Goblin Kingdom Capítulo 107: Tigre Come-Hombres IV

Goblin Kingdom

Capítulo 107

Tigre Come-Hombres IV

 

Estado
Raza Goblin
Nivel 37
Clase Rey; Gobernante
Habilidades <<Gobernante De Los Hijos Demoníacos Del Caos>>  <<Alma Desafiante>>  <<Aullido Devorador Del Mundo>>  <<Maestría De La Espada A->>  <<Dominador>>  <<Alma Del Rey>>  <<Sabiduría De Un Gobernante III>>  <<Hogar De Los Dioses>>  <<Ojo Malvado De La Serpiente De Un Ojo>>  <<La Danza Del Rey Al Borde De La Muerte>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Alma Del Rey Berserk>>  <<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>  <<Instinto>>  <<Bendición De La Diosa Del Inframundo>>
Protección Divina Diosa Del Inframundo (Altesia)
Atributos Oscuridad; Muerte
Bestias Subordinadas Kobold Superior Hasu (Lv77); Gastra (Lv20); Cynthia (Lv20); Rey Orco Bui (Lv82)
Estado Anormal Bendición De La Serpiente De Un Ojo; Protección de La Serpiente De Cabeza Gemela

 

Me quedé aturdido cuando nuestras armas chocaron. El centauro enloquecido aprovechó esa oportunidad para cerrar rápidamente nuestra distancia, trayendo sus abrasadoras llamas justo delante de mí.

 

-Maldita sea. Así ya no puedo ni acercarme.

 

Aprovechando al máximo nuestras armas en conflicto, empujé al centauro hacia atrás, y al juntar éter en mis brazos, repelí al centauro.

 

“Abominable… Humano…” El centauro enloquecido pareció perdido por un momento, como si estuviese alucinando de un lugar que no estaba aquí. Cuando se despertó, volvió a la carga. Su fuerza parecía no tener fin. No importa cuánto lo corte, no puedo lastimarlo. Nunca pensé que esta batalla sería tan difícil.

 

Más y más fuego ardía a medida que el centauro atacaba, la temperatura a su alrededor se elevaba gradualmente hasta que esa molesta pared de fuego apareció.

 

Parece que cuanto más lo corto, más tiempo pasa alucinando. Técnicamente, esa es una abertura que debería poder usar, pero el calor hace que sea difícil acercarse. Bien… En otras palabras, no puedo hacer nada ahora mismo.

 

Después de ser aturdido por enésima vez y recuperarse, el centauro se volvió hacia mí. “Sucio… Goblin…”

 

El centauro ya tenía el mismo aspecto que una llama ardiente. Las llamas del interior de las heridas que he cortado se podían ver vacilantes. ¿Cómo puede alguien convertirse en un monstruo como este?

 

¿Es obsesión? ¿O un rencor aterrador?

 

Probablemente no hay nadie que odie tanto a los humanos como este centauro.

 

-Pero incluso entonces… No perderé.

 

Si me retiro de esta lucha, este monstruo loco seguramente lastimaría a la gente que me sigue. Además, ¿No prometí destruir todo lo que bloqueaba mi camino?

 

Apretando mis muelas, sostuve con fuerza mi espada larga.

 

-¡Hagámoslo!

 

Miré con ira al enemigo que tenía ante mí.

 

“¡¡GURURUUuAaAaAA!!” Mi Aullido Devorador del Mundo señaló el comienzo de mi contraataque. El éter llenó mis piernas mientras yo pateaba contra el suelo y saltaba como una bestia.

 

El muro de llamas se acercó.

 

“¡Que mi cuerpo sea inviolable (Shield)!”

 

Las llamas negras cubrieron mi cuerpo mientras yo corría hacia la boca del infierno con mi espada empuñada a mi derecha. La lanza del centauro descendió para saludarme, pero detuve mi cuerpo y esquivé. La fuerza detrás de esa lanza mientras me rozaba era como la de un gran árbol.

 

-¡ReSisTeLOOOo!

 

Agarré mi espada tan fuerte como pude para impedirme tratar de cubrir mi cara del calor o huir de este infierno. La lanza solo me rozó, pero la fuerza que había tras ella hizo que la sangre gotease por mis mejillas.

 

Aún así, aguanté y avancé con mi pie izquierdo con tanta fuerza que parecía que estaba tratando de aplastar el suelo.

 

“¡Conviérteme en una espada (Enchant)!”

 

¡Tan pronto como el cuerpo del centauro llegó a la vista desde más allá de las llamas, liberé mi espada desde abajo!

 

“¡GYaaaAAga!” El centauro se tambaleó.

 

Mientras tanto, las llamas del centauro comenzaron a devorar mi cuerpo en el momento en que cancelé Shield. El calor era suficiente para volverme loco, pero lo soporté mientras el oxígeno a mi alrededor se quemaba, enviando acuchillada tras acuchillada contra el centauro.

 

“¿¡GYaaAGAGAAAaaaAAa!?”

 

-¿¡Todavía no es suficiente!?

 

Otra vez golpeé con mi espada, pero cuando avancé, algo bloqueó uno de mis ojos. En el momento siguiente, sentí el dolor del calor, entonces mi cabeza se balanceó… ¡¿Me golpeó?!

 

En ese infierno mucho más allá del punto de “caliente”, el calor rápidamente se convirtió en dolor.

 

Mientras me tambaleaba, el enemigo retomó su postura mientras sostenía su lanza. Parece que eso fue lo que me golpeó en la cara.

 

El dolor del calor junto con la falta de aire me detuvo en mi camino.

 

A pesar de seguir tambaleándome y sufriendo, me obligué a tomar un respiro. Cuando levanté la vista, vi la lanza del centauro.

 

Pensé que iba a perder. Pero tan pronto como lo hice, la figura de Reshia pasó por mi mente.

 

-¡No, todavía no!

 

¡No puedo perder!

 

¡Ganaré y me lo llevaré todo!

 

El Alma del Rey Berserk despertó.

 

El dolor y la angustia parecieron desvanecerse cuando el alma enloquecida del rey berserk aulló de furia.

 

“¡¡GURUuuaAaAa AaAAa!!”

 

La lanza descendente fue apartada cuando mi espada se encontró con ella, pero al hacerlo, mi espada finalmente se rompió. La tiré lejos. Sólo quedaban dos espadas.

 

Miré al enemigo con la otra mitad de mi visión.

 

Llamas negras aparecieron de la base de mis dos espadas, subiendo por ellas mientras las negras llamas envolvían sus hojas. Al mismo tiempo, la ira y la intención de batalla gritaban en mi mente, exigiendo que matase al enemigo que tenía delante. Mis labios se curvaron en una sonrisa. Era la alegría de la batalla, la felicidad de bailar al borde de la muerte.

 

“¡GYaaARUAAaA!”

 

Me encontré con la descendente lanza ardiente con una sola espada. Naturalmente, no podía ganar con una sola mano, así que la flamante lanza golpeó mi espada junto con mis hombros. El olor a carne quemada llenó mi nariz al soltar esa espada.

 

La felicidad trató de llenarme, pero yo la empujé para mantener mi cordura. Aprieto los dientes lo suficientemente fuerte como para que parezca que se van a romper, todo en un esfuerzo por evitar que pierda la cabeza.

 

La lanza continuó quemándome los hombros, pero yo la ignoré y seguí adelante con la espada que me quedaba en la mano izquierda.

 

“¡¡GURUuuuAAAaAAa!!”

 

La parte que tocó la lanza ardiente ya había empezado a carbonizarse, pero aún así, seguí adelante.

 

El dolor cesó. Detuve incluso las negras llamas que intentaban salir de mis heridas, reuniendo todo mi poder en mi espada.

 

“¡Conviérteme en una espada (Enchant)!”

 

De izquierda a derecha, balanceé mi espada, cortando el límite que separaba el cuerpo humano del caballo. Así el Tigre Come-Hombres fue cortado con su llama.

 

Las llamas salían del cuerpo humano superior mientras caía junto con el cuerpo de caballo inferior, pero las llamas ya estaban empezando a apagarse.

 

◇◆◇

 

“¿Por qué…?” Preguntó el hombre.

 

Su vida había llegado a su fin hacía mucho tiempo, sus ojos ahuecados, pero aún así reunió lo último de sus fuerzas para volverse hacia mí y preguntarme.

 

“¿Por qué… No puedo ganar?”

 

La parte que había cortado ya se había quemado. El hecho de que aún pudiera hablar a pesar de ello demostró lo milagroso que era su vigor. Era como si su obsesión no lo dejara morir.

 

“Me comí los cadáveres de mis amigos, tiré… Mi orgullo… Me convertí en un demonio… Lo perdí todo, y sin embargo… ¿Por qué no puedo… Ganar? ¿Por qué no puedo… Vengar a mis amigos?”

 

 

Esas palabras eran el grito de un hombre que había jurado venganza. El grito de un hombre cuyos sueños fueron aplastados.

 

Le contesté. “Porque mi llama sigue brillando.”

 

Si había una diferencia entre nosotros, entonces es la diferencia en resolución. Su decisión de tirarlo todo, de tirarse incluso a sí mismo… Si hubiera una diferencia, entonces sería esa.

 

“¿Qué hace un goblin…” Preguntó el hombre.

 

Le contesté. “Tengo un sueño. Un sueño para algún día conquistar este mundo y todo lo que hay en él.”

 

Enterré mi espada en el suelo junto a la cara del hombre.

 

“No perderé. Me llevaré todo, a los humanos, a los demihumanos, incluso a los elfos…. Todo.”

 

El hombre miró sorprendido durante un momento, sus ojos abriéndose de par en par. Sólo un poco, parecía reírse.

 

“Palabras grandes… Para un… Goblin… Pero, veo… Antes de darme cuenta… Me había… Quemado…”

 

El hombre miró su reflejo en mi espada que estaba junto a él mientras respiraba su último aliento.

 

La desesperación se presentó ante él, pero no fue la desesperación lo que le hizo detenerse. Fue él mismo. Él fue el que eligió rendirse.

 

El demihumano que dejó de caminar debido a la desesperación se convirtió en una llama y se quemó.

 

Pero seguí luchando y lo sigo haciendo hasta ahora. Mi carne ardía, ni siquiera podía respirar, pero seguía caminando. Por eso gané. La victoria no movió mis piernas, pero como nunca me detuve, encontré la victoria.

 

“Adiós, demihumano de las llamas.”

 

Mientras esculpía en mi mente la imagen del demihumano que ardía con su desesperación, abandoné el lugar.

 

Cuando miré hacia arriba, la hora de la noche ya había pasado, el cuerpo del dios del fuego colgaba del cielo una vez más, brillando su luz sobre el mundo.

 

◆◆◆◇◆◆◆◇

 

El nivel ha subido.

 

37 => 45

 

◆◆◆◇◆◆◆◇

 

——————————————————————————————-

Poor little bastard.

Traductor: Krailus

Editor: Reika

Índice