Sarariiman,Isekai de Ikinokoru Tame ni Ayumu Michi – Capitulo 130: Combate de actitud mental


Editor: Hamlet


Gracias a que dormí en mi propia habitación después de mucho tiempo, así como al efecto de la almohada del ángel, pude tener una buena noche de sueño.

Como el sol de la mañana no había salido afuera, me di cuenta de que era más temprano de lo habitual.

“No estoy seguro de si la razón por la que me desperté a la hora habitual en el pasado es porque dormí aquí después de tanto tiempo o por culpa de Fornoir”

Siguiendo mis hábitos pasados, hice mis estiramientos matutinos mientras pensaba en la batalla simulada de hoy.

Ayer, como he subido de nivel, mi capacidad física ha aumentado significativamente y se ha visto agravada por el hecho de que no he luchado con el cuerpo Paladin Valkiria durante bastante tiempo, pude derrotar a Elizabeth-san y a Saran-san.

Sin embargo, hoy estaría luchando contra Catherine-san y Lumina-san, que son mejores que yo en términos de nivel, capacidad física y técnica, así que debo pensar en algunos medios para competir con ellas.

Pensaré lentamente en Fornoir y Estia más tarde.

También está el hecho de que Fornoir no me habló, pero no hay prisa, ya que parecía que al espíritu oscuro le importaba Estia.

“Dejaré que Fornoir decida si quiere volver al establo, así que quizá hable con Fornoir”

Dejé de hacer mis estiramientos y fui a mostrarme en el campo de entrenamiento del cuerpo Paladin Valkiria.

El sol comenzó a salir gradualmente y Catherine-san estaba allí en el campo de entrenamiento cuando brilló.

“Catherine-san, buenos días. Llegas temprano”

“Luciel-kun, buenos días. Hay una batalla simulada hoy, pero estaba tan feliz de poder tener una batalla simulada con el General Lionel que yo…”

Al ver a Catherine-san mostrar la expresión de una doncella, me dije a mí mismo que Lionel era muy popular.

“Lionel es formidable, ¿sabes?”

“Estoy ardiendo. Como no hay peligro para la vida, mi sangre está hirviendo con la idea de que puedo luchar seriamente. Si te apetece, ¿quieres un poco de luz?”

Parecía que Catherine-san estaba hambrienta de batallas.

La iglesia también es así, pero podría ser la lógica de este mundo que la gente fuerte iguale a los maníacos a los combates.

“Bien, pero por favor aguanta”

“Lo sé, está bien usar cualquier arma en la que nos especialicemos”

“… ¿Tu arma podría terminar rompiéndose?”

“Lucho con esa suposición para que no sea un problema”

“¿Ah, sí? …aquí voy entonces”

Para darle una pequeña sorpresa a la confiada Catherine-san, me acerqué a ella en un instante mientras respondía y blandía mi espada ilusoria.

“Eres bastante rápido. Pero eso es todo”

A pesar de que llené la distancia en un instante usando el fortalecimiento corporal que no usé ayer, ella pudo evitar la espada ilusoria con un fino margen de sutileza.

“Seguiré viniendo”

Saqué la Lanza Sagrada del Dragón y cambié mi pensamiento para usar mi técnica dual de lanza y espada después de mucho tiempo mientras continuaba desatando mi técnica asesina de un golpe.

Poco a poco mi estilo de combate fue cambiando al poder atacar con mi Lanza Sagrada del Dragón sin vacilar.

“Es un crecimiento asombroso. Ahora, puede ser difícil para todos los que no sean Lumina pelear contigo uno a uno”

“Que me digas eso me hace feliz, pero todavía no puedo alcanzarte en absoluto… como esperaba, eres fuerte”

“Por supuesto. Pero todos los sirvientes que Luciel-kun trajo son capaces de esta magnitud, ¿verdad?”

“…Si estás hablando de poder tratarme como a un niño en combate, sí, así es.

Probablemente ya había captado la mayoría de mis habilidades ayer.

No hay duda de que esta persona también es una maníaca a los combate después de todo.

“¿No hay nadie en la iglesia que pueda pelear con Catherine-san?”

“… Había un gran número de ellos en el pasado. Por lo tanto, había muchos a los que podía aspirar. Sin embargo, ahora tengo que contenerme cuando lucho, así que estoy agradecida de que hayas traído gente fuerte”

Mientras miraba la expresión de Catherine-san, que pasó de ser una expresión nostálgica a una expresión solitaria y luego a una expresión realmente encantadora, continué con mis ataques.

“A pesar de que deseo ganar contra Catherine-san un par de años después, crearé un equipo contra el que no puedes ganar, así que por favor espéralo”

“No pretendes ganar por ti mismo, ¿eh?”

“Porque soy un Sanador”

Cuando apuñalé con la lanza sagrada del dragón con la mano izquierda, Catherine-san contraatacó hacia mi pecho mientras mostraba el lado de mi cuerpo debido al empuje… Me enviaron directamente volando con una patada Kenka. (TL: Kenka kick/patada Yakuza es un movimiento en la lucha libre)

“Gahh”

Cuando de alguna manera ajusté mi pecho después de que me enviaron a volar, la punta de una espada se detuvo justo delante de mi cuello.

“… Me rindo”

“Fue un ataque bastante agudo pero, quizás debido a tu experiencia de combate superficial o porque crees que puedes sanarte a ti mismo con magia sanadora cuando quieras? había un montón de aperturas”

Me asusté cuando oí eso.

Porque ciertamente estaba pensando que podía sanarme a mí mismo cuando estaba en batalla.

Me pregunto cuándo empecé a usar ese estilo de lucha.

“¿Será inútil si sigo así?”

“Este estilo de lucha está bien si Luciel-kun tiene sirvientes que pueden defenderte constantemente, pero aún así, al comprometerse a una proporción de 7 a 3 de ataque y defensa, sufrirías de lesiones innecesarias al luchar contra oponentes contra los que puedes ganar cómodamente”

“… ¿Puedo pedir otro combate?”

“Por supuesto”

Catherine-san sonrió suavemente y se preparó.

Después de que me arrojaron otras 10 veces, antes de que me diera cuenta, me di cuenta de que todos los miembros del cuerpo Paladin Valkiria estaban observando nuestro entrenamiento matutino cuando me levanté y ya era hora de desayunar.

“Hiciste bien en no romper tu mente”

“Como se esperaba del mayor maníaco a los combate entre los Sanadores”

“Es increíble que puedas aguantar tanto”

Mientras sentíamos que era nostálgico escuchar tales voces, fuimos todos juntos al comedor.

En la entrada del comedor, Lionel y los demás, así como Estia, me estaban esperando.

“Buenos días a todos. ¿Habéis dormido bien en las habitaciones de la iglesia?”

Cuando llamé a los cuatro, Lionel y Cathy parecían haber dormido bien, pero la expresión de Kefin se endureció un poco.

“No diré que era cómodo, pero podía dormir bien”

“Dormí bien, nya”

“No podía dormir. Todavía no puedo calmarme cuando estoy acostado en una cama blanda”

Desde Ienith, Kefin nunca ha sido bueno durmiendo en una cama suave.

“Kefin, ya es hora de que te acostumbres. Si no puedes dormir en la cama a partir de este momento, no podrás recuperarte de la fatiga”

“Lo siento, por favor, considere que he estado durmiendo en el suelo hasta hace poco”

“… Convertiremos gradualmente su cama de rígida a blanda”

“Gracias”

“No te preocupes por eso. Estia, ¿estás bien ahora?”

Al terminar mi conversación con Kefin, hablé con Estia, que estaba mirando hacia abajo.

La conversación fue fluyendo naturalmente hasta este punto.

“Erm, buenos días. Sobre el incidente de anoche…”

“Hablaremos de ese incidente más tarde, pero ¿hay una audiencia hoy también?”

“Sí. Parece que seré asignada como subordinada bajo la supervisión directa de Luciel-sama después de que la audiencia termine, así que por favor cuídame”

“¿Ha? ¿Quién te dijo eso?”

“Granhart-san”

Granhart-san no tiene tanta autoridad, ¿así que fue seducido por el espíritu oscuro? Cuando llegué a ese punto, oí una voz detrás de mí.

“Luciel-kun, eso fue decidido por Papa-sama. El hecho de que una espadachina magica espirirual es un trabajo poco común también fue tomado en consideración, pero por encima de todo, puesto que Sir Rainstar era un usuario espiritual, Papa-sama juzgó que podría ser una existencia útil para Luciel-kun en el futuro”

Catherine-san me tiró esas palabras encima.

Aunque Papa-sama es una medio elfa, es hija de gente ridícula como Sir Rainstar. Ya que que Sir Rainstar era un usuario espiritual, hay suficiente o más que suficiente posibilidad de que la Papa-sama sea capaz de contactar con los espíritus mismos.

“… Desayunemos por ahora”

Me quedé perplejo ante esas palabras y entré en el comedor.

“Rosa-san, gracias por lo de anoche”

“Ni lo menciones. Ya que Luciel-sama probablemente no sabe dónde están las habitaciones de huéspedes”

“La próxima vez, planeo ir a comprar ropa para mi séquito, así que por favor acompáñenme de nuevo cuando llegue ese momento”

“Pero creo que estaría bien si no voy contigo si estás de acuerdo con la tienda de Anna?”

Intenté preguntárselo de forma proactiva, ya que Rosa intentaba rechazarlo de principio a fin.

Ya había confirmado hace 3 años que los miembros detrás de mí no tienen sentido de la vestimenta. (TL: Se refiere a las chicas del cuerpo Paladin Valkiria xD)

“También es un agradecimiento por lo de anoche. Por favor”

““!? Oh, vale, así que por favor levanta la cabeza.”

Rosa-san me pidió ansiosamente que levantara la cabeza cuando me incliné y miré hacia arriba, y vi que ella estaba de acuerdo.

“Entonces te haré saber cuando planee ir”

“Lo entiendo, pero me preocuparé si bajas la cabeza”

“Tendré cuidado. Bueno, entonces, una porción grande, por favor”

“…De alguna manera me siento cansada. Por favor, espera un momento”

Cuando pedí comida con una sonrisa, Rosa se dirigió hacia atrás con un suspiro.

“Luciel-kun, ¿te interesa la ropa?”

La tranquila Lumina fue la que preguntó.

“Tanto como todos los demás. Existe la posibilidad de que los necesite para cuando visite otros países en el futuro y también tengo ingenieros que pueden encantarlos”

“… Por cierto, ¿Luciel-kun sabe del Principado de Blange?”

“Sí. Es el país al este de Ienith, ¿verdad? ¿Qué pasa con eso?”

“… Está bien sólo si tienes la oportunidad de viajar allí, pero ¿podrías ayudarme a investigar la situación del país cuando lo hagas?”

“… Entendido. Si tengo la oportunidad de ir allí, intentaré investigar”

Me di cuenta de que Lumina actuaba de forma diferente a lo habitual, pero acepté sin preguntar la razón.

En ese momento, Rosa llegó en el momento adecuado llevando comida, así que le di las gracias y me dirigí a los asientos.

Disfrutamos de la comida alegremente mientras hablábamos de la batalla simulada de hoy y Lumina, que parecía triste hasta hace un momento, también parecía que se estaba divirtiendo.

Mientras nos sentíamos un poco incómodos, enviamos a Estia a la casa de Granhart-san y pusimos un pie en el campo de entrenamiento.


Nota del autor:

Gracias por leer.


Tracutor: Hamlet


 

Índice