Goblin Kingdom Capítulo 132: Guerra De Unificación De Los Sílfides VII

Goblin Kingdom

Capítulo 132

Guerra De Unificación De Los Sílfides VII

 

Estado
Raza Goblin
Nivel 57
Clase Rey; Gobernante
Habilidades <<Gobernante De Los Hijos Demoníacos Del Caos>>  <<Alma Desafiante>>  <<Aullido Devorador Del Mundo>>  <<Maestría De La Espada A->>  <<Dominador>>  <<Alma Del Rey>>  <<Sabiduría De Un Gobernante III>>  <<Hogar De Los Dioses>>  <<Ojo Malvado De La Serpiente De Un Ojo>>  <<La Danza Del Rey Al Borde De La Muerte>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Alma Del Rey Berserk>>  <<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>  <<Instinto Del Guerrero>>  <<Bendición De La Diosa Del Inframundo>>  <<El Guiado>>
Protección Divina Diosa Del Inframundo (Altesia)
Atributos Oscuridad; Muerte
Bestias Subordinadas Kobold Superior Hasu (Lv77); Gastra (Lv20); Cynthia (Lv1); Rey Orco Bui (Lv82)
Estado Anormal Bendición De La Serpiente De Un Ojo; Protección de La Serpiente De Cabeza Gemela

 

“Bienvenido a Jirad” Dijo Jirad Nash con una expresión inteligente.

Había desaparecido durante la batalla contra los goblins. Resulta que estaba escondido en el sótano. Cuando Felbi liberó a Jirad, salió con sus escoltas demihumanos.

 

“No puedo agradecer lo suficiente a Symphoria por los problemas que hemos causado” Dijo Priena, el jefe de Sinfall que fue perseguido fuera de su pueblo, mientras caminaba para pararse al lado de Jirad.

 

“Ciertamente. Especialmente, a la prima de Lord Fenit, Lord Pale. He oído que sus logros han sido espectaculares” Dijo Jirad.

 

“Ella derrotó a la Coalición Goblin-Forni. Creo que vendrá pronto.”

 

“Qué persona tan prometedora.”

 

Felbi estaba contento de ver a Nash y Priena tan contentos.

 

Esta era una guerra para proteger a sus hermanos. Al principio, los superaban en número, pero gracias al esfuerzo de Pale y los otros guerreros, lograron recuperar un territorio. Sólo un poco más y tendrían la mitad de los territorios de vuelta.

 

“Hemos preparado un banquete. Ven, celebremos esta victoria y demos descanso a los cansados guerreros” Dijo Jirad Nash.

 

Los elfos guerreros lo vitorearon. Felbi parecía serio, pero en realidad estaba secretamente feliz.

 

La fiesta continuó hasta altas horas de la noche. Cuando todos los guerreros elfos se habían dormido, Nash y Priena se unieron con una sonrisa maligna en la cara mientras miraban a los guerreros dormidos.

 

“Qué niños tan honestos y agradables son” Dijo Jirad.

 

“Ciertamente. Son tan amables que hasta están dispuestos a luchar por nosotros. Alentar es lo menos que podemos hacer, ¿No crees?”

 

Jirad había sido liberado, pero Sinfall aún estaba ocupado por la coalición Goblin-Forni. Estos dos jefes no podían pelear una guerra por sí mismos, así que pensaron que atraerían a estos guerreros a pelear por ellos.

 

Al hacerlo, no sólo recuperarían sus territorios, sino que también crearían un rival para Fenit. Cuanto más brillaba Pale, más se convertía en una ofensa a la vista para Fenit. Eventualmente, los dos primos terminarían uno contra el otro. Y una vez que esta guerra – que comenzó Forni – termine, la mayoría de los poderes de los elfos se habrán debilitado, dejando a Jirad y Sinfall adelante.

 

En ese momento, Pale aún estaba a oscuras en el esquema de estos dos elfos.

 

◆◆◇

 

En cuanto llegué a Sinfall, envié un pelotón a contactar con Shure. Al frente de ese pelotón estaba el elfo, Fei.

 

“Lo siento, sé que no has descansado, y aún así…” Le dije.

 

“Por Lord Shure, saldré en cualquier momento sin importar lo exhausto que esté” Dijo Fei antes de volverse y partir.

 

Ya veo. Puede parecer tranquilo por fuera, pero en realidad está muy preocupado por Shure.

 

Tenemos que rescatarlos antes de que caigan en un aprieto. Espero que estén a salvo. Una vez que los hayamos asegurado, tendremos que recuperar nuestras fuerzas. Los goblins de Gaidga estaban tan cansados que se durmieron tan pronto como nos detuvimos; los goblins normales también.

 

“¿Ha llamado, Su Alteza?” Dijo Gi Za Zakuend.

 

Lo llamé para hablar de nuestros planes.

 

“¿Cuál es la situación?”

 

¿Cuántos pueden pelear? ¿Cuántos se han retirado? ¿Cuántos han muerto?

 

“Sólo quedan 140 goblins que pueden luchar. Los elfos están por debajo de cien.”

 

En una sola batalla, casi 100 soldados quedaron incapacitados. Eso es demasiado. Especialmente considerando todas las batallas que nos quedan.

 

Sólo alrededor de la mitad puede luchar de nuevo, aunque con el tiempo, tendremos alrededor de 260 soldados de nuevo.

 

El enemigo también perdió algunos soldados, pero no se sabe sus circunstancias. Mientras tanto, tendremos que permanecer en la defensa.

 

—No, eso no servirá. Si lo hiciera, el enemigo volvería a tomar la iniciativa.

 

Para. No sólo debería estar mirando el campo de batalla frente a mí. Debería ver toda la guerra.

 

Suspiré al darme cuenta y cambié mi perspectiva.

 

“… ¿Qué tal si usamos fuerzas pequeñas para librar una guerra de guerrillas?” Sugirió Gi Za.

 

Asentí con la cabeza. Esa es una manera. Las carreteras de aquí pueden estar conectadas con varios bosques, pero el único camino a Forni es a través de Sinfall.

 

“En cierto sentido, se podría decir que el enemigo nos ayudó a reducir el alcance que necesitamos cubrir” Dije.

 

Con esto, una pequeña fuerza será suficiente para defenderse. Sin mencionar que también podré dejar que mis goblins ganen experiencia.

 

“Una guerra resultará en más bajas, sin embargo, ¿Cómo vamos a complementar a los soldados caídos?” Señaló Gi Za.

 

“¿Tenemos que contactar con Gi Ga después de todo?” Estuve de acuerdo.

 

Donde hay guerra, hay bajas. No importa si uno es el vencedor o el derrotado, esa es una verdad inmutable para todas las partes involucradas.

 

El enemigo al que nos enfrentamos ahora tampoco parece débil.

 

¿Qué hacer? Tomaría una considerable cantidad de tiempo ir de un lado a otro de la Fortaleza del Abismo. ¿Tendremos que luchar con grupos pequeños hasta entonces? Al final, todo se reduce a si seremos capaces de luchar mientras minimizamos nuestras pérdidas.

 

¿Qué hay de los elfos? ¿Serán capaces de recuperar sus números? Necesito preguntarle a Shure cuando regrese.

 

Minimizar nuestras pérdidas, mejorar nuestro equipo y asegurarnos de que haya un camino de retirada.

 

“Un poco de equipo de los elfos estaría bien” Dijo Gi Za.

 

Asentí con la cabeza.

 

Por ahora, hagamos lo que podamos.

 

◆◆◇

 

En el momento en que Jirad y la salvadora de Sheng, Pale, entraron en la aldea con sus hombres, una ardiente bienvenida les dio la bienvenida.

 

“¡Al comandante Felbi y a Pale Symphoria!”

 

Los elogios cayeron sobre Felbi y Pale.

 

“¡Pale, estuviste maravillosa!” Dijo Felbi.

 

Cuando Felbi apareció, vino con varios elfos de alto rango de Sinfall junto con los caciques de Jirad y Sheng.

 

Felbi sonreía mientras recibía los elogios de estos elfos de alto rango, pero Pale encontró esta situación peligrosa.

 

“¿Podemos hablar un momento?” Preguntó Pale a Felbi.

 

Los caciques y todos los peces gordos actuaban como si ya hubieran ganado la guerra.

 

“¿No podemos hablar con ellos alrededor?” Preguntó Felbi.

 

“Si no te importa, nos gustaría unirnos a tu discusión. Forni es un enemigo común entre todos nosotros. Puede que no seamos hábiles, pero podemos ser de alguna ayuda” Dijo uno de los elfos de alto rango.

 

“¡Correcto! Hay gente de Sheng, Jirad y Sinfall aquí. Podríamos–” Dijo Felbi.

 

“… Preferiría que estuviéramos solos” Insistió Pale, haciendo que Felbi se encogiera de hombros.

 

Pale y Felbi dejaron el mar de gente a un rincón tranquilo donde podían hablar.

 

“¿Estás… Enfadada?” Preguntó Felbi.

 

“No lo soy. Sólo creo que es peligroso” Dijo Pale, inclinando la cabeza para ocultar su expresión.

 

Felbi se rascó la cabeza, preocupado. “Sabes, Pale. Los jefes no son tan peligrosos. Son cooperativos y quieren ver a Forni derrotado también. Aceptaron apoyarnos y, además, nos permiten actuar como queramos.”

 

“Es verdad, pero…”

 

Desde que dejaron los bosques de Symphoria, han estado recibiendo apoyo de Sheng. Fue por eso que pudieron luchar contra el ejército de los Goblin-Forni. Para empezar, sus flechas no eran infinitas, ni sus armas indestructibles. Cuanto más luchaban, más se gastaban sus armas.

 

Si también pudieran obtener el apoyo de Jirad, podrían luchar sin preocuparse por los suministros.

 

Comida, armas, armadura, flechas, y quizás incluso gente.

 

Si tan sólo pudieran obtener el apoyo de Jirad, podrían actuar con mucha más libertad.

 

“Déjame pensarlo” Dijo Pale.

 

“Muy bien” Asintió Felbi.

 

Pale se fue y caminó sola hasta la casa de baños.

 

Todas las grandes aldeas de elfos tenían una casa de baños; por lo general estaban construidas cerca de un lago de agua pura. Pero los elfos acababan de salir de una guerra, así que no había nadie a la vista.

 

Pale se quitó la ropa y luego se sumergió en el agua de la casa de baños. El agua subió por su hombro mientras intentaba quitar el hedor a sangre de su carne.

 

Había una cascada en la instalación, donde el agua se derramaba desde un área elevada. Pale fue allí y rezó.

 

“Dios del Viento, Castor, y Diosa del Agua, Iren, por favor guía a tus hijos. Dios de los Bosques, Chenzhen, por favor bendícenos con tu protección divina” Oró Pale.

 

Ella repitió esas palabras tres veces, y luego lloró por sus hermanos que murieron por orden suya.

 

¿Realmente tenía la razón? No estaba segura. Sólo podía lavarse para despejar sus dudas.

 

Mi querida hija, mi querida hija. Dijo repentinamente una voz, haciendo que Pale dudase de sus oídos.

 

“!?”

 

Pero entonces vientos negros se arremolinaron, y de repente apareció un piojo negro mordiendo con una pluma negra delante de ella.

 

“… ¿Por qué estás tan triste, querida?”

 

De sus rígidas mandíbulas salió una suave voz.

 

“Tú eres…”

 

Yo soy el que vela por ti.

 

En ese momento, un suave viento la rodeó, y luego en el siguiente momento, las caras de sus hermanos muertos desaparecieron de su mente.

 

“Uu, uu…” Todas las emociones reprimidas que Pale había estado guardando salieron en forma de lágrimas. Se deslizaron por sus mejillas y cayeron al agua para ser arrastradas.

 

Mi querida niña, la guerra sólo empeorará a partir de aquí. Por favor, no mueras.

 

Después de que el piojo negro dijo eso, desapareció.

 

◆◆◇

 

Una enorme roca fue levantada de mis hombros cuando escuché que Shure y Shunaria habían regresado a salvo.

 

“Al menos estás a salvo” Le dije.

 

“Últimamente, sólo te he causado problemas” Dijo Shure.

 

Su cara estaba alegre a pesar de eso; eso fue probablemente debido a Shunaria.

 

Los miembros del escuadrón de transporte se retiraron a todas las direcciones, así que hubo varias personas que lograron sobrevivir.

 

“Umm, Rey Goblin” Dijo tímidamente Shunaria mientras se acercaba a mí.

 

“Es bueno que estés a salvo” Le dije.

 

“Sobre la espada que el herrero me confió…”

 

“Ahh, está bien. Estoy feliz de que estés a salvo.”

 

“No, no es eso… En realidad, está aquí.”

 

Inesperado. Aparentemente, fue porque Shunaria le dio prioridad cuando fueron atacados.

 

Cuando llegó la gran espada, casi no podía creer lo que veían mis ojos. En realidad se necesitaron dos personas para llevarla.

 

“Su nombre es La Gran Espada que Danza las Llamas Negras (Flamberge). Fue hecha con una aleación de acero azul plateado (srilana), que tiene buena afinidad con el poder mágico, y el acero de tu vieja hoja.”

Escuché su explicación mientras tomaba la espada y la examinaba.

 

La gran espada era tan alta como yo, un lado con forma de llama, el otro con forma de hoja normal. Había un símbolo de una llama tallada en la hoja negra. Ella mencionó que estaba hecho de acero azul plateado (srilana) y acero, por eso debe ser que hay un color plateado que atraviesa el centro de la hoja hasta la punta.

 

La espada había renacido, pero se sentía como la vieja gran espada (Iron Second) que usaba.

 

“Hecha magistralmente” Dije.

 

Es casi suficiente para que me enamore.

 

Giré la espada varias veces afuera para sentirla. El sonido del viento siendo cortado y el peso de la espada en mis manos. Sí, es una hoja confiable.

 

“¡Conviérteme en una espada! (Enchant)”

 

Éter salió de la hoja con forma de danza. Era casi como si el éter estuviera completando su forma. El éter dibujó el curso de la hoja mientras fluía hacia ella, y como resultado, la espada pareció ir más rápido.

 

Mientras acuchillaba por encima, el éter siguió mi espada.

 

El poder reunido tras la espada descendente era mayor que antes. Sólo la presión que emanaba de ella era suficiente para hacer volar las hojas.

 

La espada era tan afilada que parecía como si un barrido fuera suficiente para cortar los propios cielos.

 

Volví a mirar la espada.

 

“La Gran Espada que Danza las Llamas Negras (Flamberge), huh.”

 

Tengo una buena espada.

 

Hay que ganar esta guerra.

 

Mientras la fuerza rebosaba desde dentro, miré hacia el sur.

 

◆◆◇

 

“¡Lanzas, avancen!”

 

El pelotón de lanzas hecho de goblins equipados con acero azul plateado salió. Al mismo tiempo, los elfos arqueros los apoyaban con sus flechas. Marchamos hacia Jirad, que había sido reclamada por el enemigo.

 

Los goblins normales alineaban sus lanzas y atacaban simultáneamente a los soldados enemigos que se encontraban a nuestro paso. Los soldados enemigos levantaron sus escudos y bloquearon el ataque de los goblins. Cuando el enemigo vio que el ataque había sido bloqueado con éxito, envió a sus soldados a tomar nuestros flancos.

 

El lugar en el que estábamos luchando era uno de los puntos de parada de la carretera que conectaba Sinfall con Jirad.

 

La batalla ya se estaba extendiendo a las aldeas más pequeñas.

 

Había muchas aldeas más pequeñas alrededor de cada una de las grandes aldeas de elfos. La carretera principal que conectaba con el gran pueblo de los elfos se ramificaba hacia los pueblos más pequeños, formando algo parecido a una plaza.

 

El lugar en el que estábamos peleando era exactamente ese.

 

Elegimos específicamente este lugar, ya que es el único lugar que podría permitir a nuestros pelotones suficiente margen de maniobra para dejarlos entrenar.

 

“¡Soldados de Gaidga, golpeen a esos espadachines que se acercan por la izquierda!”

 

Los goblins de Gaidga sacudieron sus garrotes y empujaron hacia atrás a los soldados enemigos.

 

“¡Gi Dji! ¡Detengan al pelotón enemigo que viene por la derecha!”

 

“¡Como usted ordene!”

 

Una tormenta de flechas y magia descendió sobre el pelotón enemigo derecho, forzándoles a detenerse. Eso nos dio el tiempo justo para escapar del cerco del enemigo.

 

Fue entonces cuando di mi siguiente orden.

 

“¡Lanzas, retrocedan!”

 

Lo primero que tenemos que hacer es encontrar un método que no nos deje perder, luego lucharemos y retrocederemos con moderación. Mientras sigamos así, la distancia entre nosotros y el enemigo seguirá siendo la misma.

 

Además, mientras yo sigo dirigiendo a todo el ejército, los propios pelotones ya están siendo dirigidos por los jóvenes goblins como Gi Dji. Así, poco a poco irán adquiriendo experiencia en las artes de la guerra y, con el tiempo, serán capaces de dirigir un ejército por sí mismos. Tengo que criarlos pacientemente hasta ese día.

 

La guerra acaba de empezar.

 

 

—296 días hasta la guerra con los humanos.

 

 

———————————————————————————————————-

Traductor: Krailus

Editor: Reika

Índice