Gaikotsu Kishi-sama Tadaima Isekai e o Dekake-chuu Capitulo 22: El colapso de Tajiento parte 1


Editor: Hamlet


Suspiré mientras miraba la ciudad de Tajiento desde el techo de un edificio.

“¿Adónde fue Chiome Dono? …no tengo idea”

Ocasionalmente usaba [Dimensional Step] para investigar el área cercana mientras murmuraba quejas. También tomé nota de los múltiples incendios que estaban brotando por toda la ciudad.

Cada vez que encontraba a uno de los no-muertos armados, lo atacaba desde la azotea con magia, mientras me preguntaba cuántos eran. Ya debo haber aplastado a más de cien de ellos.

También maté a otro gigante en el camino.

Aunque fue más difícil sin aliados, la victoria fue fácil de obtener una vez que tuve la oportunidad de usar [Sword of Judgement]

El esfuerzo fue mínimo, pero los efectos fueron óptimos.

Mientras pensaba en esas cosas, Ponta de repente empezó a ladrar.

“¡Kyun!”

“¿Qué pasa, Ponta?”

Miré a mi alrededor mientras hacía esa pregunta y encontré otro gigante.

Como tenía una buena vista desde los tejados, pude localizar fácilmente a los gigantes.

Sin embargo, la situación sobre el terreno es desconocida en su mayor parte.

Como la mayoría de los edificios en Tajiento tenían tres pisos de altura, los gigantes de seis metros de altura no podían esconderse en la sombra de los edificios, pero con mi línea de visión reducida a una cuadra de la ciudad era difícil decir lo que estaba pasando.

Hubo situaciones en las que un techo había sido destruido, impidiendo mi progreso. Otras veces el techo se derrumbaba bajo el peso de mi armadura y yo aterrizaba en un ático.

Me quedé totalmente en silencio mientras observaba al gigante, y comencé a pensar que correr a lo largo de los tejados con armadura de cuerpo entero no era la mejor idea.

Con ese pensamiento en mente, me concentré en la espalda expuesta del gigante.

“[Dimensional Step]!”

Cubrí unos trescientos metros para acercarme a la espalda del gigante y lancé un ataque preventivo.

“[Sword of Judgement]!!”

Una espada de luz apareció desde debajo de los pies del gigante, empalando directamente a través de su trasero hasta que la punta pudo ser vista a través de su boca.

Cuando la espada de la luz se rompió, el cuerpo del gigante se inclinó hacia adelante y cayó del techo a las calles de abajo.

Pero desde aquí podría decir de que aún respiraba un poco. Qué vitalidad.

Sin embargo, mis preocupaciones eran en vano desde que un grupo de no-muertos armados llegó para dar el golpe de gracia.

“…No tengo idea de cuál es el objetivo de estos tipos”

Inicialmente, estos esqueletos blindados habían estado atacando a los soldados y ciudadanos de Tajiento.

Mi primera impresión había sido que estaban atacando Tajiento, usando la conmoción causada por los gigantes negros que el amigo de Chiome, Sasuke, había atraído a este lugar como cubierta.

Había la posibilidad de que el propio Sasuke hubiese planeado el asalto a esta ciudad, pero aún quedaba la cuestión de cómo acabó convirtiéndose en un no-muerto tras su desaparición.

Lo único que sabía con seguridad era que era el antiguo compañero de Chiome.

Si alguien hubiera traído tanto a los gigantes como a los esqueletos blindados a esta ciudad, no deberían haberse atacado entre ellos.

Aún existe la posibilidad de que las cosas no salieran según lo planeado.

Si liberas a los tigres y a los lobos para que atacaran al mismo objetivo, siempre había la posibilidad de que se pelearan entre ellos.

Sin embargo, ocasionalmente veía un grupo de esqueletos blindados que permitían a los ciudadanos pasar sin atacarlos.

¿Podrían haber sido humanos que sólo llevaban el mismo tipo de armadura?

Aún así, nunca dudé en lanzar un hechizo contra alguien con armadura cada vez que los veía despiadadamente cortando humanos o bestias. ¿Qué está pasando en esta ciudad?

Después de que los esqueletos blindados habían acabado con el gigante, comenzaron a buscar otras presas.

Arranqué una teja y la dejé caer frente al grupo.

El azulejo se rompió ruidosamente una vez que golpeó la calle de piedra de abajo. Aunque llamó su atención por un momento, rápidamente continuaron moviéndose por la calle.

Por lo que parecía, no había humanos dentro.

Aunque reaccionaron al sonido, no se detuvieron para confirmar de dónde venía el sonido.

“Esto se está volviendo más y más confuso…”

Tuve que hacerlo, pero ese pensamiento quedó en suspenso cuando oí el rugido de otro gigante.

El sol casi se había puesto y el atardecer ya estaba entrando.

Cuando el gigante volvió a rugir, los gritos de los humanos lo siguieron.

Ponta comenzó a sacudir su cola furiosamente sobre mi cabeza cuando oyó el rugido del gigante.

Giré la cabeza en la dirección que Ponta estaba mirando para localizar la fuente del rugido.

Lo que vi fue una calle principal que conducía hacia el centro de la ciudad que albergaba una gran propiedad.

Un enorme complejo que contenía dos edificios que se elevaban hacia el cielo. Aunque la estructura y los tamaños eran un poco diferentes, el edificio me recordó a uno que vi en el Imperio Oriental, Leibnitz.

Ese edificio fue probablemente la iglesia Hiruku. El recuerdo de cuando usé magia invocando cerca de uno de ellos aún estaba fresco en mi mente.

Había varios gigantes caminando por la calle que conducía a la iglesia.

Aunque eran del tamaño de un grano de trigo de aquí, había gente huyendo de los gigantes en esa calle. Miré hacia otro lado y miré hacia el cielo.

Una vez que la noche esté completamente asentada, sería mucho más difícil usar magia de transferencia aquí.

Mi propósito original era aprovechar el caos de esta ciudad para liberar a los esclavos beastmen, pero esta ciudad sufriría una cantidad incalculable de daños si estos gigantes fueran dejados a su suerte.

No, el daño ya estaba hecho y seguía extendiéndose. Desde aquí pude ver a siete gigantes que se dirigían hacia la iglesia.

Después de dar un gran suspiro levanté el [Sword of Holy Thunder] y agarré el [Holy Shield of Teutates] con mi mano izquierda y probé su peso.

“¡Kyun!”

Sintiendo la batalla que se avecinaba, Ponta se movió rápidamente desde lo alto de mi cabeza y se envolvió alrededor de mi cuello. Su cola terminó bloqueando mi ojo derecho, así que hice un ajuste rápido.

“Vamos…”

Con una última señal, invoqué [Dimensional Step] y me trasladé al techo de un edificio cercano a la iglesia y eché un vistazo alrededor.

La iglesia era probablemente el edificio más grande de la ciudad y superaba a las iglesias del Continente Norte en términos de belleza.

La parte más distintiva de esta iglesia tenía que ser el alto muro construido a su alrededor.

Nunca me había topado con una iglesia amurallada en este mundo. Recordé que las iglesias debían tener ambientes abiertos y acogedores.

Bueno, este era un mundo diferente después de todo.

La iglesia probablemente había sido el lugar designado para la evacuación cuando la ciudad aún estaba en construcción.

La gente que fueron perseguidas por los gigantes se precipitó a la puerta de la iglesia mientras el pandemonio se desataba a su alrededor.

Los gigantes negros que corrían detrás de la gente atrapaban a los corredores más lentos y bailaban mientras se los llevaban a la boca del pecho. Podía oír como lo masticaban desagradablemente desde aquí.

Sólo con ver esta escena me sentí mal.

Los que huyeron dentro del muro de la iglesia no pudieron encontrar la caja fuerte que habían estado buscando.

Uno de los gigantes que había estado persiguiendo a la gente golpeó su mazo de piedra contra la pared de la iglesia con todas sus fuerzas.

Los gritos eran ensordecedores.

El gigante que derrumbó la sección de la pared comenzó a pisotear a los humanos que se habían refugiado allí mientras se reían.

Aunque no podía ver lo que pasaba más allá de la pared, los gritos y maldiciones que llegaban a mis oídos transmitían una imagen vívida.

Cuando miré mi mano derecha me di cuenta de que había empezado a temblar en algún momento.

Este espectáculo espantoso me asustaba. ¿Cómo?

Cuando recordé lo que había hecho para ayudar a ese niño y a su madre, apuñalé mi espada en el techo, me quité el casco y me toqué la cara.

No había la frialdad habitual de los huesos duros allí.

Lo que sentí fue definitivamente piel.

Los efectos del agua termal aún estaban activos.

La razón por la que me estaba congelando era porque mi sentido del miedo había sido restaurado junto con mi cuerpo. Al restaurar mi cuerpo dejaría de lado mi capacidad de actuar.

Empecé a apretar el puño varias veces para calmar mis nervios.

No importaban las altas especificaciones que tuviera mi cuerpo, eran inútiles a menos que tuviera la voluntad de usarlas. Una risita burlona se me escapó de los labios.

“¿”Kyun”?

Ponta se desenrolló de mi cuello y me miró con preocupación.

“… No es nada, Ponta. Esta debería ser una buena experiencia. He estado entrenando mi corazón si alguna vez me encuentro con un enemigo en este estado…

Intenté consolarme a Ponta y a mí mismo cuando lo dije, y luego golpeé los lados de mi casco después de ponérmelo.

“…Okay”

Sacando del techo la [Sword of Holy Thunder], empecé a escoger diferentes habilidades y estrategias para usar en la próxima batalla.

Decidí atacar primero al gigante que estaba ligeramente separado de los otros.

El ataque sorpresa fue la base de la estrategia después de todo.

… Ahora que lo pensé, la primera pelea en la que participé fue en el ataque sorpresa que lancé contra un grupo de bandidos.

Aunque tenía muchas habilidades, pude gradualmente adquirir la experiencia necesaria para utilizarlas.

Elegí el lugar detrás del gigante, levanté mi espada e invoqué mi hechizo.

“[Dimensional step]!”

Me trasladé detrás del gigante, al techo de un edificio cercano, e intenté mantener mi espada lo suficientemente estable como para invocar una habilidad.

Pero antes de poder hacer algo, la voz fuerte de un hombre podía ser escuchada desde la iglesia.

[Hahhahahhaa!! ¡¿Tienes la audacia de entrar en mi casa y destruirla?!]

La voz resonó en el fondo de mi estómago, creando una fuerte sensación de malestar.

A pesar de que la voz en sí misma sonaba un poco infantil, no hacía más que aumentar la extraña sensación.

“¡¡Ya estaba furioso!! ¡¡Todo será destruido!!!

Después de que la extraña e infantil voz se extendió por el área como una ola, otra sección de las paredes de la iglesia fue repentinamente volada.

La gente que había estado corriendo alrededor caóticamente para escapar de los gigantes, ahora estaban concentrados en la enorme sombra que se acercaba desde el otro lado del muro.

Lo que emergió de la nube de polvo fue una masa fea y deforme que se rió alegremente mientras empezaba a masacrar a los gigantes uno después de otro.


Traductor: Hamlet


 

Índice