Master Hunter K – Capítulo 77: Octava Compra en el Mercado Negro – Parte 1

Master Hunter K

Capítulo 77: Octava Compra en el Mercado Negro – Parte 1

 

“Oferta inicial 4000 y compra instantánea a 4500 por favor.”

Casa de subastas, Plan el Tiempo es Dinero.

Sungjin estaba subastando los artículos que había obtenido hoy, entregándoselos a los tres hermanos cerdo.

“Oferta inicial de 1500, compra instantánea de 2000 por este.”

“Entendido, señor Cazador.”

Un artículo de recompensa de incursión, y seis artículos de la caza de trolls; Siete artículos en total fueron subastados antes de que regresara a Noventa y Nueve Noches.
Caín saludó a Sungjin con un movimiento de cola.

“¡Woof Woof!”

Sungjin quería acariciar a Caín arrodillándose como siempre. Pero la cabeza de Caín estaba a su alcance sin tener que agacharse. Sungjin estaba asombrado.

(Cuando lo invoqué por primera vez, era más bajo que mi rodilla…)

Caín crecía con cada capítulo que pasaba. Sungjin dijo después de poner su mano sobre su cabeza:

“Si sigues creciendo así, serás más alto que yo en algún momento”

A sus palabras:

“¡Woof!”

Caín ladró un poco más. A medida que crecía, su voz también se hacía más grave. Cuando era más pequeño sus ladridos estaban en el lado lindo, pero ahora sonaba fuerte y confiable.
Ahora que se tomó el tiempo de mirar más de cerca a Caín, Caín estaba empezando a irradiar un aura mística como la de su madre (o quizás abuela) Ahenna. (BryanSSC: Recordatorio, Ahenna era el jefe normal de la 2da incursión)

“Bien. Crece y fortalécete, Caín. Eso me hace feliz.”

Mientras Sungjin intercambiaba saludos con Caín,

“Brrr”

Se podía escuchar el sonido de un caballo que venía del establo como si Shadowrun llamase la atención.

No pudo llamar a Shadowrun porque no tuvo ninguna oportunidad en la Ciudad de los Elfos Oscuros, por lo que su montura seguía abandonada.

(Hey Kei, ¿puedes ponerme encima de Shadowrun? Tengo que hablar con él sobre algo.)

“Sé que eres un fantasma, pero ¿cómo puedes comunicarte con un caballo?”

Besgoro contestó:

(Desde hace mucho tiempo, los camaradas del campo de batalla pueden entenderse sin palabras. Como tú y ese lobo)

Era una explicación algo plausible. Sungjin se acercó a Shadowrun para hacer lo que le pedía. Caín que seguía de cerca gruñó.

“¡Grr!”

Gruñó amenazadoramente; parecía que aún le disgustaba Shadowrun. Sungjin se quitó a Besgoro de la cabeza y lo puso sobre la silla de montar del caballo. Dejarlo no era un problema porque no había nadie alrededor para llevárselo o robárselo.

A pesar de que ‘Noventa y Nueve Noches’ era una posada, estaba reservada exclusivamente para el uso de Sungjin. Bueno, para ser más exactos, la totalidad del Mercado Negro fue creado con el único propósito del uso de Sungjin.

Si dejara una moneda en el mercado, la misma moneda permanecería allí indefinidamente día tras día sin ser tocada. Es decir, si el cazador que lo puso ahí la deja en paz.
Sungjin regresó al interior de las Noventa y Nueve Noches junto con Caín. Dentro:

“Bienvenido de nuevo, Maestro.”

El Genio Soldamyr

“Buen trabajo hoy, Señor.”

Y el posadero Dalupin le esperaba. Sungjin contestó a sus saludos y se sentó a la mesa.

“¿Debería preparar una comida?”

Sungjin asintió.

“Sí, por favor, hazlo.”

Tenía muchas cosas que hacer esta noche después de la cena.

“¿Hay algo que te gustaría pedir…?”

(¿Qué debo elegir?)

Sungjin golpeó la mesa intentando recordar el pasado. Finalmente, se le ocurrió un menú.

“Pollo. Estilo coreano. La mitad frito, lo demás bañados en salsa. Un vaso de cerveza de 500 cc. Dale a Cain un pollo frito”

“Entendido, ahora mismo.”

Dalupin se fue a la cocina. Sungjin llamó a Soldamyr.

“Soldamyr, acércate, por favor.”

“Sí, Maestro”

“Puse siete artículos en subasta hoy. No sé cuántos de ellos se venderían hoy, pero creo que podemos esperar unas 30.000 monedas”

Soldamyr no pudo evitar sorprenderse de las palabras de Sungjin.

“Qué cantidad asombrosa de ganancias.”

“Y además de eso, también hay 10.000 monedas de la recompensa de incursión… así que espero que estén disponibles unas 40.000 monedas más tarde hoy. Una vez que terminemos la cena y consigamos los recibos, volvamos al mercado y compremos un libro de hechizos de 7ª clase o superior en una tienda”

“Entendido, Maestro.”

Poco después, Dalupin resurgió de la cocina con pollo recién frito y un vaso lleno de cerveza fría. Sungjin primero recogió el pollo frito y dio un bocado.

La piel crujiente del pollo dio paso a la suave y jugosa carne escondida en su interior. Los jugos que salían de la carne aún estaban calientes. Sungjin se acercó y tomó un trago de su cerveza. (BryanSSC: Maldición… quiero contratar a un Dalupin para que cocine… ¡me da hambre solo de imaginar estos platillos!)

“Ahh~”

Sungjin se limpió la espuma de sus labios y le dio otro mordisco al pollo.

 

 

*****Espaciador hambriento*****

 

 

‘¡Bang!’

Sungjin dejó el vaso de cerveza. Era su tercera taza. Había vaciado la taza hasta el punto de que no quedaba espuma. Las bebidas eran tan buenas como la comida servida en Noventa y Nueve Noches.

Quería beber más, pero si tomaba más que ahora, eso afectaría a su razón para ir de compras y quizás incluso a su capacidad para luchar mañana. Por experiencia, tres vasos de cerveza era su límite seguro.

Sungjin expresó su gratitud a Dalupin.

“Comí muy, muy, muy bien Dalupin.”

Dalupin se inclinó. Probablemente lo habría sabido sin que Sungjin dijera nada, a juzgar por el hecho de que el pollo frito estaba reducido a huesos limpios.

Dentro de las incursiones, el cuidado y la cocina de Dalupin eran una de las pocas fuentes de consuelo.

Sungjin salió de la posada mientras se frotaba su estómago. El sol se ponía a lo lejos tiñendo de naranja el cielo. La casa de subastas funcionaba hasta el atardecer; después llegaban los recibos del día.

Sungjin se sentó en la mecedora situada en el exterior de la posada y observó cómo se ponía el sol mientras esperaba que su comida se digiriera. Una vez que el sol finalmente se ocultó bajo el horizonte

‘ring ring’

Un repartidor apareció de la nada, andando en bicicleta. Su parte superior del cuerpo era de paloma, la parte inferior de un humano; una paloma demihumana. Dalupin salió de la posada para aceptar las entregas.

Todo era para Sungjin; no es de extrañar ya que Sungjin era el único cliente en todo el mercado.

Dalupin agradeció al repartidor.

“Gracias por su trabajo.”

El repartidor paloma completó la transferencia del paquete y luego-

‘ring ring’

Volvió a la bicicleta y regresó a la oscuridad. Sungjin levantó en silencio sus manos hacia Dalupin. Entregó todo lo que había recibido.

Había seis recibos. De un total de nueve artículos subastados, incluyendo dos de antes y siete de esta época, seis de nueve fueron vendidos hoy. Sungjin las leyó.

Recibo – 4700 Monedas Negras. El ítem ‘Yelmo de resistencia al fuego’ que había puesto en subasta se vendió por un total de…

Sungjin solo escaneó brevemente el primer recibo. Por lo demás, sólo verificó los importes.

‘1500’

‘3700’

‘4100’

Mientras revisaba sus recibos

(¿Hmm?)

El último recibo le llamó la atención.

(12,000)

 


Recibo – 12000 Monedas Negras

El artículo ‘Armantine – Lanza de Parálisis’ que usted había subastado se vendió por un total de 12.000 Monedas al ‘Dios de las Lanzas’.

Coloque el recibo en el cubo para canjear instantáneamente la cantidad.


 

Había dos puntos increíbles en este recibo.

Primero, alguien gastó 12.000 monedas de una sola vez. Luego estaba el hecho de que tenía el título de ‘Dios’.

(Dios de las Lanzas)

Sungjin sólo conocía a una persona de su vida anterior que logró obtener ese título. Uno de los últimos 10 miembros.

“Ryushin…”

Él utilizaba técnicas de la lanza china antigua y alcanzaba ciertamente a un `Dios’ como nivel de la habilidad. Obtener el título de nivel ‘Dios’ era difícil de otra manera.

(Supongo… que también logró sobrevivir hasta ahora)

Si su habilidad era algo así como en su vida anterior, no era de extrañar que hubiera sobrevivido hasta ahora. Excepto por una situación extremadamente improbable e insoportable, como, por ejemplo, si los otros cuatro compañeros se hubiesen vuelto en su contra para intentar matarle, no habría tenido problemas para sobrevivir. Por supuesto, los 10 miembros finales estaban todos dentro de ese nivel de habilidad.
Sungjin recordó sobre él por un momento.

“Hey, Sungjin. ¿No crees que como ‘Dios de las Lanzas’ y ‘Dios de las Espadas’, deberíamos averiguar de una vez por todas quién es mejor?”

Su habilidad era innegablemente grande. Pero junto con su habilidad venía un orgullo increíblemente alto. Con el orgullo vino el ego y el excesivo espíritu competitivo.
Si alguien lograra obtener un punto de contribución más alto que él, sería incapaz de contenerse y explotaría.

“Maldito Operador retardado, ¿cómo coño he conseguido tan poco?”

Este lado de él lo hacía difícil de tratar.

(Si ignoro ese lado… era un buen tipo… tal vez… nos volvamos a ver.)

Después de cinco capítulos, es decir, después del Desierto de Kután, el número de sobrevivientes ascendía los 600.000. Desde entonces, han pasado tres capítulos más.

Aunque Sungjin no tenía idea del número exacto, la cantidad ya debería haber disminuido significativamente. Ya era hora de que Sungjin empezara a encontrarse al menos con uno de los miembros finales anteriores.

Especialmente desde que Sungjin tenía Canica Busca-Trolls que le permitía ver muchas veces más cazadores por ronda, por lo que las posibilidades de encontrarse con ellos habían aumentado. Sungjin se tomó un momento para pensar de nuevo en ellos.

(Araujo, Ryushin, Nada, Umkhuba, Ilich, Hildebrandt, Shunsuke, Mustafa y Edward.)

A través de las muchas cacerías que compartían, Sungjin había visto sus personalidades, incluso las peores partes de ellas que se revelaban en momentos de crisis. Eran todos individuos de increíble habilidad y talento, pero no todos tenían un carácter estelar.

Sungjin los había dividido en grupos dignos e indignos del “Bautismo”.

(Lo más deseable es… probablemente Nada. Y el menos deseable es…)

Sungjin fue interrumpido.

[Atención por favor.]
[Hechicero Maestro ha tenido éxito al completar la Antología Legendaria ‘Edda – Mitología Nórdica’]
[Todas las demás copias serán destruidas, y los propietarios serán reembolsados con 500 monedas.]

Sungjin miró fijamente al cubo.

(Hechicero Maestro)

Sólo había una persona que podría haber ganado ese título. La persona a la que menos quería bautizar.

(Edward.)

Sungjin se levantó como si estuviera sentado sobre la lava. No tenía tiempo que perder; tenía que fortalecerse.
Tenía que ser lo suficientemente fuerte como para enfrentarse a los 9 de los 10 finalistas anteriores y ganar solo. Sungjin metió el montón de recibos en el cubo.

[27500 Monedas Negras obtenidas.]

Sungjin verificó la cantidad y dijo en voz alta

“Soldamyr”

Llamando a su leal Genio. Sungjin le había llamado en un tono poco característico, y Soldamyr salió apresuradamente de la posada con un poco de asombro.

“¿Llamó?”

“Vamos. A comprar el libro de hechizos”

La expresión de su señor era sombría. Soldamyr bajó la cabeza más de lo habitual y dijo respetuosamente

“Sí, Maestro”

Antes de salir al mercado, Sungjin se detuvo en los establos. Besgoro aún estaba en la cima de Shadowrun.

Deberían haber tenido tiempo suficiente para hablar.

Sungjin lo recogió y dijo

“Equipar”

Y con Besgoro de nuevo sobre su cabeza. Podía ver claramente en la oscuridad una vez más. Sungjin le dijo

“Señor Besgoro, si tiene algo que decir, por favor dígamelo. Ya que tú y yo compartimos la misma lista de hechizos.

(Lo tengo.)

Viendo a su dueño prepararse para ir a alguna parte

“¡Woof!”

Caín le siguió de cerca. Sungjin se fue con Caín y Soldamyr hacia el oscurecido mercado. Esta era la primera vez que se dirigía hacia el mercado después del atardecer, con la excepción de ir a “Más Oscuro que el Negro” a las cuatro y media.

 

 

BryanSSC: Esto se pondrá bueno cuando se tope con alguno de los antiguos 10 miembros… por cierto, es extraño ese nombre ¿no lo creen? “Nada”… ¿de qué país será?

Trad. BryanSSC

Índice