NEET Receives a Dating System – Capítulo 15: Solo podía sonreír torpemente… ¡Qué demonios!

A A A

 

“¡E-espera un momento!”

Una vez que la presidenta detectó la terrible intención de matar que irradiaba Sheena, ella saltó en pánico. 

“¡Solicito un retraso en la ejecución! Sheena, hay una razón por la que llegué tarde hoy. Echa un vistazo — ¡este es el resultado de mi ‘cacería’ de hoy!”

Ella jaló a una chica pequeña que estaba de pie fuera del salón del club, y la empujó delante de todos. 

“¡Mira!”

Todos al instante se callaron.

“¡Wow!” Después de un breve momento de silencio, el aula una vez más estalló en alboroto, pero esta vez, fue puramente debido a su apreciación por la belleza. 

Incluso Seiji se sorprendió momentáneamente.

La chica en uniforme de escuela media era pequeña pero de figura completa. Tenía una cara exquisita, sin imperfecciones y una delicada piel blanca como la nieve. Su cabello era negro azabache y suave como la seda con bonitos flequillos colgando a ambos lados. Sus cejas eran delgadas y elegantes, y su nariz era pequeña y delicada. Sus ojos grandes y claros brillaban con una luz suave, y sus labios deliciosos eran el color de las flores de cerezo… Como ella se quedó allí tímidamente con un libro de poesía en la mano, su belleza era indescriptible.

Era una belleza indiscutible, rango super S.

Esta chica era la segunda belleza que Seiji había conocido — la primera fue la presidenta del consejo estudiante, Natsuya Yoruhana.

Y si la belleza de Natsuya Yoruhana pudiera ser descrita como una cautivadora mezcla de seducción mezclada con pureza, entonces la belleza de esta chica era comparable a la belleza de un campo de nieve virgen — puro y desprendido de las personas.

Una chica con suficiente belleza para mover a un país entero — ese era el tipo de chica que era.

“¡Wow, que linda! ¿Es una estudiante de escuela media? ¿Dónde la encontró presidenta?”

“Ella es como una muñeca de porcelana — ¡tan hermosa! ¿Quién es ella?”

Una multitud de voces emocionadas se levantó una vez más en el salón del club. 

“Je je, soy genial, ¿no?” La presidenta del club de drama tuvo una sonrisa autocomplaciente mientras hablaba: “A pesar de que todavía no era capaz de encontrar a la criatura legendaria, casualmente descubrí esta, ¡así que al instante decidí capturarla!”

‘Captura… ¿cree que esto es Monster Hunter o Pokémon?’ Seiji se quedó sin palabras al oír las palabras de la presidenta.

La Vice Presidenta Sheena Shiho miró a la hermosa chica que estaba en la actualidad inexpresiva, y luego terminó suspirando.

“Presidenta…”

“¡Alabada sea yo, Vice Presidenta! De esta manera, nuestro club…”

“¿¡Cuántas veces te he dicho que no secuestres a nuestros kōhais!?”

¡El preciso y poderoso ataque del libro una vez más se arqueó a través del aire, dejando un rastro detrás como si fuera una espada! 

Y así, Anya Saigenji, la presidenta del club de teatro fue ejecutada por la vice presidenta por secuestrar a una niña de la escuela media, a la edad de… 

Sólo bromeaba.

Esta presidenta en realidad era muy excepcional; cuando asumió el cargo de presidenta en su primer año, el club de teatro tenían tan poca gente que corría el riesgo de ser abolido. ¡En sólo un año, ella había revivido todo el club! Y después de pasar otro año — es decir — la presidenta estaba en su tercer año y ahora en el momento actual, el club de teatro ya era uno de los diez clubes más grandes en Genhana High School.

Era posible hacer una película de toda la experiencia, con ella como protagonista. Incluso un anime de 24 episodios o un drama de televisión podría ser producido. Para cualquier estudiante normal, las experiencias de vida de la presidenta eran muy fuera de lo común. 

Y esta legendaria presidenta del club tenían sólo un mal hábito que personas externas desconocían, sobre — secuestrar… No espera, ¡encontrar estudiantes talentosos, y llevarlos por la fuerza al club de teatro!

“Alrededor de un tercio de los miembros del club fueron traídos aquí de esa manera por ella, incluyéndome a mí.” Chiaki Wakaba sonreía mientras le explicaba la situación a Seiji. “Al principio, tenía la intención de revisar todos los clubes de antemano, pero a mitad de camino, la presidenta del club me encontró, y ella me capturó y me arrastró hasta aquí como con esta chica. Bueno, resulta que estaba un poco interesada en actuar, y este parecía un lugar divertido, así que decidí unirme.”

‘Así que eso es lo que “caza” y “captura” “significaba. ¡Parece que la presidenta estaba tratando de encontrar nuevos miembros como un juego como jugar a Pokémon en la vida real!’ Seiji sólo podía comentar internamente mientras miraba a la presidenta del club ser forzada a sentarse en un rincón y recibir el sermón de la Vice Presidente Sheena, que era similar a una tormenta furiosa.

“Cuando escuché a Chiaki contarme sobre esto antes, pensé que estaba bromeando…” Mika Uehara habló con un rastro de incredulidad: “Haciendo tal cosa… ¿no ha sido castigada alguna vez?”

“En su primer año, la presidenta tuvo un debate con el comité de disciplina estudiantil, y salió victoriosa del debate. Esto significa que mientras no haya quejas oficiales, el comité de disciplina estudiantil no interferirá con nada de lo que ella haga.”

¡Hey, esto era demasiada información para asimilar!

Seiji y Mika torpemente intercambiaron miradas el uno con el otro antes de mirar detrás a Chiaki Wakaba, que seguía sonriendo ampliamente. Finalmente, miraron alrededor del salón del club a todos los otros miembros que estaban tomando esta escena por sentado, y… ¿todo lo que podían hacer era sonreír torpemente?

‘Sonreír, ¡¡¡¿qué demonios?!!!’

‘¿¡No era esto casi al nivel de un crimen!? ¿¡Y ella incluso tuvo un feroz debate con el comité de disciplina estudiantil y había logrado ganar!?’

‘¿Había algo malo con el comité de disciplina estudiantil de esta escuela? ¡En realidad tuvieron un debate con un estudiante de primer año y habían perdido penosamente! ¡Qué demonios!’ El comentario interno de Seiji continuó como un imparable aguacero torrencial.

“Chiaki… antes, siempre había pensado que eras bastante única y obstinada, pero ahora… He aprendido que estaba equivocada — mis disculpas.” La cosmovisión de Mika había sufrido un gran golpe. 

¡No te des por vencida en el sentido común tan fácilmente, Señorita Uehara!

Seiji frotó su boca que se crispaba incontrolablemente, y se dio la vuelta para mirar al otro lado del salón del club.

La niña de la escuela media que fue traída aquí por la presidenta estaba sentada en silencio en una silla junto a la ventana y leyendo la colección de poesía que había traído con ella.

Una ligera ráfaga de viento sopló, y la suave brisa levantó algunas hebras de su cabello hacia arriba. 

Si se tomara una foto en este momento, la escena capturada sería más que suficiente para entrar en un concurso de fotografía.

La presidenta que la trajo aquí estaba actualmente recibiendo un sermón, y tal vez todos los otros miembros del club estaban demasiado asombrados por el aura de pureza de la niña, así que nadie se acercó a hablar con ella.

Seiji pensó brevemente antes de acercarse. 

“Hola.”

La chica no respondió a su saludo.

Seiji se rascó la cara y se agachó delante de la chica, mirándola directamente a la cara.

“Soy Seigo Harano, un estudiante de primer año en la escuela secundaria que se trasladó aquí justo hoy. Ahora mismo, estaba revisando el club de drama. ¿En qué grado estás? Si está bien para ti, ¿podría decirme su nombre?”

Después de varios segundos, la niña finalmente respondió. 

“Un tonto es un tonto — no por ignorancia, sino por su propia falta de conocimiento.” Una voz suave y gentil respondió de una manera clara y tranquila a su pregunta.

‘¿Huh?’ Seiji parpadeó confundido.

Mientras trataba de comprender el significado de la frase de la niña, aparecieron las opciones de conversación— 

 

[A: ¿De qué estás hablando? ¿Me estás insultando?] 

[B: Lo siento, no entiendo lo que quieres decir.] 

[C: Las personas sabias son sabias — no por su conocimiento, sino por su deseo de conocimiento.] 

 

La opción C parecía filosófica, por lo que tenía que ser la opción correcta. 

“Las personas sabias son sabias — no por su conocimiento, sino por su deseo de conocimiento.” Seiji dijo a la ligera.

*¡Ding!* [¡La calificación de favorabilidad ha aumentado!] 

Las cejas de la niña se arquearon hacia arriba, y ella finalmente apartó sus grandes ojos de su libro y centró su mirada en Seiji. 

“¿También has leído la poesía de Taylor antes?” 

“Er… sí… unos pocos.” Seiji pensó a sí mismo que sabía quién era Tagore, pero ¿quién diablos era Taylor? Sin embargo, después de actuar tan pretencioso justo antes, ¡no podía decir que no tenía ni idea de quién era Taylor!

“¿Cuál es la distancia entre tú y yo? En primer lugar, usted debe preguntarse cuál es la distancia entre nuestros corazones.”

¿¡De nuevo!? 

Esta vez ninguna opción de conversación había aparecido automáticamente. 

‘Vamos, sistema, ¡dame un poco de ayuda!’ Seiji mentalmente instó al sistema en vano. 

Seiji estalló en un sudor frío, pero tuvo un repentino destello de inspiración. 

“La distancia más lejana entre nosotros… es cuando estoy justo delante de ti, pero no te das cuenta… Te amo.”

‘Hombre, ¡que es cosa más embarazosa dije!’ Seiji pensó para sí mismo. Sólo copió algo que había leído en internet en su vida anterior, pero no sabía si este mundo tenía una frase similar. 

Oyendo su respuesta, los ojos acuosos de la niña se abrieron un poco más.

“Ese no fue un poema de Taylor… Pero… fue… bastante bueno.”

Ella cerró su libro de poemas.

“Kagura…”

“¿Hm?”

“Mi nombre es Kagura… Shika Kagura.”

Du voz era suave y gentil y también contenía un leve indicio de frialdad, pero no era algo que hiciera que alguien se sintiera incómodo — era como la nieve en un día soleado. 

“Shika Kagura… ¿verdad?” Seiji se rasco la cara, “Es un bonito nombre.”

La niña lo miró directamente a la cara.

“Seigo harano… ¿Qué necesitas que haga?”

(Bītā: ¿La ruta loli?… *Coronel… lanzamos el anzuelo, repito, lanzamos el anzuelo, estamos en espera de que el sujeto caiga… estaremos informando*)

“¿Eh?” Seiji parpadeó confundido. “No… no necesito que hagas nada; es sólo que escuché que fuiste traída aquí por la fuerza, así que pensé que tal vez te sentías un poco incómoda.”

Shika Kagura inclinado ligeramente la cabeza.

“Pensaste que podría estar incómodo, ¿por lo que es por eso que preguntaste mi nombre?”

“Sí…”

“Persona extraña.”

‘¿¡Eso fue realmente extraño!?’ Seiji se sintió agotado; era difícil mantener una conversación con esta chica — ¡sus longitudes de onda simplemente no eran compatibles!

“Pensé que, si alguien hablaba contigo, te ayudaría a calmarte… pero parece que probablemente sólo fui una molestia — siempre estabas calmada para empezar.”

Él no era hábil en tratar con chicas que estaban interesadas en literatura, y después de que había confirmado que ella no estaba nerviosa o sintiéndose incómoda aquí, ya tenía ganas de retirarse.

Quizás algunas personas pensaban que el tipo difícil-de-abordar combinado con un aspecto de rango S era la diosa ideal, pero Seiji no estaba muy interesado. Si incluso tener una conversación normal era difícil, entonces olvídate de ello.

Shika Kagura permaneció en silencio durante unos segundos.

“¿Estabas… tratando de consolarme?”

“Supongo.”

“Ya veo…” Shika Kagura asintió con la cabeza. “Seigo harano… es una buena persona.”

¿De repente tuvo la impresión de que era una buena persona?

Seiji no tenía ni idea de cómo debía responder a esto. Afortunadamente, justo cuando estaba contemplando sus siguientes palabras, oyó pasos acercándose.

Dándose la vuelta, vio que era Sheena Shiho, seguida por Anya Saigenji que parecía bastante mareada.

¡Finalmente, alguien estaba aquí para rescatarlo! Al ver al dúo, Seiji suspiró mentalmente aliviado.

“Ellas son la presidenta y la vice presidenta del club de teatro. Si estás interesado en este lugar, ¿por qué no conversas con ellas?”

Mientras decía esto, agitó su mano y se alejó. 

Shika Kagura lo vio irse en silencio.

“Él parece… algo especial…”

Sus suaves palabras se desvanecieron en el viento.

Finalmente, ella retrajo su mirada de su figura.

 

Traductor: Bītā

 

Índice