Just Loving You ~ Capitulo 2 ~

Yumi PoV – Una forma de valentía


Me pregunto qué debería hacer. Nunca he estado tan nerviosa en toda mi vida. El sudor que cae por mi espina no es por el calor.

Ya no puedo oír ningún sonido desde la entrada. La lección de entrada debería haber terminado hace aproximadamente una hora, por lo que las únicas personas que quedan deben participar en las actividades de su club en sus respectivas áreas.

Envolví mis sentimientos en un envoltorio blanco como el corazón puro de esa chica. Usar una estrella como sello, representar lo que ella significa para mí y evitar que sea leída por cualquier otra persona.

El sonido de la caja de zapatos se hizo eco a través de la entrada vacía. Miré el estante superior y coloqué suavemente mis sentimientos sobre sus mocasines.

Todo se volvió silencioso después de que cerré el casillero, mi mente se llenó de recuerdos de la primera vez que la vi. Lo recuerdo como si fuera ayer, de repente saltó frente a mis ojos y desde ese momento, dentro de mi corazón, su existencia se había agrandado.

Debido al trabajo de mis padres tuvimos que mudarnos del campo a la ciudad y tuve que tomar el examen de entrada para esta escuela. Hasta entonces no tenía amigos en la escuela, tenía algunas personas con las que me podía llevar pero nadie que considerara un amigo. No podía evitarlo, desde que ingresé a la escuela sabía que terminaría así, pero no pude evitar sentirme un poco sola.

Sola en un lugar desconocido sin amigos, la idea de lo que podría pasarle a alguien como yo me hizo preocuparme por los próximos 3 años.

Pero al final, el tiempo hizo que las cosas funcionaran como siempre. No fui la única que se encontró en un ambiente nuevo, todos los demás, a pesar de permanecer en la misma ciudad, la mayoría de la gente se separó de sus antiguos compañeros de clase y amigos. Todos me dieron una calurosa bienvenida, así que en la clase también hice suficientes amigos. Ingresé en uno de los círculos de chicas y pasé la mayoría de los descansos conversando ruidosamente con ellos.

Esos momentos no duraron mucho ya que, en el segundo año, me separé de esas chicas con las que solía hablar y terminé sentada al borde de la habitación sola. Mi estado de ánimo dio un giro de 180º al darme cuenta de eso hasta que ella, que estaba sentada a mi lado, salvó a mi yo solitario del pantano interminable en el que me encontraba.

Las clases comenzaron sin preocuparse por mi estado de ánimo, “así que ya soy una estudiante de segundo año de secundaria”. Me obligaron a darme cuenta de ello. Con la prueba de revisión corta ya entregada, la clase comenzó a ser ruidosa al igual que en los tiempos de descanso. La hoja de respuestas fue devuelta y mientras estaba revisando las explicaciones, de repente escuché una voz desde el asiento vecino.

“Oye, ¿entiendes esta parte? Incluso mirando las explicaciones, no lo entiendo en absoluto. “

Era Risa-san, mi vecina. El problema que señaló estaba a punto de resolverse, pero olvidó algo.

“Ah, esta? Intenta usar la ley del coseno en el ángulo B- … “

Mientras miraba mi respuesta, traté de encontrar una manera de enseñárselo a ella de una manera comprensible. Por alguna razón no pude apartar los ojos de ella mientras Risa-san escribía cortésmente lo que le dije con un bolígrafo rojo.

“¡Oh! ¡Ahora lo entiendo!”

Ella me miró con los ojos muy abiertos, “linda”, no había nada más en lo que pensar, lo que me hizo entrar en pánico cuando traté de borrar la idea de mi cabeza, pero por mucho que lo intenté se me pegó a la cabeza y no conseguí pensar en otra cosa.

“¡Gracias, Yumi!”

Una palabra tan simple como eso hizo que mi corazón se saltara en panico.

“U-ummm, Risa … ..san?”

“Puedes llamarme Risa, todos lo hacen.”

El latido de mi corazón se aceleró, me pregunto ¿qué me está pasando?

“R-Risa … ..?”

Mi cara se enrojeció, no quería que ella lo viera, así que miré hacia abajo y escuché su voz emocionada.

“¡Si gracias!”

Estoy segura de que ella tenía una sonrisa amable, es lo que creo. Mi cara todavía se sonroja, así que no puedo levantar la cabeza, aunque estaba pensando algo así, la idea del rostro sonriente de Risa vino a mi mente y antes de que me diera cuenta mis ojos se encontraron con los de ella. No sé si esto es una coincidencia, pero el hecho de que incluso después de cambiar de asiento esté junto a mí me hace un poco feliz.


Farkas: Bueno amigos amantes del yuri, aqui les traigo una nueva novela que ya otro traductor la tenia pero por falta de tiempo no la podia seguir traduciendo, asi que… disfrutenla, esta novela promete…


Índice