Maou-sama no machi-zukuri! Epílogo: La promesa con Kuina

Habíamos llegado a la sala de cristal de la mazmorra de [Viento].

Nuestro propósito al venir aquí fue recoger a Kuina y a los otros a quienes se les encomendó la tarea de proteger el cristal.

Para ser específicos, los que estaban en la sala de cristal eran: Kuina, la guardiana más fuerte posible; R’lyeh Diva, estacionada aquí para prevenir cualquier ataque desde la otra dimensión; y dos cantantes del océano que eran subordinados de R’lyeh Diva.

Al llegar, vi que R’lyeh Diva y sus dos subordinados estaban divirtiéndose con un juego de naipes mientras que Kuina estaba sentada en un rincón, con los brazos alrededor de las rodillas, y enfurruñada.

Kuina se enfurruñó mientras R’lyeh Diva no decía nada, más o menos lo que esperaba.

“Kuina, Ruru, todas, gracias por su trabajo. La [Guerra] ha concluido de manera segura. Regresemos de inmediato, ¿de acuerdo?”

Lo dije con una sonrisa en mi cara.

Por cierto, Ruru era el apodo de R’lyeh Diva, ya que el último era un poco difícil de decir. Darles apodos no significaba nombrar monstruos, afortunadamente.

“Estaba a punto de cansarme de esperar, patrón.”

“… Ruru, sé que no hay forma, pero ¿ustedes también estuvieron jugando durante la [Guerra]?”

“Por supuesto que no. Yo nunca haría tal cosa. Espero que sepas que miré correctamente al otro lado durante la [Guerra]. Y, dado que podría haber personas groseras que piensan que hemos bajado la guardia ahora que la guerra terminó y ganó, les estoy dando oportunidades a la vez que aprendo mi red de agua. De este lado o del otro, mis oídos escuchan todo.”

Ruru lo declaró fuertemente.

Ella, la peliazul, andrógina y hermosa líder del cuerpo de inteligencia de Avalon, actuaba como si solo estuviera jugando, pero en realidad todavía estaba trabajando.

Estoy tan aliviado.

“Kuina, Ruru, Cantantes del Océano, de nuevo, gracias por su arduo trabajo. Es porque ustedes estuvieron aquí que fuimos capaces de ir a la ofensiva.”

Expresé mis verdaderos sentimientos.

En una guerra contra Señores Demonio compañeros, los monstruos más problemáticos eran probablemente los que se destacaban en el espionaje y la movilidad.

No importa la diferencia entre las fuerzas principales de los dos lados opuestos, si un monstruo pasa las líneas de defensa, el cristal se romperá y todo se acabará.

“Bueno, realmente no hicimos nada. Fue principalmente la Señor Demonio [Viento] y sus monstruos. Además del pequeño empujón de Duke, incluso si no hubiéramos venido, hubieran ganado.”

Fue exactamente como ella dijo. La mayoría del trabajo fue realizado por Stolas y sus monstruos. (Lalo: admirable eso, la neta)

Aunque la guerra terminó antes de que Ruru y los demás pudieran hacer algo, me gustaría pensar que al menos lo pasaron bien.

El problema era Kuina. (Lalo: como dicen en mi rancho, a chingar a su madre)

Desde el momento en que regresamos, ella estaba haciendo pucheros y mirándome.

Ha pasado un tiempo desde la última vez que ella estaba tan molesta.

“Kuina, vamos, no puedo soportar que me mires así.”

“… Oto-san, ¿por qué no tomaste a Kuina? A diferencia de Rorono-chan y Aura-chan, el único punto bueno de Kuina es pelear. ¿Por qué Kuina está aquí si no es para pelear? ¿Escogiste a Duke y a Aura-chan porque son más fuertes Kuina? ¿Incluso después de que Kuina consiguió un nuevo movimiento especial y se hizo más fuerte?

Ella lo dijo con voz llorosa.

Entonces recordé lo que Rorono me dijo: que Kuina se sentía insegura últimamente.

Para Kuina, su razón de ser era ser el monstruo más fuerte de Avalon.

Sin embargo, con la aparición de Duke y luego de Marcho, su confianza se desmoronaba.

“Confío en ti, Kuina. Y es porque confío en ti que te desplegué aquí. Claro, Duke puede ser más poderoso que tú por un corto período de tiempo, pero [Berserker] es un poder muy inestable. Eres fuerte y tienes poderes estables, por lo que estás más preparada para defender el punto más importante en esta guerra. En cuanto a por qué llevé a Aura conmigo, está el hecho de que puede ser utilizada para la ofensa, pero más que eso, ella estaba allí para mi seguridad ya que puede utilizar su viento para percibir todo, incluidas las posibles amenazas a mi vida. Entonces, como ves, es sólo cuestión de tener a la persona adecuada para el trabajo correcto.”

Ni una palabra de lo que dije fue una mentira. (Lalo: pero a como sonó es casi decirle que no la rifa)

Estaba fuera de cuestión dejar la defensa de la sala de cristal a Duke. E incluso si Marcho estuviera aquí en lugar de Kuina, todavía habría llevado a Aura a las líneas del frente.

Había traído diez monstruos a la [Guerra] de Stolas: Kuina, Aura, Duke, Ruru, 3 Cantantes del Océano, 2 Dragones Obscuros Graphross y Kurayami elTartaros, un monstruo de hombre lobo de pelo negro, a quien tomé prestado de Marcho.

Si trapia demasiado potencial de guerra conmigo, Avalon estaría indefenso. Después de todo, existía la posibilidad de que la amenaza contra Stolas no fuera más que una distracción para que Avalon enviara ayuda y quedara sin personal. (Lalo: no mucha…)

Sin embargo, entre Marcho, el cuerpo de bombardeo aéreo liderado por la Enano Herrero, que era ayudante de Duke, y el cuerpo de gólem dirigido por Rorono, no había nada que temer. (Lalo: no es la esposa de Duke?)

“Pero Kuina no pudo pelear.”

La cabeza de Kuina podría haber entendido lo que estaba tratando de decir, pero parecía que su corazón aún no lo había hecho.

Su apariencia podría haberse convertido repentinamente en la de un adulto, pero en el fondo, todavía es solo una niña.

Mientras que había algunos monstruos que ya estaban maduros al nacer, había algunos que todavía eran infantiles.

Cualquiera que sean, me encantaron mis monstruos de todos modos.

Después de algunos pensamientos, me acerqué a Kuina, que todavía estaba de mal humor e inmóvil, y la cargué a la fuerza en mis brazos.

“Vamos, Kuina, regresemos a Avalon.”

Sorprendida, Kuina se resistió al principio y luego se calmó de inmediato.

Sin embargo, ella seguía protestando al apartar la cara.

“Oto-san, eres tan malo.”

¿Se está refiriendo a que la recogí por la fuerza o es porque la había desplegado aquí? ¿O es por ambos?

“Kuina, he dicho esto antes, pero lo diré de nuevo: confío plenamente en ti. No quería decirte esto delante de otros monstruos, pero de todos mis monstruos, del que más dependo eres tú.” (Lalo: yo la tendría por ahí arrumbada, digo, ni sirve XD)

Al decir que Kuina era la persona en la que más confiaba, también estaba diciendo que no confiaba tanto en mis otros monstruos. Sin embargo, al escuchar lo que dije, ni Duke, Aura y Ruru mostraron algún tipo de incomodidad en su rostro. Fue porque ellos también reconocían las habilidades de Kuina.

“Kuina, no me disculparé por esta vez. Hice lo que tenía que hacer como Señor Demonio… pero te haré una promesa: en la próxima pelea, prepararé una etapa en la que puedas liderar y brillar. Te enviaré al más peligroso de los campos de batalla para que puedas tener la oportunidad de demostrar el nuevo poder que obtuviste de tu entrenamiento especial. Esperaré mucho de ti, Kuina.” (Lalo: que se la chinguen, que se la chinguen)

Al escuchar eso, volvió su rostro que aún miraba hacia mí.

Y ella estaba sonriendo.

Finalmente, ella estaba de buen humor.

“Entendido. ¡Kuina hará lo mejor para Oto-san!”

Mientras todavía la cargaba en mis brazos, ella envolvió sus brazos alrededor de mí para formar un fuerte abrazo.

… cuando algo presionó contra mí, no pude evitar pensar bien, ella seguramente ha crecido.

No hace falta decir que, como su padre, debo reflexionar sobre mí mismo.

“Todos, volvamos a casa. Una vez que hayamos regresado, todos los que participaron en esta pelea serán recompensados. El cielo es el límite. Puedes comprar lo que quieran en las tiendas de Avalon.”

Duke sonrió levemente y luego asintió. Mientras tanto, Aura estaba pensando profundamente en lo que iba a comprar. En cuanto a Ruru y los Cantantes del Océano, habían comenzado a discutir los bienes más caros disponibles en Avalon.

Mis queridos monstruos estaban felices.

Sin embargo, Kuina no parecía tan feliz como los demás.

“Kuina, ¿no te gusta la recompensa?”

“… a Kuina le gusta, pero Kuina pensó en una recompensa diferente si Kuina hubiera contribuido mucho en la pelea. Es una pena que Kuina no pueda tenerlo.”

¿Algo que Kuina quería como recompensa por la [Guerra]?

Traté de pensar qué era eso, pero no me vino a la mente. (Lalo: por algo las zorritas se amarran)

Cuando miré a Kuina, parecía avergonzada pero siguió hablando.

“Kuina estaba muy envidiosa cuando Rorono-chan tenía a Oto-san todo para ella por un día completo. Kuina quiere eso también cuando Kuina haya hecho un gran trabajo.”

Ya veo, así que eso es lo que estaba pensando.

El aumento de mis monstruos y el crecimiento de mi ciudad significó una disminución constante en el tiempo que tenía que pasar con mis chicas. Kuina fue mimada más que las otras, así que no fue tan sorprendente para ella pensar eso.

“Oh ya veo. Pero sí, por su servicio esta vez, no puedo darte el mismo premio que le di a Rorono. Sin embargo, te diré algo, si das una actuación sobresaliente en la próxima pelea, pasaré todo un día contigo.”

“¡Bueno! Definitivamente, absolutamente, tendré un rendimiento sobresaliente la próxima vez. Entonces, Oto-san, ¡prométele a Kuina eso también!”

“Sí, es una promesa.”

Los dos unimos los dedos para expresar la promesa que hicimos. En otras palabras, hicimos un juramento de meñique.

Tal vez se debió a su alegría, pero Kuina estaba sacudiendo su cola esponjosa de un lado a otro.

Honestamente, si pudiera encontrar un día para pasar con ella, lo haría sin ninguna condición, pero eso sería injusto para Rorono. (Lalo: y hay alguien que estaba preparando la artillería anti planeta por eso)

Tenía que prestar atención no solo a Kuina, sino a todos mis otros monstruos también. Ser un Señor Demonio es bastante difícil.

Después de que salimos de la sala de cristal, usamos una matriz de transferencia proporcionada por los monstruos de Stolas. Este conjunto nos llevó a la entrada de la mazmorra. A partir de ahí, nos dirigimos a un área exterior desprovista de gente.

Para que supieran que íbamos a la mazmorra de Stolas a echar una mano y no fugarse, hicimos uso de su monstruo e incluso voló a gran altura. Como otra precaución, también hice que mis monstruos se escondieran en mi [Almacenamiento].

En el camino a casa sin embargo, tales precauciones no eran necesarias.

Y entonces, saqué los dos Dragones Obscuros de mi [Almacenamiento]. De esta manera, los monstruos a los que no les gustaba estar en el Almacenamiento no tenían que aguantarlo.

En cuanto a Stolas, que aún dormía, la colocaron en la parte posterior de Enlil el Bahamut.

“Rozelitte y todos los monstruos [Viento], gracias por despedirnos. Estoy seguro de que Stolas también estaría satisfecha. Sin falta, su maestra estará sana nuevamente y regresará en poco tiempo.”

“Por favor, cuida de Stolas-sama. Una vez que se despierte, por favor dile que estamos protegiendo su mazmorra, así que en lugar de preocuparte por ello, debería dedicarse a mejorar.”

“Está bien, le diré eso,”

Incluso después de eso, los muchos monstruos [Viento] que estaban reunidos aquí todavía me hablaban. Solo muestra cuánto Stolas era amada.

Después de un tiempo, las cosas finalmente se calmaron y pudimos irnos.

“Bueno, vamos”

“Yay ♪”

“Sí, volvamos a casa.”

Montando en el mismo Dragón Obscuro que yo estaban Kuina y Aura. Kuina estaba de buen humor y me estaba abrazando por detrás. El hecho de que ella estuviera de buen humor me hizo feliz.

En cuanto a Duke, él estaba montando en Enlil. Aparentemente, los dos dragones tenían algo de qué hablar.

Y así, los Dragones Obscuros y Enlil batieron sus alas.

Un viento agradable rozó mi mejilla.

Después de un rato de volar, mi corazón palpitaba fuerte y de repente me sentí caliente.

Me he olvidado de esta sensación.

“Oto-san, ¿por qué estás mirando tu mano? ¿Hay algo mal?”

“… parece que mi poder mágico finalmente ha regresado. Puedo usar los poderes de [Creación] de nuevo “.

“¡Sí! ♪ ¡Kuina está tan contenta! ¡Puedes hacer cosas increíbles otra vez!”

Al contrario de lo que Rorono podría decir, le era imposible crear algo de la nada.

Nuestra producción de químicos especiales que podían convertirse en pólvora y materiales de armas dependían de [Creación] ya que algunos de esos químicos, como los metales raros, no podían encontrarse en este mundo.

Debido a la pérdida temporal de mi poder mágico, la investigación de Rorono no ha progresado, mientras que nuestra producción de armas y producción de explosivos se detuvo. (Lalo: habérmelo dicho antes, yo me enviaba a mi niña un carguero espacial lleno de lo que me pidiera)

Sin embargo, a la vuelta de mi [Creación], se reanudarían de inmediato.

“Buen momento también. Ahora podré agregar más cartas en mi mazo para la reunión con el Señor Demonio [Negro] dos días después-”

Por hacer lo que quieras, te haré pagar.

Traductor y editor: Lalo

(Lalo: ahí lo tienen, final de volumen, así que a no dar lata, sé que pudo salir antes, pero el martes estaba jodido y ayer salí con mi madre fuera.

Por cierto, sí se me hizo la computadora, me lleva en unas semanas, pero vieran el pinche martirio, ya no me la querían hacer como quería y casi se me seba todo, al final terminó todo bien, aunque estoy quebrado XD, a ver si saco algo con unos prototipos que haré.

Y pues, qué les diré, el descanso se siente raro, es extraño no tener estrés suficiente para tirarte el pelo.

Y bueno, con los peces no hay fotos, me dio flojera tomarles fotos, con decirles que están bien es suficiente.

Y pues nada, creo que ando medio cansado y enfadado, así que no seguiré, suerte a todos y saludos.)

Índice