Academia Magica Capítulo 39: ¡Mi tipo de venganza! – Parte 2

I was Reincarnated as a Magic Academy!

Capítulo 39: ¡Mi tipo de venganza! – Parte 2

 

En un momento dado, me desvié un poco con las modificaciones y terminé con un cuerpo que parecía un poco extraño en comparación con los seres de ese planeta, especialmente la cola y las garras. Las partes principales en las que me centré fueron los cuatro brazos y las seis piernas. Realmente quería que el cuerpo tuviera algún tipo de implante, así que elegí los Cristales de Hechizo y los láseres. Las manos, hasta el codo, estaban implantadas con cristales de poder conectados a través de tejidos biológicos y ofrecían el mismo propósito que el láser AGLMC. Los otros iban a ser cristales de almacenamiento de Energía Mágica similares a los que usó Dankyun.
Tenía que decir que me veía muy diferente. Mi cuerpo medía seis metros de altura, con cuatro mandíbulas, dientes y garras afilados, espigas traseras extensibles, saliva ácida, cuatro brazos, seis piernas y todo tipo de accesorios geniales. Era un monstruo de tamaño completo sin importar cómo lo miraras.

Cuando terminé con éste, el Primordial elogió mi ingenio, pero aun así no fue suficiente. Se tomó la libertad de explicar cómo cada parte de mi cuerpo iba a ser un dolor en el trasero para controlar y usar debido a la forma en que nuestras mentes trabajaban. No tuvimos tiempo de aprender a controlar las extremidades y órganos adicionales que yo veía como “geniales”.

Luego me explicó los aspectos principales en los que quería que me centrara…

¿Cómo, en serio…? ¡después de más de 150 malditos años, finalmente pensó que sería una buena idea decir lo que NECESITA para que el cuerpo funcione! Me molestó tanto ese día que empecé una pelea con él. Por supuesto, perdí… y algunos recuerdos de Mazmorras Fáciles fueron destruidos en el proceso. Al final, comprendí que no importaba quién piloteara el cuerpo que yo hiciera, ellos necesitarían décadas para aprender a hacerlo eficientemente.

Se suponía que el último cuerpo en el que trabajé sería el último. Aparentemente, entender cómo funcionaba el cuerpo y construirlo yo mismo me permitió controlar sus capacidades curativas mucho más fácilmente. Ni siquiera la decapitación o una puñalada en el corazón habría sido suficiente para matarme ahora. Este fue uno de los aspectos que el estúpido Primordial olvidó mencionar. Como era de esperar, tres años después, se olvidó por completo de nuestra batalla, aunque yo seguía refunfuñando como un mapache hambriento.

De hecho, era lo mismo que no hablar a nada más que a las sombras de su pasado. Una y otra vez, quedó bastante claro que en esta oscuridad, yo era la única mente viviente y activa con un 100% de funcionalidad, todos los demás eran como un fantasma con medio cerebro o menos. A veces me sentía un poco solo.

Hubo muy pocos momentos en los que deseaba tomarme un descanso, pero cuando lo hice, pensé en el mundo en el que estaba, en la gente, en lo que aprendí y en lo que quería hacer después de que Dankyun fuera desguazado, empacado y enviado de vuelta a Teslov en el expreso “patada en el trasero”.

Este mundo era diferente al mío, demasiado diferente. Incluso aprendí que había más de esos tres continentes. Aparentemente, había algo así como un continente de mazmorras, pero ninguna de las sombras aquí sabía dónde estaba o de qué se trataba. Sólo recordaban que existía. En cuanto al Primordial, él tampoco lo sabía. Aparentemente, también había grandes agujeros en su memoria. Ni siquiera podía recordar dónde nació, y cuándo fue la última vez que estuvo vivo. Las mazmorras más débiles lo tenían aún peor, sin embargo, sólo trabajaban en un puñado de recuerdos, que revivían constantemente. Algunos eran buenos, mientras que otros eran malos.

Decidí que quería aprender más de este mundo después de derrotar a Dankyun. Había muchos más continentes por descubrir, mucha gente por conocer, y todavía no había visto a ningún gato. Según algunos de sus recuerdos, existieron. Una de las mazmorras seguía recordando haber sido alimentada con esclavos nekatares para ser utilizada como campo de entrenamiento para caballeros humanos. Otro recordaba haber tenido uno como marido. Y sí, había hombres y mujeres mazmorras por aquí.

Por lo tanto, mi lista de tareas tenía un elemento muy importante añadido: encontrar a una chica nekatar y ver si un puntero láser funcionaba con ella. (BryanSSC: Ajajajaja no sé si estar de acuerdo con esta “tarea” xD)

Los otros objetivos eran bastante simples: probar la comida; nadar en el océano; aprender a volar si podía; cosas simples que nunca disfruté ni aprecié en mi mundo anterior. La construcción de una computadora tendría que esperar, ya que no tenía idea de cómo hacer electrónica o incluso programarlas.

Había una cosa de la que no estaba muy seguro: mi meta principal en la vida, mi propósito, ¿qué es lo que realmente quería hacer? Pospuse este debate interno para después de que terminara con Dankyun, en caso de que accidentalmente activara una bandera de la muerte con ella. Aunque, posponerlo no era una bandera de la muerte, ¿verdad? (BryanSSC: Bueno, yo diría que no…)

Así fue básicamente como mi tiempo pasó en esta oscuridad, y cuando finalmente llegó el momento de revelar mi cuerpo, todo lo que tenía que decir fue que diseñé una nueva especie, una entidad que simplemente no existía hasta entonces. Mis habilidades eran vastas, pero lo más importante, mi cuerpo iba a ser lo suficientemente fuerte como para destruir a Dankyun.

“Ya es hora” dijo el Primordial con una sonrisa de satisfacción.

Sí. Dije mientras miraba mi futuro cuerpo humanoide con ojos verde-esmeralda y cabello verde-jade.

En un momento, el Primordial liberó este estado de tiempo lento en el que estábamos, y mi cuerpo de cristal comenzó a cambiar. Como me explicaron antes, hubo algunas condiciones que tuve que aceptar antes de que comenzara el cambio.

En primer lugar, mi nivel se reajustó a 1. Prácticamente hablando, era un cuerpo nuevo, así que mi experiencia en él era 0 de acuerdo con el funcionamiento interno del sistema de mazmorras, que incluso ahora no podía entender cómo funcionaba la maldita cosa. En general, cualquier cambio grande que ocurriera en la entidad de la mazmorra como resultado de la evolución era seguido por un reajuste de nivel completo. El restablecimiento del nivel básicamente liberaría toda la Energía Mágica almacenada dentro del cuerpo en forma de nivel 1. De alguna manera, los lazos entre las partículas eran fortalecidos por esta Energía Mágica, similar a cómo una vieja mazmorra era naturalmente mucho más robusta que una recién hecha. Como resultado de este lanzamiento, recibí una gran cantidad de Energía Mágica necesaria para usar en la construcción del siguiente cuerpo.

En segundo lugar, tuve que consumir los cuerpos de todos los monstruos que había dentro de mí, así como los de los soldados muertos en mi territorio, ya que cada uno de ellos era básicamente un depósito de Energía Mágica. Hacer esto a Dankyun no funcionó porque estaba vivo, lo que significa que podía controlar subconsciente o conscientemente su propio flujo de Energía Mágica. Teóricamente, podría absorberlo, pero necesitaría una gran cantidad de Energía Mágica sólo para contrarrestar y convertir la suya, dejándome sin cuerpo y sin duda con las chicas muertas.

Tercero, todo mi Territorio de Calabozo iba a ser reducido a sólo 10cm alrededor de mi cuerpo, ya que necesitaba toda la Energía Mágica almacenada en él. Según llegué a entender. Un Calabozo expandía su territorio como un medio de extender sus sentidos, así como una forma de almacenar Energía Mágica para cuando más la necesiten. Los efectos secundarios eran que todos los edificios liberados del territorio terminarían siendo neutrales. Lo mismo ocurría con los monstruos convocados. Aparentemente, había otro efecto secundario, pero el Primordial se negó a decirme nada al respecto.

Cuarto, las habilidades que adquirí como Núcleo del Calabozo iban a ser parcialmente inútiles para mí porque diferentes cuerpos significaban diferentes flujos de Energía Mágica, así como una diferente comprensión de cómo lanzar mis hechizos. Bueno, todas las habilidades excepto las habilidades Construcción de Mazmorra y [Lazo de Confianza] debido a sus condiciones inherentes: territorio de mazmorra para el primero y confianza recíproca para el segundo. Los atributos y habilidades divinas que adquirí como un rasgo racial pasivo permanecieron intactos. Sin embargo, con el tiempo y una comprensión más profunda de cómo controlar mi cuerpo, esas habilidades volverían a estar disponibles para mí de nuevo.

Sin más preámbulos, el Primordial comenzó el proceso de crear mi cuerpo. Primero reajustó mi nivel a 1, concediéndome así una cantidad increíble de Energía Mágica, luego succionó todos los cuerpos dentro de mi Mente Interior y en mi Territorio de Calabozo. Como resultado, se convirtieron en momias o polvo. Luego, absorbió el Territorio del Calabozo en sí, ganando otro bono de Energía Mágica.

“¡Bien! Tenemos 276844 Energía Mágica lista para ser usada. Tengo que decir que tuviste suerte de haber pasado el nivel 100. Si no lo fueras, habría sido un poco más difícil.” el Primordial me lo dijo mientras usaba la Energía Mágica y luego la aplicó al cuerpo de cristal.

Los cambios comenzarían y terminarían en cuestión de segundos.

¿Por eso me dijeron que necesitaba al menos 100 niveles para convertirme en un Señor del Calabozo? Le pregunté.

“Eso es un estricto mínimo requerido para un cuerpo de cualquier tipo. De todos modos, ¡es hora de irse!” dijo con una sonrisa de satisfacción cuando se completó el proceso de creación de mi nuevo cuerpo.

Ambos dejamos la Mente Interior al mismo tiempo. Él asumió el control sobre mi forma física, y yo permanecí como una presencia de fondo alrededor de mi cabeza. Aunque prácticamente vimos y sentimos las mismas cosas, yo no era el que dirigía el barco.

“Esto es nuevo.” dijo el Primordial mientras abría los ojos y miraba sus manos.

Respira, idiota. Se lo recordé.

“¡Oh, sí! Lo olvidé por un segundo, pero no hace falta ser grosero”. me dijo.

Mirando a su alrededor, vio a Dankyun mirándonos con una expresión de desconcierto en su cara. Ciertamente no esperaba que regresara en esta nueva forma, sin embargo, gracias a nuestra visión mejorada, noté a Nanya y Shanteya inmediatamente. Era bueno verlas de nuevo, pero odiaba el hecho de que tuviera que ser así cuando la Muerte llamaba a sus puertas.

Deja las presentaciones para más tarde, ve y absorbe a Shanteya, Ayuseya y Nanya. Le pedí.

“Ese era mi plan.” sonrió y se frotó las palmas de las manos.

“¿Qué es esto?” preguntó sorprendido Dankyun.

El Primordial lo ignoró y simplemente se dirigió hacia Shanteya. La distancia de varios metros se cruzó en un abrir y cerrar de ojos. Era como si se teletransportara allí.

“Absorber”. dijo señalándola con la mano, y el cuerpo de la moribunda el’doraw desapareció en una brillante luz blanca.

Dentro de la Mente Interior, su sangrado debería detenerse. La próxima Nanya. Dije.

La mujer que una vez conocí como una animada profesora adolescente estaba hecha jirones. Ni siquiera podía imaginar el dolor y el miedo que le causaba esa herida abierta en el medio del pecho. Parecía pálida y débil, como la llama de un fósforo a punto de apagarse, como una flor marchitada por el frío invierno. Me dolía el corazón mirarla, y quería hacer todo lo posible para ayudarla, para salvarla. Perder a Nanya no era una opción.

“Illsy… yo…” me miró.

Sus labios temblaban, pero había lágrimas de felicidad en sus ojos.

“Estoy vivo, Nanya, mi amor. No te preocupes.” habló el Primordial.

¡Hey! Lo miré con ira.

(Relájate, no es como si ella pudiera notar la diferencia) dijo el molesto calabozo.

“¡No me ignores!” gritó Dankyun mientras corría hacia nosotros.

El Primordial lo vio por el rabillo de sus ojos, y con un movimiento rápido y su mano desnuda, cogió la peligrosa espada negra. No atravesó la Armadura Mágica de este cuerpo, mucho menos le cortó la piel.

“Qué lindo juguete. Vayan y jueguen allí, cerebro de basura.” dijo el Primordial mientras simplemente tiraba al Supremo draconiano a un lado como si fuera un trapo patético.

¿Qué demonios…? ¡Estado! Dije rápidamente después de ver la increíble hazaña.

 

 

[Nombre]: Illsyore (Apodo: Illsy)

[Especie]: Señor del Calabozo

[Raza]: Divino

[Nivel]: 1

[Fuerza]: 475+1500

[Agilidad]: 378+1500

[Inteligencia]: 650+1500

[Energía Mágica]: 15750

[Regeneración de Energía Mágica]: 150 puntos de energía mágica por segundo.

[Lealtad]: ¡Santo Dios de las Tetas Grandes!

[Esposas]: Ayuseya Drekar Pleyades, Destructora Loca Nanya Demonarkiar 2da.

[Esclavas]: Shanteya Dowesyl

[Mascotas]: Ninguna

[Subordinados]: Ninguno

 

 

Esas eran las estadísticas importantes, y tenían valores increíbles en comparación con los de mi Cuerpo de Cristal, pero tenía la sensación de que eran un poco más pequeños comparado a cómo que diseñé el cuerpo. Esperaba al menos 2000 puntos en cada estadística. No podía imaginarme si era así porque cometí un error en alguna parte o si era un efecto secundario de la transformación de mi cuerpo de Cristal a Humanoide. De cualquier manera, superaron con creces las estadísticas básicas de Dankyun.

Por lo que vi, ganar un cuerpo humanoide automáticamente cambió el bono del rasgo racial divino, pero eso también fue sólo debido a los muchos retoques que le agregué. Normalmente, si hubiera ido con un cuerpo mucho más simple y clásico, habría ganado sólo los 1000 extras básicos, sin embargo, de esta manera, gané 1500 en cada estadística, 5000 en la capacidad de piscina de energía mágica, y 100 puntos en la regeneración de energía mágica.

Sólo puedo imaginarme lo que haría una 12000 Energía Mágica y [Glaciar Infernal]. Dije con un suspiro.

(Sería el equivalente de lo que los humanos ven como una habilidad de clase suprema) Contestó el Primordial mientras se acercaba a Nanya.

¿Deberíamos usarlo? Le pregunté.

(¿Y matar a Dankyun tan rápido? ¿Te has vuelto loco?) replicó.

Muy bien, pero déjame hablar con ella. Dije.

(Claro. No me importa.) dijo, y con eso, me permitió controlar sólo su boca.

“Por qué tú…” El draconiano nos atacó, pero el Primordial dio una rápida vuelta y le dio una patada en el pecho.

La Armadura Mágica del draconiano fue destrozada en pedazos, y fue enviado volando por el aire a más de 50 metros de nosotros.

“Disfrutaré mucho destruyendo a este tipo.” dijo el Primordial.

Mirando a Nanya, nos arrodillamos frente a ella, y la miré a los ojos.

“Illsy… ¿eres tú?” preguntó más para confirmar lo que estaba viendo.

La mujer estaba tan cambiada que apenas la reconocí. Fue sorprendente que estuviera viva. ¿Cuánto dolor y sufrimiento tuvo que soportar para terminar así? Shanteya y Ayuseya también, apenas se aferraban a la vida por un fino hilo. Estaban respirando por última vez, sus últimos momentos de vida.

“Lo siento…” Le dije, y por el rabillo de mis ojos, dos lágrimas se juntaron y fluyeron por mis mejillas.

Sus labios se curvan en una pequeña sonrisa. ¿Me perdonaba por mi debilidad?

“Voy a absorberte ahora, mi amor…” Le dije, y ella agitó la cabeza. “¿Qué?” Parpadeé sorprendido. “¿Por qué?”

Mirando hacia abajo, movió su mano, o al menos lo intentó, se movió un poco.

(El bolsillo de su pierna.) el Primordial dijo y lo buscó.

Dentro había un cristal blanco puro, pulsando con magia, pero no reconocí el hechizo.

“Huir…” me dijo.

El cristal debía ser usado para que pudiésemos huir de Dankyun, o eso dijo ella.

“Aún no, soy más fuerte que él, así que, por favor, Nanya, déjame absorberte, para que pueda curarte.” Dije. Pero todavía parecía reacia, su mirada cayendo sobre sus manos arañadas.

Una sensación de déjà vu me impactó.

¿Dónde vi esta escena antes? Me pregunté mientras buscaba en mis recuerdos pasados.

No surgió nada, pero hubo un sentimiento, una sensación perdida en el torbellino de conocimiento de mi vida anterior. ¿Era de una película, o tal vez de un libro? Era difícil de precisar, pero decidí actuar en consecuencia porque me parecía que era lo correcto.

Dame un poco de control sobre el cuerpo. Se lo dije al Primordial, y él accedió.

Tomando su mano arañada, le besé la parte superior y luego le mostré una sonrisa.

“No te tengo miedo. A mis ojos, sigues siendo la misma, y te amo.”

Cuando dije estas palabras honestas, sus labios se curvaron en una sonrisa, mientras las lágrimas fluían por sus mejillas. Se alegró de oír mis palabras. Sin duda, dije lo que tenía que decir, y con esto, Nanya, mi esposa, finalmente dio su aprobación para que yo la absorbiera.

“Te veré pronto”. Se lo dije.

<WARNING! ¡Estás a punto de absorber a una MAZMORRA! ¡Pueden surgir conflictos mentales y de personalidad… BZZT!>

Cerré el estúpido mensaje.

Seriamente molesto. Le dije al Primordial cuando le cedí el control de nuevo.

“Así que Nanya es la hija de un calabozo. Interesante”. dijo.

¿Por qué interesante y qué había con ese mensaje? Le pregunté mientras se dirigía hacia Ayuseya.

“¡HA!” Dankyun gritó y nos lanzó una enorme bola de fuego.

El Primordial levantó su mano y soltó una [Bola de Fuego] aún más grande, creando una poderosa explosión entre nosotros y el Supremo draconiano. Aprovechando este momento, se trasladó a Ayuseya y la absorbió a ella también.

(Bueno, es interesante porque no esperaba encontrarme con uno aquí.) me lo dijo.

¡Ahí está el brazo de Ayuseya! ¡Tómalo y vence a Dankyun ya! Le dije.

(De todos modos, espero que no intente apoderarse de este cuerpo. La aplastaremos si lo hace.) Me lo advirtió.

¡Lo dudo y me aseguro de que ninguna parte de la Oscuridad toque ni un solo pelo de su cuerpo! ¡O de Ayuseya! ¡O de Shanteya! También se lo advertí.

“Claro”. suspiró y absorbió el brazo cortado.

Con el conocimiento que adquirí al crear este cuerpo, sabía cómo arreglarlos. La Mente Interior era también un lugar que los preservaba en cualquier estado en que llegaran. El funcionamiento de ese lugar también me resultaba un poco confuso por el momento, pero su capacidad de conservación estaba garantizada.

“¡Cómo te atreves a ignorarme!” gruñó Dankyun mientras se acercaba a nosotros.

“¡Oh, mira! ¡El ser orgánico inferior puede hablar! ¿No es genial la evolución?” El Primordial resopló y le mostró una sonrisa.

“¡Te mataré!” gritó y luego corrió hacia nosotros.

¿Es todo lo que puede decir? Me preguntaba.

Esperaba que desapareciera como antes, pero en vez de eso, lo vi moverse a un ritmo muy lento. Mi cuerpo se movió, esquivando la punta de la espada negra y luego golpeó al draconiano contra el suelo. La tierra se agrietó con el impacto, y un pequeño cráter se formó allí. Su Armadura Mágica se rompió, y gimió por el dolor.

“Restauración de Energía Mágica Total. Reparar. Rejuvenecimiento”. gimió y se empujó hacia arriba cuando tres cristales más se agotaron.

“Patético”. dijo el Primordial mientras pisoteaba su cuerpo, reduciendo su Armadura Mágica a la mitad de un golpe.

“¿Cómo?” preguntó.

“¿No te gustaría saberlo?” le dijo antes de darle una patada en la mandíbula.

Este golpe volvió a romper la armadura de Dankyun y le hizo volar entre los carbonizados restos de la Academia. Rocas y suciedad se elevaban en el aire cada vez que se estrellaba contra el suelo. Después de unas cuantas caídas, finalmente se detuvo.

Tosió y se dio la vuelta. Usando la espada, se levantó solo para ver el puño del Primordial cuando se golpeó contra su cara, enviándolo volando 100 metros por el aire.

Antes de aterrizar, usó otro de esos cristales, de lo contrario, habría muerto en el impacto. Fue otra de sus salvadas de la suerte, pero ¿cuántas más quedaban? No importaba, el Primordial estaba decidido a acabar, pero lentamente.

 

 

BryanSSC: Me estresa que Illsy no pueda deshacerse de esos sujetos molestos… aunque… son útiles…

Trad. BryanSSC

Índice