Goblin Kingdom Capítulo 135: Guerra De Unificación De Los Sílfides X

Goblin Kingdom

Capítulo 135

Guerra De Unificación De Los Sílfides X

 

Estado
Raza Goblin
Nivel 59
Clase Rey; Gobernante
Habilidades <<Gobernante De Los Hijos Demoníacos Del Caos>>  <<Alma Desafiante>>  <<Aullido Devorador Del Mundo>>  <<Maestría De La Espada A->>  <<Dominador>>  <<Alma Del Rey>>  <<Sabiduría De Un Gobernante III>>  <<Hogar De Los Dioses>>  <<Ojo Malvado De La Serpiente De Un Ojo>>  <<La Danza Del Rey Al Borde De La Muerte>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Alma Del Rey Berserk>>  <<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>  <<Instinto Del Guerrero>>  <<Bendición De La Diosa Del Inframundo>>  <<El Guiado>>
Protección Divina Diosa Del Inframundo (Altesia)
Atributos Oscuridad; Muerte
Bestias Subordinadas Kobold Superior Hasu (Lv77); Gastra (Lv20); Cynthia (Lv1); Rey Orco Bui (Lv82)
Estado Anormal Bendición De La Serpiente De Un Ojo; Protección de La Serpiente De Cabeza Gemela

 

“¿Estás seguro de esto?” Le pregunté.

 

“Sí, hazlo” Dijo Mido con una sonrisa sin miedo.

 

Cuando todos los ojos se fijaron en mí, hablé en voz alta. “¡Este demihumano se niega a obedecerme! ¡Se atreve a decir una opinión diferente a la mía! Un acto así equivale a poner un cerco entre nosotros los goblins y los elfos. Puede que sea un jefe demihumano, pero no será perdonado por esta transgresión.”

 

El hecho de que básicamente estaba explicando todo hizo que todo pareciera una gran broma, pero tuve que hacerlo, ya que era necesario hacer lo que estaba pasando tan fácil de entender como fuera posible.

 

“¿¡Llamas abandonar a los elfos y correr con el rabo entre las piernas una estrategia!?” Dijo Mido.

 

“¡Parece que sigues sin ver el error en tus métodos!” Dije mientras hacía un estruendoso azote con el látigo en la mano.

 

“¡GUuNU!” Mido gritó de dolor aunque intentó sofocarlo.

 

Sonreí. “¿Ya lo entiendes?”

 

“Crees que un ataque débil como este…”

 

“¡Agárrenlo!” Ordené a los goblins, luego procedí a azotar a Mido.

 

Mido trató de discutir, pero yo ignoré sus argumentos y lo azoté injustamente.

 

Ese fue el espectáculo que hicimos, y lo continuamos durante unos 30 minutos.

 

“Hmph, ¡Si lo entiendes, entonces de ahora en adelante, harás bien en recordar tu lugar!”

 

Una actuación horrible si lo digo yo mismo, pero es mejor que no intentarlo. Incluso concluí esta broma de obra pateando antinaturalmente a Mido.

 

“¡A las celdas!” Dije.

 

Volví a la casa del antiguo jefe, y después de asegurarme de que no había nadie alrededor, me senté y exhalé profundamente.

 

“Pareces exhausto” Dijo Shunaria.

 

Sonreí irónicamente. “Es agotador aunque estemos actuando… O mejor dicho, es precisamente porque estamos actuando que es agotador. Sigh… No quiero volver a hacer esto.”

 

“¿En serio? Pensé que los goblins serían un poco más… Umm, olvídalo.”

 

“¿Crueles? ¿Monstruos a los que les gusta oprimir a otros?”

 

“…Sí” Admitió Shunaria avergonzada.

 

“No te equivocas. Los goblins somos en efecto sanguinarios, crueles y sádicos, pero yo… No, mis subordinados son diferentes” Dije. “Somos guerreros. La guerra es una herramienta para que el mundo nos reconozca. No podemos ser indulgentes, no. La indulgencia es un privilegio del vencedor. Los vencidos no tienen lugar para ello ni para la compasión. Hasta ahora éramos perdedores. La gente así no tiene el privilegio de la indulgencia, pero eso va a cambiar de aquí en adelante.”

 

La serpiente negra, Verid, que estaba enrollada alrededor de mi brazo derecho y la voluntad de la serpiente de dos cabezas imbuida en la gema de mi mano izquierda se agitaron.

 

“Los ganadores de ayer no serán necesariamente los de hoy. Puede que estemos 10.000 pasos atrasados, pero aún así nos levantaremos y desafiaremos a los humanos que gobiernan este mundo. Para ello, debemos fortalecernos. En cuerpo, por supuesto, pero también en mente.”

 

Exhalando un leve respiro, pensé en Pale Symphoria, el enemigo con el que aún tengo que encontrarme.

 

“Esta vez seguro que ganaremos. Ganaremos y uniremos a los sílfides. Después de eso, estoy pensando en formar un vínculo de verdadera amistad con tu padre.”

 

“¿Realmente piensas hacer esas cosas?”

 

“Pero por supuesto. Nací, después de todo, así que también podría aspirar a la cima.”

 

Quizá sea demasiado difícil para estos elfos que creen que el bosque lo es todo.

 

“… No puedo entender” Dijo Shunaria. “Pero entiendo que eres especial. Ya sean los demihumanos o los goblins, creo que la razón por la que eligen seguir es por ti.”

 

Tenemos nuestra voluntad, sí, pero eso es todo lo que tenemos.

 

◆◇◇

 

“Ha pasado un tiempo, supongo. Aún así… El descaro que tienes para mostrar tu cara, Falun” dijo Fenit enfadado.

 

Estaba tan enojado que su cara convulsionó mientras miraba al anciano de pie ante él.

 

“No seas tan frío. Sabes que es muy difícil para un viejo como yo pararse a hablar así. ¿No es Lord Fenit, el gran jefe, un hombre tolerante hacia la gente con información provechosa?”

 

La presión de este anciano ante él fue suficiente para hacer que la ira de Fenit disminuyera un poco, calmándolo lo suficiente como para recuperar su mente.

 

“No necesito halagos. Yo seré quien decida si su información es provechosa o no. El declarar la información que tienes con tanta seguridad es simplemente arrogancia” Dijo Fenit.

 

Falun se rió suavemente mientras jugaba con su barba blanca. “Entonces, por favor, decida usted mismo, gran jefe.”

 

Falun compartió dos informaciones: La separación entre los demihumanos y los goblins, y la retirada de los goblins y los elfos de Sinfall.

 

En el momento en que Fenit escuchó eso, se quedó perplejo y en guardia.

 

Era simplemente una historia demasiado buena. Pero después de escuchar la lengua de plata de Falun por un rato, su cara incrédula se volvió de risa.

 

“Parece que Shure, a pesar de haber sido reconocido como un héroe durante tanto tiempo, finalmente ha sido incapaz de mantener la correa sobre los goblins. Bueno, son bestias buenas para nada que sólo saben destruir” Dijo Falun.

 

“Qué estupidez. Para controlar a una bestia, necesitas un látigo. Parece que ni siquiera sabía eso” Coincidió Fenit.

 

Después de considerarlo por un tiempo, Fenit decidió ofrecerle un asiento a Falun.

 

“Gracias” Dijo Falun cuando vio las acciones de Fenit, lo que sólo podía significar que veía valor en la información que ofrecía.

 

“Entonces, ¿Sólo los demihumanos están en Sinfall?”

 

“Sí. Después de todo, los goblins sólo han sufrido pérdidas por culpa de Lord Pale.”

 

Fenit se apartó de Falun, mirando fijamente a la muralla, y luego se volvió hacia Falun.

 

“Ocupar Sinfall debería… ¿Ser una tarea insignificante entonces?” Preguntó Fenit lentamente.

 

Falun asintió. “Se ha dicho desde tiempos inmemoriales que una casa siempre cae desde dentro. Uno podría entender esto simplemente observando a los humanos; y ahora, es cierto para Forni. Qué lamentable…”

 

“Hmph, ¿Lamentable? No hay salvación para un jefe estúpido que pensase que era sabio aliarse con los goblins, ni para la gente estúpida que eligiese seguirle. No son más que tontos que han deshonrado el orgullo de los elfos. Deben ser derrotados por el bien de todos los elfos” Dijo Fenit apasionadamente, golpeando la mesa con su mano, y luego se levantó y llamó a alguien.

 

“Le haré trabajar, Anciano Falun. Quizá no te quede mucho tiempo, pero sigues siendo el jefe de Gastair, uno de los principales actores del oeste.”

 

Fenit dijo en voz alta al hombre que entró en la habitación. “¡Vamos a la guerra! ¡Preparen a los soldados! ¡Hazle saber a Forni del poder de Symphoria!”

 

◆◆◇

 

Cuando Pale se enteró de que Fenit Symphoria estaba dirigiendo a su ejército hacia Sinfall, pidió apresuradamente una audiencia con él.

 

Pale y los soldados a su cargo eran originarios de Symphoria. Los soldados de Sheng y Jirad podrían haber sido añadidos a sus efectivos, pero eso no significaba que pudieran simplemente ignorar al jefe.

 

Pale no podía entender por qué Fenit estaba liderando un ataque a Sinfall. En lo que a ella respecta, obviamente era una trampa.

 

Desafortunadamente, Pale tenía una gran debilidad: juzgaba a otras personas usándose a sí misma como el estándar. En otras palabras, ella podía `ver’ que era una trampa; por lo tanto, otros también deben ver que es una trampa. Así que cuando Pale se enteró de que Fenit estaba atacando, sus ojos casi se salieron de sus órbitas, e inmediatamente envió un mensajero para solicitar una reunión con Fenit.

 

Falun Gastair de hecho se había rendido, así que atacarían a Forni tanto desde el oeste como desde el sur, pero… No había razón para que Fenit atacara por sí mismo.

 

Podría simplemente enviar a Falun a atacar Sinfall él solo. Si no estaba dispuesto a llegar tan lejos, entonces probablemente no se había rendido de verdad.

 

Sin embargo, Fenit todavía eligió liderar desde el frente con Falun. Incluso envió un mensaje a las aldeas, diciendo: “Como presidente del consejo de los sabios, os pido que os reunáis debajo de mí.”

 

A pesar de lo poco que sabía Fenit sobre el arte de la guerra, seguía siendo actualmente el elfo más influyente entre los sílfides. Los otros pueblos tendrían la opción de inclinarse ante su influencia y enviar a sus soldados. La influencia de Fenit era tan grande que podía eclipsar todos sus defectos.

 

Todo el ejército de Symphoria caminaba hacia un acantilado sin saberlo.

 

Mientras Pale se reflejaba en las aguas de la casa de baños, se lavó la cara.

 

“… Si Sinfall es una trampa, ¿Podemos detenerla? ¿Podemos atravesarla?”

 

Pale se repitió esas palabras varias veces a sí misma mientras el peor escenario pasaba por su mente varias veces.

 

Volvió asomarse a su reflejo.

 

Mi querida hija, Pale.

 

Cuando Pale oyó esa voz, levantó la vista y vio flotar un piojo mordiendo plumas negras.

 

Hay un camino hacia la supervivencia hacia el oeste. Por favor, no te mueras…

 

“¡Eso es!”

 

Pale quería preguntar algo, pero antes de que pudiera, el piojo que mordía desapareció. Sus manos, que sin saberlo habían alcanzado el cielo, cayeron impotentes hacia las aguas, dando lugar a muchas ondas.

 

“¡Maestra Pale Symphoria! El Maestro Fenit ha respondido. Se reunirá contigo en Sheng.”

 

“Ah, está bien.”

 

Pale se calmó después de escuchar eso, y después de vestirse, dejó la casa de baños y se apresuró a ir a Sheng.

 

“Esto es peligroso…”

 

Lo primero que notó cuando llegaron a Sheng fue el ambiente demasiado relajado. Todos hicieron lo que quisieron. Comían cuando querían, pasaban su tiempo en lo que querían, y nadie se molestaba en ocuparse de sus armas.

 

“Como se esperaba del gran jefe, incluso sus soldados están llenos de confianza” Dijo Felbi.

 

“¿Realmente crees eso?” Preguntó Pale con una aguda mirada.

 

“Bueno… No puedo verlo de otra manera.”

 

“Olvídalo. Vamos a ver a Fenit.”

 

Pale llevó a Felbi, que se encogía de hombros, a encontrarse con Fenit.

 

Cuando Pale vio a Fenit, explotó. Era casi como si su calma de esta mañana no fuera más que una mentira.

 

“¡Fenit! ¡Por favor, detén esta loca marcha a Sinfall ahora!”

 

“¡Acabas de llegar! ¿¡Qué estás diciendo de repente!? Esta es mi decisión como jefe. ¡Deja de decir cosas sólo por tus sentimientos personales!”

 

“¡No te estoy diciendo que te detengas por un pequeño prejuicio! ¡Te digo que pares porque esto es una trampa! ¡Si entramos en Sinfall, Forni y los goblins nos atacarán!”

 

“¡Enséñame la prueba entonces! ¡Puede que seas mi prima, pero seguramente no me pedirías que te creyera sólo porque lo dices!”

 

Pale estaba tan absorta en sus emociones que ya no podía ver lo que la rodeaba. Cerró los ojos un momento, y luego volvió a mirar a Fenit.

 

“Piénsalo…” Dijo Pale.

 

“¿Piénsalo? Así que, en otras palabras, ¿No tienes ninguna prueba de que sea una trampa?” Dijo Fenit, cortándola.

 

“Eso es…”

 

“Querida prima, si abrieras los ojos verías que el ejército ya se está moviendo. Ya hay 600 guerreros debajo de mí. Si añadimos sus soldados también, tendremos 1000. Si atacamos con esa cantidad, cualquier pueblo seguramente caerá.”

 

Bajo Fenit había 200 demihumanos esclavizados y 400 guerreros elfos.

 

“El problema es después de que el pueblo caiga…” Dijo Pale.

 

“Tampoco tienes que preocuparte por eso. ¡Cuando la aldea caiga, atacaré rápidamente a Forni y pondré fin rápidamente a esta guerra sin sentido! Sé que no eres experta en la guerra y que no te gusta, así que ten por seguro, querida prima, que la guerra terminará muy pronto.”

 

De hecho, si pudiera atacar a Forni inmediatamente después de Sinfall, podría poner fin rápidamente a la guerra. Pale no pudo evitar estar de acuerdo en eso.

 

Pero, ¿Un ejército sin orden como este sería capaz de hacer eso? Pale no pudo responder a esa pregunta.

 

“¿Esto es todo por lo que viniste? Si es así, entonces me iré. A partir de ahora, te daré tus órdenes a través del comandante Felbi. Todavía tengo una reunión, ¡Buen día!”

 

“¡Ah, Fenit!”

 

Las escoltas de Fenit cortaron entre Pale y Fenit cuando se fueron.

 

“¿Y ahora qué?” Preguntó Felbi.

 

Pale se mordió los labios. “Hagamos lo que podamos.”

 

Como mínimo, deberían minimizar las bajas.

 

“Bueno, eso es todo lo que realmente podemos hacer” Dijo Felbi con una sonrisa.

 

◆◆◇

 

Silenciando nuestro aliento en el bosque, esperamos que llegara la noche.

 

Hace 5 días, el ejército de coalición de Symphoria ocupó Sinfall.

 

Desde entonces, no se han movido.

 

Comprobé hacia dónde soplaba el viento, y luego me volví hacia atrás para comprobar que los goblins, los elfos y los demihumanos estaban listos.

 

El viento soplaba fuerte de sur a norte.

 

“Vamos” Dije.

 

Eso era todo lo que había que decir.

 

Nos movimos por el bosque, y cuando levanté a Flamberge, comenzó nuestro ataque a Sinfall.

 

Las patrullas de Symphoria fueron eliminadas silenciosamente por Gi Ji Arsil y su banda de elfos exploradores.

 

Los grandes pueblos entre los elfos eran: Forni, Symphoria, Sheng, Gastair, Jirad y Sinfall. En el momento en que comenzó la guerra, estos pueblos solidificaron rápidamente sus defensas.

 

Construyeron una puerta para bloquear el camino, crearon cercas con plantas y enredaderas espinosas que crecían rápidamente, colocándolas alrededor del distrito residencial, y luego colocaron suficientes árboles alrededor para asegurar que no hubiera ni siquiera un pequeño hueco. De esta manera, crearon algo parecido a las murallas del castillo.

 

Los elfos eran hijos del viento y del agua, que han recibido la protección del bosque, y fueron bendecidos con la habilidad de manipular las plantas. Esto es algo que sólo escuché de Shure a medida que avanzaba la guerra, pero fue precisamente por eso que los goblins pudimos movernos a través de este mar de bosque que parecía imposible para nuestra especie.

 

Los elfos construían sus instalaciones haciendo que las plantas se movieran. Las instalaciones más grandes fueron construidas con cientos de elfos moviendo árboles gigantes. Después de esto, ajustan las ramas y usan los árboles como paredes vivas.

 

Por supuesto, la habilidad de manipular plantas era diferente de persona a persona. El poder hacer algo mejor como grupo era un hecho, pero había algunos individuos que poseían poderes similares a pesar de estar solos. Ese tipo de cosas es un rasgo de este mundo.

 

La puerta del árbol viviente estaba bien cerrada.

 

Sólo nos movimos lo suficiente como para poder verlo, y luego volvimos a silenciar nuestra respiración.

 

“Es casi la hora…”

 

Pronto la luna roja de la diosa más antigua, Ervi, se convertirá en luna llena, y la luna de la diosa más joven, Navi, se convertirá en media luna. Los vientos de la diosa de la luz de la luna, Veedena, perderán su fuerza, y la oscuridad del dios de la noche, Ya Jansu, descenderá.

 

Esperamos por la señal.

 

◆◆◇

 

Ocupar Sinfall fue tan fácil que fue anticlimático.

 

Los únicos que se rindieron fueron los hombres lobo y los ciudadanos elfos no combatientes. Fenit era bastante tolerante con ellos.

 

Para los elfos, que contaban con 1.000 hombres, la victoria estaba al alcance de la mano.

 

“Soy Mido de la tribu Fang. Le agradezco que haya aceptado nuestra rendición.”

 

Mido tuvo que ser trasladado por sus compañeros debido a las heridas que había sufrido.

 

Los que lo recibieron fueron Felbi y Pale.

 

Mido le ordenó a Pale que hiciera esto y aquello por él, y ella obedeció sin decir palabra y sin quejarse.

 

Felbi no estaba contento, pero no dijo ni una palabra de queja.

 

“¿Son esas heridas de lucha?”

 

“No, desafortunadamente. Las recibí de ese goblin bastardo. No puedo creer lo tonto que soy por haber considerado formar una alianza con él” Dijo Mido con la cabeza inclinada.

 

Su cuerpo estaba cubierto de marcas de látigo de pies a cabeza.

 

“Qué cruel…” Dijo Felbi.

 

Pale asintió. “Tenga la seguridad de que no tenemos intenciones de hacerle daño.”

 

“Estoy agradecido, pero…” Mido frunció el ceño. “Hemos vivido nuestras vidas como guerreros. Al menos ese fue el caso de nosotros bajo Forni. Sin embargo, ¿Parece que somos tratados como esclavos en sus bosques?”

 

“Eso es…”

 

Pale no sabía qué decir, así que Felbi respondió en su lugar.

 

“Tienen su propia manera de vivir. He oído que se convirtieron en esclavos en el pasado, pero no conozco los detalles. Si estás interesado, deberías preguntarles.”

 

Felbi le dio una palmadita en el hombro a Pale, rogándole que se fuera.

 

“Sí, en cualquier caso, tenemos que irnos ahora. Hablemos más mañana” Dijo Pale.

 

Mido silenciosamente vigiló la espalda de los dos mientras se iban.

 

Al día siguiente, Pale se dio cuenta de que los demihumanos que se habían rendido hablaban con los demihumanos esclavizados, pero no podía dejar de pensar en ellos.

 

Al día siguiente, Pale se dio cuenta de que los demihumanos que se habían rendido hablaban con los demihumanos esclavizados, pero no podía permitirse pensar en ellos.

 

Lo único que tenía en mente ahora era que tenían que atacar a Forni lo antes posible.

 

Necesitaba convencer a Fenit, ¿Pero cómo? También tenían que hacer algo con respecto al inminente ataque del ejército Forni-Goblin.

 

Al quinto día después de tomar el control de Sinfall, un sentimiento siniestro golpeó a Pale, despertándola en la oscuridad de la noche. Durante este tiempo, el viento soplaba ferozmente, casi como si le advirtiera.

 

“¿Por qué estoy tan nerviosa? Algo no está bien…”

 

Pale dejó la alcoba con su espada corta y su arco.

 

“Dios del Viento, Castor, y Diosa del Agua, Iren, por favor guía a tus hijos. Dios de los Bosques, Chenzhen, por favor bendícenos con tu protección divina” Oró Pale.

 

Pale caminó a través del negro de la noche, patrullando el área circundante.

 

Los soldados de Symphoria estaban todos borrachos. Hoy también deben haber estado de fiesta. Pale no pudo evitar suspirar ante su triste apariencia. Al final, no pudo convencer a Fenit para que atacara a Forni.

 

Después de asegurar la victoria tan fácilmente, los soldados de Symphoria y de las otras aldeas despreciaron completamente al enemigo. Empezaron a pensar que podían ganar esta guerra sin más sacrificios.

 

Pale caminó hacia su propio pelotón.

 

“Yo, ¿Qué pasa, Pale?”

 

Felbi estaba en la puerta sur que conducía a Sheng, bebiendo solo. Cuando Pale vio eso, suspiró.

 

“No podía dormir… No estoy tan segura de beber licor en la oscuridad de la noche, sin embargo.”

 

“Hmph, está bien. No hay ningún enemigo aquí. No habrá ninguno aunque me emborrache. Si quieres podemos intercambiar consejos en tiro con arco.”

 

“Sé que estás acostumbrado a beber.”

 

Al darse cuenta de que no habría fin a la discusión, Felbi frunció el ceño y se volvió hacia Pale. “¿Qué? ¿Te preocupas por eso otra vez?”

 

“… Sí.”

 

“Eres tan preocupada. Me gusta eso de ti, pero… ¿Eh? ¿Qué es eso?”

 

Felbi entrecerró los ojos ante el lejano fuego, mientras Pale se giraba.

 

“El banquete ya debería haber terminado” Dijo Felbi.

 

“Cierto, me pregunto qué es eso. ¿Un incendio accidental, quizás? Esa dirección es donde están los demihumanos esclavos” Dijo Pale.

 

El ominoso sentimiento dentro de Pale sólo se hizo más fuerte.

 

 

—256 días hasta la guerra con los humanos.

 

 

———————————————————————————————————-

Bueeeno, 6 capítulos más, pero que hombre más trabajador que soy.

Traductor: Krailus

Editor: Reika

Índice