. Para ser exacto, casualmente conoció a alguien que comprendió su punto débil. Es posible que se tenga un trastorno mental cuando dos personalidades coexisten en el mismo cuerpo. La inestabilidad mental se decide de manera innata, y las personas normales con personalidades divididas generalmente tienen enfermedades mentales leves. El oponente atacó esta debilidad suya.” Xuan respondió sin dudarlo.

“Entonces, ¿qué pasa con la batalla final? Si alguien usara esta debilidad de ella entonces, no sería ella…”

“No, no debería importar. Para entonces, su personalidad principal y secundaria ya debería…”

Lo qué exactamente debería suceder, Xuan no dijo nada. Sin embargo, Zheng y el resto ya estaban mentalmente preparados, así que fue suficiente con decir eso.

Nadie sabía lo que sucedería en la batalla final. Quizás el Equipo China ganaría por un deslizamiento de tierra. Sin embargo, la mayor probabilidad sería que el Equipo Diablo mantuviera su posición en el ápice. Por supuesto, también existía la pequeña posibilidad de que el Equipo Celestial se llevara a casa la victoria final.

Todo era posible. Aunque la batalla final era un conflicto de poder entre la humanidad, la voluntad del cielo también influiría en la conclusión.

YingKong estuvo temporalmente a salvo. A través de la pieza de metal pegada debajo de su reloj, ellos podían monitorear todas y cada una de las acciones del Equipo Mar del Este. Por supuesto, era de corto alcance, pero era suficiente para garantizar su seguridad. En general, el Equipo Mar del Este ciertamente fue disuadido por la fuerza del Equipo China. Por lo menos, no se atrevían a tocar un pelo de YingKong.

“Deben estar comunicándose con el Equipo Celestial a través de un dispositivo. Sin embargo, el Reino de Dios no tiene tal objeto intercambiable o incluso el proceso de fabricación. Estoy absolutamente seguro de esto. Hay un ochenta por ciento de probabilidades de que lo obtuvieran por la herencia de la raza negra o blanca, o incluso la herencia de la raza amarilla.” Este fue el veredicto de Xuan después de vigilar al Equipo Mar del Este, pero este veredicto despertó las dudas de Zheng y el resto.

“¿No fue la herencia de la raza amarilla obtenida por nosotros? ¿Qué otra cosa podría ser?”

“Para ser precisos, efectivamente obtuvimos la herencia de la organización de cultivadores de la raza amarilla. Sin embargo, la herencia de la organización de los cantos de la raza amarilla todavía no se ha encontrado como antes. De hecho, las herencias de las otras dos razas se pueden dividir también en las porciones de cultivadores y santos. En otras palabras, hay seis herencias principales que se encuentran en el Reino de Dios. El Equipo Celestial debería haber obtenido uno, solo que no sabemos si obtuvieron un poco o la parte completa.” dijo Xuan seriamente.

“Está bien, no tiene sentido pensar tanto ahora. Cómo planificar la batalla final es responsabilidad tuya y HongLu. Cómo luchar, cómo proteger a nuestros camaradas… Siempre he tenido fe en tu inteligencia. Es lo mismo para la batalla final. ¡Mi vida, así como la de todos los demás, yace en las manos de ti y HongLu! ¡Ahora, deberíamos enfocarnos en la próxima batalla!”

Después de que YingKong fue capturada, y se había reunido suficiente información sobre el Equipo Celestial, el destructor del Equipo China dio la vuelta para dar la bienvenida a la Séptima Flota de los Estados Unidos. Después de confundir perfectamente a Adam, el Equipo China finalmente podría ir a por todas en su lucha. Podrían buscar venganza por el ataque furtivo del Equipo Mar del Este, y también…

“WangXia, ¿odias a los japoneses?” Xuan de repente dirigió una pregunta a WangXia, que había permanecido silenciosamente a un lado.

WangXia se congeló, y finalmente rechinó los dientes, escupiendo después de un largo tiempo, “¡Los odio!”

“¿Por qué?” Xuan asintió, grabando algo en un diario.

“¡Historia, como también por lo de ahora!” WangXia no dudó. Dijo estas palabras con un tono pesado, y luego salió solo por la puerta de cabina. Nadie sabía a dónde iba.

“Xiao HongLu, ¿odias a los japoneses?”

“…”

“Cheng Xiao, ¿odias a los japoneses?”

“…”

“Zhang Heng, ¿odias a los japoneses?”

“…”

“Imhotep, ¿odias a los japoneses?”

“¿Japoneses? ¿Quiénes son esos?”

……

“Zheng, ¿odias a los japoneses?”

“Xuan, ¿te has vuelto retrasado? Les haces a todos esa extraña pregunta. Si tienes alguna conspiración, ¡escúpela ya! ¡No te la guardes, para luego venir y engañarnos con un plan!

“No, realmente no es nada. Solo algunas investigaciones sobre la naturaleza humana. Zheng, ¿quieres que te haga un asesoramiento psicológico? Hablemos de la naturaleza humana.” Xuan mantuvo su expresión siempre indiferente, sin enojarse ni defenderse. Él solo garabateó continuamente en su diario mientras hablaba con Zheng.

“¿Asesoramiento psicológico? ¿Asesoramiento psicológico de ti? ¡Olvídalo! Olvídalo, no quiero convertirme en un paciente con disfunción mental. Solo dilo directamente, ¿qué es lo que quieres?” replicó Zheng.

“Solo estoy investigando la naturaleza humana, así como la posibilidad de que el usuario de Fuerza Psíquica del Equipo Mar del Este coopere con nosotros.” respondió Xuan.

Zheng guardó silencio. Después de entrar en el mundo de la conciencia, naturalmente comprendió el incomparable peligro interior. Aunque no sería peligroso para un usuario de Fuerza Psíquica el entrar, el peligro no existía solo para los forasteros. También existía para el dueño del mundo de la conciencia. Si el usuario de Fuerza Psíquica poseía una intención nefasta, los miembros durmientes del Equipo China estarían muertos con seguridad.

“¿Estás diciendo que el usuario de Fuerza Psíquica del Equipo Mar del Este no nos ayudará?” Sintió que había dicho algo estúpido tan pronto como las palabras salieron de su boca… Los dos lados eran enemigos después de todo, y una razón más profunda estaba en las palabras de Xuan. ¿Odias a los japoneses? El odio era de dos lados. ¿Los japoneses los odiaban?

“Sí, las enemistades funcionan de esta manera… Me odias, te odio. Las acciones causadas por el odio hacen que el odio sea como una bola de nieve, y la historia anterior permanece. Si no lo enfrentamos, soltar ese odio no será fácil… ¿Tienes algún medio?” Zheng suspiró mientras preguntaba.

Xuan dijo con indiferencia, “Si amenazamos sus vidas, deberíamos ser capaces de hacer que su usuario de Fuerza Psíquica se rinda. Pero si queremos una cooperación sincera, se necesitan beneficios. Revertir las mentalidades de dos razas no es algo que algunas personas puedan hacer. Incluso yo no tengo una forma de cambiar el corazón humano en un corto período de tiempo, por lo que los beneficios son necesarios como incentivo.”

“¿Beneficios?”

“Los puntos son beneficios. Las recompensas clasificadas son beneficios. Incluso la vida, el estado o los preciosos compañeros del usuario de Fuerza Psíquica son todos beneficios. Todo lo que sucede debajo de este cielo es incitado por los beneficios, después de todo.”

Zheng asintió, y pensó por un largo rato antes de responder, “Cruzaremos ese puente cuando lleguemos a eso. Sin embargo, ¡ese hombre que quería humillar a YingKong debe morir!”

“Lo que sea. Tú eres el líder.” Xuan bajó la cabeza para ojear su diario otra vez. Era como si la batalla venidera no estuviera relacionada con él.

“Sí… soy el líder…”

(Entonces, déjame llevar todas estas cargas, como matar…) Zheng pensó interiormente.

“Señor, estamos a treinta millas náuticas de la flota…” Una voz interrumpió la línea de pensamientos de Zheng, cuando varios oficiales corrieron sobre la cubierta.

“Entendido. Todos ustedes vayan y escóndanse en la bodega del barco. La próxima batalla será feroz. Si no tienen cuidado, serán arrastrados a ella. Es solo esta batalla. Estarán a salvo después. Cuando llegue el momento, disfruten felizmente de la gloria y las riquezas que intercambiaron con sus vidas.” Zheng se volvió y sonrió levemente, hablándoles a estos oficiales.

Los oficiales se calmaron, luego le hicieron un saludo a Zheng antes de ir juntos a la bodega. Aparte de unos pocos soldados de la marina que dirigían el destructor, el resto se escondía en la bodega.

“Entonces, Equipo Mar del Este, ¿están listo? ¡Nuestro equipo, el ataque sorpresa del Equipo China, comienza ahora!”

Por otro lado, el Equipo Mar del Este escuchó las alarmas de advertencia de la flota. Todos los miembros se sobresaltaron. Ya no les importaba el tratamiento del cautivo, y todos miraron involuntariamente a Miyata Kuraki. Era el más fuerte del equipo, así como su líder y pilar.

Miyata Kuraki exhaló profundamente, antes de hablar en serio, “¡Hay algo mal en cómo piensan! ¡Los cambiaré si regresamos vivos a la dimensión de Dios! ¡Aquellos que no quieran cambiar deberían morir en este mundo, o los haré morir a todos a través del seppuku! ¡Piénsenlo ustedes mismos!” Terminado de hablar, Miyata Kuraki desenvainó la katana de su cintura. Le dijo a Sora Aoi, “Escanea las posiciones del destructor, la flota y todos los miembros del equipo.”

Sora Aoi estaba reorganizando apresuradamente la ropa de YingKong. La ropa y el abrigo del pecho estaban completamente desgarrados, y ella se quitó impotente su propia ropa exterior y envolvió a YingKong. Luego activó su Fuerza Psíquica y escaneó los alrededores.

En unos diez segundos, el flash de una explosión apareció en la distancia. La violenta explosión provocó que el agua de mar se elevara más de cien metros hacia el cielo. Junto con esta explosión, ocurrió una explosión similarmente violenta. Sin embargo, esta explosión ocurrió en la superficie del mar, lo que provocó la aparición de un semicírculo gigante en la superficie del mar, que también se elevó varias decenas de metros hacia el cielo.

“Un submarino simplemente fue destruido…”

Ella ni siquiera necesitó decirlo. Todos vieron la escena claramente dentro del escaneo. Una bomba construida a partir de un material desconocido con poder destructivo a la par con una bomba nuclear en miniatura había volado un submarino en medio de la preparación de un ataque. No, tal vez fue una bomba nuclear en miniatura.

Mientras las palabras caían, otro submarino se dividió en dos. Fue continuamente destruido. Sin una explosión, desapareció por completo. Esta situación era infinitamente más extraña y aterradora que la explosión anterior.

“Equipo China… ¿nos estás intimidando?”

***

“Eso es correcto. ¡Es intimidación!” Zheng estaba en la proa, gritando al resto del equipo. “No se trata solo de intimidar al Equipo Mar del Este, sino también a los ejércitos de otros países en este mundo, ¡así como también a la Alianza del Ángel! Aniquilaremos completa y totalmente a la Séptima Flota de los Estados Unidos, así como a la mayoría del Equipo Mar del Este. ¡Les diremos que no nos agiten casualmente! ¡En la batalla final, nosotros el Equipo China, demostrara ser digno de la reputación de estar entre los tres más fuertes del Reino!”

“Entonces, que la batalla comience. Zero y WangXia, ustedes dos serán responsables de eliminar cualquier submarino que se acerque a nosotros. El ojo de Xuan se puede utilizar temporalmente como una exploración de la Fuerza Psíquica. Los tres se quedarán atrás para proteger a los novatos al mismo tiempo. Cheng Xiao se quedará atrás también. Usa tu combate cuerpo a cuerpo para proteger a Zero y al resto. No puedes volar después de todo, por lo que no es adecuado para ti que vayas. Heng estará a cargo de todos los misiles enviados para atacar este barco. Tu trabajo es el más importante. Tienes que proteger a todos bien…”

Zheng consideró brevemente, y luego continuó, “HongLu e Imhotep, ustedes dos me seguirán para atacar. HongLu, convoca al Perrito. Ha estado durmiendo mucho tiempo y debería hacer algo de ejercicio. Simplemente no vueles demasiado alto. Los rayos en los cielos debería ser lo que restringe el vuelo de las formas de vida voladoras. Me temo que no podrá soportarlo.”

HongLu asintió, mientras Zheng le preguntaba a Imhotep, “Entonces, ¿tu habilidad de arena será impedida en gran medida en la lluvia y el mar?”

Imhotep inmediatamente asintió. “De hecho será restringida, pero no importaría en un barco. No es arena común después de todo, sino una sustancia producida a través de mis habilidades mágicas. Utilizará más energía mágica aquí, pero será suficiente contra la gente común.”

“¿Es eso así? Bien, entonces nos moveremos.”

De repente, Liu Yu, que siempre había estado silenciosamente a un lado, de repente abrió la boca, “Espera, espera un poco. ¿Puedo unirme?”

Todos a su alrededor quedaron asombrados en respuesta, y la cara del chico se enrojeció. Dijo en voz baja, “Puedo quedarme con HongLu bajo la protección del dragón gigante, así que no debería haber ningún peligro. Lo importante es que no he tenido experiencia práctica para mis cartas de invocación. Si lo uso aquí, tendré experiencia personal para la batalla final… ¿Está bien?”

“… ¡Ok!” Zheng exhaló y acarició el cabello del chico. Le dijo al resto, “Entonces, los preparativos para la batalla serán así. Enseñémosle al Equipo Mar del Este una lección sobre lo que es realmente un equipo del Reino de Dios… ¡y qué clase de equipo es el EquipoChina!” Cuando terminó de hablar, Zheng se elevó hacia el cielo primero, agitando las alas mientras volaba en la distancia.

Había que admitir que la Séptima Flota de los Estados Unidos era efectivamente una flota poderosa con pocos pares en el mundo. No solo tenía una gran variedad de barcos, sino que su personal también estaba bien entrenado. Cuando vieron que el Equipo China atacaba y las alarmas de advertencia sonaban a todo volumen, se movilizaron con urgencia. Toda la flota ya había hecho sus preparativos para interceptar a los enemigos atacantes. Era una lástima que… No se enfrentaran a un poder de combate convencional de este mundo, sino al poder del Reino de Dios, que superaba ampliamente la fuerza que imaginaban.

Zheng agitó sus alas mientras volaba, un brillo destellante sin parar surgió en su cuerpo. Alcanzó una velocidad de vuelo increíble confiando en la potencia producida por la colisión de Qi Refinado y Magia. Sin embargo, fue por eso que fue una luz incandescente sin igual dentro de este mundo tormentoso. En su camino, los buques de guerra de abajo lo atacaron constantemente, y los más grandes incluso lanzaron misiles antiaéreos, disparándose hacia él mientras trazaban su trayectoria de vuelo.

“¡Están buscando la muerte!” Zheng no lo evitó, solo agarró Alma del Tigre y le envió un golpe ordinario. Separó varios misiles, y con un estruendo los hizo explotar. Con solo un breve destello de luz, resistió al impacto de esas explosiones. Luego rápidamente descendió, aterrizando directamente en un destructor desde una altura de cien metros.

“¡Destrucción Instantánea!”

La Energía de Sangre y el Qi dentro del cuerpo de Zheng chocaron violentamente, y él ya había cortado el centro del destructor brutalmente en el mismo momento en que entró en Destrucción Instantánea. El destructor era simplemente de una aleación de acero ordinaria, ¿cómo podría soportar un ataque de Zheng en su Transformación Semidragon? Con un sonido desgarrador, el destructor en realidad comenzó a dividirse en dos, y Zheng, que simplemente decidió que podía ir con todo, saltó al aire y liberó otros pocos golpes de espada. Cada ataque poseía la inmensa fuerza de Destrucción Instantánea, y era tan aterrador como si pudiera colapsar montañas. Después de esos ataques, los destructores se dividieron en dos, hundiéndose verticalmente en el mar uno tras otro…

“Tan poderoso… Qué terrorífica fuerza…” Con un usuario de Fuerza Psíquica, el Equipo Mar del Este naturalmente vio todo esto. Cuando vieron a Zheng despedazar un destructor con unos pocos golpes, todas sus caras se pusieron pálidas. Incluso con sus identidades de miembros de un equipo del Reino de Dios, todavía estaban limitados por la debilidad del Equipo Mar del Este y nunca habían luchado con los que estaban en la cima máxima del Reino de Dios.

Aunque se habían encontrado con el Equipo Celestial, solo habían llegado a un acuerdo de alianza, y no habían pasado por ninguna batalla campal. Se podría decir que Zheng era la primera gran potencia que conocían. Había desbloqueado la mitad de la cuarta etapa o incluso más, había conquistado su corazón del diablo, poseía habilidades creadas por sí mismo y era una figura de gran poder personal. La fuerza de Zheng había trascendido por mucho su imaginación, una figura como un dios demoníaco.

“¿Cómo podría ser tan fuerte? ¿Cómo se entrenó para esta etapa?” Miyata Kuraki se lamentó desesperadamente. Todavía era un guerrero, y aunque no había entrado en el nivel de Zheng, tenía una comprensión personal del poder.

Sabía que los intercambios de Dios no eran más que el punto de partida. Uno necesitaba entrenamiento y evolución para volverse fuerte. Confiar en intercambios de grandes cantidades de puntos y recompensas clasificadas no era más que una fuerza superficial. En realidad, eran increíblemente débiles por dentro. Por ejemplo, así era para los equipos de esclavistas de los que había oído hablar. Por lo tanto, todas las verdaderas potencias dentro del Reino de Dios habían confiado en sí mismos para llegar allí. Quienes dependían de los intercambios no tenían las calificaciones para llamarse a sí mismos una potencia.

Si es así… ¿cómo se entrenó esta aterradora persona ante ellos? ¿Cuántas batallas sin esperanza experimentó?”

“Luchemos…” dijo Miyata Kuraki con un tono pesado mientras cerraba los ojos.

“¿E-estás loco? ¿Quieres pelear con ESE monstruo? ¿Tienes la cabeza aún más dura que este destructor?” Koinu Maosu al costado comenzó a gemir. Su estado mental actual ya parecía desquiciado, o tal vez se podría decir que fue aterrorizado hasta este estado.

“Correcto, tenemos que luchar.” dijo resueltamente Miyata Kuraki mientras miraba al resto. “Ya somos la parte más débil, pero tenemos que mantener el último coraje en nuestros corazones. Si incluso este coraje desaparece, bien podríamos suicidarnos. Ya no tendremos los requisitos para fortalecernos en este Reino, ya que ni siquiera tenemos el coraje de ser fuertes. No me importa cuánto desprecien a los chinos, pero es un hecho que son más fuertes. Darle el respeto a tu enemigo es darte respeto. No moriré arrodillado, y moriré de pie. Por supuesto, si el Equipo China está dispuesto a hacer las paces, no descartaré nuestras posibilidades de sobrevivir. Solo que… ¿no se sentirán avergonzados?” A Miyata Kuraki no le importó más el resto después de terminar sus palabras. Él solo le dio una profunda mirada a Sora Aoi.

El resto del Equipo Mar del Este constantemente susurraba entre ellos, pero sus palabras se volvieron cada vez más groseras hacia Miyata Kuraki.

“Qué montón de idiotas. ¿Realmente desean vivir como perros?” preguntó Sora Aoi desdeñosamente.

Todas sus caras cambiaron mucho, con un hombre de mediana edad gritando entre ellos, “¡No lo pongas tan mal! ¿Qué hay de malo en sobrevivir?”

El resto gradualmente siguió discutiendo más, con solo Koinu Maosu mirando con odio a Sora Aoi y YingKong. Curiosamente, no dijo una palabra.

“Hmph, qué descarado. Antes sintiéndote como si fueras un experto. Seguiste hablando sobre el honorable pueblo Yamato, sobre cerdos amarillos y sobre el hombre enfermo de Asia. Ahora, de repente estás cambiando tu tono de paz al ver cuán poderoso es el enemigo. Quieres sobrevivir y no quieres enfurecer al otro lado. Ser compañeros de equipo con todos ustedes es mi mayor vergüenza en esta vida.” dijo fríamente Sora Aoi. Ignoró al resto y cortó directamente su exploración de la Fuerza Psíquica sobre el mar. Levantó a YingKong del suelo y se fue.

“Espera… Si estamos peleando, cuenten conmigo.” dijo el viejo

“Cuenta conmigo también.” Después de un largo período de silencio, un hombre de veintisiete o veintiocho años también se levantó. Él no habló mucho, sino que se fue directamente.

Sora Aoi asintió en silencio y les otorgó a los dos el mapa de Fuerza Psíquica. Luego le dirigió al resto una sonrisa fría, dejando la sala de reuniones con ambos.

El primero en irse, Miyata Kuraki, ya había llegado a cubierta. Miró las explosiones en constante aumento a lo lejos, agarrando silenciosamente la katana en su mano. Nunca antes había estado tan desesperado como en este momento, y nunca había estado tan calmado. Tal vez, estos sentimientos que nunca antes había tenido surgieron al enfrentarse a potencias que, hasta ahora, lo superaron.

“Equipo China… ¡denme una muerte gloriosa!”

***

Aunque Sora Aoi había salido de la sala de reuniones, no fue a la cubierta. Ella llevó a YingKong al área de espera. Como era una usuaria de Fuerza Psíquica, proteger su propia seguridad era suficiente. No había necesidad de enfrentar personalmente al Equipo China en batalla. El uso del usuario de Fuerza Psíquica se basa en el gran esquema de las cosas, y no en los detalles.

“Kuraki-kun, cuando pases, seguramente te seguiré después.” dijo en voz baja Sora Aoi en su corazón. Después de exhalar, abrió la puerta y entró a la habitación. Luego puso toda su atención en manipular el escáner de la Fuerza Psíquica, escaneando a todos los miembros atacantes del Equipo China.

En este momento, el Equipo China ya había lanzado completamente su ataque. El destructor estaba cargando contra la flota, y los submarinos debajo del mar estallaron uno tras otro. Simplemente no había ningún submarino con la oportunidad de acercarse al destructor y lanzar un ataque. Después de las continuas explosiones submarinas, el destructor ya se había acercado al perímetro de la flota.

Los buques de guerra más exteriores ya habían completado sus preparativos. Cuando el Equipo China entró en la zona de tiro, varios misiles anti buque fueron disparados. Hubo un gran impacto en el rango de la tormenta, y los dos lados estuvieron prácticamente lo suficientemente cerca para mirarse antes de disparar sus misiles.

Cuando el primer misil voló a treinta metros, una luz plateada brilló en el destructor del Equipo China. Cuatro flechas volaron al mismo tiempo. La flecha de atrás golpearía la cola de la flecha en el frente, causando una colisión explosiva. Cuando solo quedaba una flecha, su impulso era similar a un rayo. Atravesó el primer misil a una velocidad que superó ampliamente los límites de lo que el ojo humano podía seguir. El misil se detuvo momentáneamente en el aire, antes de ser penetrado por la flecha, explotando.

La flecha que perforó no se detuvo, sino que golpeó el costado de un buque. Atravesó las placas de metal y golpeó el centro de la nave antes de que pasaran uno o dos segundos. La potencia de la flecha no disminuyó en lo más mínimo, y pasó por el otro lado del buque, finalmente volando a lugares desconocidos…

Heng midió en silencio el poder del disparo explosivo de cuatro flechas, luego colocó una de las cuatro flechas en su mano hacia abajo. Solo apuntó tres flechas al resto de los misiles. Si fuera solo para aniquilar estos misiles, la fuerza de la flecha explosiva de tres flechas era completamente suficiente. Esto también le permitiría conservar su fuerza, de lo contrario no podría lidiar con estos misiles después de haberse agotado.

Zero, además de él, ignoró los misiles, solo mirando la superficie del mar con atención embelesada. WangXia estaba parado detrás de él, varias bombas nucleares en miniatura flotando a su alrededor. Las armas nucleares ya estaban siendo controladas por su Dominación de Bombas, y podrían iniciar un ataque explosivo en cualquier momento, su poder era incluso mayor que las bombas nucleares miniatura normales.

Detrás de los tres estaba Xuan. Miró en silencio la superficie del mar, una runa apareció en su ojo derecho. La runa era un poco diferente de la de Eragon. Aparte de la runa, había una luz blanca y negra que se interceptaban débilmente, formando un diagrama de Taiji. Continuamente se unían y se desarmaban, siempre cambiantes. Si alguien mirara de cerca sus ojos, definitivamente encontrarían su visión borrosa.

“Bien. Los submarinos restantes ya se están reuniendo en el centro de la flota. Continuemos nuestro ataque.” Xuan miró la superficie del mar durante un rato, y la runa y el diagrama de Taiji dentro de su ojo desaparecieron, excepto que parecía mucho más demacrado.

No mucho después de que Xuan hablara, un enorme rugido vino desde atrás. Un inmenso dragón negro apareció allí. La cubierta no podía acomodar su volumen, por lo que el dragón negro no tuvo más remedio que pararse, y todo el destructor se hundió un poco. El destructor solo regresó a su estado original cuando el dragón extendió sus alas y voló hacia adelante.

Este dragón negro era de hecho un dragón negro llamado Perrito del Equipo China que había evolucionado no mucho antes. Zheng se lo había dado a HongLu como montura. Había estado durmiendo en el Medallón del Domador desde entonces, hasta que HongLu lo lanzó en este momento. Para él, solo había pasado un segundo. El dragón negro era en realidad bastante obediente, y dejó que el grupo de tres de HongLu se sentara sobre su espalda. Con un largo aullido, voló y se elevó hacia la distante Séptima Flota de los Estados Unidos.

Los soldados de la Séptima Flota se quedaron estupefactos. Ellos no eran más que personas común, entonces, ¿cuándo habían visto alguna vez un organismo tan aterrador? Ese inmenso cuerpo, así como la imagen misma de los dragones gigantes en la fantasía occidental, inmediatamente despertó una perturbación entre los soldados navales tan pronto como apareció. La mayoría de los soldados en sus estaciones hicieron un alboroto, y algunos incluso se aterrorizaron hasta colapsar, paralizados en el suelo. Por un momento, aparte de una minoría muy pequeña que se aferraba a sus puestos, el contraataque de la flota en el perímetro se detuvo. El terror que trajo este dragón negro fue mucho mayor de lo que el Equipo China imaginó.

“¿Ehh? Esto es bueno. Si hubiera sabido que estarían tan asustados, habría llamado al pequeño Perrito desde antes.” Cuando HongLu vio a los soldados que se encontraban debajo huyendo, y algunos incluso saltaron al mar, inmediatamente se rio.

Hubo un leve sonido quejumbroso, cuando el crucero abajo disparó un misil anti buque. Nadie sabía qué audaz soldado lo había lanzado, y el dragón negro que estaba volando muy cerca no pudo evitarlo a tiempo, e incapaz de protegerse a tiempo también, el abdomen inferior del dragón negro fue alcanzado directamente por el misil. Con un estallido violento, el dragón negro fue inmediatamente envuelto en el fuego de la explosión. Los soldados de abajo quedaron conmocionados, y durante un tiempo todos se detuvieron para mirar en silencio hacia el cielo, queriendo saber si el dragón negro había sido destruido por el misil.

Inesperadamente, cuando el fuego se disipó, el dragón negro estaba flotando en el aire, aparentemente ileso. Su figura estaba cubierta por una capa débilmente visible de una barrera defensiva que había bloqueado la explosión. En cambio, expulsó el fuego verdadero debido al misil.

¡ROAR!

El dragón negro aulló en el cielo, vomitando una corriente de llamas. Un color blanco apareció dentro de estas llamas. Cayó directamente en el crucero. Muchos soldados de la Armada se transformaron en cenizas antes de que pudieran emitir un sonido. Las llamas continuamente comenzaron a derretir el barco hacia abajo. Como si fuera chocolate, la aleación de acero comenzó a derretirse, y se convirtió en líquido fundido en un momento. El lanzallamas del dragón duró decenas de segundos, derritiendo un agujero gigante en el centro del barco de diez metros de diámetro. Era insondablemente profundo, prácticamente se derritió a través de todo el barco. Como si se hubiera ventilado lo suficiente, resopló humo negro de sus fosas nasales, volando a otro buque de guerra con los tres en el remolque.

Miyata Kuraki, que estaba parado en la cubierta del buque insignia distante, vio todo esto. La exploración de la Fuerza Psíquica lo imprimió vívidamente en su mente. Incluso vio cómo ese misil fue bloqueado con esa barrera defensiva visible y ese terrorífico lanzallamas blanco de ese dragón negro, así como a Zheng Zha que se acercaba. Ya no tenía sentido hablar de vivir. Habían calculado erróneamente la brecha entre las dos partes, y las dolorosas consecuencias estaban por llegar. No, no fueron solo las dolorosas consecuencias de eso, sino las dolorosas consecuencias de usar siempre los apodos de monos amarillos.

“Realmente no es una muerte injusta.” murmuró para sí mismo Miyata Kuraki. Además de él, los dos hombres, uno joven y otro viejo, estaban allí resueltamente. El joven le palmeó el hombro ligeramente, sin decir nada. Sin embargo, esto fue suficiente.

Miyata Kuraki levantó lentamente la cabeza, con runas negras apareciendo débilmente en su piel. Cuando levantó completamente la cabeza, aparecieron por completo.

“Kamamiya Tonomoto y Mitarashi, ¿creen que los chinos todavía merecen ser llamados monos amarillos?” preguntó Miyata Kuraki en tono de murmullo.

El anciano, Kamamiya, rió roncamente, “Nunca pensé que las palabras mono amarillo deberían existir. Ellos autoconscientemente dijeron estas palabras ya que sus mentes, ojos, oídos y almas han sido engañados por la derecha. Quienes estén familiarizados con la historia y el mundo no dirán esto. Es solo que nosotros, la minoría, no tenemos poder para cambiar nada. Es por eso que aún más necesitamos vivir, para poder regresar al mundo real y cambiar los malos hábitos de nuestra raza. Necesitamos dejarles entender que los débiles no deben ser intimidados, y los fuertes no deben ser adorados. Realmente deberíamos aprender de ese espíritu indomable de los chinos. Son aquellos que se mejoran a sí mismos, quienes son realmente fuertes, y no aquellos que ya son fuertes los que son actualmente fuertes.”

El hombre llamado Mitarashi asintió ligeramente. Miyata Kuraki suspiró, “Tonomoto no me había dicho esas palabras antes. Mantendré estas palabras en mi corazón. Ahora que lo pienso, el espíritu guerrero de nuestro pueblo Yamato fue hace mucho tiempo, como dijiste, Tonomoto, donde los débiles no deben ser intimidados, y los fuertes no deben ser adorados. Es solo que aquellos en el poder lo distorsionaron, para encajar con su pensamiento militarista así como con su asqueroso pensamiento de derecha. Ahora, el espíritu guerrero del pueblo Yamato ha empeorado desde hace mucho tiempo, razón por la cual despreciamos a nuestros maestros y benefactores del pasado. Incluso cometimos crímenes imperdonables contra ellos. Incluso ahora los que están en el poder no quieren admitirlo, por eso solo pensamos que los fuertes deben ser respetados. Es por eso que tenemos este mal hábito del que hablan los escritores estadounidenses. Si no morimos, ¡definitivamente cambiare todo esto!”

“Estas son mis últimas palabras. Caballeros, es mi mayor honor luchar hasta la muerte con ustedes dos. Kamimiya Tonomoto y Mitarashi-kun, no bajen sus honorables cabezas de guerreros. Los débiles no deben ser intimidados y los fuertes no deben ser adorados. ¡Vayamos y encontremos ese verdadero espíritu guerrero otra vez!”

Mientras las palabras caían, un gran estruendo resonó ante ellos. Una persona se había estrellado frente a ellos, creando un hoyo de medio metro de profundidad en la cubierta frente a ellos. Una alarma estridente impregnaba a toda la nave insignia. Todos los soldados circundantes dirigieron sus armas en esa dirección.

Zheng Zha estaba parado dentro de ese hoyo.

“Esta debería ser nuestra primera reunión, líder del Equipo China, Zheng Zha. Es un placer conocerte.” Miyata Kuraki le dijo a Zheng, su tono no dominante ni humilde.

Zheng echó un vistazo a Miyata Kuraki, ese joven agarrando una katana. A pesar de que era un enemigo, su actuación mientras estaba bajo su vigilancia dejó a Zheng sin ninguna mala intención hacia el hombre. Después de todo, era alguien que podía tratar a los cautivos amablemente y era un guerrero honorable. No podría estar tan mal, incluso si fuera japonés. En cualquier caso, querían que el usuario de Fuerza Psíquica del Equipo Mar del Este lo ayudara, así que asintió fríamente. “Sí, soy el líder del Equipo China, Zheng Zha. ¿Solo están ustedes tres aquí para darme la bienvenida?”

Si otros dijeran esto, tal vez Miyata Kuraki habría sentido algo de humillación o arrogancia. Sin embargo, solo aquellos que sabían de la fuerza de Zheng entenderían que era completamente justo de su parte decir esto. Zheng era demasiado fuerte. Esta fortaleza había llegado al punto en el que era como la diferencia de fuerza entre una forma de vida de nivel inferior y una forma de vida de nivel superior. Mirando desde lejos antes ya había dado la sensación de no tener rival, pero ahora que los tres estaban justo ante él, la presión era increíblemente obvia. Incluso estaba la sensación de que había una montaña gigante e imponente delante de ellos.

La pregunta de Zheng traía dudas de ellos. No fue sarcasmo, sino la verdad. Ni siquiera mencionar a solo tres personas, tratar con él requeriría… ¡un ejército!

“Disculpa. Los que son dignos de luchar a mi lado solo son dos. El resto no califica como mis compañeros, así que tendré que mostrarle a tu honorable personalidad una falta de respeto al enfrentar tu poder con nosotros tres.”

La mente de Zheng se movió, y pensó en lo que habían observado. Este Miyata Kuraki, así como esa chica Sora Aoi, obviamente eran diferentes de los que seguían usando las palabras mono amarillo. Aunque no sabía cuáles eran sus pensamientos más íntimos, no podían ser malos a un nivel extremo.

Miyata Kuraki miró seriamente a Zheng, “¿No podemos hacer la paz? Aunque somos enemigos, no tenemos demasiado conflicto en nuestras misiones de trama. De hecho, es inexistente. Además, teniendo en cuenta la fuerza de tu Equipo China, obtener un gran aumento en sus puntos y recompensas clasificadas no debería ser factible en un corto período de tiempo, ¿no? ¿Podemos hacer las paces?”

Zheng frunció el ceño levemente. Al principio, él asintió, pero luego cambió a una sacudida de cabeza. “Podemos hacer las paces, pero no ahora. ¡Equipo Mar del Este… tienen a algunos que deben morir!”

“¿Es eso así?” La expresión de Miyata Kuraki se volvió inmediatamente más sombría. Había malinterpretado las palabras de Zheng, y pensó que Zheng quería decir que el Equipo China carecía de algunos puntos y recompensas clasificadas, y necesitaba matar a algunos.

“Entonces, mi última pregunta. Zheng-kun, como chino, ¿nos odias a nosotros, los japoneses?”

“¡Los odio! ¡Pero no los odio a todos al mismo tiempo!” Zheng dijo sin rodeos, “Odio tu gobierno, al igual que a sus hombres de derecha. Además, las muchas cosas que han hecho, como robar libros de texto, ocupar a la fuerza nuestras islas y no respetar la historia al distorsionarla y modificarla. Pero no odio a algunos de ustedes. Aquellos de ustedes que vinieron a mi país para ayudar con la plantación de árboles a gran escala en el noroeste, los que asistieron al Salón en Memoria de las Victimas de la masacre de Nanjing para arrodillarse y los que pasaron treinta años ayudando a la educación agrícola de mi país. Tengo clara mi gratitud y rencores, y a quién odiar y a quién no. Pagaré mis deudas y me vengaré cuando sea necesario. Relájense. Incluso si mi Equipo China gana la batalla final y regresa al mundo real, no cometeremos las atrocidades que están imaginando. Tengo mi orgullo.”

“Tienes mi gratitud, Zheng-kun. Tú también tienes tu espíritu guerrero. ¡Poder luchar contigo es mi honor!” Miyata Kuraki se rió de buena gana. Agarró su katana y dio un paso adelante, “¡La mejora que perseguí se llama Caballero Fantasma! La subclase que utilizo es el Fantasma en pena que utiliza principalmente el corazón para desgarrar al alma. ¡Luchemos, potencia del Equipo China! ¡Déjame ver exactamente cuán fuerte es la cumbre del Reino de Dios!” Hizo un barrido horizontal mientras terminaba sus palabras. Sin embargo, la katana rozó su propio cuello, antes de que usara una mano para limpiar la sangre de su cuerpo.

Cuando Miyata Kuraki limpió la sangre fresca, las runas negras en su cuerpo se hicieron más obvias, y parecía como si hubiera una capa de niebla negra en su cuerpo. Él rió y sostuvo su katana en alto, cortando.

“¡Corte Fantasmal!”

Zheng no atacó primero, solo mirando silenciosamente a Miyata Kuraki  aplicándose sangre fresca en su cuerpo. Luego vio un brillo negro aparecer en el cuerpo de Miyata Kuraki, antes de que lo cortara. Este corte trajo consigo una hoja de luz negra y brumosa, y Zheng se sorprendió de inmediato. Él se agacho y se retiró.

Inesperadamente, la hoja de luz negra lo había alcanzado instantáneamente. Detrás de la hoja de luz negra, un fantasma feroz de varios metros cargó bruscamente y envió una garra hacia Zheng. Incapaz de protegerse a tiempo, Zheng solo podía bloquear con una sola mano. Sin embargo, pasó directamente a través de la garra del feroz fantasma. El brazo que entró en el cuerpo del fantasma desapareció abruptamente y un agujero grotesco fue abierto por la garra del fantasma en el medio de su pecho.

Zheng se sorprendió por dentro ante este terrorífico poder. Sin embargo, de repente se dio cuenta de que no había brillado la luz en su cuerpo. En otras palabras, sus sistemas defensivos no se habían activado, y de inmediato gritó “¡Incorrecto! ¿Ilusiones?”

Como era de esperar, a medida que desbloqueaba continuamente la limitación genética, el fantasma feroz y las heridas desaparecieron cuando abrió la tercera etapa. Solo Miyata Kuraki se dejó caer ante él. Él se agachó y se retiró de nuevo. El corte cayó sobre la cubierta y tuvo un efecto corrosivo, causando que la plataforma comenzara a derretirse. La hoja de luz desapareció por completo solo cuando se habían disuelto dos metros de profundidad.

“La katana desgarra el cuerpo carnoso, mientras que el corazón desgarra el alma. Mi katana aún está cargada de vacilación y mi corazón aún no puede desgarrar el alma. Zheng-kun, no muestres misericordia. ¡Muéstrame respeto!” Miyata Kuraki dio una profunda exhalación, riendo.

Zheng también exhaló, antes de reír, “Honestamente, este movimiento es de hecho muy ventajoso contra aquellos debajo de la tercera etapa, o aquellos con defectos en sus corazones. Una lástima sin embargo. Este movimiento debería tener un ámbito superior. El llamado ‘corazón que desgarra el alma’ debería darte un camino claro hacia adelante…”

“Entonces, comenzaré a luchar, líder del Equipo Mar del Este, al igual que los otros dos. No es necesario ser cortés. Acérquense a mí con su máximo poder, porque una batalla que les sobrepasa en nivel les espera. Continuamente elevaré mi fuerza. Comenzaremos con… ¡Explosión!”

***

Al mismo tiempo que Zheng llegaba al buque insignia, Sora Aoi rezaba sin parar en su habitación. Su corazón estaba verdaderamente lleno de amor hacia Miyata Kuraki, y ella esperaba que él fuera capaz de sobrevivir sin importar qué. Por desgracia… ella ya no sabía cómo ayudarlo a sobrevivir a partir de ahora.

De repente, un sonido violento viajó desde la puerta, como si alguien estuviera usando la fuerza para golpearla. La mente de Sora Aoi brilló en comprensión. Una ola de Fuerza Psíquica le hizo saber que era Koinu Maosu y el resto del Equipo Mar del Este. Todos tenían expresiones feroces cuando se pararon en la puerta. Koinu Maosu, especialmente, estaba repetidamente golpeando la puerta con los músculos hinchados.

“¡SORA AOI! ¡Danos al miembro del Equipo China! ¡Queremos entregarla al líder del Equipo China! ¡De esa forma podremos sobrevivir!” gritó un hombre musculoso de mediana edad.

Koinu Maosu hizo aún más ruido, “¡¿Entregarla?! ¡La usaremos como rehén! Tan pronto como la obtengamos, el Equipo China correrá a salvarla. ¡Ella debe ser importante! ¡Supongo que ella es la amante de ese monstruo! ¡Definitivamente es así, no hay mejor opción que usarla como rehén! ¡Seguramente sobreviviremos!”

Sora Aoi dijo con frialdad, “¡Todos ustedes deberían largarse! Ya no son mis compañeros ni de Kuraki. ¡No tenemos compañeros como ustedes! Es mejor para todos que se mantengan un poco más lejos de mí. ¡No quiero ver basura humana como ustedes!”

Los que estaban afuera se detuvieron, antes de enfurecerse aún más. Los músculos en el cuerpo de Koinu Maosu se transformaron continuamente, hasta que se convirtió en un mini-gigante. Golpeó brutalmente la puerta gigante, gritando al mismo tiempo, “¡A la mierda tu líder! Ya no estoy haciendo esto, ¡solo quiero sobrevivir! ¡Estás cayendo justo como un cerdo amarillo! ¡Yo tampoco tengo un compañero como tú! Entrégala, ¡o te mataré junto con ella!”

El corazón de Sora Aoi se hizo más frío. No dijo nada, solo sonrió fríamente y se puso de pie. Sus ojos comenzaron a cambiar de color, y el espacio alrededor de su cuerpo comenzó a distorsionarse. Mirándola, parecía tener otro poder además de ser un usuario de Fuerza Psíquica.

Con un boom, la puerta gigante finalmente fue arruinada por Koinu Maosu. Envió la puerta en ruinas volando a Sora Aoi con una patada, pero se detuvo a un metro de ella. Koinu Maosu también sabía que no podía permitir que Sora Aoi desatara todo su poder. Corrió hacia la puerta en ruinas, ignorando todo lo demás mientras soltaba un puñetazo tras otro. Al mismo tiempo, gritó, “¡Todos maten a esta traidora de su país! ¡Solo podemos sobrevivir si lo hacemos!”

Los que estaban afuera estaban estupefactos e inmóviles. Sin embargo, cuando vieron a Zhao YingKong, que yacía en la cama, sus expresiones se volvieron horribles una vez más. Todos se presentaron como un grupo. Además de los dos que fueron a capturar a YingKong, el resto utilizó varios métodos para lanzar ataques contra Sora Aoi. Sora Aoi solo podía defenderse, y el espacio distorsionado comenzó a disminuir de tamaño.

“Hehe, ¿necesitas mi ayuda?”

Los que participaban en la batalla miraron conmocionados. La originalmente inconsciente Zhao YingKong estaba allí de pie, riendo. Los dos que corrieron para capturarla estaban retorcidos de una manera extremadamente extraña, y continuamente lloraban de dolor. La niña solo tenía una hermosa sonrisa y actuaba de manera inocente, como si las heridas de ambos no estuvieran relación con ella.

“¿Necesitas mi ayuda para matar a esta basura? Hehe…”

***

“Como miembro de un equipo del Reino de Dios, tu fuerza es ciertamente suficiente. Pero al mismo tiempo, la brecha entre las potencias del Reino y ustedes sigue siendo enorme. Las razones más importantes son, ¿cómo planeas ser fuerte? ¿Qué es lo que persigues?” Zheng permaneció quieto en su posición original.

Los tres del Equipo Mar del Este estaban medio arrodillados frente a él. En un breve minuto, los tres ya habían sido completamente derribados por él. No pudieron seguirle el ritmo usando solo el poder y la velocidad de Explosión. En verdad, la Explosión actual superaba con creces la de cuando recién se había creado. Casi rivalizando con Destrucción en el momento de la creación, una indicación de que su cuerpo era mucho más fuerte que antes.

“¿Qué persigo?… ¿el espíritu guerrero? No… ¿Honor? No… Lo que persigo debería ser la supervivencia, vivir junto a los que son importantes para mí…” Miyata Kuraki medio se arrodilló en el suelo, permitiendo que la lluvia le cubriera el cuerpo. Este breve minuto le permitió finalmente experimentar lo que se llamaba un poder que sobrepasaba su nivel. Sus dos camaradas y él ni siquiera tenían las calificaciones para contraatacar. No, no se trataba de las llamadas calificaciones, sino de una absoluta falta de oportunidad para hacerlo.

En unos pocos intercambios, habían sido derribados al suelo por ataques que ni siquiera podían ver.

“Esa razón no es tan mala. Como viste, soy una persona sin habilidades especiales, aparte de la velocidad y la fuerza. Además del nivel de la limitación genética para dirigir esta velocidad y fuerza, no poseo ataques de Fuerza Psíquica, técnicas especiales o mejoras especiales. Solo tengo el estilo de batalla que pulí y perfeccioné incesantemente, un poder que obtuve en medio de la vida y la muerte.”

Zheng murmuró, “Esta es mi experiencia personal, y es mi compensación por esta operación. No somos una organización de caridad, por lo que no vamos a dejar a los que necesitan ser asesinados. Si deseas sobrevivir, hazte más fuerte, hasta que puedas proteger tus creencias y convicciones.” Cuando terminó su discurso, Zheng miró hacia atrás. YingKong estaba actualmente en la entrada de la bodega del barco, riéndose mientras sostenía a una mujer inconsciente.

“Hehe, has llegado tan tarde. Incluso mi ropa fue rasgada y mi pecho fue visto por otros. Realmente no estás haciendo tu trabajo como líder.” YingKong lentamente se dirigió hacia allí. Ella soltó una risita mientras hablaba, pero sus ojos estaban completamente fríos.

“¿Qué pasa con el resto del Equipo Mar del Este?” Zheng se frotó la cabeza. Más o menos sabía lo que le había sucedido a YingKong a través de la vigilancia, por lo que no era bueno investigar más a fondo. Por lo tanto, solo podía preguntar sobre el resto del Equipo Mar del Este.

“Están todos practicando yoga adentro.” YingKong soltó una risita en respuesta.

“Bien, bien, incluso si los has torcido en un pretzel humano, no hay necesidad de estar tan feliz. YingKong, has trabajado duro. Haré que los demás los trasladen al Equipo China. Puedes descansar.” Exhaló Zheng. Una de sus manos tiró de la cabeza de YingKong, y cuando terminaron sus palabras, YingKong sonrió y cerró los ojos mientras su personalidad principal volvía a dormirse.

Era muy seguro alrededor de Zheng, por lo que naturalmente, YingKong no requería que apareciera su personalidad principal. Esto agotaría su energía mental, y el Equipo Mar del Este en este momento ya no podía luchar. ¡El ataque sorpresa del Equipo China se realizó sin problemas!”

“Correcto, finalmente entiendo cómo el Equipo Diablo podía hacerlo tan pausadamente cuando nos enfrentaron esa vez. Cuando existe una inmensa disparidad, y los planes no son capaces de cerrar la brecha, es fácil determinar quién es el vencedor cuando las dos partes no tienen otra opción que luchar.”

Zheng estaba parado en la cubierta silenciosamente. Sin embargo, en verdad estaba discutiendo con Xuan a través de la placa de metal. Esta batalla con el Equipo Mar del Este le hizo recordar la batalla con el Equipo Diablo en Resident Evil Apocalipsis. Una sensación extraña existía en su corazón al recordar ese momento. El Equipo China había caído fácilmente ante el Equipo Diablo, así como el Equipo Mar del Este… Sí, había sido tan fácil. El ingenio y el poder del Equipo China habían sido muy escasos en comparación con el Equipo Diablo en ese momento.

No hablaron mucho. El dragón negro llevó al grupo de tres de HongLu hasta la nave insignia. Era una suerte que fue el buque insignia, ya que no hubo ningún problema con el aterrizaje de un dragón gigante. Lo más importante era que aquellos soldados que no se atrevían a atacar antes no se atrevían incluso más ahora. Huyeron a los bordes de la cubierta, o se escondieron en algunas cabinas.

“Imhotep, tendré que molestarte. Hay muchas personas en la bodega que no pueden moverse, así que envuélvelos en una tormenta de arena. Júntalos en nuestro destructor. HongLu, ayuda a los otros dos hasta el dragón negro. Cuidado de no dejar que sean golpeados por balas perdidas. Todavía tengo algunos asuntos, así que todos regresen primero.”

Se ocuparon de escuchar las órdenes, y Zheng contempló por un tiempo antes de ir a los tres miembros del Equipo Mar del Este. “Tomaré prestado a tu usuario de Fuerza Psíquica. Aquellos que necesito matar los ejecutaré de forma natural, mientras que definitivamente no mataré a los que no necesitan ser asesinados. Te estaremos esperando fuera de las Islas Diaoyu. Si hay algo con lo que no estás satisfecho, búscame allí.” Cuando terminó de hablar, Zheng no dijo nada más. Se fue volando junto con Imhotep, que ya se había convertido en una tormenta de arena, dejando a los tres medio arrodillados e inmóviles.

“¡Suéltala! Si quieres matar, ¡mata! ¿Por qué tienes que llevarla cautiva? ¡Libérala!” Miyata Kuraki hizo todo lo posible para ponerse de pie, pero Zheng había sido extremadamente hábil antes. Aunque en realidad no los había lastimado, los había agotado y ya no podían levantarse. Miyata Kuraki estaba haciendo todo lo posible para ponerse de pie ahora mismo, pero solo podía levantar la mitad de su cuerpo. Hubo un sonido de dislocación de su muñeca, y se estrelló contra el suelo, su cabeza comenzaba a sangrar.

“¡Suéltala! Libérala…” Ese aullido viajó lejos, y todavía continuaba deteniéndose por las orejas cuando Zheng y el resto llegaron a su destructor.

“Los japoneses… también tienen buenas personas entre ellos.” Zheng estaba en la sala de reuniones, murmurando al resto, “No hay razas horribles, solo individuos horribles. Esas palabras son correctas. El líder del Equipo Mar del Este no está mal. Él tiene el espíritu de nunca aceptar la humillación incluso en la muerte, algo que el Equipo China ensalzó desde tiempos inmemoriales.”

“En cualquier caso, esta batalla de equipos es nuestra victoria. Algunos no necesitan ser asesinados, pero no podemos soltar demasiados puntos ni recompensas clasificadas. Xuan, asigna quién debería matar a algunos miembros del Equipo Mar del Este. Asegúrense de que todos puedan obtener sus mejoras avanzadas individuales, para que el Equipo China pueda ir a por todas en la batalla final.”

Habían capturado a diez miembros del Equipo Mar del Este. Además del usuario de Fuerza Psíquica que no podía ser asesinado, el resto era juego libre. En base a su vigilancia, estos nueve ya se habían separado del Equipo Mar del Este, y eran el tipo más loco de sinvergüenzas. No hubo absolutamente ningún problema matándolos.

En otras palabras, al no discutir las recompensas clasificadas por ahora, solo los puntos ganados serían más de 10.000. Esta aterradora cantidad de puntos de equipo fue la primera vez en el Equipo China. Ahora, finalmente entendieron por qué algunos equipos podían mejorar niveles tan altos de mejoras y habilidades, incluso de rango A y rango S. Una batalla con un solo equipo ya fue una gran cosecha para ellos.

A Zheng no le importó cómo se distribuyeron los nueve, y solo le preguntó a Xuan, “Hemos capturado al usuario de Fuerza Psíquica. ¿Podemos despertarlos ahora?”

“Sí. Ha habido un gran aumento en las posibilidades de que el usuario de Fuerza Psíquica sea capaz de salvarlos, ya que ya haz elevado su conciencia a la capa intermedia de la conciencia. Pero todavía hay un problema. Cuando el usuario de Fuerza Psíquica entra en su conciencia, definitivamente no puede haber ni la más mínima perturbación. No han vencido a su corazón del diablo como tú y no han desbloqueado la cuarta etapa. Su cuerpo consciente es muy frágil, especialmente cuando se encuentra en la capa intermedia donde la más mínima interrupción externa será fatal. Por lo tanto, no podemos dejar que les molesten durante su proceso de despertar.” asintió Xuan.

Zheng se congeló, “¿Ya no hemos tratado con el Equipo Mar del Este? No pueden atacarnos en el corto plazo, y hemos paralizado la Séptima Flota de los Estados Unidos. ¿Podría ser que aparezcan más enemigos pronto? ”

“Sí, atraerá más atención ya que usamos un poder demasiado grande. Las flotas de esos países nos apuntarán. Si incluso su flota no puede resistirnos, ¿qué crees que hará un país si cree que representamos una amenaza demasiado grande para ellos y no pueden oponerse a nosotros?”

“¿Quieres decir… armas nucleares?” Zheng se sobresaltó de inmediato. Desbloqueó la tercera etapa, hablando mientras pensaba, “Esta posibilidad no es imposible, especialmente después de que utilizamos el poder fuera de este mundo para atacar a la Séptima Flota de los Estados Unidos. La situación con respecto a nosotros definitivamente será puesta en gran atención por los diversos países. Ahora, no solo quieren nuestras armas. Deberían poder sacar la conclusión de que nos dirigimos hacia Asia desde nuestra ruta. ¿Sabes qué pasará si es así?” Zheng asintió con fuerza, “Pensarán que estamos planeando desembarcar y fundirnos con la población. Si en una situación donde sus fuerzas armadas no nos pueden vencer y no pueden disparar bombas nucleares a las áreas densamente pobladas de su país, su primer pensamiento será eliminarnos en el mar, incluso si eso significa armas nucleares. ¿Es eso lo que quieres decir?”

“Correcto. Esta tormenta puede brindarnos una gran conveniencia, pero una vez más podemos ponernos en peligro si estos países ignoran todo lo demás.”

“Entendido. Ayúdame a contactar al comandante de la Séptima Flota de los Estados Unidos. Deseo hablar con él.”

Traductor Tormund Icestorm

Editor Lykanos

Índice