Just Loving You ~ Capitulo 15: Risa POV: La calidez en mis manos ~

No sabía si mi corazón latía rápidamente porque había pasado un tiempo desde la última vez que había visto el mar o porque Yumi estaba a mi lado.

Me cambié y usé un traje isotermico sobre mi ropa. Cuando inserte los brazos por las mangas,

“Risa, sin mis lentes, no puedo ver muy bien … Además, todos usan la misma ropa, así que no sabré quién es quién …”

Dijo Yumi, mientras ella tímidamente se quitaba las gafas.

“Siempre estaré sosteniendo tus manos, así que está bien.”

La cara de Yumi se puso roja, y la mía también se volvió más cálida; las dos probablemente nos sonrojábamos.

“Eh … ¿estás segura?“

“¿No estábamos tomadas de la mano hasta ahora?”

Como no quería que ella viera mi cara roja, bajé mi cabeza mientras decía eso. La cara de Yumi se volvió cada vez más roja; era tan linda que no pude hacer nada al respecto.

Después de cambiar nuestra ropa, guardamos nuestras pertenencias, y Yumi se ató el pelo con una cola de caballo. Como la cara de Yumi es redonda, le quedaba aún mejor que su peinado habitual recto.

“Es raro que te ates el cabello”

“Pero si no lo ato, mi cabello puede descontrolarse”

Por alguna razón, quería burlarme a Yumi, que todavía tenía la cara roja.

“Eres más lindo de esa manera ¿sabes?”

Lo dije casualmente, y Yumi repentinamente cubrió su cara con sus manos. – De los espacios entre sus dedos, su piel era tan roja como una cereza.

Esa fue mi culpa, o al menos eso pensé, pero era tan linda, mis esfuerzos desesperados por contenerme fueron inútiles.

La parte inicial fue el tiempo libre, entonces con Yumi, logramos muchas cosas que “queríamos hacer “.

La arena era bastante suave, por lo que podíamos cavar fácilmente un agujero en el que entraríamos. Yumi se acostó dentro, tome arena y la enterré. Desde la cabeza de Yumi que quedó expuesta, vino “¡Waah, es tan raro!” Y la vi como si estuviera brillando.

Yumi salió de la arena y entramos al mar. Varios pasos adentro, estábamos sumergidas hasta nuestras cinturas. La mano que sostenía la mía se fue y volvió de una manera diferente. Enredamos nuestros dedos, un gesto de amantes. Cuando me di cuenta, mi cara se puso tan caliente que incluso si la ponía en el agua no la enfriaba.

“Lo siento, pero es un poco embarazoso …”

No podía soportar más, así que tuve que levantar la bandera blanca. Ella entonces dijo:

“Claro, entonces, ¿debería detenerme?”

Ella inesperadamente respondió fácilmente y comenzó a soltar mi mano, pero por alguna razón, pensé que no quería que se detuviera.

“No me molesta … me gusta”

Puse más fuerza en mis dedos. La calidez de nuestras manos que todavía estaban unidas podía sentirse incluso bajo el agua.

“No somos solo「 amigas 」después de todo”

Finalmente encontré la respuesta. La cara de Yumi se sonrojo de repente. Ella entrelazó su otro brazo con el mío, y su rostro se acercó al mío.

“Risa, te amo”

Hacía tanto calor dentro de mi cuerpo; Sentí que estaba a punto de derretirme. Desde que Yumi se convirtió en mi “Amante”, ella se convirtió en una existencia irresistible. Sabía mucho sobre Yumi, pero no pensé que fuera lo suficientemente cercana; Me estaba ahogando en Yumi.

Llegó nuestro turno para el bote banana y yo monté detrás de Yumi. La aceleración fue más rápida de lo que esperaba. Era como una montaña rusa y quería gritar. Desde los serpenteantes y bruscos giros hasta los vientos huracanados, nadie se cayó al mar y el viaje terminó de forma segura.

Cuando salimos del bote, “¡Fue aterrador ~!” Y me abrazaron. Palmeé a Yumi que casi iba a llorar. Cuando sentí que se había calmado, separé mi mano y dije “Ven aquí.” Ella agarró mi mano, y nos sumergimos más profundamente en el mar. Estábamos en un área donde nuestros pies apenas podían alcanzar la arena, y no había nadie más. La cara de Yumi se acercó, – ah, cerré los ojos. Aunque hacía frío dentro del mar, nuestros cuerpos se abrazaron mutuamente. Incluso cuando nuestros labios se separaron, nuestros cuerpos se mantuvieron en contacto.

“Risa … eres tan cálida …”

De alguna manera, incluso más que antes, mis mejillas se sonrojaron.

“Me alegro. Si nos quedamos demasiado tiempo en el océano, nos resfriaremos”

“Sí, es por eso que estoy feliz”

Mi corazón se iba a derretir. Yumi estaba envolviéndome suavemente, calentándome. Sentí que ya no podía soportar el separarme de Yumi.

“¿Deberíamos regresar? Es casi nuestro turno de ir a bucear.”

“S-sí.”

Nuestro entendimiento de amantes, estábamos bastante acostumbradas, pensé. Incluso después de esto, quería aumentar de recuerdos con Yumi por siempre.

The Goddess Loves you.

Índice