Goblin Kingdom Capítulo 125: Un Yugo Que Lleva Al Futuro

Goblin Kingdom

Capítulo 125

Un Yugo Que Lleva Al Futuro

 

Estado
Raza Goblin
Nivel 53
Clase Rey; Gobernante
Habilidades <<Gobernante De Los Hijos Demoníacos Del Caos>>  <<Alma Desafiante>>  <<Aullido Devorador Del Mundo>>  <<Maestría De La Espada A->>  <<Dominador>>  <<Alma Del Rey>>  <<Sabiduría De Un Gobernante III>>  <<Hogar De Los Dioses>>  <<Ojo Malvado De La Serpiente De Un Ojo>>  <<La Danza Del Rey Al Borde De La Muerte>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Alma Del Rey Berserk>>  <<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>  <<Instinto Del Guerrero>>  <<Bendición De La Diosa Del Inframundo>>  <<El Guiado>>
Protección Divina Diosa Del Inframundo (Altesia)
Atributos Oscuridad; Muerte
Bestias Subordinadas Kobold Superior Hasu (Lv77); Gastra (Lv20); Cynthia (Lv1); Rey Orco Bui (Lv82)
Estado Anormal Bendición De La Serpiente De Un Ojo; Protección de La Serpiente De Cabeza Gemela

 

“¿Qué estás tramando?” Pregunté, mi voz teñida de desagrado.

 

El sílfide que estaba sentado ante mí fijó severamente su mirada.

 

“Deseo unir a los elfos” Dijo Shure.

 

“¿Quieres ser rey?” Le pregunté.

 

El rey de los elfos, huh.

 

“Bromeas. La autoridad suprema entre nosotros los elfos es el consejo de los sabios. Un gobernante solitario no sería aceptado.”

 

Este pueblo no parece estar en contra de la idea, pero a pesar de todo, parece que este hombre no tiene intenciones de convertirse en rey.

 

“Maestro Shure, las protestas escritas han venido de otros bosques…” Dijo un elfo en cuanto entró en la habitación, pero cuando me vio, se detuvo.

 

“Continúa” Dijo Shure, incitando al elfo a continuar.

 

Aparentemente, los otros bosques de elfos habían anunciado su oposición a la decisión de Forni de aliarse con los goblins.

 

“El Maestro Fenit Symphoria del consejo de sabios ha convocado una reunión. Los otros bosques asistirán…” El elfo, parecido a un secretario, temblaba, pero Shure estaba tan tranquilo como la lluvia de primavera.

 

“Esto aún está dentro de nuestras expectativas. Sin una medicina fuerte los sílfides nunca volveremos a nacer. ¿Qué dijo el Bosque de los Vientos?” Dijo Shure con calma.

 

El elfo se enderezó la espalda y miró la carta que tenía en la mano.

 

“El maestro Falun apoyará al maestro Shure” Dijo el elfo.

 

“Bien, entonces. Que las ramas del bosque sepan que si me apoyan, deben reunirse con arcos y carcajes.”

 

Eso era sin duda una declaración de guerra.

 

“… Milord, ¿No lo pensará de nuevo?” Dijo el elfo después de mirarme una vez. “¿Qué sentido tiene derramar sangre entre los elfos? Mientras podamos vivir en el bosque…”

 

El elfo sabía que lo que decía era una ofensa para mí, pero lo dijo de todos modos. Parece que los elfos tienen a Shure en cuenta.

 

“Fei, eres un elfo brillante, pero si los elfos permanecemos como estamos hoy, no seremos capaces de evitar una calamidad 100 años después.”

 

Un siglo estaba todavía dentro de la vida de un elfo. De hecho, podría decirse que es un período corto considerando que ellos mismos podrían vivir más de 200 años.

 

“Ahora mismo debemos derramar sangre y resistir la tiranía de los humanos. Si no luchamos mientras tengamos aliados, sólo nos espera un futuro de esclavitud” Dijo Shure mientras me miraba.

 

“No deseo ver un futuro tan vergonzoso para nuestros orgullosos descendientes… Aunque eso signifique derramar la sangre de mis hermanos.”

 

Shure parece joven desde el exterior, pero parece que ya ha vivido más de cien años.

 

“Fei, reúne a nuestros hermanos” Dijo Shure, aún mirándome, su mirada cada vez más severa mientras el elfo que parecía un secretario se iba. “Con esto las cosas han cambiado exactamente como deseabas. Iremos a la guerra juntos.”

 

“Sin embargo, me hubiera gustado luchar al lado de toda la raza de los elfos” Dije.

 

“Pides demasiado, pero… Sí, veré lo que pueda. No hay nada agradable en derramar la sangre de un hermano.”

 

“Hace un momento, usted mencionó que el consejo de sabios era la autoridad suprema, y sin embargo… Aquí lo está desafiando. ¿No es eso una contradicción?”

 

“Que mi nombre sea manchado de vergüenza si es necesario, pero sepan que aunque digo que es la autoridad suprema, no está exenta de defectos. Después de todo, la directiva de un rey sigue siendo mayor que la de un consejo” Suspiró Shure. “Pero, desgraciadamente, tiempos desesperados requieren medidas desesperadas. Si el consejo no puede llegar a una respuesta sobre cómo tratar a los goblins, entonces les daré una respuesta. El mero hecho de retrasar el asunto no resuelve nada.”

 

Así que está dispuesto a cargar con esta vergüenza, ¿No? Irónicamente, a pesar de su admirable espíritu, cuanto más confía en esta decisión, más escupe en la credibilidad de ese llamado consejo.

 

“Ahora bien, amigo. El escenario es exactamente como usted ha deseado. ¿Qué vas a hacer?” Las palabras de Shure eran provocadoras, pero sus ojos estaban tan tranquilos como siempre, mirando sólo los resultados.

 

“Te prestaremos nuestra fuerza” Respondí. “Por eso vinimos aquí, después de todo.”

 

Dos días más tarde, los guerreros del Bosque de los Susurros y los goblins eran 400 hombres mientras marchaban hacia el Bosque Tranquilo.

 

◆◆◇

 

“¡Llama a los soldados de inmediato!” En el momento en que los sabios de Forni y Gastair declararon la guerra, la fuerte voz de Fenit resonó, llamando a sus ejércitos de elfos.

 

“¿Una guerra entre elfos?” Silver del Bosque de los Perdidos (Sheng) tembló de miedo. Siendo de baja estatura, tenía que mirar a Fenit hacia arriba.

 

Priena, del Bosque Silencioso (Sinfall), tenía dudas, pero no cuestionó a Fenit.

 

El delgado Nash del Bosque Susurrante (Jirad) sonrió sarcásticamente mientras preguntaba. “¿Llamar a los soldados? ¿Y quién va a liderarlos? El viejo veterano, Falun, no se está moviendo, mientras que el enemigo no es otro que el sabio y honorable Shure. ¿Exactamente quién va a ir en su contra? ¿Hmm?”

 

“¿Tienes miedo? ¿¡De alguien como él!? ¡Eso no sirve, Lord Nash Jirad! ¡Eso no sirve!” Dijo Fenit.

 

“Hmph, simplemente no deseo ver esta alianza morir sin sentido” Nash miró fríamente a Fenit.

 

“¿Insinúas que seguirme es caminar hasta la muerte?” Gritó Fenit en respuesta.

 

Viendo a los dos discutir, el pequeño Silver interrumpió. “¡U-Umm! ¿¡Vamos a luchar de verdad!?”

 

Fenit chasqueó su lengua al ver a Silver tan perplejo. “¡Suficiente! ¡Yo, Fenit, me desharé de ellos! ¡El resto de ustedes pueden regresar corriendo a sus bosques y esperar con miedo!”

 

Debido al Camino de los Elfos existía la posibilidad de que sus territorios fueran atacados en cualquier momento. El pequeño Silver no fue el único que tembló al pensar eso.

 

“No, esto es sólo por nuestra corta visión. Por favor, Lord Fenit, recuerda tu noble corazón y encuentra en ti mismo la forma de perdonarnos” Dijo Priena, haciendo que Fenit resoplara antes de regresar a su asiento.

 

“Está bien si Lord Fenit lidera el ejército, ¿Verdad, Lord Nash?” Le preguntó Priena a Nash, con los ojos tan fríos como siempre.

 

Nash sonrió. “Sí, debería estar bien. Si a Lord Priena le parece bien, que así sea.”

 

Priena y Nash entendieron la intención del otro.

 

Al permitir que Fenit y Shure lucharan, podrían intervenir más tarde y actuar como intermediarios, lo que les daría una posición ventajosa.

 

“Lord Falun parece estar observando en silencio. Si sólo se trata de Shure, deberíamos ser capaces de manejarlo” Dijo Priena, y todos asintieron con la cabeza.

 

Aunque había varias diferencias entre ellos, todos estaban unidos en la protección de sus propias posiciones.

 

“¡Ya que lo hemos decidido, dénme los soldados que regresaron hace poco! ¡Sinfall y Jirad deberían darme 200 cada uno, mientras que Sheng debería darme 300 soldados!” Preguntó Fenit.

 

“¿Por qué mi bosque es el único que tiene que dar 300?” Se quejó Silver.

 

“¡Cállate! ¡Si no estás de acuerdo, te enfrentaré junto con Shure!”

 

“Pero…”

 

Al final, Silver ya no pudo discutir más, y murmuró un silencioso ‘Bien’.

 

“Deberías haber dicho eso desde el principio. ¡Hmph!” Dijo Fenit. “Bien entonces, caballeros. ¡Envíen a sus soldados 4 días más tarde! ¡Retírense!”

 

◆◆◇

 

El cadáver del desafortunado pájaro voló alto en el cielo, aterrizando finalmente sobre el techo de la Fortaleza del Abismo dos días después de que Gi Ji Arsil lo hubiera invocado.

 

Cuando Kuzan recibió el mensaje del desafortunado pájaro, se puso rígida casi como si su pequeño y blanco cuerpo hubiera sido golpeado por un garrote, e inmediatamente se dirigió al representante del rey, Gi Ga Rax, el goblin de clase caballero.

 

Su piel era de un color rojo intenso, y sólo tenía un brazo y una pierna, junto con un pequeño cuerno sobre su cabeza. El goblin de clase caballero era claramente diferente de los otros goblins de clase duque. La pequeña Kuzan levantó la vista ante su gran estatura llena de dignidad.

 

“Lord Gi Ji ha caído en peligro por mi culpa. ¡Debo salvarlo de inmediato!”

 

Gi Ga Rax empuñó su lanza con un solo brazo, y luego con la pierna protésica que le regaló una amiga humana, saltó sobre su amada montura, Hakuou.

 

“P-Por favor, espera, Gi Ga. ¡No creo que debas ir!” Dijo Kuzan.

 

“¿Qué? Pero fui yo quien le pidió que fuera. ¡Debo ir!” Argumentó Gi Ga.

 

“Pero no creo que el rey…”

 

Kuzan se preguntó. ¿Qué haría el rey? Probablemente se enfrentaría a los humanos, ¿No? Eso sería malo. Como mínimo, Gi Ga no debería intentar luchar contra los humanos ahora.

 

“¿Qué pasa con el rey?” Preguntó Gi Ga.

 

“Umm… No. Lo que quiero decir es que el rey te ordenó que vigilaras la fortaleza; por lo tanto, probablemente tiene la intención de que la defiendas. Entonces, deberías enviar a alguien más para ayudar a Gi Ji” Razonó Kuzan.

 

Bien, Gi Ga asintió.

 

Kuzan añadió. “No debemos enfrentarnos a los humanos innecesariamente. En la medida de lo posible, debemos evitar cualquier cosa que conduzca a una guerra total. Salir y sacar a Gi Ji de la boca del tigre por la fuerza sería una mala idea. Sin mencionar que no es exactamente factible.”

 

“Hmm…”

 

Enviar a un goblin de una clase rara acabaría siguiendo cualquier cosa que Gi Ji quiera hacer, así que decidieron enviar a los jefes tribales en su lugar.

 

“¿Qué tal Lord Aluhaliha de Paradua y Lord Gilmi de Ganra?” Dijo Gi Ga.

 

“Muy bien” Asintió Kuzan, aliviada en secreto de que no considerara a Rashka.

 

“Entonces, por favor, avíseles de inmediato.”

 

“Entiendo” Dijo Kuzan.

 

Gi Ga suspiró mientras veía a Kuzan marcharse. “El rey probablemente habría tomado fácilmente esta decisión. Sigh… Como pensaba, no puedo ser como el rey.”

 

Suspirando, montó a Hakuou hasta sus subordinados para entrenarlos.

 

Lo más que podía hacer ahora era rezar por la seguridad de Gi Ji mientras corría por el bosque cerca de la Fortaleza.

 

 

-318 días hasta la guerra con los humanos.

 

———————————————————————————————————-

Algo me dice que el pequeño Silver se unirá a nuestro MC con relativa facilidad.

Traductor: Krailus

Editor: Reika

Índice