Goblin Kingdom Capítulo 122: Metrópolis Del Bosque

Goblin Kingdom

Capítulo 122

Metrópolis Del Bosque

Estado
Raza Goblin
Nivel 53
Clase Rey; Gobernante
Habilidades <<Gobernante De Los Hijos Demoníacos Del Caos>>  <<Alma Desafiante>>  <<Aullido Devorador Del Mundo>>  <<Maestría De La Espada A->>  <<Dominador>>  <<Alma Del Rey>>  <<Sabiduría De Un Gobernante III>>  <<Hogar De Los Dioses>>  <<Ojo Malvado De La Serpiente De Un Ojo>>  <<La Danza Del Rey Al Borde De La Muerte>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Alma Del Rey Berserk>>  <<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>  <<Instinto>>  <<Bendición De La Diosa Del Inframundo>>
Protección Divina Diosa Del Inframundo (Altesia)
Atributos Oscuridad; Muerte
Bestias Subordinadas Kobold Superior Hasu (Lv77); Gastra (Lv20); Cynthia (Lv1); Rey Orco Bui (Lv82)
Estado Anormal Bendición De La Serpiente De Un Ojo; Protección de La Serpiente De Cabeza Gemela

 

“… Esto es más de lo que esperaba” Murmuré en alabanza, ganándome la sonrisa de Shunan.

 

Los goblins que me seguían eran los mismos. Era como si se hubieran encontrado en un nido de gigantes, su desvergonzada curiosidad revelándose en su entorno.

 

Sabía que los elfos construyeron su casa sobre el bosque, pero verlo por mí mismo me dejó sin palabras. Árboles gigantes se alzaban sobre todo el bosque, creando un techo de hojas siempre verdes. Estos árboles gigantescos tenían por lo menos 20 metros de altura, alrededor de los cuales los elfos construyeron sus casas, creando un pueblo con un techo de hojas.

 

El tronco de los árboles era tan ancho que 30 goblins cogidos de las manos no podrían rodearlos. El techo verde erigido por los árboles creó una suave sombra de la luz solar que bloqueaba sus rayos lo suficiente como para dejar pasar la cantidad adecuada de luz.

 

Los árboles se hacían más escasos y más pequeños cuanto más lejos del pueblo se iba, pero aún así eran bastante grandes. Lo suficientemente grande como para que 10 goblins se tomen de las manos para rodearlos.

 

El sol aquí es agradable. Mirando de cerca, uno vería plantas medicinales y flores multicolores floreciendo por las raíces de los árboles gigantes.

 

Los elfos con un estatus social más alto vivían más arriba en los árboles, pero no vivían tan arriba. Parece que generalmente preferían un estilo de vida cerca del suelo. La calidad de sus necesidades cotidianas, sin embargo, era mucho mayor que la de los humanos.

 

Los muebles de los elfos eran todos hábilmente hechos a mano y fáciles de usar. Eran verdaderamente un espectáculo para contemplar.

 

“Mi hermano mayor está al día con algo y no podrá atendernos por un tiempo, así que déjame mostrarte el lugar mientras tanto” Dijo Shunan.

 

Dejando a los goblins a las afueras de la aldea para acampar, me llevé a Selena y Shumea conmigo para ir al recorrido de Shunan.

 

“Vaya, esto es increíble” Comentó Shumea con los ojos bien abiertos.

 

Selena era toda sonrisa mientras explicaba varias cosas. ¿Quién iba a pensar que esa chica que siempre se escondía detrás de Shumea sería tan proactiva una vez que entráramos en la aldea? En secreto, mi estado de ánimo mejoró.

 

Acabamos de empezar y esta visita ya está dando buenos resultados.

 

“He oído que hay enanos koro en las aldeas de los elfos” Dije cuidadosamente, pero para mi sorpresa, Shunan asintió sin el más mínimo indicio de cautela.

 

“Los hay” Dijo. “¿Te lo presento? Los que viven en los pueblos cercanos son los más famosos.”

 

“Por favor. Quiero pedirles que forjen una gran espada para mí.”

 

Asintiendo, Shunan me llevó a una cueva bajo tierra. Cuando escuché atentamente, pude escuchar los sonidos del metal siendo golpeado.

 

Los enanos que se parecían a los goblins Gordob de piel blanca y a las versiones marrón claro de ellos entraban y salían de la cueva sin cesar. Eran incluso más pequeños que los goblins normales, alcanzando solo su pecho. Probablemente ni siquiera medían 4 pies de alto. (Aprox. 1,20 metros)

 

“Intentaremos hablar con el herrero, pero… Deberías saber que es temperamental. Si dice que no, es no. Entonces tendrás que rendirte” Dijo Shunan.

 

A los elfos probablemente no se les rechaza mucho, pero como soy un goblin, las probabilidades podrían ser peores para mí.

 

Después de un rato, un enano de piel marrón claro y barba grande salió. Sus brazos expuestos eran enormes y robustos y su cuerpo estaba construido como una roca. En su hombro había un martillo gigante más grande que él.

 

“¿Tú eres el bastardo que preguntó por mí?” Preguntó.

 

Saqué los fragmentos rotos de Iron Second y se los presenté al enano koro. “Soy alguien del este. Le estaría muy agradecido si pudiera arreglar esta gran espada rota.”

 

El enano koro me miró fijamente un buen rato antes de volver su mirada hacia la gran espada.

 

“Esto es…” Mirando mi gran espada mientras acariciaba su majestuosa barba, su cara se volvió fantasmal. Después de un rato, tomó un fragmento.

 

“He oído que eres el más hábil por aquí. Por favor, arréglala” Dije, inclinando mi cabeza sinceramente.

 

“¿Desde cuándo los goblins aprendieron a hablar como tú? Un tipo raro. Bien, apostaré el nombre Dumbre Dadee David y lo arreglaré. Pero, ¿Qué me darás?”

 

Un precio, hmm…. Qué hacer.

 

“Herrero, este es el invitado de mi hermano mayor, así que…” Shunan intentó discutir.

 

Pero el enano koro lo paró. “¡Cállate, chico!”

 

El enano koro me miró.

 

“Si puedes arreglarlo bien, prometo blandir mi espada una vez por ti” Le dije.

 

“Un juramento sangriento digno de una gran espada, ¿Eh? Creo que me gustas. Tomará un tiempo para que la espada esté terminada. ¿Te quedarás en este pueblo por un tiempo?”

 

“Tengo la intención de hacerlo.”

 

“Vuelve en 10 días entonces.”

 

Después de recoger todos los fragmentos, Dumbre Dadee David se fue.

 

“Mis disculpas si ha empeorado tu estado de ánimo. Es muy testarudo, ese, así que…” Dijo Shunan.

 

“No te preocupes, no me ha ofendido. Es bueno, ¿Verdad? Estoy esperándolo con ansias” Dije.

 

Shunan pensó que me enfadaría, así que cuando me vio inafectado, se sorprendió bastante. Después de mirarme fijamente durante uno o dos segundos, continuó su recorrido.

 

Inesperadamente, recibí una recepción bastante agradable en los lugares a los que me trajo.

 

“¿Los goblins no eran despreciados por los elfos?” Le pregunté.

 

Shunan se rió. “Mi hermano mayor ha instruido a todos que tiene la intención de formar una alianza contigo, así que todos se están comportando en consecuencia.”

 

Este hermano suyo parece muy influyente.

 

Podría ser la persona que he estado esperando, un líder que pueda gobernar sobre los demás. Mi corazón se aceleró al pensarlo. Así volví a los goblins.

 

◆◆◇

 

Al día siguiente finalmente conocí al hermano mayor de Shunan. Era un hombre digno con la cara elegante que cabría esperar de los elfos. Tenía el pelo largo y rubio, ojos almendrados, una nariz esculpida y una boca recta que mostraba su fuerte determinación.

 

“Amigo del este (Toufen Arata), bienvenido. Es un honor conocer al Rey Goblin” Dijo Shure.

 

Había una extraña rima sobre sus palabras, probablemente debido a su identidad como alguien que heredó las palabras de los espíritus.

 

“Me llamas amigo, pero no creo que nos hayamos conocido” Le dije.

 

“Los que piensan igual son amigos, ¿No?” Dijo como si fuera perfectamente natural.

 

No había indicios de que se forzara ni de que intentara engañarme. Era tan honesto como el agua clara.

 

Recuperando la calma, bajé la voz y hablé con una mirada aguda, “Así que me conoces, pero yo no te conozco.”

 

“Más rápido que el viento, el pájaro (Grabanashtur Fioren Naga). No nos preocupemos. Todavía hay muchas cosas que saber” Dijo Shure mientras me guiaba a su casa.

 

“Preparé estas cosas apresuradamente, así que puede que no sean muchas, pero me daría mucha alegría si las aceptaran como una muestra de buena fe” Dijo Shure mientras me mostraba un montón de piezas de armadura, desde corazas hasta cascos. Había tantos que no se podían contar.

 

“¿Realmente piensas darnos todo esto?”

 

“Las falsas palabras se hunden en el abismo (Grabanashtur Fioren Naga). Todos estos están hechos de acero. Estoy seguro de que serán invaluables para los goblins.”

 

Su cara estaba tan quieta como la superficie de un tranquilo lago, no se veía ni una ondulación sobre ella.

 

“Gracias, pero hay algo que me gustaría preguntar primero.”

 

“Pregunta.”

 

“¿Qué usarás cuando empiece la pelea?”

 

De repente, fue como si el aire se hubiera congelado.

 

“Cielos, sí que eres listo. Normalmente, sólo esto sería suficiente para ganarse a uno” Dijo Shure, entrecerrando los ojos.

 

Sonreí. “Parece que lo que se transmitió entre los de tu especie fue el método de crear armaduras especiales.”

 

Los elfos deben tener una forma de crear acero azul (Srilana), un metal más fuerte que el acero y más blando que el vidrio y el acero del tesoro (Orichalcum), un tipo de metal que conduce el maná mejor que el hierro. Selena mencionó estas cosas, pero yo me quedé callado al respecto, y ahora veo que es verdad.

 

Hace un rato, este elfo ante mí era tan suave como la brisa primaveral, y sin embargo, ahora está ante mí como el viento frío del norte.

 

“Hmph. Supongo que entonces no sois sólo músculos” Dijo.

 

El cambio por el que pasó fue tan excesivo que hice una segunda toma por un momento antes de recuperarme. Parece que esta es su verdadera personalidad.

 

“Por favor, siéntese” Dijo, ofreciéndome una silla.

 

El asiento que me ofreció no era en absoluto barato, ya que se las arregló para que me quedara bien sin hacerme sentir confinado. Me gustaría uno de estos. Entre nosotros había una mesa corta. Nos sentamos frente a frente.

 

“Permíteme presentarme de nuevo. Soy Shure Forni. El lord del Bosque de los Suspiros, Forni, y un miembro del Consejo de Sabios.”

 

Un hombre orgulloso, aunque supongo que eso es lo que se espera de un sabio elfo. A pesar de todo, como él trató de comprarme primero, al menos debe estar mejor que ese idiota (Cecil).

 

“Soy el Rey Goblin del este.”

 

“Un placer conocerte… Si puedo ir directo al grano, las palabras que dije antes no eran mentira.”

 

Me acordé de sus palabras hace un rato.

 

El silencio llenó la habitación, y el primero en romperla fue Shure.

 

“Deseamos aliarnos con aquellos de mente similar.”

 

“Contra los humanos, querrás decir.”

 

“Sí.”

 

El par de ojos esmeralda con los que me miró estaban tan quietos como aguas poco profundas, pero parecían hundirse mientras intentaban medir mi valía.

 

Hmm… Sería mejor que hablara francamente aquí.

 

“Luchamos contra los humanos hace algún tiempo. Eran 400 hombres fuertes, y aunque sufrimos pérdidas considerables, logramos repelerlos.”

 

“¿Oh?”

 

“Mi objetivo es crear un país que no pierda ante los humanos.”

 

“¿Un reino de goblin?”

 

Por un momento, bajó los ojos, y luego volvió a mirarme. No sé qué tipo de cálculos pasaban por su cabeza en este momento, pero me imploró sin decir palabra que continuara.

 

“Derrotar a los humanos será un desafío, pero no es imposible. El problema viene después. Gobernarlos está actualmente más allá del poder de los goblins. Por supuesto, hay formas de hacerlo, pero…”

 

Podríamos tomarnos nuestro tiempo o elegir nuestros métodos, pero finalmente debería ser posible. El problema es que llevará demasiado tiempo.

 

“Hmm…” Asintiendo una vez, Shure volvió a caer en un profundo pensamiento. Después de un rato, habló. “Aparte de armas y armaduras, ¿También quieres gente después de derrotar a los humanos?”

 

Viéndome asentir, Shure se cruzó de brazos. “¿Sabes lo que queremos?”

 

Le contesté. “Juraremos no invadir el bosque. El territorio al este de los demihumanos será nuestro, pero no invadiremos las tierras al oeste.”

 

Shure se volvió pensativo de nuevo, y luego preguntó. “Disculpe, ¿Pero conoce la geografía del mundo?”

 

“… Aparte del bosque en el este, no.”

 

Sería inútil mentir. No sé en qué está pensando este hombre, pero tendré que escucharlo.

 

“Por supuesto, los goblins han estado creciendo en el este estos últimos años. Disculpe…”

 

Shure se alejó a un rincón de la habitación, y luego regresó con un pergamino con él. Puso el pergamino sobre la mesa.

 

“Esto es…” Murmuré.

 

“El mundo” Respondió.

 

Esta fue la primera vez que vi el mapa del mundo.

 

“Estamos en esta región.” Shure señaló una región en el mapa.

 

Al norte estaban las numerosas cadenas montañosas. En el centro había bosques. A la derecha había llanuras y zonas boscosas. Al sur había un desierto, pero más allá estaban los mares. En lo profundo del mar había un archipiélago. Finalmente, al oeste estaban las llanuras y un continente lejano.

 

El bosque que era el centro era por supuesto simplemente porque los elfos hicieron el mapa y no porque realmente era así. Hasta ahora, sólo ha sido un objetivo vago, pero con este mapa ante mí, finalmente tengo una imagen clara de lo que debo conquistar.

 

“¿Cuál es la situación en las cordilleras norteñas? ¿Hay humanos viviendo en el desierto? Y ese continente al oeste, ¿Qué clase de lugar es?” Pregunté sin intención de hacerlo. Como resultado, las cejas de Shure se elevaron.

 

“¿Conoces los puntos cardinales? Ya veo… Así que no eres un goblin común. Me gustaría mucho saber de dónde desenterraste ese conocimiento, pero bien… Te lo explicaré primero” Dijo.

 

“… Por favor” Dije.

 

Este hombre es astuto. Si no tengo cuidado, podría decir más de lo necesario.

 

“Las cordilleras del norte, también conocidas como las montañas del dios de la nieve, Yggdrasil. Hay seres humanos que viven allí junto a la nieve, pero rara vez entran en el bosque. No son hostiles, pero tampoco son aliados.”

 

Shure señaló el desierto del sur. “El desierto del sur, el gran desierto del dios del desierto, Ashunasan. Ciertamente hay algunos humanos viviendo aquí, pero no traspasan nuestras tierras. El problema es el oeste.”

 

Aunque menos en comparación con el este, el oeste también tiene llanuras, y luego algo de agua, más allá de la cual hay un continente. “Esta área está dominada por humanos. Es mejor que en el este, pero los de aquí secuestran a nuestra gente de vez en cuando.”

 

En otras palabras, el enemigo está en gran parte situado al este. Hay algunas naciones difíciles en el sur, pero debido a los peligrosos monstruos que acechan allí, no hay mucho espacio para maniobrar. El oeste, por otro lado, con poca influencia, parece ser un objetivo relativamente más fácil.

 

“Desafortunadamente, el oeste también tiene gente que emigra desde el continente más allá del mar” Dijo Shure en el momento perfecto, casi como si hubiera leído mis pensamientos, lo que me hizo levantar las cejas.

 

“¿Algo en mente?” Preguntó.

 

“¿Ustedes los elfos sólo viven aquí en este bosque?” Le pregunté.

 

“Veo que te diste cuenta. ¿Ves los trozos de bosque? Nosotros también vivimos allí. En cuanto al resto de los silfos, no tengo ni idea de dónde están.

 

Y no está escrito, pero las salamandras, los elfos de fuego, viven en un rincón de una región volcánica al oeste. Oí que los undines, los elfos del agua, siempre han estado viviendo en una ciudad de agua al este, pero… No hemos tenido noticias de ellos en más de 100 años. Los gnomos, los elfos de la tierra, están situados en las montañas del norte. En cualquier caso, la comunicación requeriría que invadiéramos el dominio del hombre, así que no es muy conveniente.”

 

Así que la comunicación entre los distintos elfos era casi imposible.

 

“Tendremos que concentrar nuestras fuerzas y crear un rompeolas. Mira aquí.” Apunté hacia la región oriental de los humanos. “No sé cómo se llama, pero hay un reino humano aquí. Necesitamos establecer una defensa fuera del bosque para protegerlo.”

 

“Un rompeolas para evitar que vayan más lejos” Dijo Shure.

 

“Exactamente, ahí es donde construiré mi reino. Un reino que se extiende desde el bosque hasta las llanuras.”

 

Nuestro reino se extenderá desde la Fortaleza del Abismo hasta el dominio del hombre. Utilizaremos los recursos del bosque para expulsar la ola de humanos que vienen del este y del sur.

 

“El problema es el norte entonces” Dijo Shure.

 

Asentí con la cabeza.

 

Después de robar una región a los humanos, si pudiéramos hacer de una de las regiones nuestro aliado, seríamos capaces de reducir en gran medida la carga de la defensa. El norte no es hostil a los elfos, así que definitivamente tenemos que conseguir su apoyo.

 

“Necesito información sobre los humanos” Dije.

 

En realidad, podría conseguir algo de información de Shumea, pero quería conseguir la información de Shure. Más tarde, podré ver la veracidad de la información de los elfos.

 

“Reuniré lo que pueda. Pero ya es un poco tarde, así que—” Shure estaba diciendo cuando de repente, algunos pasos fuertes resonaron desde lo profundo de la casa junto a una voz aguda.

 

“¿Qué está pasando?”

 

“—! ¡Papá!”

 

La puerta se balanceó con gran ímpetu, y al momento siguiente apareció una pequeña niña elfa.

 

“¡Papá, escuché que hay un goblin aquí! ¿¡Es verdad!? ¡Woah! ¡Es de verdad! ¡Es tan grande y negro!”

 

Fruncí el ceño ante el ruido.

 

¿Qué está pasando? Le pregunté sin decir palabra a Shure, pero cuando me volví hacia él, este hombre siempre compuesto en realidad estaba mirando hacia el cielo con la palma de su mano cubriendo su rostro.

 

“… Shunaria, tenemos una reunión ahora mismo, así que si vas a jugar…” dijo Shure.

 

“¡Papá! ¡Quiero oír historias sobre goblins!”

 

“¡Shunaria!”

 

“¡Quiero oír! ¡Quiero oír, así que cuéntame una historia!”

 

Parece que incluso este hombre aparentemente perfecto tiene su propia debilidad.

 

Shure, no me mires con esa cara. No estoy de niñera.

 

“Rey Goblin, terminemos por hoy aquí” Dijo Shure.

 

“Muy bien. El abrazo del dios de la noche está casi sobre nosotros, después de todo” Dije.

 

La forma en que la niña me miraba me recordaba la forma en que los gatos miraban a su presa.

 

¿Qué? En el momento en que lo pensé, se volvió hacia Shure.

 

“¡No me voy a rendir en absoluto!” Declaró ella y luego se fue.

 

“Lo siento por eso” Dijo Shure, suspirando.

 

Me reí. “No importa, no importa. Yo no tengo hijos, pero parece divertido.”

 

“Ha estado muy ajetreado últimamente. Los elfos necesitan estar unidos, y hay mucho que hacer, así que no he podido disciplinarla. Ah, olvídalo. Estoy refunfuñando.”

 

Sintiendo una extraña sensación de intimidad, me fui de la casa de Shure.

 

Necesito instruir a los goblins, para que la arpía de la niña no se lastime cuando juegue con ellos.

 

Pero aún así… Esos ojos.

 

Si esos ojos me apuntaban… Es bastante asombroso. Había una distancia entre Shure y yo antes de que ella viniera, pero cuando lo hizo esa distancia de repente se hizo más pequeña.

 

Hmm… Interesante, creo que intentaré hablar con ella una vez.

 

A medida que la hora del dios de la noche descendía gradualmente, volví a los goblins que esperaban fuera de la aldea.

 

 

—325 días hasta la guerra con los humanos.

 

———————————————————————————————————-

Dumbre Dadee David parece agradable xD

Traductor: Krailus

Editor: Reika

Índice