Seija Musou – Sarariiman, Isekai de Ikinokoru Tame ni Ayumu Michi – Capitulo 88: El plan subterraneo, los asuntos internos de Luciel

A A A


Editor: Hamlet


Después de llegar a Ienith, volvimos al Gremio de Sanadores.

A la vuelta, Kefin y los demás se dirigieron a la casa de Dollarstar y compartimos nuestro estado de progreso e intercambiamos información.

“Estamos de vuelta. ¿Sucedió algo fuera de lo normal?”

Jordo agitó la cabeza y, mientras comprobaba su progreso, le pedí a Lionel que se quedara y les dije a los demás que tenían el tiempo libre.

El equipo de Yarubo se dirigió al cuarto piso subterráneo, mientras que Dolan, Paula y Rician se dirigieron al tercer piso subterráneo.

Cathy, Milfeene y Crecia se dirigieron al comedor.

El grupo de Lionel, Haniru y yo nos mudamos al primer piso subterráneo.

“Este es el sótano. Planeo hacerlo similar a como es aquí”

El impacto fue tan grande que ellos, incluido el séquito con Haniru-san, se quedaron allí estupefactos con la boca abierta.

“Yo también me sorprendí cuando lo vi por primera vez. No podía imaginar que habría un espacio vacío bajo tierra”

“…Increíble. El aire aquí es limpio y si el número de árboles aumenta, creo que puede ser comparable a un bosque”

El séquito también asintió con la cabeza.

“He dado una explicación a lo largo del camino de este Gremio de Sanadores, pero esta es mi morada. La intención es que no tengamos problemas para acomodar a la gente sin importar el número”

“Realmente increíble. Sin embargo, ¿cómo piensa venderlo?”

“Ya he recibido aprobación para eso. Sin embargo, no tengo ni idea de lo que la otra parte piensa al respecto…”

Sonreí y lentamente avancé en mi plan.

“Tengo la intención de invitar a los bear beastmen que son conocedores de las plantas en este plan, pero no conozco a la tribu Hacchi lo suficientemente bien, así que sólo tengo la intención de hacerlo si ustedes no tienen ningún problema con eso”

Los bear beastmen que aman la miel definitivamente se unirían al plan si los invitara.

Sin embargo, la tribu Hacchi es indispensable en este plan, por lo que fue difícil trazar el límite.

“No hay problema. Sin embargo, ¿no sería demasiado limitado con esta superficie?”

“Sí. La construcción ya ha comenzado. Planeo tener una profundidad similar a la del tercer piso subterráneo y convertir los barrios bajos en un pseudo-espacio para plantar jardines de flores y árboles frutales”

Ese no era el único pensamiento en mi cabeza.

He examinado un libro de ilustraciones botánicas, pero las plantas como la remolacha azucarera o la caña de azúcar no existen.

El Imperio de Elimasia y el Reino de Rubruk son los dos únicos países que exportan azúcar, pero toda la información sobre el método de fabricación y el ingrediente ha sido completamente descartada.

Actualmente, Ienith cultivaba especias y hierbas medicinales.

No diré que es malo y espero que continúen.

Mi intención cuando pensé en el nuevo plan de negocios era ayudar a los débiles.

Por supuesto, no pretendo ofrecer esta oportunidad de forma gratuita.

Así es, debe venir con una promesa.

Cualquiera que hable sobre ello, escriba algo al respecto, encuentre cualquier medio para transmitir la información, o tome cualquier acción ilegal, será excluido por la fuerza del plan.

Además, especifiqué que la persona que lo revele será forzada a beber el Objeto X.

Incluso en el caso de que se les amenazara, también se les separaría del plan, pero no se les obligaría a beber el Objeto X.

“Así que el subsuelo se convertirá en un huerto y en un jardín de flores que nos permitirá crear miel. Ya veo, parece que sería interesante, que los pensamientos sobre la distribución de las ganancias sólo se consideren más adelante”

Estaba seguro de que Haniru-dono estaba muy interesado.

Mientras me dirigía para demostrar que estaba prestando atención, estaba pensando que la persona que tiene el derecho de tomar la decisión era la reina pero, actualmente, la persona a cargo era Haniru-dono, así que lancé mi discurso de cierre de ventas. (TL: Más o menos un argumento de venta para convencer a los compradores de que decidan comprar, por lo general haciendo una pregunta como “¿Cómo te gustaría pagar, con tarjeta de crédito o en efectivo?”. Para que instintivamente piensen que quieren comprarlo. O eso es lo que obtuve de la lectura en linea)

“Así que si depende de Haniru-dono, ¿cuándo podrás empezar?”

“Hmm. Al comienzo sería una etapa de prueba, ¿así que estaría bien si planto las pocas semillas de flores que trajimos?”

Haniru-dono tenía una personalidad entusiasta, más de lo que había imaginado.

Si esto funciona bien, todo lo que quedaría sería un pequeño ajuste.

“Sí. Tenemos a los elfos que están familiarizados con las plantas y los enanos que conocen el suelo, así que déjenos el manejo a nosotros”

La verdad sea dicha, no era como si no tuviera ninguna preocupación. Esta vez, aprendí que hay existencias irregulares como el Espíritu, así como la capacidad de disipar los contratos de esclavitud.

Incluso si están de acuerdo en trabajar conmigo aquí, siento que tengo que hacer cumplir un juramento un poco más fuerte.

Planeo asignar a las niñas elfo a esta ciudad.

Una vez que el campo esté listo, ya no los necesitaré más y la Papa también me dijo que está bien liberarlos de la esclavitud y contratarlos para el Gremio de Sanadores cuando me vaya de viaje.

Bueno, tengo la intención de dejar esa decisión en manos de los tres.

“… Ahora que lo mencionas, ¿por qué esa gente del bosque son… los elfos, esclavos de Filósofo-sama?”

“Un tratante de esclavos huyó y el Gremio de Sanadores los acogió cuando estaban a punto de morir. Me dijeron que preferirían permanecer como esclavos, así que mantuvieron su estatus. Creo que su deseo de permanecer como esclavos puede deberse al buen trato o a que yo soy su salvador, pero pretendo liberarlos cuando lo deseen”

Miré a Lionel, pero sonrió como de costumbre.

“Ya veo. ¿Entonces por qué no dejaste que los esclavos elfos pelearan?”

Preguntó Haniru-dono con una mirada seria pero no tuve una respuesta clara.

“… Hmm~ Esa es una pregunta difícil de responder, pero decidí que se interpondrían durante el combate. No deseo luchar junto a aquellos en los que no confío. Lionel es uno en el que ya confío hasta el punto de ofrecerle a disipar su contrato de esclavo. Aunque siempre lo rechaza”

“Pero pensé que sería duro para un humano ser un esclavo”

Lo hizo sonar como si existieran ciertos criterios para tratar a los esclavos humanos.

Respondí honestamente con una sonrisa.

“Básicamente, no entiendo la forma de tratar a los esclavos. No había una guía para la esclavitud y no comprendo las conversaciones sobre esclavos que se vuelven complacientes si se les da cama y comida”

“… Ya veo”

“No me molesto en salvar esclavos criminales, pero creo que nadie quiere convertirse en esclavo. Si el destino me lleva a los esclavos, prefiero ver rostros con expresiones que muestren que están haciendo lo mejor que pueden en comparación con rostros con miradas de desesperación. Aunque Lionel siempre dice que soy demasiado ingenuo”

Si saliera de viaje en este momento, creo que sólo llevaría a Lionel y a Cathy.

Todo lo que se deja desatendido aquí debería estar bien con Jordo por aquí y si se niegan, entonces siempre puedo disipar por la fuerza el contrato de esclavitud.

Por supuesto, les pagaré, pero lo que venga después será cosa suya.

“Realmente te pareces al Filosofo-sama de la historia” Dijo Haniru mientras se reía.

Después de explicarles brevemente el subterraneo, los invité a la habitación del maestro del gremio para discutir el cronograma del plan, las semillas de las flores y frutos a plantar y la selección de los árboles frutales presentes en el bosque.

“Milfeene, ¿eres consciente de que podrías haber sido asesinada por Luciel-sama y Lionel-sama?”

Cathy habló con Milfeene y Crecia.

“No hay forma de que me maten… Espiritu-sama reveló que todo fue por el bien de Luciel-sama”

Miró a Milfeene con una mirada escalofriante… y dirigió su mirada a Crecia.

“Hiii, que, ¿qué pasa?”

“¿Por qué no dijiste que mentiste? Rician que no está aquí, también es culpable”

Crecia inmediatamente comenzó a hablar del miedo.

“Porque nos dijeron que era por el bien de Luciel-sama”

“¿Por el Espíritu?”

“Sí. Además, dijo que Luciel-sama sería capaz de controlar fácilmente la situación”

“Lionel-sama fue herido hasta tal punto. ¡Como mierda fue fácil!”

Cathy estaba enfadada consigo misma todo el tiempo.

Y lamentó el hecho de que hubiera sido mejor que ella también se hubiera dirigido al asentamiento de la tribu Hacchi.

La fe en los espíritus es escasa entre los cat beastmen como Cathy.

Cathy observó cuidadosamente a Crecia pero no vio ninguna señal de que mintiera.

Sin embargo, intuitivamente sabía que Milfeene seguía ocultando algo.

“Milfeene, actualmente no eres un esclavo ¿verdad? ¿Por qué te convertiste en esclavo de Luciel-sama? Con tus capacidades, puedes ganarte la vida como aventurero.

La expresión de Milfeene no reveló nada bajo el interrogatorio de Cathy, mientras respondió con una sola frase.

“…No puedo decirlo”

Cathy miró fijamente a Milfeene y siguió preguntándole.

“¿Eso también está influenciado por el Espíritu?”

“…No puedo decirlo”

Cathy notó la mirada de resolución en la cara de Milfeene cuando levantó la cabeza.

Por eso Cathy dio una advertencia.

“¿Es la familia? ¿O una revelación del Espíritu? … Así que es la revelación del Espíritu… huh. Eso es bueno. Si hubieras emprendido las acciones esta vez debido a que tu familia fue tomada como rehén o algo así, te habría matado. Pero no habrá una segunda vez.”

Cathy dijo eso antes de salir del comedor.

“¿Fue siempre Cathy-san una persona tan aterradora?”

Recibiendo una mirada diferente de la habitual y amigable Cathy, Crecia temblaba, pero Milfeene temblaba aún más.

El contenido de la revelación a Milfeene del Espíritu del Agua era facilitar el encuentro casual entre Luciel y la muchacha que tenía el título de Sacerdotisa del Dios Dragón y la bendición del Rey Espíritu.

Milfeene, a quien el Espíritu le dijo que no era necesario hablar con otros sobre ello, estaba a punto de llorar, pero sólo podía buscar a la chica que poseía la Bendición del Rey Espíritu.


Traductor: Hamlet


Nota del autor:

Gracias por leer.


 

Índice