Goblin Kingdom Capítulo 102: Las Preocupaciones De Lili

Goblin Kingdom

Capítulo 102

Las Preocupaciones De Lili

 

Estado
Raza Goblin
Nivel 37
Clase Rey; Gobernante
Habilidades <<Gobernante De Los Hijos Demoníacos Del Caos>>  <<Alma Desafiante>>  <<Aullido Devorador Del Mundo>>  <<Maestría De La Espada A->>  <<Dominador>>  <<Alma Del Rey>>  <<Sabiduría De Un Gobernante III>>  <<Hogar De Los Dioses>>  <<Ojo Malvado De La Serpiente De Un Ojo>>  <<La Danza Del Rey Al Borde De La Muerte>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Alma Del Rey Berserk>>  <<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>  <<Instinto>>  <<Bendición De La Diosa Del Inframundo>>
Protección Divina Diosa Del Inframundo (Altesia)
Atributos Oscuridad; Muerte
Bestias Subordinadas Kobold Superior Hasu (Lv77); Gastra (Lv20); Cynthia (Lv20); Rey Orco Bui (Lv82)
Estado Anormal Bendición De La Serpiente De Un Ojo; Protección de La Serpiente De Cabeza Gemela

 

Han pasado 10 días desde que nos mudamos a la fortaleza. Ya he captado la distribución del área circundante, así que estaba dibujando el mapa en una pared de la habitación del rey. Usé una espada corta para tallarla. En general, pude explorar cuidadosamente el área a dos días de distancia de la fortaleza.

 

No había bestias en los alrededores que pudiesen suponer una amenaza para mí, incluso las que normalmente se alimentaban de goblins. El área era relativamente segura. La adquisición de alimentos no debería plantear ningún problema entonces, y con el aumento de la tasa de natalidad, deberíamos ser capaces de aumentar nuestro número rápidamente.

 

Esto resuelve la cuestión de la cantidad, dejando sólo la cuestión de la calidad.

 

Actualmente mi horda contiene 1 caballero, 7 nobles, 8 raros, 2 druidas, 1 chamán, y 50 goblins normales. Eso incluye a los heridos y a los goblins que están actualmente fuera.

 

Si no fuera por la existencia de habilidades y magia en este mundo, el bando con más números seguramente ganaría. Pero este mundo tiene habilidades y magia, permitiendo así la existencia de seres verdaderamente poderosos que podrían literalmente matar a miles de soldados por sí mismos.

 

Los soldados deben ser bien entrenados si queremos suprimir a esos enemigos.

 

Por ejemplo, aquel hombre que blandió su gran espada con una feroz sonrisa, invocando tormentas de luz para arrasar el bosque. ¿Cuántos hombres así tiene el lado humano? Intenté preguntárselo a Shumea, pero no me pudo dar una respuesta directa. Aparentemente, su información proviene principalmente de su hermano. Enviarlo fuera podría haber sido un poco precipitado.

 

Incluso si los goblins no pueden detener a ese hombre solos, un 2 contra 1, no, incluso un 3 contra 1 estaría bien. Necesito preparar a los goblins lo suficiente para poder luchar contra esa gente uniformemente. Los humanos son numerosos y tienen muchos recursos, una batalla con ellos seguramente se expandiría, pero aún así, tenemos que ganar.

 

Cuando terminé de dibujar el mapa, salí.

 

En el camino noté a la clase caballero, Gi Ga, impartiendo una clase.

 

Estaba haciendo uso del amplio espacio dentro de la fortaleza para enseñar a los goblins normales como usar la lanza. Los goblins no podían entenderlo a la perfección todavía, pero a pesar de todo, no era un desperdicio aprender la lanza bajo él. Como mínimo, aumentaría sus probabilidades de sobrevivir.

 

A cada uno de los goblins que acababan de crecer de su infancia Gi Ga les dio una lanza y los obligó a empujarla en el aire vacío. Golpearon y golpearon sin parar ni una sola vez, incluso cuando la lanza de madera les rompió las manos y la sangre brotó a borbotones; el entrenamiento inflexible de Gi Ga continuó.

 

La longitud de sus lanzas fue aumentada de acuerdo a su nivel.

 

Había un goblin entre ellos cuya lanza medía el doble de su altura. Ese no es un holgazán.

 

“¿¡Su Majestad!?… ¿Estabas mirando?” Gi Ga se me acercó apresuradamente.

 

Le dije que me ignorara y continuara.

 

El entrenamiento de los goblins necesita ser mejorado siempre que sea posible. Enseñarles trampas es una cosa, pero enseñarles a pelear es algo completamente diferente. Es extremadamente difícil. Para empeorar las cosas, nuestro enemigo, los humanos, tienen una gran ventaja cuando se trata del conocimiento de la lucha.

 

Una vez que salgamos del bosque, la batalla probablemente se trasladará a las llanuras. Hay que tomar las precauciones necesarias si no queremos ser aprovechados por su caballería. Para eso, permitir que los goblins practiquen sus tácticas es una obligación.

 

La ventaja del terreno pertenece a los humanos. Tendremos que superarlos de otra manera. Puede ser táctica, ingenio… Cualquier cosa. Necesito gente capaz de pensar tales métodos y los métodos en sí mismos.

 

Invadiremos a los humanos.

 

Cuando pienso en nuestra posición actual en este juego de guerra, me doy cuenta de que no solo son los goblins de clase baja los que necesitan ser entrenados así, sino también la clase alta.

 

◆◇◇

 

Ha pasado un tiempo desde la última vez que Lili visitó a su familia.

 

Actualmente, no eran sus padres los que manejaban la casa, sino la familia de su tío. Su casa estaba situada en una pequeña colina, rodeada de muros de tierra, lo que la hacía parecer una fortaleza.

 

Ella no pensó en ello cuando era joven, pero ahora que lo pensó, su casa parecía de hecho construida para la guerra. Incluso los productos que crecían en su jardín eran frutas cuyas cáscaras se podían comer en tiempos desesperados. En comparación con ellos, los agricultores de las cercanías cultivaban productos que eran fáciles de vender. La diferencia entre ellos era tan clara como la noche y el día.

 

Cuando Lili despertó de sus pensamientos, estaba frente a un muro de piedra sobre el que había hecho un juramento durante su juventud.

 

Decía: ‘Me ganaré el título de caballero con mi espada. Protegeré a la gente y venceré a los monstruos.’

 

Fue el juramento que hizo con su abuelo. Ella recordó haber dicho repetidamente ese juramento en voz alta cuando era niña a pesar de no entender lo que significaba. Mientras tuviera esa voluntad, se convertiría en un espléndido caballero, dijo una vez su abuelo.

 

“Abuelo…”

 

Ahora mismo, la persona a la que tenía que proteger era una sola chica.

 

Eso fue suficiente.

 

El rey dijo que le otorgaría el más alto rango de Caballero Sagrado. Después de que Reshia se fuera, él le daría el poder de proteger el pueblo en el que nació.

 

Una ráfaga de viento rozó las mejillas de Lili.

 

El campo de trigo se balanceó y los árboles crujieron, cantando la canción del dios del viento. Esta era la tierra que sus abuelos habían limpiado, una tierra bendita.

 

¿Por quién debería blandir su espada?

 

Ella protegería a Reshia, por supuesto. Eso no cambiaría. No podía tirar a una chica así que estaba cargada con un destino cruel. Pero una vez que se convirtiera en un caballero sagrado, el poder del que sería responsable también aumentaría. En ese momento, ¿Se le perdonaría de verdad por elegir proteger sólo a una sola niña?

 

“¿Qué debo hacer?”

 

Tenía un deber con ambos bandos.

 

¿Elegiría salvar sólo a una persona? ¿O elegiría proteger la paz de una multitud de personas?

 

“No debería estar… dudando.”

 

Debería haberlo resuelto ella misma. La paz del pueblo era el deseo de Lady Reshia.

 

“Así que… Con esta espada, yo…”

 

Ella trazó el texto tallado en la pared.

 

Al día siguiente, Lili recibió el título de Caballero Santo.

 

◆◇◆

 

Quedan 330 días para la guerra con los humanos.

 

La tasa de reproducción de los goblins era realmente algo. Aunque es cierto que la tasa de natalidad ha aumentado, el hecho de que los goblins pudieran ser entrenados casi inmediatamente después de nacer era un rasgo verdaderamente espectacular de ellos.

 

Con el curso de entrenamiento infernal de Gi Ga y la abundancia de comida, los goblins podrían crecer rápidamente hasta la edad adulta en sólo una semana. El número de soldados ya ha superado los 100, y el número de no combatientes ya está tratando de superar los 70.

 

A este ritmo, probablemente pueda dejar de preocuparme por nuestras cifras y centrarme en el tema de la calidad.

 

Los goblins han estado cazando frecuentemente para enseñar a los goblins de clase más alta cómo liderar a los goblins de clase más baja.

 

¿Cómo se debe cazar la presa grande para minimizar las bajas? Enseñé a los raros y a los druidas recientemente evolucionados, Gi Ba, Gi Bi, Gi Bu, Gi Be, y los envié a cazar.

 

Los goblins con la habilidad de la habilidad Serpiente Come-Hombres que han recibido la protección divina de Verid eran todos excelentes goblins siempre y cuando se mantuvieran alejados de los humanos.

 

El feroz Gi Ba podía manejar la espada y la lanza con facilidad, lo que le permitía sobresalir a la hora de detener el movimiento de la presa. El mago del agua, Gi Bi, a menudo podía golpear el punto débil del enemigo. El combatiente cercano, Gi Bu, podía luchar de muchas maneras, desde usar su hacha hasta usar sus manos. El manco Gi Be podía luchar con su hacha, espada o lanza; cualquier enemigo que se le acercase sería recibido ferozmente por su arsenal de armamento de combate cuerpo a cuerpo.

 

Constantemente se bañaban en sangre haciendo que la moral de sus compañeros goblins se elevase mientras sus enemigos se acobardaban. Las armas que usaron también fueron mejoradas. En el pasado usábamos hachas de piedra y lanzas de madera, pero después de la batalla con los humanos, logramos adquirir armas de hierro para todos.

 

Desafortunadamente, las armas eventualmente se desgastarían. Tenemos que encontrar una forma de repararlas pronto.

 

“El enemigo ha llegado, Majestad” Dijo el manco Gi Be, despertándome de mi reflexión.

 

“Esa es una araña annie” Respondí.

 

“Si mal no recuerdo, la saliva de esta araña es venenosa, ¿Verdad, Su Majestad?” El mago del agua, Gi Bi, dijo.

 

Esa forma erudita de hablar me hizo reír.

 

“¡Golpéalo, patéalo!” Gritó Gi Bu.

 

“¿Supongo que cortarle las piernas sería una buena idea?” El feroz Gi Ba dijo, queriendo tomar la iniciativa.

 

“¡Sí, vayan!”

 

A mi señal, Gi Ba corrió. Se deslizó a través de las largas piernas de la araña annie, y luego con el golpe de su espada, las cortó. De repente, las bolas de agua del mago de agua, Gi Bi, llovieron sobre la araña, abollando su piel.

 

“¡GURUuu!” Gruñó Gi Bu mientras sus perros salvajes pateaban contra el suelo. Mientras los perros salvajes llamaban la atención de la araña annie desde arriba, el hacha de Gi Bu se balanceaba por sus patas. Cuando Gi Bu estaba cerca de la araña annie, de repente tiró el hacha y empezó a golpear el estómago de la araña desde abajo.

 

Es un goblin muy astuto, ¿No?

 

Cuando la postura de la araña annie se rompió, el manco Gi Be decapitó a la araña con su lanza.

 

Poco a poco, la luz abandonó los ojos de la araña, pero los goblins no dejaron de atacar hasta que se quedó completamente en silencio.

 

“Buen trabajo, recuerden, así es como pelean juntos. Asegúrense también de tener en cuenta los límites de los goblins de clase normal” Les dije para asegurarme de que no olvidaran la importancia de trabajar juntos. Después de todo, es muy probable que estos goblins formen parte de la fuerza principal en la próxima batalla.

 

“Como ordene el rey.”

 

Después de escuchar su respuesta, volví a la aldea.

 

——————————————————————————————-

Bueno, era de esperar que aceptara pero no me gusta :c

Traductor: Krailus

Editor: Reika

Índice