Tensei Slime – Capítulo 230: La Usurpación del Laberinto – Parte 5

Dino avanzó a regañadientes.

Ahora estaba cara a cara con Beretta y Zegion.

Los tres se miraron el uno al otro por un momento.

“Bueno, entonces, ¡comiencen!”

Ramiris gritó alegremente, y la pelea empezó.

A diferencia de Pico y Gracia, Dino no tenía un amor particular por la batalla.

O más exactamente, él encontró que era demasiado problema y en general la odiaba.

En realidad sólo lo hacía por falta de alternativas. Dino no podía esperar a terminar con esto.

Sin embargo, su oponente ahora no permitiría que fuera tan fácil.

Pensó que había evadido ligeramente el puño de Beretta, pero el brazo balanceado ignoró cualquier noción de estructura e impacto contra él.

Se había retorcido como una serpiente, transformándose libremente.

(¡Parecía un humano, pero estaba ignorando el resto!)

Además, ¿no se suponía que tenía el cuerpo de una muñeca. Él se ha asimilado completamente a el.)

En sólo un momento de batalla ofensiva y defensiva, Dino había visto a través de lo que hacía peligroso a Beretta.

Era casi una persona diferente de cuando había luchado contra él antes. Lo había derrotado fácilmente esa vez, pero las cosas claramente no iban a ser iguales ahora.

(Pero en realidad, esto fue demasiado crecimiento en tan poco tiempo…)

No sólo Gabil y Gerudo, sino también Beretta.

Además de todo esto, Zegion seguía esperando cerca. La situación ya era lo suficientemente mala como para que Dino quisiera rendirse.

Probablemente debido a que estaba analizando tranquilamente esas cosas, no notó inmediatamente que el suelo bajo sus pies se estaba convirtiendo en un pantano.

¡Oh, maldición! Pensó eso, pero ya era demasiado tarde. Los pies de Dino habían sido absorbidos por la tierra.

Esto se debió a un ataque de elemento tierra de Beretta.

“Hey. No tenías esas habilidades antes, ¿verdad?”

“¿Es eso cierto? Bueno, ahora las tengo”

Ahora el suelo estaba hasta las rodillas mientras seguía hundiéndose, pero eso ni siquiera era el final.

El suelo comenzó a solidificarse, se había convertido en un metal líquido.

Se había convertido en grilletes de los cuales sería difícil escapar sólo con fuerza. Dino fue capturado.

Como Dino sólo había sido cauteloso con Zegion, este crecimiento de Beretta fue completamente inesperado.

Había planeado neutralizar primero a Beretta y luego enfrentarse a Zegion, pero estaba claro que la situación ya no lo permitiría.

Mientras pensaba esto, Zegion atacó.

Los puños que se lanzaron fueron tan rápidos y afilados como siempre.

Dino no podía mover las piernas y no tenía forma de esquivar los ataques, intentó detenerlos con el brazo izquierdo.

Perforación.

Fue un golpe sorprendentemente ligero.

No, demasiado ligero.

No fue un golpe, pero hubo un dolor que llegó hasta lo más profundo de su alma.

“¡¡Ouch…!!”

Dino gritó ante el intenso dolor.

Era una forma de vida espiritual, lo que significaba que, por supuesto, tenía “Inmunidad al Dolor”

Pero incluso entonces, el alma de Dino aullaba de dolor como si se burlara de él.

“T-, ¡tú! ¿¡Tú no eres Zegion!? Me engañaste…”

“Jeje, tonto. Es culpa tuya por permitir que te engañen.

¿Pensó que había algún mérito en usar ataques normales contra alguien que ha aumentado su resistencia al daño?

Sin embargo, como te mantuviste cauteloso de los ataques de Zegion, hizo mucho más fácil para mí lograrlo.

Los ataques inesperados tienden a dar un buen puñetazo, ¿no?”

Zegion,no…Apito, que se había convertido en Zegion con el uso de sus poderes, respondió riendo.

Y con eso, se transformó en un hermoso insecto de tipo demoniaco.

Era muy improbable que “Instant death effect” (Efecto de muerte instantánea) funcionara, pero “Severe pain effect” (Efecto de dolor severo), que era un rango más bajo, parecía ser potente.

Si hubiera sido capaz de ver el ataque y resistirlo, entonces podría haber sido capaz de frenar el efecto. Pero ahora que lo había golpeado una vez, la segunda vez sería imposible de resistir.

Todo esto se debió a la habilidad de Apito, “Anaphylaxis Shock” (Shock Anafiláctico) (NT: Es una de las reacciones alérgicas más graves que se puede sufrir)

Ahora que Dino había sido golpeado por él una vez, era como si le hubieran robado completamente su habilidad para resistirlo.

“¡Eso es sucio! Fue lo suficientemente cobarde como para atacar en pareja, pero ahora incluso hicieron algo tan bajo como esto!”

“¡Silencio! No existe el juego limpio en la guerra. ¡Sólo necesitas ganar, si pierdes, entonces mueres! Esa es la regla de oro”

Apito rugió hacia atrás mientras Dino gritaba.

Su creencia de que la victoria significaba todo no le permitía a Dino mucho espacio para protestar.

Incluso Beretta parecía un poco desanimado por la lógica extrema de Apito.

Arnaud y los otros que no estaban presentes probablemente lo habrían dejado de lado y habrían dicho, “piensa en ello como una amabilidad que ella al menos lo puso en palabras”. Pero para aquellos que no estaban acostumbrados a estar cerca de Apito, esto fue como un shock.

En general, Apito era muy callada frente a Zegion.

Pero ahora que ella estaba aquí para representar a Zegion, parecía estar muy emocionada. No había nadie que pudiera detenerla ahora.

Una sonrisa sádica se dibujó en su cara mientras levantaba su hermosa mano hacia Dino.

“Espe- ¡Esperemos un momento!

¿De acuerdo? Calmémonos y hablemos.

¡Lo entenderás si hablamos! ¡Creo que la gente puede llegar a entenderse uno al otro!”

“Ah, eso puede ser verdad. Ahora, ¡muere!”

La sugerencia de Dino se mezcló con gritos; Apito le sonrió benévolamente.

Y mientras llevaba esa sonrisa, apuñaló una vez.

“¡¡¡Ouch!!! Lo digo en serio, ¡espera! Esto duele! ¡Esto realmente duele, ¿sabes?!”

Dino gritó con ojos llenos de lágrimas.

Quería correr, pero sus pies estaban firmemente aprisionados, era imposible.

“¡Hooo ho ho ho ho! ¿Ahora ya no eres tan arrogante, Dino?

¿Qué debo hacer? Si lloras y dices que lo sientes, puedo perdonarte?”

Dino gritaba de dolor severo mientras Ramiris se dirigía a él a través de su propia risa.

“¿Me estás diciendo que debo traicionar a Velda?”

“¿Oh? ¿No fue bastante rápido para ti? ¡Eso es exactamente correcto!”

“¿Eres estúpida? ¿Cómo podría hacer eso?”

“Hmph. ¿No puedes? ¿Por qué no? Tengo una pregunta para ti, Dino. ¿Por qué le sirves?”

“Tú, por qué… Bueno, es porque uno no puede ir contra Veldanava, ¿no?”

“Dino, piénsalo bien. Veldanava y Velda son diferentes, ¿no lo sabías?”

“¿Eh? Por supuesto, eso es de conocimiento general…”

(¿Hmm? ¿Conocimiento general? No, espera… Velda es Veldanava, ¿verdad?)

Dino se sintió incómodo con esta conversación con Ramiris.

Sintió una contradicción en sus palabras, tuvo que detenerse a pensar.

“Bueno, no importa. En cualquier caso, ya que traicionaste un corazón tan puro como el mío, ¡debo hacer que te arrepientas de tus acciones por un tiempo!

¡Ahora, acaben con él! Beretta y Apito!”

Los gritos de Dino resonaron.

Finalmente, a Dino no se le dio tiempo para pensar lentamente. Se vería obligado a sufrir los sucesivos ataques de Apito.

—————————————————————–

La risa encantada de Ramiris resonó en la sala de control.

Al parecer, torturar a Dino le había dado una gran sensación de alivio.

Ahora miraba fijamente a la pantalla grande y llevaba una mirada increíblemente satisfecha en su rostro.

“Bueno, tal vez lo perdone ahora mismo”

“¿No estás yendo un poco demasiado lejos?”

“Está bien, está bien. Dino es mucho más duro de lo que crees”

Benimaru suspiró mientras hacía la pregunta, pero Ramiris la dejó de lado.

Uno de sus principales objetivos había sido vengarse de Dino, así que esto era algo en lo que no se echaría atrás.

“Pero, me pregunto. Este tipo llamado Zero, ¿crees que en realidad se moverá como Rimuru dijo que haría?”

“A juzgar por la forma en que Velda había matado a Kazaream? No lo dudo”

“Ya veo, entonces Velda no es Veldanava después de todo.

Dino tampoco era consciente de ello.

¿Puedes creer que él piensa que es astuto y no puede ser engañado por nadie?

¡Qué idiota!”

“Ah, uhh… Bueno, sí”

Benimaru se dio cuenta de que había algo de él en las palabras de Ramiris. Asintió con un poco de arrepentimiento.

Intentaba cambiar la conversación a otra cosa.

“En cualquier caso, Zegion nunca deja de impresionarme. Fue casi demasiado fácil”

Si hubieran querido emboscarlos seriamente, podrían haber enviado a Zegion y a los otros guardias del laberinto a atacar sin dar a Zero la oportunidad de invadir el laberinto.

Todo en la sala de control habían pensado esto.

Y la razón por la que habían optado por un plan mucho más elaborado, era porque Rimuru lo había ordenado.

La estrategia actual era algo de lo que Benimaru y Ramiris habían hablado y decidido juntos, después de escuchar las predicciones de Rimuru sobre la estrategia de batalla de Velda para invadir el laberinto.

“Bueno, Zero invadió el laberinto y usurpó su autoridad, tal como Rimuru había predicho”

“Por supuesto. Es impensable que las predicciones de Rimuru puedan estar equivocadas”

Shuna asintió orgullosamente a los murmullos de Ramiris.

“La próxima predicción es sobre qué movimiento tomará Zero.

Después de asimilarse con el laberinto, debería ser bastante difícil mantener su sentido de sí mismo, ¿no crees? Algo como eso”

“Sí. Aisló más de la mitad de las divisiones de mi laberinto. ¡Quién sabe qué pasará si absorbe todo eso!

Para ser honesto, una cosa es absorberlo lentamente y usurparlo, pero asimilarlo todo de una vez hará que uno pierda la cabeza”

“Ya veo. ¿Y qué dijo el Señor Rimuru?”

“En resumen, dijo que Zero seguramente invadiría el laberinto. Así que Rimuru quiere que aislemos partes del laberinto para que el cebo sea más fácil de ver.

Cuando esto sucede, no estaba seguro de si Zero sería capaz de mantenerse cuerdo, pero cree que tendrá algún efecto en él”

“Así que tuvimos un ataque de Zegion tan pronto como el laberinto fue aislado.

No se trataba de que hubiera un efecto o no. Nos aseguraríamos de que hubiera un efecto.

El Señor Rimuru estaba un poco preocupado por tener a Zero y a Zegion enfrentados, pero Zegion parecía muy entusiasmado con ello”

“Sí, sí. Aunque a Zegion le resultó más fácil de lo que esperábamos.

“…Entiendo todo eso. Y entonces, ¿qué dijo el Señor Rimuru?”

Ramiris y Benimaru ayudaron a responder a la pregunta de Shuna, pero parecían reacios a explicar la parte más importante.

Quizás se había sentido molesta por esto ya que Shuna les preguntó de nuevo en un tono más áspero.

“Sí. Dijo, “tal vez seremos capaces de ver su verdadera naturaleza””

“Ciertamente. No tanto la verdadera naturaleza de Zero, sino la de Velda, creo”

Contestó Ramiris y Benimaru.

En otras palabras, una vez que Zero se hubiera asimilado con el laberinto, ganaría la superioridad absoluta sobre cualquier enemigo que estuviera dentro.

Y si esto sucedía, ¿no era probable que no se diferenciase de su amigo o enemigo y lanzase ataques a todos ellos? Esa fue la predicción de Rimuru.

Además, con la estrategia de Benimaru, Zegion había plantado una sensación de miedo en el corazón de Zero.

Zero seguramente querría poder para derrotar a Zegion luego.

El esquema general del plan que hizo Benimaru estaba basado en la suposición de que se aprovecharía de cualquier cosa que viera, independientemente de que fuese amigo o enemigo.

“Por eso nos aseguramos de que todos retrocedieran antes de que la asimilación de Zero con el laberinto alcanzara el cien por ciento. Un Zero tan consumido por el miedo y la sed de poder atacaría sin duda a Dino y a los demás”

“¡Eso es todo! Por cierto, acaba de pasar el noventa y ocho por ciento, así que será en cualquier momento”

“¿Es eso cierto. El Señor Rimuru tenía razón, como era de esperar. Pero entonces, ¿qué pasará si Zero es capaz de mantener su sentido del razonamiento?”

“Si eso sucede, arrojaremos todo el laberinto aislado en un bucle infinito!”

Todos en la sala de control encontraron esta respuesta muy satisfactoria.

Lo único que podría hacer que toda esta situación fuera aún mejor sería que Dino fuera persuadido antes de que se completara la invasión de Zero.

Pero incluso entonces… Shuna notó algo. No parecía que hubiera suficiente razón para que Rimuru hubiera desestimado el plan inicial de atacar.

En primer lugar, si se podía eliminar el lugar de los invasores a través de un asalto, entonces no había razón para que Zero ataque a Dino.

(En ese caso, ¿cuál era el verdadero propósito del Señor Rimuru?)

Miró a la emocionada Ramiris llegó a una cierta conclusión.

(Ya veo… No quiere que maten a Dino…)

Rimuru y Dino habían bromeado y habían sido amigables.

Y Ramiris.

La última vez se habían separado como enemigos, pero quizás Rimuru aún no había querido matar a Dino.

No estaba segura si era porque Ramiris se lo había pedido, o si era su propia voluntad, pero Shuna estaba convencida de que la verdad estaba en esa línea.

Bueno, eso explicaría bastante la actitud de Ramiris. Ahora podía entender por qué se habían desviado por este plan más elaborado.

Así que no quedaba nada más que esperar el resultado.

¿Qué haría Dino? ¿Qué haría Zero?

(Independientemente de la dirección que tomaran las cosas, todo estaría en la palma de la mano del Señor Rimuru).

Shuna asintió con satisfacción y volvió a mirar a la gran pantalla.

En realidad, Rimuru no había estado pensando tan profundamente al dar las órdenes.

Lo único que realmente había ordenado era ser cauteloso ante una invasión del laberinto, que había sido capaz de predecir a través de la habilidad definitiva “Ahi Dahaka”

Además, les habló de su predicción para los movimientos de Zero y les ordenó que redujeran el número de bajas. Eso fue todo.

Fue completamente más allá de cualquier expectativa de Rimuru, que Zegion llevaría a Zero tan lejos.

Y una cosa más.

Como Shuna había notado, se refería al tratamiento de Dino.

Para ello, no le había dicho nada a Benimaru y había consultado solo con Ramiris.

Al final, había decidido dejárselo todo a ella.

◇◇◇

Ramiris y Benimaru terminaron sus explicaciones más o menos al mismo tiempo que Zero terminaba su rápida asimilación con el laberinto, después de ser impulsado por Zero.

“¡La tasa de asimilación es del noventa y nueve por ciento! ¡Deberíamos llamar a todo el mundo ahora mismo!”

Ramiris empezó a gritar, Benimaru gritó órdenes.

La unidad de ataque, a la que se había dado una explicación por adelantado, regresó por teletransporte después de recibir la orden.

Dado que había una alta posibilidad de que un Zero completamente asimilado pudiera impedirles teletransportarse, era necesario que fueran capaces de determinar el momento exacto en que debían salir.

Y su plan había tenido éxito.

“Acabamos de regresar. Lady Ramiris”

Beretta se dirigió a ella como representante de los que habían regresado.

Todo había salido según lo previsto.

“¡Bien, bien hecho!

Dependiendo de cómo reaccione el enemigo, planeamos lanzar el laberinto en el “Bucle Infinito”

Sin embargo, en caso de que no lo consigamos, tendremos que entrar en una guerra total.

Creo que no hace falta decir que será increíblemente peligroso atraer a un enemigo que se ha asimilado a un espacio aislado.

En caso de que nos veamos forzados a atacar una vez más, ¡todos ustedes deben estar preparados y listos!”

Todos entendieron y estuvieron de acuerdo con las palabras de Benimaru.

¿Cómo reaccionaría Zero? ¿Qué haría Dino a su vez?

Había una necesidad de que estuvieran seguros.

Después de todo, dependiendo de los resultados, había una alta probabilidad de que estallara una intensa batalla.

Estaba bastante claro que no había ni una sola persona en la sala que tomara la situación a la ligera.

“Además, debería ser obvio sin que yo tenga que decirlo, pero con respecto a que el Señor Rimuru esté vivo, eso debería permanecer estrictamente confidencial”

Diciendo esto, Benimaru terminó su discurso.

Era de esperar, pero de ninguna manera podían contar con que Rimuru les ayudase, y no tenía intención de pedírselo.

Había aceptado la orden de defender el laberinto como una directiva suprema, y pondría su corazón y su alma en cumplirla.

Este sentimiento era algo compartido por todos los que estaban allí reunidos.

Así como Rimuru estaba buscando cualquier movimiento de Velda, Velda también estaba buscando a Rimuru.

Esta fue la propia decisión de Rimuru y la razón por la que no regresó al laberinto.

Ciel había señalado la posibilidad de que esperasen el momento en que Rimuru pusiese un pie en el laberinto, y luego aislarlo por completo.

Seguramente sería posible con las habilidades de Velda, eso había dicho.

La “Creación del Laberinto” de Ramiris era una habilidad con un alto grado de libertad, pero requería una conexión con este mundo.

Si eso fuera cortado, el laberinto mismo se desplazaría entre las grietas de las dimensiones.

Ciel estaba convencido de que no había razón para creer que Velda no pudiera hacer esto si era posible para Rimuru.

Y si se llegara a eso, aunque sería posible escapar, llevaría una tremenda cantidad de tiempo.

Regresar después de que el mundo hubiera sido destruido significaba que aún habías sido derrotado.

Eso era lo que Rimuru había dicho al explicar a Benimaru y a los demás.

Benimaru recordó ahora esas palabras y asintió profundamente.

(No se preocupe, Señor Rimuru. ¡Protegeré el laberinto con mi vida!)

Determinado, Benimaru volvió a mirar a la gran pantalla.

Y Ramiris también.

(Dino, ese idiota. En serio, ¿qué estaba haciendo en un momento tan crítico…)

El plan ya estaba en su fase final.

Dino y los otros se habían convertido en un objetivo en la trampa para atraer a Zero.

Existe la posibilidad de que ese Zero mantenga su cordura y coopere con Dino y los demás.

También existía la posibilidad de que Dino y los otros aceptaran su destino y eligieran convertirse en alimento para Zero.

Pero…

El resultado que Ramiris deseaba, no era nada tan aburrido como esas posibilidades.

(Actuemos como tontos juntos otra vez, experimentemos otra vez. ¿De acuerdo? Dino…)

Ese fue el deseo de Ramiris.

Creía en el plan que Rimuru había ideado.

Deseaba, como rezando, que Dino volviera a ser su compañero.


Traductor: Hamlet

Sin editar


Bueno, al parecer el traductor piensa sacar 4 capítulos por mes. Así que faltaría uno este mes.

Saludos, y no olviden agradecer 🙂

Índice