Gaikotsu Kishi-sama Tadaima Isekai e o Dekake-chuu Epilogo Vol. 5: Epilogo

A A A


Editor: Hamlet


El Santo Imperio Leburán, de la región oriental del Continente Norte.

La capital imperial de Habaren fue verdaderamente el centro de esta gran nación, gracias en gran parte a las varias carreteras principales que la conectaban con el resto de la nación.

Actualmente, un escuadrón fuertemente armado viajaba por la carretera del sureste.

Había unas pocas tropas montadas liderando el grupo, pero el escuadrón estaba compuesto en su mayoría por infantería que custodiaba el carruaje tirado por caballos y las numerosas carretas que lo seguían.

El escuadrón marchando por la carretera creó una vista realmente grandiosa.

Cerca del centro del grupo había un lujoso carruaje tirada por cuatro caballos.

El carruaje negro estaba adornado con el escudo de la familia imperial Valetiafelbe, los actuales gobernantes del imperio.

Sin embargo, sólo dos criadas estaban en el lujoso carruaje, el emperador no se veía por ningún lado en su interior.

Lejos del lujoso carruaje casi vacío, una caballería de treinta hombres equipados con excelentes sillas de montar se transportaba sin ocultamientos.

Dentro de este grupo, un hombre tomó las riendas de un maravilloso caballo negro.

Un joven jinete pelirrojo llevaba un uniforme militar ligeramente menos ornamental que el otro jinete de la formación.

Su nombre era Domiciano Leburan Valetiafelbe.

El joven emperador del Santo Imperio Leburano.

Un hombre grande de mediana edad se acercó a Domiciano y le habló al oído del emperador con una expresión preocupada en su cara.

“Majestad, ¿está todo bien? A pesar de estar dentro de nuestro propio territorio, ¿qué pasa si un asesino nos embosca mientras tú estás al descubierto?”

Domiciano simplemente se rió cuando escuchó eso.

“Como dijiste, aún estamos en nuestro territorio. No hay necesidad de estar tan nervioso. Además, la caja de atrás tiene una etiqueta grande con mi nombre, ¿quién esperaría que me mezclara con los soldados? Hehehe.” (NT: Por caja se refiere al carruaje)

“No, eso es… hmm, supongo que si”

El hombre de mediana edad luchó por decir algo en contra de la declaración del emperador.

Domiciano simplemente encogió sus hombros ante las preocupaciones del hombre.

“Permanecer dentro de ese carruaje es bastante tedioso. Además, mi bienestar es para lo que estás aquí, ¿cierto?”

La sonrisa del emperador se volvió más traviesa al mirar hacia el hombre de mediana edad.

“¡Sí! ¡Por supuesto, Su Majestad! Nosotros nos apostaremos nuestras vidas…”

Cuando el hombre intento que Domiciano inclinara su cabeza mientras todavía estaba a caballo, el emperador empujó la fusta de su jinete en su garganta. (NT: La fusta es una vara flexible y en el extremo tiene una trencilla de correa. Con la que le pegan a los caballos para que galopen)

“Detente, detente. ¿Piensas entregarme? Hihihi”

El hombre inclinó levemente su cabeza mientras el emperador se reía de él.

Como una forma de cambiar el tema, el hombre miró atrás a las fuerzas detrás de ellos.

“Es asombroso que el ejército tuviera veintidós mil tropas de sobra…”

El emperador sonrió ante la declaración del hombre y asintió con la cabeza.

“Personalmente me aseguro de que la campaña de Tishen vaya bien. Ese viejo del oeste tiene el culo enraizado en su silla y nunca se aventuraría en el frente. Es hora de acabar con él”

La gente que le rodeaba asintió con la cabeza ante la declaración del emperador.

Sin embargo, el hombre de mediana edad sólo gimió.

“El General Keling del ejército del sur será el primero…”

“Jejeje, ha pasado un tiempo. Me aseguraré de traer su cabeza de vuelta a Verumoas como regalo por cuidar de la capital”

La mano de Domiciano cayó a la espada en su cintura mientras hacía flotar una sonrisa sin miedo después de hacer esa declaración.

El emperador acababa de implicar que mataría al general con sus propias manos.

El hombre de mediana edad se dirigió hacia el valiente joven emperador y miró hacia el cielo occidental y las batallas venideras.

“Incluso si veinte mil soldados se enlistan en el ejército, seguirá siendo una lucha difícil”

“Hmm, la operación actual debería haber hecho que Aspania se moviera. Esos tipos deberían haber aprovechado la oportunidad para probar los límites de su lado. Occidente no puede darse el lujo de mover sus otros ejércitos por el momento”

Una vez terminada la conversación, los rincones de la boca del emperador Domiciano se elevaron mientras miraba hacia las lejanas batallas.


La mayoría de los humanos en el Continente Norte son seguidores de la religión Hiruku.

La persona que estaba en la cima de la religión era el Papa de la Teocracia Hiruku. La teocracia fue rodeada por los reinos de Delfrent, Nozan, y Salma y fue separada del gran imperio Leburan por un canal estrecho.

La capital de la Teocracia Hiruku había sido construida en la base del Monte Arthus de la Cordillera de los Rooteos, principalmente por la facilidad de acceso al enorme depósito de mithril que albergaba la montaña. ( NT: Aca cambio el nombre de la cordillera)

Una enorme catedral que había sido construida sobre el acantilado con vistas que descansaba a medio camino del Monte Arthus.

Se la conocía como la Cátedral de Arthus.

Esta catedral actuó como residencia del Papa Thanatos Shirubiwes Hiruku.

Sin embargo, el número de los que podían pisar los suelos del santuario era extremadamente limitado.

La lujosa decoración del interior de la catedral mostraba la fuerza de la iglesia… una cierta habitación construida en la parte trasera de la catedral era particularmente hermosa.

El techo era tres veces más alto que el de una casa común, cada pulgada del piso estaba cubierta por una alfombra bordada y cada mueble había sido hecho a mano por hábiles artesanos.

La pieza central de la sala era una gran mesa circular en la que se sentaban seis personas vestidas con un lujoso atuendo y conversando entre ellas.

“Aparentemente, el Cardenal Industria, que había sido puesto a cargo de la colonia Tajiento en el Continente Sur, fue asesinado”

El último orador, que era un hombre en sus treinta, tenía una sonrisa bastante bien amable en su cara, el pelo negro bien cortado, y llevaba una pesada y modificada túnica de sacerdote.

Era nada menos que el cardenal Palermo Avaritia Liberalitas.

En la Teocracia Hiruku, los que recibieron uno de los siete nombres cardinales trabajaban directamente bajo el Papa, y este hombre había recibido el nombre de Liberalitas.

Sin embargo, no era el único cardenal presente.

Un hombre de complexión considerable resopló con la nariz ante el comentario de Liberalitas.

Tenía unos ciento noventa centímetros de altura, una barba rubia, y su físico le hacía creer que llevaba un uniforme militar en lugar de la túnica que llevaba puesta.

Sin embargo, su expresión era demacrada y grandes ojeras descansaban bajo sus ojos.

“Hmph……. Charos era el más débil entre nosotros……. Ser derrotado por un don nadie sólo avergüenza a los cardenales. Ese hombre siempre estaba desmotivado. Ya que la sede de Industria está vacía, aconsejaré al Papa que coloque en ella a una persona más capaz”

El hombre que expresó sus quejas fue el cardenal Marcos Invidia Humanitas.

La única mujer en la habitación se rió de su sugerencia antes de hablar.

“Ara, ¿estás insatisfecho con las selecciones del Papa? ¿Has perdido el destino en el juicio del Papa?”

A pesar de sus gráciles facciones y su cabello rubio, la mujer vestía ropa reveladora blanca que enfatizaba sus grandes senos, y el dobladillo de su falda se deslizaba hasta un nivel casi obsceno mientras se sentaba con una de sus piernas cruzada sobre la otra.

Miró a los ojos del cardenal Humanitas con una sonrisa cautivadora.

“No quise decir eso, simplemente estoy señalando la incompetencia de Charos…”

A pesar de su gran complexión, el cardenal Humanitas luchó por encontrar las palabras correctas mientras miraba alrededor de la sala, sólo dando un suspiro de alivio después de confirmar que el Papa Thanatos no estaba aquí.

Las arrugas de un viejo canoso se hicieron más pronunciadas cuando cerró los ojos después de ver la escena.

“Sólo aquellos que pueden soportar las bendiciones del inframundo pueden obtener el asiento de un cardenal. No hay problema con sus decisiones, dado el limitado número de candidatos. Incluso si la evidencia actual sugiere que la persona seleccionada no pudo cumplir con las expectativas del estado”

El hombre se cruzó de brazos después de hablar, su edad estaba en los cincuenta.

Sin embargo, a pesar de que llevaba lujosas túnicas sacerdotales, el duro musculo debajo del cuello insinuaba un físico más impresionante que el del Cardenal Humanitas.

Su nombre era Cardenal August Ira Paciencia.

El Cardenal Humanitas estaba abiertamente enojado por ese comentario.

“¿¡Qué!? ¿¡Estás insinuando que no estoy en condiciones de mantener mi asiento!?”

“Nadie dijo eso. ¿Hay algo que no sepamos que nos haga pensar eso?”

El Cardenal Paciencia hizo esa pregunta con calma después de cerrar los ojos.

“¿Qué tal si paramos esta conversación en particular por ahora? Ustedes, cabezas de musculo, continuarán yendo y viniendo con esto si se lo permitimos. En cualquier caso, me interesa el caballero blanco y plateado que derrotó a Charos”

El individuo de lengua aguda que rompió la discusión era, en marcado contraste con los otros dos hombres, un hombre delgado con gafas de montura negra. Eso, combinado con su cabeza afeitada, le hacía parecer el más adecuada para llevar una túnica.

Este hombre era el Cardenal Bart Superbia Humilitas.

Mientras jugueteaba con el opaco anillo de hierro intentó dirigir la conversación hacia el hombre que mató a Charos.

“¡Bien, haz lo que quieras!”

“Hmph!”

Tanto el Cardenal Paciencia Y el Cardenal Humanitas dirigieron su ira hacia Humilitas, mientras que la Cardenal Castitas se encogió de hombros y planteó otro tema.

“Por cierto, ¿qué es lo que has estado haciendo?”

A pesar de que habló de manera coqueta, el Cardenal Humanitas no le prestó atención, sino que mostró gran placer al recibir la pregunta en sí.

“¿Esto? Este es un objeto creado en el Imperio Oriental. Lo llaman el [Ring of Submission] (Anillo de sumisión). Esto les permite controlar a los monstruos”

La explicación del Cardenal Humanitas hizo que la Cardenal Castitas recordara algo sobre el lugar que había visitado recientemente.

“Ah, sí, el Cardenal Humanitas visitó el magisterio del Santo Imperio Leburano”

“Los visité personalmente porque los que estaban a cargo no les iba muy bien últimamente”

Después de dar una respuesta satisfactoria la Cardenal Castitas, el Cardenal Humanitas se encogió exageradamente de hombros y miró a las otras cinco personas en la sala.

Sus ojos se detuvieron y enfocaron a una persona en particular.

“¿Cuánto tiempo vas a estar sentado ahí comiendo?”

El Cardenal Humanitas se levantó las gafas y gritó al niño que había estado llenándose la boca desde el comienzo de la reunión y que aún no había dicho una sola palabra.

El niño fue en realidad uno de los varios cardenales, el Cardenal Tismo Gala Temperantia.

Sin embargo, el chico solo pareció confundido por un momento antes de reanudar su comida sin responder.

El otro cardenal colectivamente se encogió de hombros y suspiró.

“Parece que se llevan bien…”

Se escuchó una voz calmada diferente entrando en la habitación.

Los seis cardenales se levantaron de la mesa y se arrodillaron al escuchar la voz.

“Nos honras con su presencia, Papa Thanatos”

El hombre, cuya entrada no había sido detectada, asintió al saludo de los cardenales antes de sentarse en una silla elevada en la mesa redonda.

El Papa llevaba un conjunto de túnicas más espectaculares que las que llevaban los cardenales y sostenía un cetro decorado que representaba su poder.

Sobre la cabeza del Papa había una mitra con múltiples símbolos sagrados cosidos en ella que sólo él podía llevar. El velo de la mitra ocultaba totalmente la cara del Papa. (NT: La mitra es el gorro que usan altos rangos de la iglesia)

Los seis cardenales continuaron arrodillados cuando el que unió a la Teocracia Hiruku, el Papa Thanatos Shirubiwes Hiruku, tomó su asiento.

Después de mirar a la gente reunida detrás de su velo, el Papa Thanatos comenzó a hablar.

“Todo el mundo parece estar reunido. Ya deberían haber sido informados de que el Cardenal Industria ha sido asesinado en el sur del continente”

El Papa se detuvo un momento para volver a mirar a su alrededor antes de continuar.

“Aún cumplía con sus deberes lo mejor que podía. El territorio de Tajiento del Imperio de Occidente estaba fuertemente dañado, pero considerando que la destrucción podría haber sido potencialmente más devastadora, no podríamos haberle pedido más”

Una risita cansada se las arregló para pasar el velo.

Los Cardenales estaban totalmente sorprendidos por esto.

“El equilibrio entre los imperios ha cambiado a favor del Este. Es posible estimular seriamente las cosas en Delfrent, Nozan y Salma mientras esta ventana permanece abierta. Todos, por favor”

“Entendemos”

Los Cardenales volvieron a bajar la cabeza y respondieron al unísono.

El Papa asintió con satisfacción antes de levantarse y salir de la habitación.

La risa apagada del Papa fue el único sonido que se escuchó al salir de la habitación.

“…Un gran evento finalmente ha llegado. Hehehe”

Mientras la risa del Papa continuaba saliendo, asustó a un pequeño pájaro en una ventana cercana y lo envió volando hacia el cielo por encima de la cordillera.

Sin embargo, se empezaron a formar nubes oscuras sobre la Cordillera Rooteos.


Opinión de Silver

Sabes, un hombre menor alardearía del hecho de que tenía razón sobre algo dudoso, pero yo estoy por encima de hacer tal espectáculo (cierra el puño y da volteretas alrededor de la habitación después de escribir esto). De todos modos este era un buen volumen. Es obvio que la V5 actuó como preparación para la siguiente fase de la historia. Para llevar a Arc al futuro campo de batalla, tuvo que oponerse a una de las principales facciones. Elogiaré al autor por usar a Chiome como catalizador para ese desarrollo en lugar de crear algo arbitrario para Arc para llegar hasta allí él mismo. Más allá de eso, obtuvimos algunos fragmentos del desarrollo del personaje, con Arc comenzando a imponerse más y su continuo esfuerzo para superar sus defectos. El único problema que tuve, es que la construcción del mundo parecía ser poco profunda y podría haber usado más sustancia.


Opinión Hamlet: Bueno, ya me imaginaba esto desde el anterior volumen. Recuerdan a el domador de monstruo?? Bueno me imagine que la iglesia estaba detrás de todo. A mi opinión fue un buen volumen y Chiome tuvo mas participación, contándonos más acerca de su pasado.

Y ya con este epilogo nos damos cuenta que Arc tiene muchos desafíos por delante: La iglesia y el Imperio. Bueno miremos a ver que tal se desarrolla.

Por cierto les tengo una noticia, me di cuenta que Choquetranslations tradujo el volumen 6 —> https://choquetranslations.wordpress.com/ Ahi pueden encontrar el PDF.  Asi que agradezco al traductor de choquetranslations por el tiempo que dedico para traducir el volumen 6 y he decidido continuar el volumen 7 de la novela saltandome el 6. Ya que a mi opinión, no vale la pena traducir algo que ya esta traducido, aparte de que la traducción es buena y tengo más proyectos encima… (No he leído el volumen 6 de Gaikotsu por Choque, pero era un lector de sus novelas cuando era mas activo y su traducción era buena. Luego editare el indice de Gaikotsu con el link de la pagina del volumen 6)

Se preguntaran y cada cuanto publicaras el capitulo: Bueno, pienso sacar entre 1 y 2 capítulos a la semana.

Piensan sacar PDF: Lalo ha estado pensándolo y hasta donde lo se hay una alta posibilidad, aunque si saco PDF de Gaikotsu seria con el apoyo de alguien.

La mala noticia es que el autor decidió dejar la novela con un final abierto en la WN en el volumen 8 ya que decidió hacer una nueva WN, pero aclaro que la historia continuara en la LN. Así que si el traductor al ingles piensa continuarla, la continuare yo también.

Sin nada más que decir, gracias por leer. 🙂

Traductor: Hamlet


 

Índice