Goblin Kingdom Capítulo 124: Princesa Elfa

Goblin Kingdom

Capítulo 124

Princesa Elfa

Estado
Raza Goblin
Nivel 53
Clase Rey; Gobernante
Habilidades <<Gobernante De Los Hijos Demoníacos Del Caos>>  <<Alma Desafiante>>  <<Aullido Devorador Del Mundo>>  <<Maestría De La Espada A->>  <<Dominador>>  <<Alma Del Rey>>  <<Sabiduría De Un Gobernante III>>  <<Hogar De Los Dioses>>  <<Ojo Malvado De La Serpiente De Un Ojo>>  <<La Danza Del Rey Al Borde De La Muerte>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Alma Del Rey Berserk>>  <<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>  <<Instinto Del Guerrero>>  <<Bendición De La Diosa Del Inframundo>>  <<El Guiado>>
Protección Divina Diosa Del Inframundo (Altesia)
Atributos Oscuridad; Muerte
Bestias Subordinadas Kobold Superior Hasu (Lv77); Gastra (Lv20); Cynthia (Lv1); Rey Orco Bui (Lv82)
Estado Anormal Bendición De La Serpiente De Un Ojo; Protección de La Serpiente De Cabeza Gemela

 

◇◆◇

 

Deambulando por la oscuridad de la noche para acercarse al bosque, Gi Ji Arsil vio los gigantescos campos que se cultivaban al otro lado de las murallas. Los ojos de Gi Ji se abrieron de par en par. Estos eran los mismos campos que Mattis aró una vez en la Aldea Gi, pero eran mucho más grandes. Gi Ji no comprendía del todo la importancia de estos campos gigantes, pero sabía que su presencia aquí no era algo bueno. Encima de eso, no había árboles más allá de las paredes. La tierra estaba siendo cambiada para adaptarse a los humanos.

 

Sólo habían pasado 40 días desde que el rey juró con los humanos no luchar, pero los humanos ya habían cambiado la tierra hasta ese punto. La habilidad de los humanos para lograr tanto en tan poco tiempo impresionó mucho a Gi Ji.

 

“Como se esperaba…”

 

Los humanos no tenían intenciones de cumplir su promesa con el rey; no esperarían hasta el tiempo prometido.

 

Gi Ji creía que los humanos necesitaban ser debilitados antes de que pudieran establecerse aquí, pero ¿Era ésta realmente la elección correcta? Gi Ji no estaba seguro. Mientras Gi Ji estaba absorto en sus pensamientos, escuchó los pasos de un humano vestido con armadura.

 

Gi Ji sacó su daga y sofocó su presencia.

 

“… ¿Quién va allí?” El soldado preguntó a Gi Ji, que actualmente se estaba ocultando.

 

Gi Ji no tenía tiempo para dudas. Si se escapara así, no tendría sentido que viniera aquí a hurtadillas.

 

Al menos tenía que cruzar espadas con el enemigo.

 

Pensando en eso, Gi Ji decidió matar a un soldado antes de huir.

 

Mientras Gi Ji saltaba en silencio, el soldado sacó su espada. Las chispas destellaron cuando sus armas chocaron.

 

“¡Identifíquese!” Preguntó de nuevo el hombre.

 

El ataque sorpresa de Gi Ji había fallado. Sudor frío se deslizó por su espalda.

 

“¡Ataque enemigo!” Gritó el soldado.

 

Al ver a los soldados humanos reunirse, Gi Ji llegó a la conclusión de que no tenía sentido seguir luchando.

 

Fue desafortunado, pero tuvo que retirarse. Escudriñar al enemigo era una cosa, pero si cayese ante los humanos aquí, entonces realmente estaría tirando barro a las órdenes del rey. Gi Ji se escapó.

 

Zigzagueó entre la oscuridad, esquivando las flechas que se cruzaban en su camino, y luego saltó hacia el muro de piedra. Sus manos lo levantaron, y en un solo suspiro, consiguió pasar las paredes. Pero antes de que pudiera bajar, una flecha se las arregló para llegar a su espalda.

 

El dolor le atravesó el cuerpo, pero no tuvo tiempo de retorcerse. Arrastró su cuerpo de vuelta al bosque.

 

◆◆◇

 

La noche aún estaba oscura cuando decidí regresar al campamento de goblins. En el camino sentí que alguien me observaba. Cuando me di la vuelta, no había nadie, sólo la presencia de una persona bajo las innumerables sombras de los árboles.

 

¿Un asesino?

 

No, la intención de matar es demasiado débil. Quería mover mi cuerpo de todos modos, así que decidí correr hacia esa presencia.

 

“¿Quién eres?”

 

Desenvainando la espada larga por la cintura, me acerqué gradualmente a esa presencia. Pero entonces llegaron flechas que venían disparándome desde los huecos entre los árboles.

 

“¿¡Tch!?”

 

Moviendo mi cuerpo hacia un lado para esquivar las flechas, corrí hacia la dirección de donde venían las flechas. Giré mi espada para cortar las ramas que bloqueaban mi camino. Cuando el camino se despejó, varias flechas más venían disparándome. Mis ojos funcionaban bien incluso en la oscuridad, pero aún así era un reto esquivar las flechas que salían de las sombras de las hojas. Lo máximo que podía hacer era derribar esas flechas con mi espada.

 

Después de derribar las flechas, sentí que la presencia se movía hacia la parte del bosque donde había árboles gigantes. No tenía forma de atacar desde lejos, así que tuve que acercarme a la presencia antes de poder ganar. Sabía que estaba en desventaja, pero aún así lo perseguí.

 

“—!”

 

Había innumerables árboles entre mí y esa presencia. No había garantía de que las flechas me golpearan, pero—

 

Las chispas brillaron cuando mi espada derribó otra flecha. No podía ver la cara de esta persona misteriosa, pero estoy empezando a tener una idea de quién es. Cuando la persona que tenía delante se dio la vuelta por un momento, dos flechas se colocaron en la misma posición. Era una técnica de elfos.

 

“–¡Vientos!”

 

Cuando oí cantar un hechizo, un fuerte viento soplaba desde delante. Cuando levanté la vista, una pequeña figura volaba.

 

¿¡Planeando huir!?

 

“¡Mi cuerpo es como una nube de polvo! (Accel)”

 

Exploté éter detrás de mí tan pronto como vi a mi misterioso agresor volando.

 

¡Alcánzale!

 

Estaba a punto de blandir mi espada, pero cuando vi la cara asustada de mi misterioso agresor, en vez de eso, estiré los brazos y golpeé las orejas del pequeño elfo, entonces miré hacia nuestro posible lugar de aterrizaje, que era un árbol gigante.

 

“¿¡Nu!?”

 

¡Eso no es bueno! Por un momento, el futuro de nosotros estrellándonos contra el árbol gigante pasó por mi mente.

 

“¡Los vientos me protegen! (Wind Break)” El pequeño elfo cantó, haciendo que un viento nos alejara del árbol, a salvo hasta el suelo.

 

“Bueno, entonces, ¿Qué excusa tienes, pequeña?” Dije.

 

“¿Qué tal si me lo agradeces primero?” Dijo ella.

 

Pensé que era una cara familiar, pero resulta que es la hija de Shure. Si mal no recuerdo, su nombre es—

 

Le pregunté a la pequeña elfa con mi espada apuntando hacia ella. A diferencia de la primera vez que la vi, su mirada era tan tranquila como un lago. ¿Es esta la verdadera ella?

 

“Aunque me salvaste hace un momento, ¿No me atacaste también hace un rato?” Dije.

 

“¡Pero no estaba apuntando a tu vida!” La chica infló sus mejillas e hizo pucheros. “Sólo quería ver lo fuerte que eras—”

 

Se quedó callada mientras movía mi espada sobre su piel.

 

“Sabes que un chiste como ese no funcionaría, ¿Verdad?” Dije.

 

Si ponía un poco más de poder en mi espada, la sangre empezaría a gotear de su piel. Querer conocer la fuerza de alguien es algo que sólo una persona igualmente fuerte tiene derecho a decir. Una chica que no conoce su lugar no tiene derecho a decir esas palabras.

 

Tal engreimiento no nos serviría a nosotros, los goblins, ni siquiera a los elfos.

 

Debería matarla mientras nadie la mira.

 

“Hablas en serio” Dijo ella.

 

La chica parece haber notado mi determinación al mirarme a los ojos.

 

“No podemos darnos el lujo de no serlo, después de todo. Los humanos se acercan y mi sueño aún está lejos. Sería absurdo pensar que tengo tiempo para jugar.” Una sonrisa brutal apareció en mis labios mientras decía eso. No, esa no fue una sonrisa brutal, sino una de autoengaño.

 

No tenía tiempo para jugar y, sin embargo, dudé en matar a esta chica. No importa lo hermosos que sean, los enemigos deben ser ejecutados.

 

Tengo un miedo intrínseco a las cosas bellas. O quizás es sólo un efecto persistente del miedo que sentía por la belleza de Altesia.

 

Una belleza tan grande que sentí que me perdería. Esta chica sigue siendo deficiente en comparación con ella, pero es muy hermosa.

 

“… En ese caso, me disculpo, Rey Goblin.”

 

“Eso no es suficiente. Aparte de tus disculpas, necesito ser recompensado también.”

 

La chica suspiró. “He oído hablar de los de tu clase antes, pero… Realmente eres codicioso.”

 

“No tenemos nada; por lo tanto, somos codiciosos.”

 

La chica se puso pensativa por un momento, y luego habló. “Entonces, ¿Qué tal si te entrego a mí misma?”

 

“… ¿Disculpa?”

 

La chica frunció las cejas mientras me miraba directamente a los ojos. Esos ojos no estaban mintiendo.

 

“Bastante desagradables, ¿No lo somos? Lo he pensado bien, sabes. Mi padre formará una alianza contigo pronto, ¿Correcto?” Dijo la chica.

 

Asentí con la cabeza.

 

“En ese caso, necesitarás algo mejor como prueba de confianza. Algo mejor que meras palabras: acción. Si me aceptas como tu novia, los elfos nunca te traicionarán, y los goblins prosperarán.”

 

Un matrimonio para formar una alianza. En palabras humanas, esto es lo que se llamaría un ‘matrimonio político’. Esta es una manera de hacer las cosas, de hecho. De hecho, se utilizó muchas veces en el pasado, un testimonio de su eficacia.

 

El único problema es si esta chica está diciendo esto por su propia voluntad.

 

“¿Te dijo Shure que dijeras eso? ¿Para hacernos más fáciles de controlar?” Dije provocativamente.

 

Parecía un padre cariñoso, pero eso podría haber sido una actuación.

 

“¡Los sílfides del Bosque de los Susurros (Forni) no han caído tanto!” La chica dijo esas palabras en voz baja, pero había una fuerte voluntad detrás de ellas.

 

¿Habla en serio, entonces?

 

“Puedo ser una niña pequeña, alguien que ni siquiera puede asistir al consejo de sabios e ignorante de los asuntos de otros países, pero no perderé ante nadie cuando se trata de mi amor por mi hogar.”

 

Su mirada permaneció sobre mí, inamovible. No, se está moviendo un poco, pero está haciendo todo lo posible para ocultarlo. No está tan mal, supongo.

 

“Hmm… Aceptaré tus disculpas, pero no puedo tomarte como esposa” Sonreí irónicamente mientras pensaba en la cara infeliz de Reshia.

 

“¡Qué goblin tan altivo! ¿No sabes que los goblins normalmente no tendrían la oportunidad de casarse con un elfo?”

 

Es cierto, los elfos ciertamente nunca considerarían a un goblin como material de cónyuge.

 

“Correcto. De todos modos, no vuelvas a hacer este tipo de bromas. Advierte a los otros niños también si puedes.”

 

Envainé mi espada, pero la chica parecía no tener intenciones de irse mientras estaba sentada en el suelo.

 

“¿Qué pasa? ¿No vas a ir a casa?”

 

“No puedo ponerme de pie” Dijo la niña, su cara roja de vergüenza aunque trató de ocultarlo.

 

Verla así le da a uno un sentimiento de superioridad, pero eso no cambió el hecho de que ahora tenía que hacer algo problemático. Suspirando, recogí a la chica.

 

“… Esto es humillante” Se quejó mientras sofocaba sus lágrimas.

 

“No hay nada antiestético en mantenerse erguido a pesar de tus miedos. Aunque las razones de tu situación no son dignas de elogio, el que puedas negociar conmigo sí lo es. Ser capaz de sobrevivir a un encuentro contra alguien fuerte es digno de alabanza.”

 

“Pensar que un goblin me consolaría…”

 

Bueno, la están cargando; un poco de vergüenza no se puede evitar.

 

“Pero… Gracias” Dijo ella.

 

“Es algo elogiable. Enorgullécete de ello.”

 

Shunaria asintió honestamente.

 

◆◆◇

 

“¿Supongo que todo está listo?”

 

Varias personas estaban reunidas en un cuarto oscuro.

 

“Sí. Hemos hecho contacto.”

 

“Entonces…”

 

Cuando esas palabras terminaron brevemente, las figuras desaparecieron en las sombras.

 

Pocos días después, la alianza del Bosque de los Susurros (Forni) y el Bosque de los Vientos (Gastair) con los goblins fue anunciada en todo el bosque de sílfides.

 

Los elfos ciudadanos que no tenían ni idea de lo que estaba sucediendo estaban muy perturbados.

 

“¿Han perdido la cabeza? El sabio y honorable Forni en realidad formó una alianza con una especie con los goblins!?”

 

“¿Un goblin de todas las cosas? Demihumanos todavía lo entendería hasta cierto punto, ¿¡Pero goblins!? ¿¡Falun Gastair se ha vuelto senil!?”

 

El caos y la confusión se extendieron entre los elfos.

 

“¡Imposible! ¡Qué están pensando Shure y Falun!” El fértil cuerpo de Fenit Symphoria se estremeció mientras golpeaba su puño contra el escritorio. Sus sirvientes elfos solo podían mirar al suelo mientras esperaban a que pasase la ira de su señor.

 

“¡Digan algo! ¿¡Qué está pasando!?”

 

Nadie podía levantar la cabeza para responder a la pregunta de su enfurecido amo.

 

“¡Inútiles! Llamen al Consejo de Sabios. ¡En mi nombre, Fenit Symphoria, no permitiré esta alianza con los goblins! ¡Somos los orgullosos y nobles elfos, por el amor de Dios!”

 

“E-Enviaré un mensajero de inmediato” Dijo un criado elfo con voz temblorosa antes de salir corriendo por la puerta.

 

Después de que el sirviente elfo se fue, esta vez entró Pale.

 

“¡Fenit! ¿Qué está pasando? ¿Forni ha formado una alianza con los goblins?” Preguntó ella.

 

“Es como has oído. ¡Ese bastardo, Shure Forni, ha perdido la cabeza! Como los que aún están cuerdos, ¡Debemos hacer que lo ejecuten!”

 

“¿Puedes ganar?”

 

Incluso Pale ha oído hablar de la grandeza de Shure Forni.

 

“¿Puedo ganar? ¿Es eso algo que tienes que preguntar? ¡Ha! Basta de tonterías, por favor. ¿Hay alguna razón para perder? No hay razón por la que este Fenit Symphoria pueda perder ante un elfo loco que formó una alianza con una especie como los goblins, ¿Verdad?”

 

Sin embargo, Pale no lo creía así. Una batalla entre elfos seguía siendo una batalla.

 

Los elfos no tenían mucha experiencia en batallas a gran escala. Si la guerra fuera librada sólo por novatos, el resultado estaría a la altura de la suerte, pero Shure se ha aliado con los goblins.

 

Cuando Pale aún vivía con los humanos, se enteró de cómo el caballero sagrado, Gene, se encontró con su prematura muerte en el Bosque de las Tinieblas, el área al este de donde vivían los sílfides. De alguna manera, Pale pensó que las cosas no irían tan bien.

 

“Está bien.” Pale mordió sus labios y dejó el furioso Fenit para sí mismo. Ahora mismo tendría que luchar por Fenit.

 

“Tendré que hacer lo que pueda” Murmuró.

 

Ella tendría que visitar a sus viejos amigos y llegar a algunos elfos decentes.

 

“Selena… Por favor mantente a salvo.”

 

Sacudiéndose los presentimientos que la perseguían, su bello rostro se convirtió gradualmente en el de un guerrero.

 

 

—320 días hasta la batalla con los humanos.

 

———————————————————————————————————-

Gi Ji por lo que mas quieras, ¡NO LA CAGUES!

Me sorprendió la osadía de la Princesa, e incluso me recordó a la promesa de Gilmi sobre entregarle una xD

Traductor: Krailus

Editor: Reika

Índice