The Dark King Capitulo 331

A A A

Whoosh!

 

Dudian estaba tenso. Después de todo, el splitter podía sentir su olor y regresar a matarlo en cualquier momento. Sería casi imposible escapar en esa situación. Pero tuvo el coraje de rastrear el splitter ya que había otro punto que tomó en cuenta. El splitter tendría miedo del desconocido enemigo que lo había lastimado. Y sabía que un enemigo desconocido estaba en dirección de la pared gigante. Entonces era muy raro que se devolviera.

 

Además, Dudian no tenía que preocuparse de encontrarse con otros monstruos. El splitter era el señor de esta área. Los monstruos que percibieran su olor no tendrían más que miedo.

 

Dudian no se encontró con ningún otro monstruo después de rastrearlo por 30 kilómetros. Sabía que los monstruos alrededor de esta área no eran más que aperitivos para el splitter, pero no esperaba un resultado así.

 

Dudian redujo gradualmente su velocidad después de otros 10 kilómetros. Sacó polvo de no-muerto y lo derramó sobre su cuerpo. Aunque el splitter no era quisquilloso y se comería a los no-muertos, su objetivo principal era cubrir su propio olor. Quería asegurarse de que el olor percibido por el splitter cerca de la pared gigante no se superponía con el olor que puede sentir en ese momento.

 

Dudian se acercó a un edificio residencial de 4 pisos. Los azulejos en las paredes estaban desgastados y el musgo cubría casi cada centímetro del edificio.

 

Sintió las actividades de las ratas dentro del edificio. Había un olor a podrido de un no muerto dentro. Parecía que lo habían matado hace bastante tiempo.

 

Pudo distinguirlo fácilmente debido a sus experiencias.

 

Dudian subió al techo del edificio. Casi se cae cuando su pie atravesó un agujero en la pared y perdió el equilibrio.

 

Dudian se inclinó mientras miraba a lo lejos. Había una figura de casi 30 metros de altura. Estaba sentado en medio de una calle en ruinas. Habían varios edificios colapsados a su alrededor enterrados bajo enredaderas y musgo.

 

El splitter yacía en el suelo. Parecía que estaba tomando un descanso. El líquido verde seguía saliendo de los lugares donde las 3 lanzas de tiburón lo habían atravesado.

 

Los ojos de Dudian se encendieron. No pensó que el splitter sería tan tenaz. Era consciente de que el poder destructivo de la lanza de tiburón no estaba en su velocidad, sino en los venenos que había puesto dentro.

 

Dudian compraría 3 cosas diferentes del Templo todos los días. Los arquitectos de la facción de la madera podían comprar y coleccionar todo tipo de toxinas. Las más tóxicos estarian limitadas a unas pocas libras cada día. ¡Sin embargo, Dudian podía comprar mil kilogramos de veneno! Si no hubiera antídotos, las ventas de estos venenos estaría prohibida por el Templo hace mucho tiempo.

 

Dudian deliberadamente forjó aletas de tiburón en las lanzas. Lo hizo para que el veneno también desempeñará un papel. Cada aleta estaba llena de mercurio. Dentro del mercurio había veneno que cubierto por una fina capa de metal.

 

El mercurio estallaría instantáneamente después de que la lanza de tiburón perforara el cuerpo del splitter. Entrarian en el cuerpo del splitter. Además, las toxinas también se infiltrarían en su cuerpo a través de la sangre. Habría efectos inesperados si el veneno se infiltrara directamente en partes importantes del cuerpo. Además, Dudian había seleccionado cuidadosamente los venenos. Algunos de ellos eran líquidos mientras que otros estaba en polvo. ¡Una gota de esa mezcla mataría instantáneamente a una persona adulta!

 

El splitter tenía una vitalidad tenaz, ya que podía escapar y descansar después de ser atravesada por tres lanzas de tiburón.

 

“¿No explotó el mercurio? ¿El veneno todavía tiene que infiltrarse en su cuerpo?” Dudian dudaba. Calculó en silencio el tiempo que les tomaría a esos tres venenos afectar al splitter.

 

Si no moría por sí solo, planeaba huir.

En cuanto a la caza.

 

No se atrevía a moverse a menos de que el splitter estuviera deshabilitado y en las puertas de la muerte. El daño que podían hacerle las flechas era cercano a cero. Dudian había tomado el arco y las flechas para protegerse de otros monstruos.

 

Dudian tuvo la suerte de que el splitter era un monstruo del tipo ataque. Su cuerpo era como navajas de afeitar por todas partes. Si él estuviera en contra de un monstruo del tipo defensivo en el mismo nivel que el spitter, calculaba que no sería capaz de hacerle daño aunque usara proyectiles de tanques.

 

El tiempo pasó en silencio.

 

El splitter yacía en el suelo descansando. Parecía ser reacio a moverse en absoluto.

 

Dudian no sabía si estaba descansando porque estaba cansado o porque el veneno lo estaba afectando y le era difícil moverse. Después de un largo tiempo de espera, intentó usar flechas para ver la reacción del splitter, pero eventualmente se contuvo. Estaría provocando a la muerte si el splitter estuviera descansando y no estuviera afectado por el veneno.

 

Solo podía esperar y seguir observando. La mayoría de los cazador encontraría tales problemas.

 

“10 horas … 18 horas … tomará 18 horas” Los ojos de Dudian se iluminaron: “Su físico es totalmente diferente al de los humanos. Padre me había dicho que al usar de referencia datos erróneos, habría desajustes y fallas inevitables como resultado. No puedo verme tentado y no puedo usar flechas en este momento”

 

Después de un rato pensó en el pequeño trozo de sangre seca en su armadura. Los ojos de Dudian se iluminaron y regresó al edificio. Debido a la falta de electricidad, el edificio estaba oscuro. Las ventanas estaban cubiertas de enredaderas y polvo.

 

Dudian sintió el olor y fue hasta una esquina.

 

¡Whoosh!

 

Saltó y agarró una rata. La sostuvo por el cuello para que no pudiera morder su muñeca.

 

Los compañeros de la rata se retiraron a su cueva después de que está fuera atrapada. Entraron en los agujeros en otras partes del edificio.

 

A Dudian no le importaban las demás. Agarró a la rata y volvía al techo. Sacó la sangre seca y la envolvió con una gasa sobre el cuello de la rata. Lo hizo para evitar que la rata la arrancara.

 

La rata estaba ansiosa y chillaba. Parecía tener miedo del nauseabundo olor que desprendía Dudian.

 

Dudian tiró la rata.

 

En ese momento estaba a unos 2 o 3 kilómetros del splitter. La rata cayó a unos 700 u 800 metros del splitter.

 

Dudian se inclinó mientras miraba el splitter. El enorme cuerpo del splitter se movió después de que la rata cayera sobre la hierba. Dudian pudo ver un gran ojo oculto debajo de su cuerpo. Dudian se sorprendió y se le erizó el vello de todo el cuerpo. Era como si una mortífera serpiente lo estuviera mirando.

Índice