Zhan Long – Capítulo 58: Batalla entre espada y escudo

** Aviso: Esta semana voy a subir dos capítulos. esta que viene no podré porque estaré de vacaciones

Conté un total de siete. Una party bien balanceada compuesta de dos Berserker Lv 31, un Sanador, un Arquero, un Mosquetero y un Mago. Y también, contaban con un Monje Lv 32, cubierto de pies a cabeza con equipos de armadura pesada. Por lo general, esta era la agrupación perfecta para enfrentar a los jefes. Además, un Monje que ya era de ese nivel señalaba que tan bueno tenía que ser.

Al parecer su capitán tenía que ser ese Berserker sobre el flotaban las palabras – “Mu Tain”; portaba un hacha muy reluciente que a juzgar por su aspecto debía tratarse de un equipo de rango plata, no tendría un daño de ataque precisamente bajo. Aunque eso si, mi mayor problema eran jugadores de larga distancia. Con una sola tanda les bastaría para acabar con mi vida.

A la sombra de un árbol, mostré una gran sonrisa y dije: “Solo estoy de paso mientras cosecho Algas Indigo. ¿Por qué querrían matarme?”

Mu Tain balanceó el hacha y emitió una fría risa: “Matarte son mil oros. Solo eso es suficiente. ¿Unas últimas palabra antes de morir?”

Guarde silencia, antes de replicar: “Deep Cold Forest es mi dominio, sino eres un cobarde puede venir a buscarme”.

Inmediatamente después me precipite hacía el bosque, como aquí era de noche y no había mucha visibilidad, no pudieron evitar que me escabullera en la oscuridad.

Mu Tain, hizo una pausa antes de decir: “Liberen a las mascotas. Dejemos que sena ellas las que lo encuentren. ¡Este es el día en que Xiao Yao va a morir!”

No mucho mas tarde, murciélagos, trasgos y otras mascotas ya habían sido convocadas. No había ninguna con un gran poder de ataque, no serían una verdadera amenaza.

“Rustle…”

El peso de mis botas hacía crujir la hierba bajo mis pies mientras me desplazaba muy lentamente a través del bosque. Claramente, no tenía el valor de enfrentarme a los siete a la vez. Si todos se me echaban encima al mismo tiempo, sin lugar a dudas sería mi fin. No obstante, centrándome en mis puntos fuertes y aprovechando sus debilidades tendría una mayor probabilidad de poder sobrevivir. Me aprovecharía de la agilidad de Bobo para terminar con el Sanador antes para seguidamente pasar a los que tenían una menor capacidad defensiva: el mago, el arquero y el mosquetero.

Tras rodear al grupo llame a Baby Bobo. Quien salio disparada hacia el Sanador como un rayo, atravesando su línea defensiva ataco con un [Comb (Lv 4)].

“¡Mierda!”

Aunque este actuó con rapidez desplazándose hacia atrás, consiguiendo que el primer hit se perdiera, no pudo evitar los dos siguientes. Dos enormes números de daño aparecieron –

“¡489!”

“¡512!”

¡Maldición! No este no murió. Seguramente, habría agregado unos cinco puntos de resistencia en cada nivel para tener una salud tan alta. Aun estaba pensando en ello cuando Bobo con un ataque normal acabo con lo que le restaba de vida.

Al momento Mu Tian se volvió y grito: “¡Que el Mosquetero y el arquero apunten y derriben a su mascota!”

En un instante, un montón de balas y flechas cayeron sobre ella que a pesar de tener una elevada defensa no podía hacer frente a tal poder de fuego, perdiendo aproximadamente 500 HP. Por otro lado, el Mago lanzó un [Rock Spike] y un [Chilling Wind] en Baby Bobo.

“¡+600!”

Agazapado protegido por la oscuridad aguarde hasta el momento adecuado para echar [Heal] en Bobo. Para seguidamente, oreenar que se retirara del campo de batalla. ¡Si permanecíera allí, solo serviría commo práctica de tiro!

“¡Monje, utiliza [Lower Your Sword] en la mascota!”, Gritó Mu Tain a la vez que intentaba golpearla con saña, pero fue inútil esta era demasiado veloz.

Luz dorada que salió de la vara del Monje cayo sobre Bobo. ¡Reduciendo su poder de ataque en un 10%! Su daño de ataque había caído de 610 a 549 en una fracción de segundo. Esta lucha ya no soplaba en mi favor.

“Bastardo, ¿con que quieres irte?”

El otro Berserker se precipito hacía ella mientras hacía girar su hacha de batalla, ardiendo en llamas; por lo visto tenía la intención de acabar con Baby Bobo con un [Fire Axe].

¡No era el momento de permanecer en las sombras!

A toda velocidad me adelanté mientras activaba [Comb (Lv 4)]. Al tener toda su atención puesta en su objetivo no tuve dificultad en acertar los tres ataques.

“¡358!”

“¡347!”

“¡333!”

Con el rostro marcado por el pánico se retiro apresuradamente. Conmigo pisándole los talones. No debían quedarle muchos puntos de vida, tras haber sido golpeado por [Comb]; ni aun añadiendo una gran puntos a resistencia podría haber escapado. En cuanto tenía mi próximo ataque listo realice una barra vertical a gran veloz.

“Mierda, ¿cómo es esto posible?”

Este estaba estupefacto debido a mi gran velocidad. Antes incluso e que pudiera recuperar su postura la sangre ya había comenzado a brotar de su pecho. Este se precipito hacía el suelo y dejo caer su hacha.

Antes de tener la oportunidad de tomar el botín tuve que retirarme. Un después, en el lugar en el que estaba parado hace un segundo había impactado dos flechas y una bala.

Con Bobo entre mis brazos salí por patas. Antes de realizar cualquier otra acción me centre en restablecer nuestros puntos de vida. Ya recuperados volvimos manos a la obra. No estaba preocupado, el cementerio mas cercano quedaba muy lejos. Todaví tenía diez minutos más para acabar con el resto. Estaba fermente persuadido de terminar esto, no podía permitir que pensaran que era fácil de intimidar.

Observándolos desde lejos, veía a un furioso Mu Tain gritar: “Ya han muerto dos, ¿en que diablos están pensando? ¡Casi ni han reaccionado, y ademas sus mascotas son patéticas!

El Monje dijo con un hilo de voz “Nuestros Vampire Bat no pueden mantener el ritmo de la abeja”.

“Deberíamos centrarnos en mantener segura este área hasta que el resto este de vuelta. Y entonces reanudaremos la cacería”.

“Bien, haremos eso”.

Aunque ellos podían darse el lujo de esperar yo no podía. Le ordené a Baby Bobo que posicionarse en lado contrario. Esta vez nuestro objetivo sería matar al mago y al arquero.

¡Shuaa!

Dejando tras de si un fuerte zumbido, Bobo se lanzo directamente a por el Mago.

(Mago) “¡Ya esta aquí otra vez!”

Este tomando nota actuó enseguida lanzado [Icicle], en Bobo, provocando una considerable de velocidad. Eso le permitió escapar, usando la táctica de golpear y correr.

Mientras estaban distraídos a causa Bobo, me acerqué al arquero por la espalda. Al cual golpee con [Comb] en el hombreo izquierdo, y impacte mi puño contra el suelo.

¡Peng!

[Binding Chains] tuvo éxito en dejar al Mago pegado al suelo. En dos ataques, Baby Bobo lo despachó. Un Mago al contrario que un Sanador no estaba dispuesto a despreciar sus en puntos en vitalidad; estos estaban completamente centrado en tener un mayor poder de ataque mágico. Todos sus puntos estaban dispuestos para aumentar su poder mágico o sino no tendría suficiente maná para mantener sus letales hechizos.

Al morir el arquero su Vampire Bat con un chillido desapareciendo con él.

En cuestión de segundos, habían caído dos jugadores más, ya solo quedaban tres.

¡Hong!

Me embargo una mezcla de dolor y calor al ser golpeado por un [Fire Axe], en el hombro.

¡Zheng!

“¡227!”

Mu Tain aprovecho mi estado temporal de aturdimiento para atacarme con uno normal, causándome 154 de daño. Este abrió sus ojos de par en par estupefacto “¿Qué defensa mas monstruosa es esta?!”

Sin darme la molestia de contestar me volví para golpear el abdomen del Mostquetero. Por su parte, Baby Bobo ejecuto [Stinger(Lv 4)]. Aun con la reducción del 10% en ataque su ataque seguía siendo elevado. El Mosquetero cayo al suelo muerto.

¡Zheng!

El Monje entonces arremetió contra mi causando un daño de cuarenta y nueva, haciendo que casi me partiera de la risa. Los Monjes tenían una gran defensa y salud. Pero ¿qué importancia tenía eso si no resultaban una amenaza en un combate?

“Tu turno”.

Rápidamente, me eche a un lado, haciendo aparecer un gran – MISS, al esquivar la acometida de Mu Tian. Su ojos ardían por la ira de pensar que podía terminar con todo su equipo. Entonces, activo [Penetration], el siguiente ataque ignoraría el 20% de la armadura.

Al darme cuenta de que podía usar mis habilidades otra vez no dude en tomar el ataque de frente, y seguidamente contraataque con [Comb]. Un hexagrama dorado brillo sobre la espada, y ataque tres veces consecutivas .

“¡357!”

“¡342!”

“¡344!”

Instantáneamente, sus puntos de vida se redujeron a cero. Lleno de ira se precipito hacía su muerte mientras apretaba la mandíbula.

Tras el líder de equipo estaba el Monje, activando calladamente sus habilidades. Primeramente, activo [Regen (Lv 4)], 4% de mejora de la capacidad de regeneración, y seguidamente [Golden Defense], sube 12% la defensa.

“¡Ven si te atreves!”

Exclamo el Monje en voz alta: “Muéstrame como vas a romper mi defensa. Quiero ver los limites de un Sanador de Combate. Sino tienes lo que hay que tener caeremos juntos”.

No me moleste en responder, ordené a Bobo matar a su duende.

“¡Huaa!”

Sin movimientos bruscos avance mientras hacía oscilar la Jade City Sword. En un momento, ya me encontraba cara a cara ante el Monje con mi espada preparada para el combate. Ante tal demostración de velocidad quedo acongojado. No ataque directamente sino que aproveché su estado de estupor para embestirlo. ¡Hice añicos su postura defensiva, haciendo que trastabillara!

La zona bajo mis comenzó a brillar, anunciando la activación de mi combo Rango S – ¡[Strength of Thousand Men]!

“¡98!”

“¡101!”

“¡79!”

“¡109!”

Conforme impactaban mis ataques mas retrocedía, no le fue posible recuperar el equilibrio. Baja la fuerza de mi acometida perdió por completo el equilibrio, perfecto para la demora de 0.2 segundos de [Wind Blade]. Este ataque sería el definitivo.

¡Peng!

Floto un gran número cuando [Wind Blade] le dio de lleno al Monje.

“¡711!”

Este no daba crédito a lo que veían sus ojos: “¿Era.. era eso un combo personalizado?”

No dije nada mientras terminaba con él.

¡Shua!

Un Monje Lv 32 murió así sin más.

Índice